Reflexiones absurdas (II): Sexo, sprays y cintas de escribir

Bienvenidos de nuevo a esta sección de Reflexiones Absurdas.

Esta semana nos llegó la noticia de que Resident Evil 5 abandonaría el uso de las famosas máquinas de escribir para guardar la partida, y que estas serían sustituidas por los “innovadores” checkpoints o puntos de guardado automático. La razón para este cambio puede deberse a un intento de facilitarnos la vida a los jugadores o a que en pleno siglo XXI, cargar con la dichosa cintita en nuestra mochila/cartuchera o lo que sea que utilicen nuestros S.T.A.R.S. y Cia, se ha convertido en un auténtico anacronismo. Ha pasado mucho tiempo desde que Leon S. Kennedy se paseara por tierras de España, y desde luego hace tiempo que la informática se ha convertido en el sustituto natural de las viejas máquinas de escribir que hoy día ya sólo sirven para estampárselas a alguien en la cabeza (donde se ponga el tradicional objeto contundente como arma del crimen, que se quiten las pistolas). La informática es una herramienta que utiliza todo el mundo, excepto el típico jefe agarrado que cree que ordenador es un becario que se dedica a ordenar cosas alfabéticamente y que TFT significa Te Falta Trabajar (o la versión forera, Te Foll**ia Toa’), y aunque no lo creáis, ha llegado incluso a lugares sin energía eléctrica. ¿Cómo? diréis. Pues gracias a la manivela:


Vale, no es un Vaio, ¿pero acaso importa?

Este pequeño portátil cuesta 100 US$, una minucia aquí en Occidente donde algunos se compran sin rechistar un Rock Band por 240 € pero un poco caro para el Tercer Mundo, para el que está destinado, y la verdad es que vale la pena. Por supuesto tiene sus limitaciones, como no tener disco duro ni lector de CDs, pero posee un procesador AMD de 433 MHz, 256 de SDRAM y una tarjeta de almacenamiento flash de 1 GB. La pantalla es monocroma y resistente al agua, pero para compensar, ¡posee Wi-Fi!, algo esencial para conectarse en pueblos donde apenas hay líneas de teléfonos. Sin duda una gran iniciativa.


¡Takeuchi, ¿donde están nuestros iMacs?!

De acuerdo, sería un poco friki que en lugar de máquinas de escribir, nuestros infectados usaran portátiles, pero cosas más raras se han visto en la saga, como enanos vestidos de Primera Comunión, travestis,…

Pero hay más cosas raras que he descubierto esta semana sobre Resident Evil 5. Gracias al foro de Meristation Consolas, descubrí cómo se utiliza de verdad el spray de toda la vida:

¿Es laca Pantene? ¿Reflex? Mi teoría personal es que es ¡AXE!, y bueno, todos sabemos ya la función que realmente tiene…

 

Nunca antes me había planteado cómo se tomaban esos productos tan raros para recuperar salud. El enigma de los sprays ya ha quedado resuelto, pero ¿y el de las hierbas? ¿Las toman en infusión? ¿como cataplasmas? Por supuesto, menda tiene su particular teoría…

 
Que pashaaa tron…

Y es que mira que en esto de los survival horror, los objetos de salud son raros. Tenemos bebidas isotónicas, botiquines, ampollas,… Harry, James y compañía no son gente normal, ¡son camellos!… Pero el producto estrella, el que se lleva la palma es (Tino, redoble de tambor…):

¡La cecina (beef jerky)! Nuestra Heather corría alegremente con ella por ahí, y encima se preguntaba porqué los perros siempre iban a por ella. Así acabó de tanto comerla, que veía aliens y se creía Sailormoon…

Eso ha sido todo por hoy, pronto, más reflexiones absurdas.

P.D.: Vale, no ha habido sexo, era sólo un cebo, pero ¡es que os lo creéis todo!

¡Fieshtaaa, Fieshtaaa!