Dragon Age : Origins, roleo sangriento

Ah, Dragon Age: Origins… sin duda, uno de mis juegos más amados que salieron en la ya pasada generación. Un videojuego de rol táctico desarrollado por Bioware y publicado en PS3, PC y Xbox 360 durante el año 2009. Su mundo, sus personajes, o su jugabilidad fueron algunos de los elementos que hicieron que me enamorase de él. A continuación, realizaré un repaso al cual considero un juego que ningún fan de los juegos de rol y en especial de las vacas sagradas del género debería perderse. Comencemos pues.

 

En Dragon Age: Origins nos meteremos en la piel de nuestro alter ego, creado por nosotros y el que tendrá un origen seleccionado por el jugador. Elfo del bosque, de la ciudad, enano plebeyo, o un noble humano. El origen nos servirá a modo de tutorial y para darnos un trasfondo interesante al comienzo del juego. Tras ello, seremos reclutados como un guardia gris, un miembro de una orden destinada a combatir la ruina formada por los llamados engendros tenebrosos, y liderada por un temible dragón demoníaco conocido como el archidemonio. Sin duda se trata de un argumento principal muy interesante y con elementos por descubrir (Os lo aseguro), aunque quizá haga gala de la misma tan poca originalidad como cualquier obra de fantasía épica.

A lo largo de nuestra aventura conoceremos muchos personajes, los cuales varios de ellos se unirán a nuestra causa. Morrigan, Alistair o Leliana son algunos de los muchos nombres que conoceremos, cada uno con su propia personalidad, transfondo e historia detrás. Podremos interactuar con estos personajes tanto a lo largo y ancho de nuestra aventura como en nuestro campamento, lugar donde podremos intimar con ellos.

 

El lore y todo lo que rodea a este en el juego es interesante y completo. Visitamos un mundo de fantasía épica totalmente inédito, y por ello tendremos un códice en el cual registraremos toda la información que recopilemos a lo largo de nuestra andanza (Y ya os adelanto que no es poca información). 

Por supuesto y como es obvio, el juego nos ofrece la posibilidad de realizar misiones y tareas secundarias, que complementarán a nuestra aventura. Sin embargo, este juego trata sobre la compleja trama principal y en las relaciones con nuestro equipo, por lo que las tareas secundarias no acabarán teniendo gran transcendencia. Todas nuestras andanzas quedarán registradas en nuestro diario, en el cual gestionaremos las misiones y podremos consultar sobre ellas.

Desde el mapa podremos ir a cualquier zona que hayamos descubierto o que tengamos por descubrir. Tan simple como seleccionar la zona y esperar a que lleguemos. No podremos explorar en un mundo abierto, el juego está dividido en niveles. Destaco que diversos eventos pueden ocurrirnos durante nuestros viajes.

 

Sobre la jugabilidad, el juego presenta un sistema de combate táctico muy completo. Existen numerosas posibilidades para nuestros personajes, numerosas habilidades y elementos para desarrollar a cada personaje de forma única. Desde elegir un tipo de personaje (Guerrero, pícaro, mago…) hasta especializarlo y convertirlo en un templario. Tendremos que estar atentos a las características de los personajes y a preparar estrategias mediante la opción ideada para ello si queremos tener éxito en nuestra historia. Ordenar al mago que nos cure o al pícaro que descubra trampas en la zona puede poner la balanza a nuestro favor o en nuestra contra. Sin lugar a dudas la jugabilidad en lo que a combate se refiere es muy completa y de gran calidad. Quizá no tan profunda como la de Baldur’s Gate, antecesor espiritual de este juego, pero eso no es excusa para reconocer cuando otro juego hace las cosas bien.

La banda sonora de este juego es formidable. Considerada por la revista Forbes como una de las mejores BSO jamás creadas en un videojuego. Los diferentes temas y piezas nos acompañarán en cada momento del juego, convirtiéndolos a cada uno en algo especial. Capaz de transmitirnos calma en nuestro campamento, o animarnos a luchar durante los combates. No tiene desperdicio alguno.

Gráfica y técnicamente el juego tiene una buena calidad. Hay elementos que lucen muy planos, pero en líneas generales el juego cumple con creces. Donde sí destaca el juego es en su diseño artístico, que mejora el acabado visual. Mención especial a la grandísima cantidad de sangre y gore del juego, extremadamente violento. Acabaremos los combates bañados en sangre, aunque sólo le hayamos dado un mísero espadazo a nuestro advesario.

 

Para finalizar, Dragon Age : Origins es, vuelvo a repetir, una experiencia que ningún aficionado a los RPG debería perderse. Totalmente recomendado por mi parte, y más hoy día que está disponible una versión completa con sus DLC y expansiones llamada Ultimate. No teneis excusa para no adquiridlo. Por último, añadir que este juego tuvo una secuela, llamada Dragon age II, y también está planeada una tercera parte que verá la luz a finales de este año. Sobre Dragon Age 2 lo único que puedo deciros es… es… sólo… no lo juguéis esperando encontrar lo mismo que en Origins, ¿Vale?

Recomendación: Godzilla destroy all monsters melee

 
Aprovechando que hoy es nada más y nada menos que el estreno de la nueva película de Godzilla dirigida por Gareth Edwards, de la cual escribiré en cuando la vea, voy a aprovechar para escribir y comentaros sobre este videojuego, Godzilla: Destroy all monsters, el cual es en mi opinión el mejor videojuego que se ha realizado hasta la fecha basado en la historia del emblemático monstruo del cine nipón. Aunque he de deciros que no era algo demasiado complicado, puesto que la calidad de los videojuegos basado en esta franquicia nunca ha sido muy alta. 

Godzilla: Destroy all monsters en un videojuego de lucha lanzado en Xbox y en Gamecube durante los años 2002 y 2003. En el, manejaremos  a los diferentes monstruos que han ido apareciendo en las diferentes adaptaciones de Godzilla en Japón.

El argumento es sencillo, el juego comienza con una invasión alienígena (Así, como lo leéis) promovida por la raza extraterrestre de los Vortaak. Estos acaban usando su tecnología para tomar el control de la Isla Monstruo, y usar a los diferentes y terroríficos monstruos gigantes para sembrar el caos por nuestro planeta azul. Según la historia, uno de esos monstruos escapará a su control (El que seleccionemos como luchador en el modo arcade), y detendrá al resto de monstruos y a los Vortaak a base de combates en diferentes arenas por todo el globo.

El plantel de luchadores, es decir, de monstruos, es bastante variado, podemos tomar el control de Godzilla 90, Godzilla 2000, Anguirius, Destoroyah, Gigan, King Ghidorah, Mecha Godzilla I y II (Dependiendo de que versión, xbox o gamecube, estemos jugando), Mecha-King Ghidorah, Megalon, Rodan, y un monstruo secreto, Orga. También aparecera Mothra como un monstruo asistente.

El sistema de lucha es sencillo, podemos golpear con ataques fuertes, débiles, con la cola e incluso lanzar el característico rayo azul de godzilla (Cada monstruo tiene su ataque a distancia). Podremos agarrar y lanzar a nuestros adversarios, y usar el entorno para luchar y lanzar objetos. No es un sistema complicado, pero resulta efectivo para la diversión instantánea que busca ofrecer el juego. También existen diversos objetos que podemos recoger durante el combate que nos permitirán desde mejorar nuestras aptitudes físicas como la velocidad hasta realizar grandes poderes.

El juego cuenta con una buena diversidad de arenas de luchas, la mayoría de ellas son ciudades. Pasaremos por Londres, Seattle, Tokio, la propia Isla monstruo y acabaremos en la nave nodriza de los alienígenas. Cada escenario tiene sus propios elementos exclusivos, y podemos interactuar con él, de quemarnos con lava hasta lanzar barcos cargueros como proyectiles.

También nos encontraremos con diversos modos de juego, arcade, supervivencia, Vs, y hasta combates para cuatro jugadores. También existe una galería de ilustraciones bastante curiosa.

En el apartado sonoro, el juego cuenta con una BSO decente, sin más, y con unos efectos muy logrados. Escucharemos todos los gritos característicos de todos los monstruos, y he de mencionar que el juego se encuentra doblado al castellano.

En líneas generales, es sin lugar a dudas la mejor adaptación de Godzilla y sus "amigos" al mundo de los videojuegos. La pena es que se trata de un juego difícil de encontrar, pero que sin lugar a dudas merece estar en la estantería de cualquier seguidor de Godzilla que se precie.