Mass Effect 3: Reapers, Reapers Everywhere!

Si algo nos ha dejado este E3, aparte de mostrarnos que Microsoft sigue emperrada en vendernos que Kinect es el futuro, de que los muchachos de Sony no tienen ni idea de bautizar las cosas y de que Nintendo se ha pasado al rollo ‘Steve Jobs’, es la confirmación de que lo que queda de año y el principio del siguiente va a ser movidito en cuestión de juegos de calidad y cómo estos nos van a dejar temblando las carteras a más de un@.

Si ha habido un gran triunfador/res en este E3, estos no han sido otros que Electronic Arts y Ubisoft que lejos de tener que marear la perdiz vendiendonos la moto (sustituir aquí ‘moto’ por Kinect, Vita o Wii U), han hecho lo que se supone que se viene a hacer en una conferencia como ésta, presentar juegos y novedades. Electronic Arts concretamente supo poner los dientes largos a todos los que esperaban noticias de Battlefield 3, demostrando que no sólo puede competir con Modern Warfare 3 sino hasta superarlo, aunque si algo dominan los chicos de Infinite Ward es precisamente la espectacularidad de sus propuestas. Pero aquí no vamos a hablar de Battlefield 3 ni del resto de novedades presentadas sino de Mass Effect 3, al que por fin hemos visto en movimiento.


ALERTA: ¡SPOILERS como un SEGADOR de GRANDES!

Lo que se sabe de la historia

En este punto la polémica está servida puesto que el inicio de esta tercera aventura de Shepard está intimamente relacionado con el último de los DLCs lanzados del anterior título, La Llegada. Este detalle no ha gustado a la gran mayoría de fans ya que va en contra de lo que se supone debería ser un DLC, algo opcional y que no esté tan intimamente ligado con la historia principal como para afectarla. En este caso, BioWare se ha saltado a la torera esa ley no escrita, aunque algo me dice que ya lo hicieron con el anterior DLC del Corredor Sombrio, aunque a primera vista con este no sea tan obvio.

Para los que no piensen adquirir The Arrival pero quieran saber de qué va, en ese DLC en concreto, el Almirante Hackett, nuestro viejo amigo que se pasaba todo el primer Mass Effect dándonos misiones secundarias clónicas, nos pide como favor personal que rescatemos a la doctora Amanda Kenson, acusada de terrorismo por los batarianos y encarcelada. Como la Alianza no puede intervenir directamente para evitar conflictos con los batarianos (para los que no conozcan mucho la saga, digamos que no se llevan muy bien con los humanos), será Shepard el encargado de liberarla ya que a primera vista los cargos que se le imputan suenan algo surrealistas. Cuando la liberemos, la doctora nos revelará que, bueno, los cargos no eran tan infundados como creíamos: ella y su equipo planeaban desviar un asteroide para lanzarlo contra el relé de masa del sistema y destruirlo porque, y aquí es donde está el quid de la cuestión, la llegada de los Segadores a través de ese relé es inminente. Preguntada por cómo sabía con tanta certeza de este hecho, la doctora nos revelará que posee un artefacto segador denominado Objeto Rho y nos llevará ante él. Desgraciadamente, ese objeto es en realidad los restos aún activos de un segador que acabara por ‘adoctrinar’ a la doctora, ahora decidida a impedirnos que detengamos la llegada de la invasión por todos los medios.

Después de acabar con media estación y activar los reactores del asteroide para que se estrelle contra el relé, apenas nos dará tiempo para avisar a la colonia batariana más cercana, por lo que de allí escaparemos a duras penas después de destruir el relé y siendo responsables involuntarios de acabar con 300.000 vidas. El DLC acaba cuando le prometemos a Hackett que nos haremos responsables de lo que hemos hecho sin querer queriendo.

La historia de Mass Effect 3 arrancaría poco después, cuando Shepard es convocado a la Tierra para ser juzgado por estos crímenes y de repente se iniciará la invasión de la misma por los Segadores de la que nuestro protagonista consigue huir por los pelos gracias a la ayuda de dos viejos conocidos. Acogido de nuevo por la Alianza, enfrentada en una guerra abierta contra Cerberus y el Hombre Ilusorio, Shepard pasará a ser declarado enemigo por la organización terrorista que ahora tratará de matarnos por todos los medios, con el añadido de que parece ser que el Hombre Ilusorio ha pactado de alguna manera con los Segadores o se ha dejado adoctrinar.

(No he podido insertar el video de la parte de la demo que corresponde al inicio del juego, así que os lo dejo en enlace:

http://www.gametrailers.com/video/e3-2011-mass-effect/714903

 

El argumento promete ser más complejo que lo visto en la anterior entrega puesto que por fin veremos los resultados de las elecciones hechas en los juegos previos, cuya trascendencia antes parecía anecdótica. Shepard ya no busca efectivos para una misión suicida sino alianzas que ayuden a derrotar la invasión que no es poco, viendo por fin en que resulta el haber dejado viva a la reina rachni, la postura de los quarianos sobre los geth y sobretodo si estos últimos se unen a nuestra causa. BioWare ha prometido que todas las elecciones que hemos hecho hasta ahora afectarán y mucho el desarrollo del juego, y sobretodo en los diferentes finales que tendremos según lo que hayamos hecho o dejado de hacer.

Aliados


Kaidan Alenko… Ahora me arrepiento de haberlo matado tantas veces… esto,va a ser que no.
No se sabe mucho acerca de este tema aún salvo que volveremos a tener bajo nuestras ordenes a nuestro antiguo/a partenaire del primer Mass Effect, dependiendo de a quién escogiesemos en Virmire. Asi pues, Kaidan Alenko o Ashley Williams, ambos remozados para la ocasión y con un nuevo look, se unirán para combatir a nuestro lado demostrando que lo que ocurrió en Horizonte ya es agua pasada. Lo mismo ocurrirá con Liara y Garrus, que también nos acompañarán de forma oficial en nuestra aventura aunque la presencia del turiano es de suponer que dependerá de lo que ocurriese en la misión suicida de Mass Effect 2.

El aliado más sorprendente que hemos podido ver hasta el momento es el viejo capitán Anderson (bueno, creo que ahora es almirante), que nos acompañará en los primeros compases del juego, aunque no es seguro que sea seleccionable para el resto de la aventura. Sólo queda por desvelar quién es el enigmático James Sanders que revelaba en su número especial GameInformer, del que no se sabe nada y al que algunos han tratado de identificar con el soldado que aparecía en el trailer de presentación.

Así pues, la idea que subyace a esto es que BioWare ha preferido recurrir a los viejos conocidos antes que repetir la mecánica de reclutamientos de Mass Effect 2, lo que en cierto modo se agradece. Queda por ver, teniendo en cuenta que aunque siempre sólo se nos permite escoger a dos compañeros tenemos en la recámara a varios más como suele ocurrir en los juegos de BioWare, de modo que aún queda por ver con quién más se completará la plantilla.

Esto no quiere decir que los personajes que conocimos en la segunda entrega no aparezcan más, pero nada garantiza que sean controlables o que no lo sean por un breve periodo de tiempo como en el supuesto caso de Anderson. Por los videos mostrados en el E3, se confirma la presencia de Mordin Solus, empeñado aún en reparar su culpa por lo de la genofagia y tratando de rescatar a una ‘princesa’ krogan, y de Legion, éste último con bastantes papeletas para volver a formar parte de nuestro pelotón. También está confirmado que volveremos a ver a personajes como Miranda, Jacob o Jack, esta última con nuevo look y algo más de pelo.

Y sí, para los más viciosillos, seguirá habiendo sexo entre especies con la posibilidad de affairs entre personajes del mismo sexo.


Enemigos

Según lo visto en los videos, se han podido identificar tres tipos de enemigos diferentes. Por un lado tenemos soldados con armadura, aparentemente humanos y que pertenecen a Cerberus, que en este caso tomarían el papel de los incordiantes mercenarios del 2, manteniendo el mismo tipo de protecciones (escudos, barrera y armadura) que ya vimos con anterioridad, con un añadido: algunos tendrán ciertas ‘mejoras’ que nos pueden poner en serios problemas durante el combate, como son propulsores en las botas (que les permitirían volar por encima nuestro y colocarse a nuestra espalda) y escudos, lo que obligará al jugador a elaborar estrategias más complejas más allá de disparar a todo lo que se mueva, por la invulnerabilidad de estos. Hay que añadir también que nos enfrentaremos a exoesqueletos, que también podremos llevar nosotros en ocasiones (se supone), que serían los análogos de los mechas gigantes en el 2.

Los otros enemigos que se han dejado ver son los ‘Canibales’. Estos son una especie de cascarones de orígen no humano y son los que invadirán como tropa de choque la Tierra en la primera oleada. Poseen cuatro ojos y uno superior, lo que les relacionarían con un orígen supuestamente batariano y a diferencia de los clásicos cascarones cuya principal arma es el collejón a traición, estos canibales pueden disparar y realizar estrategias más complejas.

Por último, y no por ello menos importante, tenemos a los Segadores en todo su esplendor. Las máquinas pensantes, además de luchar a traves de sus adoctrinados, también pueden atacar directamente por lo que se esperan combates tipo final boss bastante impresionantes para poder derribarlos. Los Segadores, como ya se vió en la críptica escena final que cerraba Mass Effect 2, tienen diferentes tamaños y formas (ya que estas últimas dependen de donde sacaran los ‘recursos’ para ser creados), que van desde centenares de metros a varios kilómetros, por lo que necesitaremos mucha munición pesada.


Mejoras jugables vistas en el E3

No ha habido ninguna sorpresa en el apartado gráfico. Visualmente sigue los pasos del 2 pero con un motor que afecta esencialmente a la iluminación de escena como ya se veía en la versión de la segunda parte para PS3 y que ya utilizaba este motor gráfico, y sobretodo al rendimiento ya que algunos de los combates mostrados apuntan a ser de tipo masivo con muchos elementos en pantalla. Aunque no sean tan obvias como muchos esperaban, también se aprecian mejoras en pequeños detalles como las texturas de manos y cara, y sobretodo en la naturalidad del pelo (sólo hay que verle el pelazo Pantene a Ashley), gran handicap en la personalización de las anteriores entregas y que parece haberse solventado en esta.

1. Control mediante voz

A primera vista es una chorrada anecdótica, pero no viene mal destacarlo en primer lugar porque fue el primer video de gameplay que nos mostraron. Por lo visto, en Mass Effect 3 si tenemos en casa el binomio XBox 360 y Kinect, podremos realizar algunas de las acciones que antes seleccionabamos a través del mando, por voz. En la demo mostrada, estas acciones se centraban en las órdenes de equipo que podíamos dar a nuestros aliados, lo que antiguamente se hacía teniendo que pausar el juego, pero también funcionaría en los diálogos de modo que pronunciando la frase que aparezca en pantalla, nuestro Shepard responderá en consecuencia. La sensación transmitida por este nuevo sistema es buena, respondiendo los aliados a nuestras órdenes sin problemas y de forma rápida, lo que contribuye a dar una sensación de mayor agilidad en los combates y, todo sea dicho de paso, de mayor inmersión.

El pero de este sistema, porque siempre hay un pero, es que dificilmente será aplicable aquí en España donde las traducciones, y ya no hablo de doblaje, dejan tanto que desear y poco tienen que ver con lo que dice nuestro Shepard al final. Es cuestión de esperar a ver como acaba el tema.

Cabe recordar que no sería el primer juego que implementa algo así: unos cuantos años antes, el Rainbow Six Vegas 2 ya incorporaba un sistema para poder dar órdenes a tu équipo a través del micro, aunque por desgracía el sistema no acababa de funcionar demasiado bien.

2. Inventario

Es algo que muchos echábamos en falta en Mass Effect 2. Aunque no se ha podido ver en acción, en el especial de GameInformer ya se advertía de que se recuperaría el sistema de inventario clásico, aunque seguramente algo más limitado, sin especificar si podremos escoger entre diferentes tipos de armadura como en el primero o la variedad se refiere a otra cosa. Aún está por ver también si esto afecta a nuestros aliados o no, es decir, si podremos cambiar alguno de los elementos de su vestuario o si se limitará sólo a accesorios. Cabe recordar que esta simplificación fue muy criticada en Mass Effect 2 y también precisamente en otro juego de la compañía como Dragon Age 2, de ahí que sea lógico el cambio de modelo.

Otro de los añadidos es que se deja a un lado la limitación de armamento por clase. Con anterioridad a Mass Effect 3 y por norma general, la clase que escogiesemos determinaba qué armas podíamos o no usar, de modo que un adepto no podía usar nunca una escopeta o un ingeniero un francotirador. La única clase que se salvaba de estas restricciones era la de soldado, que podía utilizar cualquier tipo de arma. Ahora esa restricción desaparece, pero sustituyendola en vez de por tipo, por número, es decir, las clases llamadas ‘puras’ (adeptos e ingenieros) sólo podrán llevar dos armas en su arsenal pero podrán escoger las que quieran llevar, por ejemplo, un fusil de asalto y una pistola, o una escopeta y un francotirador. Las clases mixtas (centinelas, vanguardias e infiltrados) podrán llevar hasta 3 tipos diferentes y, obviamente, la clase de soldado no tendrá ninguna restricción.

El más importante de estos añadidos es tal vez la implementación de accesorios en las armas. No hace mucho se reveló que BioWare había pedido asesoramiento a DICE en este tema, para implementarlo en las armas de Mass Effect 3. El sistema sería muy similar al visto en la gran mayoría de shooters permitiéndonos aplicar mirillas de aumentos diferentes, empuñaduras, lanzagranadas, cargadores ampliados, etc,… que mejorarían el funcionamiento de las mismas. Estos cambios sólo podrán hacerse desde ciertos terminales que iremos encontrando y, obviamente, en la Normandia.

3. Combate

No hay muchas novedades en este aspecto. Sigue la estela marcada por Mass Effect 2, adoptando el sistema de coberturas para TPS que juegos como Gears of War o Uncharted habían popularizado con anterioridad, pero se permite el lujo de ir un poco más allá en lo visto hasta ahora en la saga, que no en el género. En los videos del gameplay, hemos podido ver que el sistema de coberturas ha sido mejorado, indicándote en pantalla la dirección en la que debe moverse Shepard o la mejor solución para desplazarse desde esa cobertura. Desde mi punto de vista (ya sabeis, personal e intransferible), tanta indicación en pantalla es redundante y el hud debería quedar limitado a nuestra salud, compañeros, cantidad de munición restantente y poco más, pero bueno, habrá que esperar a probarlo para poder opinar con propiedad.

Sin embargo, en uno de los gameplays mostrados por Casey Hudson se puede ver una especie de asesinato ‘sigiloso’ permitiendo al jugador matar directamente a un enemigo agarrándolo desde detrás de una cobertura, de una forma muy parecida a lo visto en Uncharted 2 y que se podrá ver en el futuro Gears of War 3. Quederá por ver si realmente este sistema está bien implementado o quedará como algo anecdótico (pocos enemigos se van a dejar pillar por sorpresa).

Pero sin duda la novedad que más ha destacado de lo visto ha sido la posibilidad de poder realizar ataques cuerpo a cuerpo, que anteriormente se hacía con la técnica menos depurada de dar codazos, con nuestra omniherramienta que a tal efecto se transformará en una cuchilla que nos permitirá hacer bastante pupa.

4. Poderes

Respecto a los poderes, no parece haber muchos cambios al respecto ya que más o menos se mantendrán los típicos por clase (a falta de ver, claro, de primera mano, que ocurre con los ingenieros), salvo que ahora, a diferencia de lo que ocurría en Mass Effect 2 donde los aliados apenas contaban con tres poderes efectivos para desarrollar, ahora contaremos con uno más. Además ahora, el soldado (al menos) dispone de un "poder" completamente nuevo: ¡las granadas de fragmentación!, que pueden ser lanzadas a voluntad y sin restricciones de recarga. Su empleo de este tipo, como un poder, no es nuevo ya que desde el DLC de Kasumi se podían utilizar granadas cegadoras, pero parece que ahora se ha mejorado.

A esto hay que añadir, que será el jugador el que decida en que modo afectan esos mismos poderes pudiendo modificar los parámetros de esa bonificación directamente (tiempo de recarga, radio de acción, daño,…) según nos interese, y que estos mismos parámetros están relacionados o se pueden ver afectados por el nivel de rebeldía/virtud que tengamos.

P.D.: La barra de rebeldía que aparece en la primera captura se debe a que es una versión previa para el E3, de pantalla reaprovechada, según ha aclarado Casey Hudson en Twitter. No estará en la versión final.

5. Exploración


La SSV Normandía v3.0. ¿La explicación? Que la "vieja" Normandía SR2 era de Cerberus y la nueva es de la Alianza, y es la SR2, por que la versión de Cerberus no entra en el cómputo. Eso sí, el tuneado es feo de narices.
Si echabais de menos al Mako para explorar planetas creo que ya os podeis ir olvidando. Por lo poco filtrado, parece que se podrá desembarcar en ubicaciones diferentes de un mismo planeta lo que haría innecesario cualquier tipo de vehiculo de exploración (Mako o Hammerhead), aunque queda por ver sí eso ocurre siempre o si esos puntos diferentes de aterrizaje deben ser descubiertos previamente via sonda o via exploración directa. Personalmente no creo que se eliminen completamente estos vehículos y más teniendo en cuenta el intento de recuperarlos en Mass Effect 2 a posteriori después de las críticas recibidas. Todo es posible.

Rumore, rumore,…

He tenido noticias de otros añadidos pero las fuentes no son demasiado fiables, así que sin una confirmación visual sólo puedo calificarlas de rumores hasta una confirmación oficial.

– Nuevos peinados para Shepard. Casey Hudson ha dejado caer via Twitter, que Shepard dispondrá de ‘nuevos looks’. Ya tocaba, y más teniendo en cuenta los mods que hay para PC que demuestran lo que realmente se puede hacer con lo disponible.

– Un Meca perro. (Ed. Coleccionista) En los foros de BioWare ya se discute que nombre ponerle a la criatura. Su inclusión sería un claro guiño a la otra franquicia de la compañía, Dragon Age, en la que podías tener como animal de compañía un perro que te ayudaba en el combate. Si al final se certifica su presencia, yo, para el mio, no tengo dudas de cómo bautizarlo…

Eso es todo por el momento. Ahora toca esperar religiosamente hasta el 6 de Marzo de 2012.