ETERNAL CHAMPIONS, ¿quieres vivir para siempre?

 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE
 

DESARROLLO: SEGA
 
PUBLICACIÓN: SEGA
 
AÑO: 1993

GÉNERO: LUCHA

JUGADORES: 1-2

REVIEW

 
Nos encontramos en algún lugar del tiempo y lo único que puedo decirte es que se va a montar una buena… Alguien está buscando pelea y aunque el refrán dice que "dos no discuten si uno no quiere", me da que no te queda otra que apretar fuerte los puños y aceptar la contienda porque de ello dependerá tu existencia. Lo más curioso del asunto es que deberás tomarte el reto como un regalo de la suerte, ya que según tenía premeditado tu propio destino, ibas a morir sí o sí. Así pues, aprovecha está gran oportunidad y acaba con todo aquel que ose cruzarse en tu camino, la recompensa puede ser aun mejor de lo que crees… Bienvenido a Eternal Champions.

Eternal Champions fue la respuesta de SEGA allá por 1993 al lanzamiento de Street Fighter II para SNES, aunque en esta ocasión voy evitar entrar en comparaciones (que ya se sabe que son odiosas…) y me limitaré a analizar este carismático título por  lo que fue en sí mismo… Para empezar, Eternal Champions cuenta con un apartado visual inmejorable; los escenarios (uno por luchador) son muy coloridos y dispares, podremos combatir en lugares tan variopintos como un pueblo fantasmal, un extraño planeta cubierto por agua, profundas selvas vietnamitas (con helicóptero de combate incluido), o incluso un ring futurista en el año dos mil no sé cuantos, los cuales cuentan con la animación de los elementos decorativos, así como del uso planos de scroll para dotarles de mayor profundidad. En cuanto a los luchadores, la principal virtud de éstos es su enorme tamaño y el generoso número de animaciones con las que fueron programados; otros aspectos como los menús o la pantalla de selección de luchador tienen un acabado muy elegante. En resumen, Eternal Champions se caracteriza por sus excelentes gráficos y por su peculiar acabado, sobre todo el de personajes y escenarios.

 
  
 
Al igual que ocurre con otros aspectos del juego, el sonido en Eternal Champions se puede definir con el adjetivo de "peculiar". Algunas melodías suenan de maravilla y otras no tanto, pero en cuanto a la composición de las piezas musicales se refiere, no se puede pasar por alto su calidad, muy acorde además con el perfil de los personajes y sus escenarios, creando así una atmósfera audiovisual perfecta. Los efectos de sonido están muy logrados, los golpes son realmente contundentes y las voces se reproducen claras y sin distorsionar, mientras que el resto de efectos sonoros están fielmente recreados y apoyan a la acción de forma sobresaliente.
 
   
 
Y por último, la jugabilidad, el punto más controvertido del juego. Lo que para muchos es una auténtica prueba de fuerza y resistencia, para otros es un bodrio injugable. Yo me encuentro entre los que opinan lo primero. Eternal Champions pone a nuestra disposición un total de 9 luchadores (un ladrón, un científico, una acróbata circense, etc… más un jefe final oculto) dotados con un elevadísimo número de movimientos, que además son bastante diversos. El control es prácticamente perfecto, los golpes especiales se ejecutan sin problema y si además te gustan los juegos difíciles, debes estar de enhorabuena porque para ganar un combate tendrás que sudar sangre. Eternal Champions incluye un novedoso sistema de magias que nos limita la ejecución de golpes especiales, cuyo único inconveniente es que el luchador controlado por la máquina no cuenta con dicha limitación, lo que hace que las peleas sean menos realistas. Otro aspecto destacable es la gran cantidad de opciones que el juego nos ofrece, además de las típicas para configurar a nuestro gusto los combates, tendremos la posibilidad de entrenar en unas originales salas específicas para ello. Por supuesto, podremos jugar solos o contra un amigo, y por cierto, los mas sádicos podrán calmar su instinto asesino gracias a los crueles "overkills" que a veces se dan al final de las peleas… ¿Alguien da más?
 
  
 


PUNTUACIONES

GRÁFICOS: 94. Gran uso del color y enorme tamaño de los luchadores.

MÚSICA: 89. Las músicas son muy buenas pero quizás les falte espectacularidad sonora.

SONIDO FX: 91. Efectos de sonido realistas y contundentes.

JUGABILIDAD: 93. Dificultad muy alta, excelente control y originales opciones.

 
TOTAL: 93. Eternal Champions fue un juego redondo que debería satisfacer a los jugadores más exigentes.

CONCLUSIÓN: Acertado contraataque de SEGA para rivalizar con los grandes juegos de lucha, Eternal Champions lo tiene todo para aquellos que busquen un gran juego y una alternativa a los clásicos del género. La creación de una saga no hubiera sido mala idea…

*TOP3: 1º Eternal Champions, 2º (pendiente), 3º (pendiente).