Mass Effect, el Universo a nuestros pies

Introducción

No puedo negar que tengo cierto cariño a BioWare, porque gracias a algunas de sus obras, he disfrutado de algunos de los mejores momentos de mi experiencia como video-jugadora. Porque hablar de BioWare es hablar de calidad, ya sea en un género tan trillado como el RPG de corte medieval (Baldur’s Gate, Neverwinter Nights, Dragon Age,…) o en RPGs poco usuales (Caballeros de la Antigua República, Jade Empire, Mass Effect,…). Pero sobretodo me gustan porque como compañía desarrolladora siempre pone por delante de otros factores una buena historia y una más que correcta jugabilidad, poniendo especial énfasis en que los más pequeños detalles encajen en el conjunto y visión general del juego.


La Normandía, nuestra nave

En Caballeros de la Antigua República lograron una obra maestra única, desarrollando una historia a partir del camino marcado por LucasArts, pero con suficiente personalidad propia como para hacer reconocible enseguida el producto como obra de BioWare. Jade Empire supuso el primer intento, en consola, de crear una historia propia, pero por diferentes motivos (tal vez porque el listón estaba demasiado alto por culpa del KOTOR), no consiguió tanto apoyo popular. Entonces fue cuando BioWare decidió crear su mayor aventura hasta el momento, creando de la nada un universo lleno de detalles, cuidados hasta su máxima expresión, y una historia envolvente y épica que te deja con ganas de saber más, eso sin contar con la excelente banda sonora de Jack Wall.

Benezia, la madre de Liara y secuaz de Saren

Como en anteriores ocasiones, y al ser un estudio de tamaño medio, BioWare tuvo la colaboración, sobretodo económica, de Microsoft Games, a cambio de la exclusividad de la que iba a ser su obra más monumental. Utilizando el actualmente desfasado Unreal Engine 3 con Physx, como base, desarrolló un juego que, a pesar de las limitaciones técnicas del motor gráfico, saca provecho al máximo del mismo, teniendo en cuenta la cantidad de mundos diferentes, detalles y sobre todo, la amplitud de los mismos, de lo que hablaré más adelante. En un principio, cuando fue lanzado para la 360 en Noviembre de 2007, el juego funcionaba a una resolución máxima de 720p, en parte para optimizar el tamaño de los escenarios y un efecto de granulado cinematográfico (que puede ser deshabilitado) para disimular uno de los pocos fallos que se le pueden atribuir a este juego, la carga de texturas. Para la versión de PC, lanzada en Junio de 2008 (en España al menos), la resolución es variable, pero la máxima para pantallas con relación 4:3 es de 1024×768.

Historia

La historia del juego nos explica cómo a mediados del siglo XXII, la Humanidad encontró un extraño artefacto en Marte. Habían descubierto lo que se conoce en la galaxia como un relé de masa, un artefacto dejado por los proteanos, una antigua raza extinta, que permite viajar a los confines del universo. El problema fue que como humanos, apenas conocedores de la tecnología que teníamos en las manos, entramos avasallando y en seguida provocamos un conflicto con otras razas, en concreto con los turianos, con los que se inició la guerra conocida como del Primer Contacto, cuyo fin se debió a la derrota y capitulación de Shanxi. Desde entonces, la Humanidad ha estado intentando integrarse en el máximo órgano representativo de la Galaxia, el Consejo de la Ciudadela, sin demasiado éxito.


Éste es uno de los famosos relés de masa que permiten viajar por la galaxia

Tú encarnas al comandante Shepard, un marine que ha destacado por méritos propios en batalla, al que se le da la oportunidad de ingresar como el primer humano en el cuerpo de élite de los Espectros, brazo ejecutor del Consejo, pero las cosas se tuercen cuando tu supervisor, Nihlus, es asesinado en la colonia de Eden Prime por otro espectro, Saren, que parece ir detrás de los secretos ocultos tras los artefactos proteanos. Tras entrar en contacto con uno de esos artefactos, tendrás una visión de lo que pasó realmente con los proteanos y de lo que volverá a pasar si no detienes a Saren y a la invasión de los Segadores, una raza antigua de máquinas inteligentes, representada por la cabeza de playa de la invasión, el Soberano.


Nihlus no nos acompañará mucho tiempo en nuestra aventura

Deberemos perseguir a Saren y enfrentarnos a sus secuaces geths, una raza de máquinas con conciencia colectiva creadas por los quarianos que adoran a los segadores, a comandos asaris y a mercenarios krogan a través de los 5 mundos que conforman las misiones principales (Therum, Feros, Noveria, Virmire e Ilos), y las innumerables misiones secundarias.


Los geth

Básicamente esa sería la historia del juego, sin entrar en demasiados spoilers, pero no refleja la minuciosidad y cariño con que BioWare ha dotado el mundo de Mass Effect, nombre que hace referencia a ese efecto de masa que permite viajar por el universo. Han creado exprofeso ocho razas diferentes con sus propias características (salarianos, asaris, turianos, krogan, batarianos, elcor, volus, hanar) sin contar con otras especies enemigas como los geth, los rachni o la misma thoriana, todos con una gran variedad de modelos diferentes para individuos de la misma especie que raramente se repiten. A la gran variedad de modelos de aliados y enemigos, se debe añadir la variedad de armas y armaduras de las que disponemos, nada que ver con los visto en otros juegos tipo shooter, pero que obedecen a la necesidad de mejora y personalización del armamento, típico de los RPGs.


El consejo de la Ciudadela, formado por turianos, asari y salarianos

Personajes

Comandante Shepard


Mi primera comandante Shepard

Gracias a sus habilidades en el campo de batalla, Shepard ha conseguido formar parte del a tripulación de la nave experimental Normandía, como primer oficial bajo el mando del Capitan Anderson. Tu historial anterior a este nombramiento dependerá de lo que hayas escogido en la personalización del personaje.

Kaidan Alenko

Teniente de la Normandia y segundo al mando en el equipo de tierra, es un biótico de tipo L-2 o accidental con un pasado traumático tras pasar por el centro de entrenamiento. Es un hombre de carácter afable y defensor de no violencia a si como de la convivencia con los aliens.

Ashley Williams

Jefa de Artillería del cuerpo de marines destinado a Eden Prime, es la única superviviente de su unidad después del ataque geth gracias a tu ayuda. Se siente infravalorada por ser nieta del general que se rindió en la guerra y lo suple con una gran fuerza y determinación. Tiene un sentido del humor muy cínico y no aprecia demasiado a los aliens, especialmente a los del Consejo.

Liara T’Soni

Es la hija de la matriarca Benezia. Lejos de seguir los pasos de ésta, ha dedicado su vida al estudio de la cultura proteana pero por su juventud (sólo 206 años) no la toman demasiado en serio. Acostumbrada a vivir sola, se siente incómoda en compañía de otros, especialmente con los humanos, a los que no entiende, excepto con Shepard, por el/la que siente una creciente curiosidad y nuevos sentimientos.

Urdnott Wrex

Es un mercenario krogan al que conoceremos en la Ciudadela, y con el que coincides por un trabajo. Enseguida se apunta al grupo sin una razón aparente, pero luego descubriremos que tiene asuntos pendientes en la galaxia y que conocía a Saren. A pesar de ser un tipo duro en realidad es buena persona, y le preocupa el futuro de su raza, amenazada con la extinción por culpa de una enfermedad.

Garrus Barakian

Es un oficial turiano de la Seg-C (Seguridad de la Ciudadela) que cree que Saren está metido en un algo gordo. Viendo la inoperancia el consejo y de sus superiores, en seguida se une a Shepard para luchar contra las injusticias como él cree que se debe hacer. Garrus es un tipo de acción que suele actuar antes de pensar y que cree que lo que importa es el fin, no los medios.

Tali’Zorah nar Rayya

Es la última de los componentes de tu pelotón, una quariana, raza nómada que domina la tecnología y que fueron los creadores de los geth aunque luego se les descontrolaron, y que está en su peregrinación, una especie de viaje iniciático hacia la madurez del que debe traer algo de valor para su pueblo. Por eso se apunta a la misión.

Saren

Es el espectro renegado al que deberemos perseguir por la galaxia y nuestra nemesis. Se ha aliado con los geth para conseguir traer de vuelta a los Segadores, una mítica raza de máquinas conscientes destructora de civilizaciones.

Gameplay

Personalización del personaje


Pantalla de personalización facial de nuestro personaje

Lo primero que nos impresiona, nada más empezar el juego, es el nivel de personalización de nuestro personaje. Primero deberemos darle nombre, sólo de pila, porque siempre se nos dirigirán a nosotros como Comandante Shepard, independientemente del sexo que elijamos. Una vez escogido el nombre, podremos optar por elegir el modelo prefijado (John Shepard, el de la mayoría de imágenes de las previews) u optar por la opción más divertida de crearnos a nuestro propio personaje. Si hemos elegido esta opción, aparte obviamente del sexo, podremos elegir nuestra procedencia (criado en el espacio, en la Tierra o en las colonias) lo que afectará en una de las misiones secundarias por habernos criado en una nave, haber crecido en una banda o haber quedado huérfano por culpa de los esclavistas. Una vez seleccionado nuestro pasado, elegiremos por qué tipo de acción hemos sido propuestos para ser espectro (por ser un héroe de guerra durante el ataque al Elisium, por ser un superviviente de Akuze o por ser implacable en la guerra). Esto también afectará y modificará algunas de las opciones de diálogo que tendremos con otros personajes. Finalmente, y lo más importante, escogeremos nuestra especialización, para la que podremos elegir entre especialidades puras como soldado (habilidad con todas las armas, mayor resistencia, recuperación de salud, armadura pesada,…), adepto (maestro de la biótica, armadura ligera, poca especialización en armas) o ingeniero (maestro en tecnología, armadura ligera y poca especialización en armas); o especialidades mixtas como Vanguardia (soldado+adepto), Infiltrado (soldado+ingeniero), o Centinela (adepto+ingeniero). Deberemos escoger la que mejor se adapte a nuestro estilo de juego. Y por supuesto, moldear su aspecto a nuestro gusto.

Una parte importante de Mass Effect son los “poderes”, ya sean bióticos o técnicos, una reminiscencia obvia del Caballeros de la Antigua República, y que sustituyen a los clásicos poderes de empujar, dejar en stasis, crear una barrera, perjudicar al enemigo,… que ya habíamos visto, y que en teoría se pueden realizar gracias a los implantes que los individuos bióticos llevan, concepto que queda bien explicado gracias a nuestras conversaciones con Alenko.

 

Desde esta pantalla seleccionaremos a los componentes de nuestro pelotón

Funcionamiento

El modo de juego es sencillo. Sólo podremos manejar a nuestro comandante en una vista tipo shooter en 3ª persona, al estilo Gears of Wars, pero no olvidemos que este juego no es un mata-mata clásico, así que deberemos escoger la estrategia más lógica para nuestro avance (un ataque directo a lo loco y sin cobertura significa una muerte segura). Aunque no podamos manejar directamente al resto del pelotón, Mass Effect también tiene un componente de estrategia similar, aunque en menor escala, a otros juegos como el Rainbow Six, de modo que podremos dar órdenes simples a los miembros de nuestro pelotón, como “ve a un punto”, “ataca a mi objetivo” o “reagruparse”, así como hacer que utilicen sus propios poderes en el objetivo que elijamos. Por desgracia, este sistema de pelotón no está demasiado pulido, y a veces fallan las órdenes cuando hay un objeto en medio, aunque la mayoría de las veces podremos prescindir de darlas y dejar que vayan por libre, ya que normalmente suelen ser muy efectivos (especialmente Ashley).

Para desplazarnos largas distancias entre objetivos, dispondremos de un vehículo especial denominado Mako, un todo terreno con gran agarre capaz de escalar las montañas más empinadas imaginables, y creedme cuando os digo que BioWare se ha pasado en el diseño de algunas de estas montañas en las misiones secundarias. El vehículo tiene dos tipos de disparo, uno estándar de poca potencia y uno secundario, de misiles, recomendado especialmente para andadores y colosos geth, y para torretas, y una facultad increíble: es prácticamente involcable, así que olvidaos de daños y vuelcos, esto no es el GTA ni el Burnout. Sólo sufriremos daño cuando perdamos los escudos de nuestro vehículo y si es así, deberemos rápidamente proceder a repararlo gracias al omnigel, sustancia que se consigue convirtiendo objetos e ítems sobrantes en el menú de inventario. El racionamiento y administración responsable del omnigel es vital porque aparte de servir para reparar el Mako, también nos sirve para abrir algunas cerraduras electrónicas complicadas o puzles demasiado complejos (como el del terminal Mira de Noveria).


Una curiosa vista de la Tierra desde la Luna

Navegación

Cuando necesitemos movernos entre los diferentes planetas y sistemas, utilizaremos directamente nuestra nave, la Normandía (la nave insignia ultrarrápida de la flota terrestre equipada con tecnología turiana y que permite evadir los sistemas de detección), a la que manejaremos a través del Mapa de Navegación.

Mapa de navegación de la Normandía

Los diferentes cúmulos y sistemas, se basan en los nombres reales de los cuerpos celestes de la Vía Láctea, con nombres recogidos de la mitología, lo que demuestra el grado de detalle y documentación que los chicos de BioWare han conseguido. En el mapa de navegación, podremos movernos entre los diferentes cúmulos (primer nivel) para luego desplazarnos entre los diferentes sistemas de planetas que los componen, cada uno con su correspondiente ficha, en los que podremos aterrizar o prospectar.

 

Diálogos


Los diálogos son esenciales para avanzar correctamente en la trama

Mass Effect es un RPG complejo, heredero como ya hemos visto de Caballeros de la Antigua República, del que también toma el sistema de experiencia por puntos y mejoras selectivas (podremos invertir nuestros puntos de experiencia en las habilidades que queramos potenciar), y sobre todo hereda las opciones de diálogo con imperativos morales: dependiendo de la opción que escojamos seremos más simpáticos o más bordes, lo que nos hará ganar puntos de Virtud o de Rebeldía. Es un apaño lógico a lo del Lado Oscuro o Luminoso de la Fuerza, aunque pierde parte de la connotación que tenía en el original, porque tampoco cambia demasiado dependiendo de cómo seamos. Eso sí, si queremos conseguir “interactuar” de forma satisfactoria con los componentes del género opuesto, deberemos tener cuidado con lo que decimos.

Flirteando

Uno de los principales atractivos de Mass Effect es que es uno de los pocos juegos con un “cierto” toque de simulador social: podremos intentar emparejarnos con alguno de nuestros compañeros. Si bien, es cierto que eso ya podíamos hacerlo en el anterior KOTOR, engatusando a la pobre Bástila o a Carth (o a Juhani), en Mass Effect esto ha sido potenciado al máximo y simplemente siguiéndole la corriente al personaje de turno de forma correcta, conseguiremos desbloquear nuestra escena de sexo. Las combinaciones dependerán de si nuestro personaje es femenino o masculino. Si hemos elegido un personaje masculino podremos practicar sexo en dos ocasiones, con la consorte asari en la Ciudadela y con Ashley o Liara. En cambio, si hemos elegido un personaje femenino, la cosa se complica ya que igualmente podremos tener sexo con la consorte y con Kaidan (esta vez) o con Liara. Esto se explica porque las asari solo tiene un solo sexo, de modo que se pueden relacionar con cualquiera de los dos sexos, aunque salta a la vista que BioWare quiso ir más allá de la proposición de Juhani en el KOTOR, y que es la primera relación homosexual explicita reflejada en un videojuego, al menos que yo recuerde.


Sin comentarios

Aún así, el nivel de interactuación con el resto de personajes es bastante limitado en las opciones de diálogo y sólo añadirán más información sobre ellos mismos después de cada una de las misiones principales, lo que francamente es una pena, ya que se podía haber sacado más jugo de éstas.

Misiones secundarias y Bringing Down The Sky

Uno de los puntos flojos del juego y a la vez, fuertes, es el de las misiones secundarias. Hay gran cantidad de ellas, tantas como planetas por explorar. Como ya he comentado antes, todos los planetas están repletos de un gran número de detalles desde una orografía propia a soles, satélites y atmósfera característicos, que los diferencian a uno de otro. Por desgracia, ese cariño con el que se ha tratado a los planetas no es el mismo con el que se ha tratado las instalaciones enemigas ya que apenas hay variedad de escenarios (3 o 4 típicos) que se repiten hasta la saciedad y que dan la sensación típica de haber vivido ya aquello antes. El objetivo de dichas misiones sí que es variado, permitiéndonos profundizar un poco más en ese mundo tan complejo que es Mass Effect, pero por desgracia eso es todo, ya que al final nos limitaremos a liquidar todo bicho viviente que nos impida llegar al objetivo marcado en el mapa. Pero bueno, esto es algo secundario, como las mismas misiones, ya que el objetivo de este tipo de tareas no es otro que conseguir experiencia como en cualquier RPG, por lo que se hará igual de tedioso que la mayoría de RPGs abiertos.


A veces, la repetición de los mismos interiores nos provocará una sensación de deja-vu

Además de las misiones secundarias, tenemos a nuestra disposición la expansión del juego lanzada por BioWare. Desgraciadamente, fue publicitada como una gran expansión y no lo es, ya que sólo corresponde a una misión, ligeramente más compleja que las habituales secundarias, pero que aporta más bien poco a la trama, con la excepción de que nos presenta en escena a los enemigos batarianos. En esta expansión, deberemos salvar la colonia de Terra Nova de unos terroristas batarianos que planean destruirla desviando un asteroide de su órbita mediante unos propulsores que deberemos apagar. Como misión secundaria cumple, ya que nos hará ganar más experiencia, pero la descarga no es gratuita desde el Live (para PC si) lo que tampoco invita mucho a su descarga. Eso quedará a vuestra discreción.

 

Gráficos

Como ya he comentado antes, Mass Effect utiliza el motor gráfico Unreal Engine 3, por lo que gráficamente está limitado por éste. En un shooter tradicional, el motor gráfico no daría problemas ya que la acción suele centrarse en espacios cerrados como edificios y otras estructuras, pero si un adjetivo define a Mass Effect es que es GRANDE, en todos los sentidos. Casi todos sus escenarios (salvo en interiores) son enormes y a gran escala, lo que por desgracia repercute en el rendimiento del juego. Las cargas son constantes, tanto en la versión de 360 como incomprensiblemente en las de PC, tanto de escenarios como de texturas, que produce un extraño efecto “velo” (en el que aparece un límite a partir del cual las texturas se ven borrosas), y que suele apreciarse sobre todo cuando vamos montados en el Mako. Pero la razón es obvia, aunque nos parezca un escenario pequeño, en realidad, subidos en el vehículo, nuestro campo de visión y perspectiva cambian, de modo que la cámara se aleja, acercando el punto de visión donde las texturas se definen. Para comprobar ese efecto, sólo hay que bajarse del vehículo y recorrer ese trozo a pie, para darnos cuenta de la enormidad de dichos escenarios.


Sólo cuando nos bajemos del Mako, nos daremos cuenta de lo grandes que son algunos escenarios

Por otro lado, si bien los escenarios son enormes, las texturas no son nada del otro mundo, pero se compensa por la cantidad de detalles que BioWare ha incluido en estos, haciendo que en ocasiones se ralentice la carga.


La subida en los ascensores suele ser la excusa perfecta para realizar las cargas ddurante el juego, sin que se noten

También tiene ralentizaciones y caídas de frames pero eso sólo ocurre cuando hay gran cantidad de enemigos en pantalla y tenemos en nuestro pelotón a un biótico (y aún se exagera más, si nuestro enemigo también es biótico).

Sonido

Mass Effect tiene una gran banda sonora. Alejada ya de reminiscencias del estilo Star Wars, la banda sonora está repleta de temas simples a base de sintetizadores y tecno que nos recordarán irremediablemente al maestro Vangelis y a Blade Runner, pero precisamente, en su simpleza está su grandeza con temas como el del inicio.

 

Además, a la banda sonora hay que añadir el excelente elenco de doblaje en ingles, con voces habituales como la de Jennifer Hale (ya clásica en BioWare), o famosas de actores consagrados como Lance Henriksen (Aliens), Seth Green como Joker (Austin Powers), o Marina Sirtis como Benezia (Star Trek Next Generation), que se une al gran trabajo de sincronización labial de los modelos de los personajes, sencillamente excelente en el caso de Liara.

Conclusión

Poco más se puede decir de este excelente juego en el que sus pocos fallos, la mayoría de rendimiento, están compensados con sus grandes virtudes, porque lo importante es el conjunto y el que forma Mass Effect es sencillamente grandioso. Este juego debería formar parte de la videoteca de todo poseedor de una 360 que se precie, pero si no tienes la consola de Microsoft, deberías hacerte con la versión de PC (a la que corresponden las capturas), a pesar de ese SecureRom impuesto por EA, y que es una de las razones principales para quitarle puntos.


Impresionante, simplemente sin palabras

 

 ¡Nos leemos!