VIRTUA FIGHTER 2, ¡quién quiere polígonos!

 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: SEGA-AM2

PUBLICACIÓN: SEGA
 
AÑO: 1996

GÉNERO: LUCHA

JUGADORES: 1-2

REVIEW

El éxito de las máquinas recreativas llega a la consola Mega Drive de SEGA. Selecciona unos de los 8 luchadores y dale puñetazos al enemigo que ose cruzarse en tu difícil camino hacia Dural.

Virtua Fighter 2 es la conversión de uno de los pesos pesados de SEGA. La revolución de los polígonos fue una de las principales señas de identidad durante la segunda mitad de la década de los ’90, aun más a nivel arcade, aunque empezaba a ser algo habitual en los sistemas incipientes de 32-Bit. Desgraciadamente, esta característica era difícil de llevar a buen puerto en las consolas de 16-Bit, a pesar de que existieron pruebas de que con esfuerzo, o mejor dicho, con algún chip de apoyo, se podía realizar (Virtua Racing es la prueba). Debido a esto, el equipo de AM2 decidió crear un juego por medio de sprites aunque simulando el efecto poligonal y la verdad que el resultado fue, como poco, original. Lo primero que llama la atención es la sólida apariencia general, similar a la del arcade, con una estética totalmente "made in SEGA". Una vez en la arena, lo llamativo será el comportamiento de los elementos al moverse, en este sentido destaca el decente tamaño de luchadores pero sobre todo su forma de desplazarse, pareciendo auténticas figuras poligonales en lugar de animaciones. Los decorados juegan un papel fundamental en la creación del entorno virtual gracias a un curioso efecto de profundidad, y a unos movimientos nunca vistos antes en ningún otro juego de lucha. Y aunque el juego original es una exhibición de tecnología y recursos, la conversión de Mega Drive se comporta muy dignamente, los escenarios conservan sus rasgos característicos y están dotados de una apariencia muy luminosa. Mi conclusión es que considerando las limitaciones de hardware, los programadores supieron sacar las castañas del fuego.

 


Con el sonido sucede prácticamente lo mismo, no es la máquina pero lo simula, aunque también es verdad que podría haberse hecho un mejor trabajo, especialmente con los FX; las músicas son las mismas del arcade, suenan potentes y están muy presentes durante los combates. Los efectos sonoros son más irregulares, los golpes se reproducen con distorsión al igual que las voces, aunque la voz del narrador que presenta los combates es muy fiel a la de la recreativa.
 


La mayor virtud de Virtua Fighter 2 es su originalidad, ya que es un juego distinto al resto. La experiencia al principio es un poco extraña, la sensación de estar controlando luchadores poligonales que en realidad no lo son despista un poco, pero al cabo de un par de partidas, las sensaciones comenzarán a ser mejores. Controlar adecuadamente a los 8 luchadores es cuestión de práctica y paciencia, cada personaje tiene su propio repertorio de golpes y movimientos que tendrás que ir descubriendo combate a combate (u ojeando el manual de instrucciones…), pero antes advierto que la dificultad es muy elevada desde el primer momento, acentuándose aun más a partir del tercer enfrentamiento. La lucha se distingue por su marcado carácter de arcade, la prueba más evidente es el temporizador que contabiliza los segundos que tardamos en tumbar a cada adversario, lo que determinará nuestra posición en el ranking final de los triunfadores (si es que eres tan fiero como para conseguir plasmar tu firma…). Pues yo creo que ya está todo dicho sobre esta conversión de Virtua Fighter 2 para Mega Drive, un juego original como pocos, chocante al principio pero divertido en resumidas cuentas, que es lo realmente importante…
 
 

PUNTUACIONES

GRÁFICOS: 87. Escenarios coloridos y contrastados, el efecto de movimiento en el entorno está muy conseguido, así como el de los luchadores, que parecen polígonos. La atmósfera que rodea al juego es muy agradable.

MÚSICA: 82. Sobrias melodías para tipos duros, algunos temas son muy buenos.

SONIDO FX: 78. Los efectos sonoros son lo más débil del cartucho, hay un número decente de ellos y están bien adaptados pero no consiguen reproducirse con claridad.

JUGABILIDAD: 85. No es un juego perfecto aunque la experiencia es bastante gratificante.

 
TOTAL: 85. Lejos de la calidad de la impresionante recreativa, una conversión muy decente incluso con los recortes (lógicos…) que ha sufrido.

CONCLUSIÓN: Virtua Fighter 2 no es el mejor juego de lucha pero le sobra carisma para colarse entre los clásicos de Mega Drive. Si eres fan de SEGA tienes que jugarlo.


*TOP: 7º Virtua Fighter 2, 8º Fatal Fury, 9º Rise Of The Robots.