VECTORMAN, un nuevo héroe ha nacido

 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: BLUE SKY SOFTWARE

PUBLICACIÓN: SEGA
 
AÑO: 1995

GÉNERO: ACCIÓN

JUGADORES: 1

REVIEW

Estamos en al año 2043 y la Tierra se ha convertido en un vertedero tóxico donde los robots se dedican a limpiarla. Cuando su lider, Raster, se vuelve loco y les amenaza con destruir lo que queda del planeta, sólo Vectorman con sus alucinantes habilidades se presta para imperdirlo…

Cuando pensábamos que Mega Drive ya no podía dar más de sí, va y aparece Vectorman para demostrar lo equivocados que estábamos… Un nuevo icono de SEGA había nacido casi sin quererlo, lo triste es que tal vez se gestó fuera de tiempo, cuando la consola estaba dando los últimos coletazos y los jugadores estaban mirando en otras direcciones… Pero como nunca es tarde si la dicha es buena, la aparición de este peculiar robot fue el premio para aquellos usuarios de Mega Drive que renunciaron a dar el salto a las consolas de la siguiente generación, por lo que sólo unos pocos fueron los premiados de disfrutar de este deslumbrante cartucho de 32 megas (supongo que fueron 32…), cantidad que dio para diseñar un programa que lucía unos gráficos que llamaban a la puerta de los 32-Bit, gracias a futuristas entornos en 3D repletos de creatividad, con unos decorados de tonos oscuros en la mayoría de casos, recreando un futuro decadente gobernado por las máquinas y la tecnología, en el cual, el renderizado, los efectos de luz, las rotaciones, las transparencias, el scroll parallax, los grandes sprites y la psicodélia estaban a la orden del día… Sólo tienes que echar una simple ojeada a las imágenes para atestiguarlo… ¡Impresionante!

 


La estética futurísta del programa se ve acompañada por excelentes samples de música electrónica de influencias techno. Los efectos sonoros son tremendamente contundentes y cuentan con muchísima variedad, además se reproducen de forma magistral. ¡Eeehhh uuuoooh!
 


La complejidad técnica de Vectorman se ve contrastada por su simple concepto de fases (¡ojo!, no todas…), lo que desde mi perspectiva es un acierto total; la mecánica de juego es el resultado de combinar acción con plataformas, adornado con excentricidades, florituras y fuegos de artificio. Básicamente, se trata de llegar al final de cada fase saltándo entre plataformas, esquivando obstáculos y destruyendo a toda clase enemigos de aleación ligera, sin más. Lo peculiar del asunto está en que se entremezclan fases de ese estilo, con otras realmente originales en las que tendremos que hacer faenas de lo más variopintas, como "bailar" en una discoteca muy peculiar, reptar por una especie de laberinto de insectos en busca de la salida más cercana para evitar ser aplastados, e incluso reencarnarnos en locomotora y circular por una vías flotantes bastante inverosímiles… ¡Prodigioso! Otro aspecto que tiene relación con lo que acabo de comentar es que aquí el amigo es una especie de Mortadelo (sí, el del cómic…), ya que es capaz de "disfrazarse" de lo que requiera la ocasión: de taladradora, de bomba, de anfibio, de proyectil… ¡Vaya crack! El control es una delicia, aunque puede resultar complicado motivado por la asombrosa agilidad de Vectorman, que se acerca más al perfil de un deportista de élite que al de un robot… En cuanto a los típicos "añadidos" de cualquier juego, apuntar que podremos encontrar diversos power-ups (disparos, inmunidad, multiplicadores, etc…) dentro de monitores u otros tipos de artilugios, a veces escondidos en lugares recónditos… En fin, esto sería más o menos todo lo que engloba este sensacional videojuego. Por cierto, completarlo no es precisamente fácil, por lo que recomiendo tener paciencia en los momentos de mayor dificultad, que son unos cuantos… Luego no digáis que no os lo he advertido…
 
 

PUNTUACIONES

GRÁFICOS: 97. Una exhibición de recursos visuales en un entorno pseudo tridimensional; los movimientos de Vectorman y los efectos de luz son verdaderamente impactantes. Lo máximo que puedes ver en Mega Drive.

MÚSICA: 93. La música no podía haber sido mejor, la compenetración con la imagen es inmejorable.

SONIDO FX: 95. Sublimes, cualquier acción cuenta con su correspondiente FX; las voces de los robots son una pasada, la recreación es súper realista y mega limpia.

JUGABILIDAD: 92. Todos los aspectos relacionados con la jugabilidad son sobresalientes: el diseño de niveles, la efectiva mecánica de juego, el control, la dificultad, la duración total del cartucho, etc etc…

 
TOTAL: 92. Excelente programación, a nivel técnico es brillante pero es que a nivel adictivo no se queda precisamente atrás…

CONCLUSIÓN: Como dice el refrán, hasta el rabo todo es toro. A pesar de que en SEGA el futuro (o mejor dicho, el presente…) pasaba Saturn, aun tuvieron tiempo para dejar una joya más en el catálogo de Mega Drive, incluso tuvo una secuela… ¡Eso es!  

*TOP3: 1º Shinobi III: Return Of The Ninja Master, 2º The Revenge Of Shinobi, 3º Vectorman.