20 de Noviembre – Fee Fi Foo, The Cranberries (1999)

Como bien sabreis muchos, hoy se celebra en todo el mundo el Dia Mundial del Niño, un dia especial en el que se aboga por el respeto de los derechos fundamentales de la infancia. Por desgracia, todos sabemos que eso, a día de hoy y mientras los gobiernos no se decidan en firme a tomar medidas al respecto, sigue siendo una triste utopia.

Cada día se vulneran los derechos de los niños, principalmente en países subdesarrollados donde pierden la infancia por tener que trabajar y traer algo de dinero a casa, o en algunos casos, llegando a convertirse en verdaderos esclavos del Siglo XXI. En los peores casos, incluso se vende su inocencia por un poco de dinero.

Los paises del primer mundo tampoco se libran de esta lacra, si bien el trabajo infantil está prohibido, los abusos a los menores también existen aunque se circunscriban normalmente al propio núcleo familiar. El auge de Internet ha hecho que los pederastas campen a sus anchas bajo la mascara del anonimato que ésta permite, casi impúnemente y amparándose precisamente en la privacidad: nadie conoce sus caras y pueden hacerse pasar por quién quieran. Por eso, por la vulnerabilidad de los niños en Internet, se creó esta iniciativa, para que este 20 de Noviembre, miles, tal vez millones, de blogguers creen entradas sobre el tema cuyas etiquetas y categorías lleven las que estos degenerados suelen buscar en Internet, colapsando por un dia estas búsquedas depravadas.

El año pasado, en Gamefilia, nos unimos a este movimiento y los resultados no se hicieron esperar: comentarios de pedófilos engañados, miles de visitas,… Todo para lograr el OWNED más gratificante de la Historia.

Este año, Gamefilia volverá a estar en pie de lucha, creando entradas reflexivas sobre el tema, o simplemente burlescas que dejen en evidencia a este tipo de gente. Lo reconozco, no soy una persona que se implique demasiado en estos temas. Sé que hay gente que conoce mucho mejor el tema o es capaz de explicar esos casos que hacen que se nos encoja el corazón, pero no por eso voy a dejar de aportar mi pequeño granito de arena a este movimiento.

Hay pocas cosas que lleguen más a nuestro corazón que la música, por eso, en este día en concreto, me gustaría dedicar la entrada de la iniciativa a una canción que siempre me ha impresionado cuando la he escuchado, por su letra y por la temática que trata.

Cuando hablamos de una canción que ejemplifica a la perfección el dolor que supone el maltrato infantil, siempre nos viene a la mente el excelente tema de Suzanne Vega, Luka, una historia que si nos paramos a escuchar, nos arrancará una lágrima, sobre un niño que es maltratado por sus padres. Sin embargo, esa no es la canción de la que os quiero hablar, sino de otra menos conocida pero igualmente difícil, Fee Fi Foo, de The Cranberries.

Los que posean el disco Bury The Hatchet (1999) seguramente la conoceran, aunque es probable que no se hayan parado a pensar demasiado en la letra. La canción, un claro homenaje a los cuentos infantiles tradicionales, ya que Fee Fi Foo son las palabras que el Gigante del cuento de Jack y las judias mágicas dice al buscarle, cuya cancioncilla es así:

Fee-fi-fo-fum,
I smell the blood of an Englishman,
Be he alive, or be he dead
I’ll have his bones to grind my bread.

(Fee-fi-fo-fum,
Huelo la sangre de un inglés
¿Estará vivo o estará muerto?
Tendré sus huesos para moler mi pan)

Así pues, la canción que empieza como una tonadilla infantil de una fábula, se acaba convirtiendo en una mucho más siniestra, narrando cómo se ve un abuso sexual desde el punto de vista del que lo padece:

 

Fee fi fo she smells his body
She smells his body
And it makes her sick to her mind
He has got so much to answer for
To answer for, to ruin a child’s life

How could you touch something
So innocent and pure,
Obscure?
How could you get satisfaction
From the body of a child?
You’re vile, you’re…

It’s true what people say
God protect the ones who help themselves
In their own way
Its true what people say
God protect the ones who help themselves
In their own way

He was sitting in her bedroom
In her bedroom
And now what should she do?
She’s got so much insecurity
And his impurity… it was a gathering gloom

How could you touch something
So innocent and pure,
Obscure?
How could you get satisfaction
From the body of a child,
you’re a vile, sick

It’s true what people say
God protect the ones,
Who help themselves in their own way,
I often wonder to myself …
Who protects the ones who can’t protect themselves?

It’s true what people say
God protect the ones,
Who help themselves in their own way,
I often wonder to myself …
Who protects the ones who can’t protect themselves?

Fee Fi Fo… Fee Fi Foo

Fee Fi Fo
Ella huele el cuerpo de él
Ella huele el cuerpo de él
Y eso la pone enferma
Él tiene mucho de qué responder
De responder, por arruinar la vida de un niño

¿Cómo puedes tocar algo
Tan inocente y puro?
Oscuro
¿Cómo puedes satisfacerte
con el cuerpo de un niño?
Eres vil, eres…

Es verdad lo que dice la gente
Dios ayuda a aquellos que se ayudan
A su propia manera
Es verdad lo que dice la gente
Dios ayuda a aquellos que se ayudan
A su propia manera

Él está sentado en la habitación de ella
En su habitación
¿Y ahora ella que hará?
Tiene tanta inseguridad
Y su impureza fue una meláncolia acumulada

¿Cómo puedes tocar algo
Tan inocente y puro?
Oscuro
¿Cómo puedes satisfacerte
con el cuerpo de un niño?
Eres vil, un enfermo.

Es verdad lo que dice la gente,
Dios protege
a los que se protegen ellos mismos a su manera
A veces me pregunto
¿Quién protege a los que no pueden hacerlo por sí mismos?

Es verdad lo que dice la gente,
Dios protege
a los que se protegen ellos mismos a su manera
A veces me pregunto
¿Quién protege a los que no pueden hacerlo por sí mismos?

Fee Fi Foo… Fee Fi Foo…

La canción se ha convertido en un verdadero himno de la lucha contra el abuso de menores, como comprobareis si buscais en YouTube. Espero que os haya gustado esta canción y que os haya emocionado como a mi, cada vez que la escucho.