Abróchate el cinturón… ¡VIRTUA RACING!

 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE
 
DESARROLLO: SEGA
 

PUBLICACIÓN: SEGA

 
AÑO: 1994

GÉNERO: VELOCIDAD

JUGADORES: 1-2

REVIEW

Llegó el momento de la verdad. Con el mono, el casco y los guantes puestos te dispones a correr la carrera más rápida de tu vida. Si estás preparado, echa la moneda y colocate en parrilla… ¡Estás en Virtua Racing!

Parecía algo imposible cuando SEGA dio la noticia de hacer una conversión para Mega Drive de su exitoso Virtua Racing, pero ahí le tuvimos y con un resultado espectacular. Desde la intro del juego ya se puede comprobar que V.R. no es una broma, 4 perspectivas diferentes, polígonos, rotaciones, zooms, scroll… ¡Todo a una velocidad de vértigo! Porque si pilotas un F1 tienes que dar por hecho que vas a sentir la velocidad, y esto se consigue gracias al prodigioso chip SVP de SEGA que llega a alcanzar la friolera de 23 Mhz/h, algo nunca visto antes… Supongo que no hará falta decir que el juego se desarrolla en un entorno totalmente poligonal (excepto los fondos, que son sprites…) que se mueve con una rapidez realmente vertiginosa y con perfecta suavidad, aunque correr a estas velocidades puede pasar factura y hay que atenerse a las consecuencias, por lo que tendrás que asumir que conducir un bólido como éste no va a ser fácil, a pesar de que responde con total perfección a las órdenes del pad. En pocas palabras, V.R. es un juego que se caracteriza por el avance tecnológico que supuso, pero también por su extrema dificultad.

 
    
 
En el apartado sonoro, la versión para Mega Drive de V.R. es prácticamente un calco a la recreativa, aunque como es lógico, la calidad es inferior. Las músicas son muy dinámicas pero el sonido FX deja que desear, y a pesar de que cuenta con toda la jerga audible de las carreras (motores, derrapes, choques, etc…) e incluso voces digitalizadas, el resultado podría haber sido mejorable.
 

 
Pero tanto tecnicismo no tendría sentido si no hay un buen juego detrás. V.R. nos brinda la posibilidad de correr en 3 circuitos (al igual que en la recreativa), ya sea para entrenar por libre (con posibilidad de jugar 2 jugadores simultáneos) o para competir en modo carrera contra 16 adversarios más controlados por la CPU, todo bajo unas condiciones puramente arcade. Por suerte, la jugabilidad está a la altura de las circunstancias aunque como he comentado antes, es un juego con un alto nivel de dificultad, y no porque el control o el diseño de los circuitos sea malo, sino por la propia naturaleza del juego. ¡Ponte el cinturón y coge aire!
 
 
 

PUNTUACIONES

GRÁFICOS: 96. Prácticamente insuperables, no verás nada igual.

MÚSICA: 85. Vibrantes músicas extraídas de la versión de arcade.

SONIDO FX: 79. Todo lo que se puede oír en las carreras: derrapes, tubos de escape, etc…

JUGABILIDAD: 93. Buen control, un auténtico reto debido a su gran dificultad.

 
TOTAL: 93. Increíble técnicamente, habría sido un título espectacular si hubiese contado con más modos de juego y con algún circuito extra. Aun así, V.R. seguirá siendo una experiencia sin igual en 16-Bit.

CONCLUSIÓN: V.R. es el juego de carreras por excelencia para Mega Drive, supone un prodigio de la técnica y un auténtico reto para el jugador. Si te gusta la velocidad, ¡hazte con él!

*TOP3: 1º Virtua Racing, 2º (pendiente), 3º (pendiente).