Armas Ridiculamente Poderosas, de los videojuegos

Los videojuegos, por norma general, se caracterizan por presentarnos una gran variedad de armas, ya sean futuristas o basadas en armas reales de los diferentes ejércitos del mundo, hasta llegar al extremo de tener un arsenal compuesto por un millón de armas diferentes como el que se puede crear en el Borderlands. Normalmente, éstas suelen tener una relación directa entre su aspecto impactante y su potencia de fuego, o lo que es lo mismo, cuanto más pepino es un arma, más daño hace, llevándose la palma los lanzacohetes o bazookas, y , sobretodo, su variante más destructiva: los lanzadores de minibombas nucleares (Gordos, el Caín, el Redentor,…).

Sin embargo, existen otras que, por caprichos del destino o simplemente porque el diseñador estaba un poco ‘fumao’, rompen por completo con esa norma no escrita. Son esas armas de aspecto inofensivo y hasta ridículo, que esconden un poder tras de sí que sólo podemos calificarlas de ‘armas de destrucción masiva’ y de las que nunca se nos pasaría por la cabeza su potencia.

Hagamos un breve repaso.

Tiracuerdas (FF XIII)

 

 

¿Qué coño es un Tiracuerdas? Eso mismo pensé yo cuando lo ví en la lista de armas del menú. Es esa especie de cosa con cuernos extensible, con hilo de pescar en los extremos que lleva Vanille, y que por su descripción, aquellos que no lo hayais visto en acción, ya os habreis percatado que es, como la gran mayoría de armas de los Finals (¿por qué ninguno lleva un bazooka como dios manda?), un tanto ridícula. Su potencia, como la mayoría de armas del juego, variará según el entrenamiento que le hayamos dado al personaje en el Cristarium, porque los personajes de Final Fantasy son como los pokemons: se pueden entrenar para subir de nivel, y algunos, incluso, tienen su misma inteligencia… A pesar de la pinta de anoréxica y ‘figaflor’ de Vanille, sólo superada por la hermanísima Serah, de la que las malas lenguas dicen que no se convirtió en lu’cie sino que una ráfaga de viento se la llevó volando, el Tiracuerdas demuestra ser una de las armas más potentes al principio, un verdadero hito, teniendo en cuenta que es una puñetera rama que funciona como una caña de pescar.

(Vale, tiene truco, ¡pero el video mola!)

Nota de la autora: Aunque parezca mentira, no tengo ningún tipo de aversión/fijación contra Oerba Dia Vanille, es más, hasta me cae bien, especialmente cuando duerme o cuando no aparece en pantalla.

Sartén (Left 4 Dead 2)

 

 

Left 4 Dead 2 supuso una gran innovación en el género… Vale, ¿para qué nos vamos a engañar? La secuela del juego de Valve no supuso un gran salto (mismo motor, misma mecánica,…), a excepción de algunas mejoras como el modo realista en el que a los zombies hay que dispararles a la cabeza, nuevos enemigos o enemigos mejorados (algunos simplemente poniéndoles tetas… un boomer con top… brrrr, ¡eso si que da canguele!) como esas bellezas sureñas llamadas spitters. Pero sin duda, la mejora que se lleva la palma es la posibilidad de llevar armas cuerpo a cuerpo.

Existen una gran variedad de armas de este tipo en el juego, a cual de ellas más devastadora, desde la clásica sierra mecánica a los tradicionales machetes. Pero sin duda, la mejor, seguida de cerca por la guitarra eléctrica, arma ésta que nos permite decapitar a un pobre zombie a ritmo de Van Halen, es la vieja y clásica sartén de metal. Los chicos de Valve debieron pensar que si a Samsagaz Gamyi le valió para defender a su señor Frodo contra un troll de las cavernas, también podía servirles a los supervivientes perfectamente para librarse de hordas de zombies sureños, y es que la sartén del Left 4 Dead 2 es más efectiva que una Magnum, ¡hoyga!, y con mucha más potencia: un golpe, un muerto, bueno, un re-muerto.

Ostia limpia (Left 4 Dead, E.S. IV Oblivion, Dead Space,…)

 

 

En juegos con una variedad de armas tremenda como son los juegos de rol occidentales, especialmente si son de Bethesda, junto al manejo de claymores de acero, arcos de hueso, varas mágicas (E.S. IV Oblivion), e incluso rifles de caza, ametralladoras, supertrineos y todo el arsenal de Fallout 3, disponemos de una de las ‘armas’ más potentes que se hayan visto nunca, al menos fuera de los juegos de lucha: los puños.

Por raro que pueda parecer, cuando en un juego puedes dejar fuera de combate a un orco armado hasta las cejas con una armadura pesada y una maza a base de puñetazo limpio, es que algo pasa. Y es que Oblivion no es el único juego en el que resulta mucho más práctico liarse a mamporrazos para ahorrar munición/no deteriorar nuestro sable toledano, el mismísimo Left 4 Dead ya nos demostraba que la forma más práctica de mantener a los infectados, normales y especiales, (y a Francis) a raya era a ostia limpia, sobretodo si nos rodeaban, excepto con el Tank, claro, que una cosa es que los puños desnudos sean ‘armas ridiculamente poderosas’, pero tampoco hay que desafiar tanto las leyes físicas.

Cajas de CDs (Dead Rising)

 

 

No he encontrado una imagen del Dead Rising, pero un CD de estos tiene que hacer daño, sobretodo al oido.

En el título de Capcom se podía utilizar casi cualquier cosa como arma, desde papeleras, sombrillas, botes de zumo, hasta bancos, pasando por algunas más tradicionales como las pistolas y otros tipos de armas de fuego o sierras mecánicas. Sin embargo, una de ellas destaca por la forma de ser utilizada y por el increíble e inusitado poder que tiene. Ese arma son las cajas de CDs: pueden ser lanzados con contundencia letal como si fueran shurikens y a los zombies les hacen el mismo efecto.

Supongo que su poder varía según de quién sea el CD, siendo los más temibles los de Tamara la Mala, quiero decir Ambar, quiero decir Yurena… vamos, Symbol: la artista anteriormente conocida como Tamara Seisdedos… aunque de seguro que alguno de King Afrika o de Bisbal tienen el mismo efecto debilitador. Tal vez no sea el arma más destructiva del juego, pero es increíble el daño que cuatro CDs bien lanzados pueden hacer en su objetivo.

Balón de blitzball (FF X)


Un balón de playa…

Otro candidato de una de las sagas de RPG más famosas del mundo. En una saga de videojuegos en la que predominan los enormes espadones más grandes que el propio protagonista, las katanas, los sables pistola y toda una serie de armas blancas "toas reshulonas" que dejarían a la Tizona del Cid a la altura de un simple mondadientes, la siguiente arma canta más que los de Il Divo en un concierto de Metallica.


…pero si le ponemos cuchillas, la cosa cambia ¿no?

Desde sus inicios, Final Fantasy ha separado claramente los diferentes tipos de armas: las mágicas (varas et alii), las de contacto (espadas) y las de largo alcance, normalmente arcos. En Final Fantasy X, nos encontraremos con un arma un tanto especial, determinada por la afición al deporte rey de Spira, el blitzball, de uno de nuestros compañeros. El arma de Wakka, también conocido como el tio del flequillo imposible, es un simple balón de playa con el que nos enfrentaremos a bichos tan descomunales como Effrey, pero no nos dejemos engañar: a pesar de su aspecto, es una de las armas más potentes del juego, sobretodo si logramos obtener su versión de arma celestial, el Campeón Mundial, aunque para lograr tal gesta necesitaremos ganar más títulos, en la Liga de blitzball de Spira, que el Barça de Guardiola.

Tubería de plomo (Silent Hill)

 

 

Un clásico dentro de los clásicos, que se ha mantenido incombustible en casi todas las entregas de la saga, a excepción del último Shattered Memories. Teniendo en cuenta que es una simple tubería, con un alcance limitado muy inferior a otras armas de melee, si tenemos en cuenta la cadencia de nuestros golpes y el tamaño justo de la misma, la tubería resulta mucho mejor arma que otras más potentes como el pico, el hacha e incluso la destructiva sierra mecánica, eso sí, siempre con los enemigos comunes, porque contra los final bosses, era mejor no arriesgarse.

Tanto es así, sobretodo teniendo en cuenta que Silent Hill es un survival horror y por tanto la munición es bastante escasa, que mucha gente, entre los que me cuento, se ha pasado algunas entregas usando casi exclusivamente esta tubería. En Silent Hill 3, a pesar de que introducían el arma que la desbancaría en mi corazoncito, la katana, o su versión friki ¡el sable láser!, le hacían un pequeño homenaje a la mejor arma de toda la saga: si lanzabas la tubería de plomo al agua, en el lugar en el que debíamos tirar el secador de pelo, se activaba una escena en la que se nos aparecía la "Dama del Lago" de las cloacas, preguntando si habíamos tirado una tubería de plata o la de plomo. Si le respondíamos la verdad, nos daba a cambio una de oro.

 

Arco inglés (Resident Evil 5)

 

 

Se denomina arco inglés al arco largo, de cerca de dos metros, que llevaban los arqueros ingleses durante la Guerra de los Cien Años, y cuya cadencia, precisión y alcance fueron esenciales para imponerse en algunas batallas a las ballestas francesas, con un alcance menor y peor recarga, aunque no tanto como para hacerles ganar la guerra.

Esta extraña arma es la especial que podemos comprar para Sheva Alomar, extraña si tenemos en cuenta que la de su compañero es una Gatling montada con munición infinita. Para más inri, aunque vaya acorde con la vestimenta "salvaje" de Sheva, el arco ni siquiera tiene punto de mira, por lo que acertar en el blanco puede convertirse en una odisea y usarlo un verdadero acto de fe. Sin embargo, como todo en esta vida, si aprendemos a utilizarlo correctamente, el arco inglés puede convertirse en la mejor arma del juego, ya que por raro que parezca, una flecha disparada con él, tiene la misma potencia que el disparo de una magnum, y se apunta y se recarga el doble de rápido que una escopeta o una pistola de gran calibre. Que el acertar en nuestro objetivo sea una lotería, es un aliciente añadido que lo hace aún más divertido.

Ballesta (Uncharted 2)


No he encontrado ninguna imagen de la ballesta, pero…

Vale, pensareis, después de todo lo expuesto hasta ahora, esta tia debe haberse vuelto loca, ¿desde cuando una ballesta es un arma ridícula? Ojo, os recuerdo que el artículo es de armas ridiculamente poderosas, no ridículas, aunque la mayoría de las de Final Fantasy lo sean. Aunque las ballestas fueran temibles para los ingleses por su capacidad de abrir nuevos "orificios" artificiales, en sus versiones normales, realistas y consecuentes con las leyes físicas, el daño que pueden hacer es bastante limitado, pero, es que no estamos hablando de ballestas normales, amigo, son las ballestas de Uncharted.

Para comprender la potencia de este arma, hay que conocer al enemigo para el que es idónea. Los que hayais llegado a Shangri-La, habreis conocido a ciertos individuos de fuerza descomunal y adictos a cierta sustancia azul que brilla en la oscuridad. Estos enemigos, además de una fuerza sobrehumana y muy malas pulgas, son virtualmente indestructibles: puedes vaciarles toda la munición de un AK-47 encima, y no se moriran. Sólo lograremos derrotarles con un lanzamisiles, un lanzagranadas, y unas granadejas de fragmentación, o sea, armamento pesado.

Mentira. Hay otra arma MUY superior a todas esas: la ballesta. Para que veais su potencia real, sólo hay que comparar la cantidad de munición que hay que gastar con ella y la que hay que gastar con un lanzamisiles: mientras que necesitaremos 4 o más misiles para acabar con uno de estos enemigos, con dos virotes (Dragon Age también sirve para aprender nuevo vocabulario) de ballesta tendremos suficiento, ergo, ¡LA BALLESTA ES DOS VECES MÁS POTENTE QUE EL LANZAMISÍLES!
 
Sé que hay muchas más armas ridiculamente poderosas en los videojuegos, pero estas son las que puedo recordar. Ya sabeis que podeis comentar las vuestras en los comentarios.