Sorprendido con Dead or alive 5

No voy a mentir. Una de mis mayores pasiones en el mundo de los videojuegos son los juegos de lucha. Ya los jugaba desde bien pequeñito con los 3 Dragon ball butouden y Killer instinct de Super nintendo. Y mas tarde con algunos clásicos de nintendo 64.

 

En esta generación he disfrutado mucho de Street fighter 4, Tekken 6, y sobre todo Mortal kombat. Con esto creía que ya tenía todo visto esta generación, pero estaba equivocado. Me hice con Dead or alive 5.

 

Yo no soy realmente alguien al que le llame especialmente la atención las "japonesadas", por así decirlo. Eso es algo que podemos ver constantemente en este juego. Quizá sea lo que mas me repele sea esto, pero esto es una soberana tontería comparado con lo que mas me ha sorprendido: La jugabilidad.

 

Llamadme loco si quereis, pero ese estilo de lucha mas fluido y frenético me recuerda mucho a Killer instinct, concretamente a Gold. A esto le sumo el modo historia, un modo muy interesante, al que yo daba como una excusa para jugar, pero que me ha resultado algo más que eso. Vamos a sumarle también los modos que tiene cualquier juego de lucha, como el arcade. En modos de juego, nos queda un juego completito.He de decir que lo que más me queda por exprimir es el modo multijugador. Espero no tener problemas de conexión y partidas contra jugadores tramposos.

 

Como siempre y por desgracia, no todo puede ser perfecto. A mi gusto, comparado con otros juegos de lucha, Dead or alive 5 presenta un apartado técnico ligeramente inferior al de otros juegos del género. A pesar de tener detalles como el sudor de los personajes, o la suciedad de la ropa. Esto siempre bajo mi opinión personal.

 

La verdad,como juego de lucha me ha sorprendido, eso era lo que quería transmitir con este breve texto. Sé que esta entrada no es especialmente "brillante". Por eso he decidio preparar un especial para la semana que viene de recomendaciones de juegos para pasar un Halloween interesante. Creo que no defraudará.

 

Dicho esto, ¡gracias por leer y hasta la próxima!