KID CHAMELEON, el niño maravilla


 
PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: SEGA

PUBLICACIÓN: SEGA

AÑO: 1992

GÉNERO: PLATAFORMAS

JUGADORES: 1-2

REVIEW

Muchos de los niños están jugando un juego llamado "Wild Side", el juego más reciente en la ciudad, ellos están desapareciendo. ¡Solamente El Camaleón, que es el más calmo, puede frustrar a Heady Metal y su pandilla de desalmados brutales!

Después de este impresionante texto introductorio extraído directamente de la caja del juego, doy paso a la review de Kid Chameleon, un fresco y divertido plataformas que recoge una gran cantidad de recursos típicos del género al que pertenece, combinados a su vez con otros ingredientes de cosecha propia, obteniendo como resultado una extraña mezcla que reúne innovación y "vieja escuela" a partes iguales.

 
Para mucha gente, Kid Chameleon es como una reencarnación de Super Mario Bros en Mega Drive, y en cierto modo, es verdad, ya que el aquí presente guarda relativas similitudes con el hijo predilecto de Nintendo, sobre todo en lo que a mecánica de juego se refiere, pero en todo caso, dejando muy claro que no se trata de un clon barato del bigotudo fontanero. Para empezar, el "niño camaleón" es capaz de transformarse en diversos alter egos: un guerrero samurai, un aspirante a caballero andante, un "punkrocker" del futuro con muy malas pulgas, emular a Jason en "Viernes 13", e incluso mutarse en hombre mosca (chico mosca, mejor dicho…), entre otros disfraces, cada uno con su correspondiente utilidad, evidentemente. Este sería el primer rasgo distintivo de Kid Chameleon. Otra característica del juego es el hecho de poder escoger rutas alternativas, las cuales nos llevarán a niveles distintos, por lo que cada partida cambiará en función de nuestras dotes exploratorias. El resto del juego no es especialmente novedoso, lo que no quiere decir que no sea capaz de sorprendernos, que seguro que sí, y es que la variedad de niveles y su inspirado diseño, las diferentes situaciones, los ítems, y la gran cantidad de enemigos diferentes, harán que estemos pegados al pad sin dejar jugar a nadie que no seamos nosotros, seguramente por esto, el juego incluye el siempre agradecido modo a 2 players. El control es una pasada aunque requerirá un breve proceso de adaptación, sobre todo para cogerle el tranquillo a los saltos.
 

A nivel gráfico, Kid Chamelon no es el mejor juego de Mega Drive, pero debemos reconocer que visualmente luce muy bien. Los escenarios son muy coloridos, con unos entornos muy diversos, aunque a decir verdad, no especialmente originales, más que nada por las temáticas, que son las típicas de selva, cavernas, ciudades, zonas de hielo, etc… Eso sí, por lo menos tiene playa, algo que ya nos gustaría tener a muchos… Los sprites no son demasiado grandes pero están bien animados, se podría decir que, técnicamente, lo mejor del cartucho es el scroll parallax de algunos fondos, algo muy propio de los juegos de Mega Drive.


El sonido, ni fu ni fa. Las músicas son molonas pero no gozan de demasiado carisma, lo más seguro es que no las tararees cuando dejes de jugar. Con los FX, pues más de lo mismo, ni son malos ni son gran cosa; variados, alguna voz digitalizada y poco más. Pongámosle un notable alto como nota global.
 


Como habréis podido observar, Kid Chameleon es un juego cuyas virtudes no residen en la parte técnica, que sin llegar a exagerar, tampoco está nada mal, sino que se encuentran en lo más importante, la jugabilidad propiamente dicha. Quizás las puntuaciones os lo dejen más claro…

PUNTUACIONES

GRÁFICOS: 84. No son espectaculares, pero son muy agradables para la vista. Lo mejor es la variedad de entornos, y el fantástico trabajo de scroll, muy suave y con varios planos en determinados escenarios.

SONIDO: 81. Lo que he dicho antes, no se te quedará grabado en el subconsciente pero consigue ambientar muy bien, que es de lo que se trata.

JUGABILIDAD: 92. Aquí es donde Kid Chamaleon se desmarca como un gran cartucho. Adictivo, fresco, con mucho ritmo, original en algunos aspectos, y largo, muy largo.

TOTAL: 92. Una excelente programación que va mucho más allá de lo que puede parecer tras un primer vistazo.

Lo mejor: Su buen hacer como plataformas, encabezado por el excelente diseño de niveles, las transformaciones del "prota", y su fresca mecánica de juego.

Lo peor: Pufff, no sé que decir… ¿el sonido quizás? ¡Ah sí! que no haya passwords.

CONCLUSIÓN: Estoy seguro de que a estas alturas os han quedado claros cuáles son los puntos fuertes de Kid Chameleon, así que, lo que ahora toca es jugarlo.

 
*TOP: 13º El Rey León, 14º Kid Chameleon, 15º Quackshot.
 
 
 
 
 

Lo mejor de Mega Drive

 
 
Lo prometido es deuda, aquí está el top de Mega Drive Zone Act 1 con los que según vosotros, son los 15 mejores juegos de la 16-Bit de SEGA. Estoy gratamente sorprendido del resultado de las votaciones (157 en total), se nota que la gente que ha participado sabe de qué va esto, por lo que creo que los resultados no os van defraudar, y aunque es cierto que no es una lista especialmente original, sí que hay relativas sorpresas… Por cierto, me gustaría aclarar tres puntos importantes; el primero, que el top pasa de diez juegos a quince, el motivo de este cambio no es otro que la increíble variedad de títulos reseñados, por lo que me parecía muy injusto que ciertos juegazos quedaran exentos del honor y la gloria; el segundo, que en caso de empate, los juegos se posicionarán por orden alfabético; y el tercer punto, que he dejado fuera del top al Sonic 3 & Knuckles por razones obvias, ya que en este caso estaríamos hablando de "2 juegos en 1". Y no me enrollo más, aquí tenéis el ranking definitivo, espero que sea de vuestro agrado, y muchas gracias de todo corazón a todos los que habéis participado, sin vosotros no hubiera sido posible.
 
 
 
 
 
  TOP 15

 
 
 
 


1º Sonic The Hedgehog 2

Cómo no, el genial erizo ha conseguido la plaza más alta de la tabla gracias a la que seguramente es la mejor de todas sus entregas. Un justo reconocimiento para un plataformas espectacular.
 
 
 
 
 


2º Sonic The Hedgehog

Siendo sincero, me habría encantado que el primer Sonic hubiera llegado a lo más alto del ranking pero la victoria en este top se vendía muy cara. Aun así, gran resultado, y sin lugar a dudas, un puesto más que merecido.
 
 
 
 
 


3º Streets Of Rage II

Ha estado peleando por la primera posición desde que comenzaron las votaciones pero finalmente, al igual que la ópera prima del erizo azul, se ha visto doblegado por Sonic The Hedgehog 2. En fin, qué vamos a decir ahora que no se haya dicho ya de Streets Of Rage II, un juego que nos ha marcado a todos…
 
 
 
 
 


4º Flashback

Juegazo donde los haya, me alegra verle tan arriba de la lista porque realmente lo merece. Uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, toda una exhibición de calidad a todos los niveles. Un cartucho irrepetible.
 
 
 
 
 

5º Gunstar Heroes


Estaba seguro de que el Gunstar Heroes llegaría lejos en el ranking, aunque sorprendentemente, no empezó muy bien que digamos. Por fortuna para los amantes de los juegos excelentes, el transcurso de las votaciones le puso en el lugar en el que debía estar, nada más y nada menos que en un dignísimo quinto puesto.
 
 
 
 



6º Aladdin


La sexta plaza de Aladdin es la confirmación de que los megadriveros son agradecidos y tienen memoria histórica. Un juego que en su día nos fascinó, para qué negarlo…
 
 
 
 
 


7º Dynamite Headdy


Otro título "made by Treasure" que se cuela en el top. Personalmente, este Dynamite Headdy me parece una auténtica pasada de título, el ejemplo perfecto de lo que tiene que ser un buen plataformas. ¡Bravo por todos los que le habéis votado!
 
 
 
 



8º Shining Force II


Tengo la insensatez de decir que a estas alturas de la vida, aun no he jugado al Shining Force II pero prometo que queda pendiente una viciada como Dios manda para un futuro, espero que cercano. Todo lo que he oído sobre este juego son alabanzas, seguro que por eso ha llegado hasta el octavo puesto del ranking.
 
 
 
 



9º Soleil


¿Uno de los mejores Action/RPG de Mega Drive, o un burdo clon de Zelda: A link To The Past? A mí lo único que me importa es que disfruté como un niño con zapatos nuevos mientras lo estuve jugando. Soleil es un juego que tiene una magia especial, y eso es algo que sabemos los que nos hemos tomado la molestia de comprobarlo…
 
 
 
 



10º Sonic The Hedgehog 3


Como dice el refrán, "para gustos los colores". Según muchos fans de SEGA, la tercera entrega de Sonic supuso la aventura más excitante de nuestro admirado erizo en Mega Drive. Yo no lo tengo tan claro, pero lo cierto es que el Sonic 3 está entre los mejores 15 juegos de la consola, que no es poco precisamente.
 
 
 
 



11º Super Street Fighter II: TNC


40 megas son 40 megas, no sólo dan para hacer un juegazo como el que nos ocupa, también sirven para colocarlo entre los 15 mejores juegos de Mega Drive. En mi opinión, Super Street Fighter II: TNC es el mejor Street Fighter II, y a su vez, el mejor juego de lucha que jamás se ha hecho.
 
 
 
 



12º Thunder Force IV


Aun sigo sin entender cómo un juego tan impresionante como Thunder Force IV no ha quedado, como mínimo, entre los 5 mejores juegos de Mega Drive. En cualquier caso, e independientemente de tops, listas y demás parafernalias, este cartucho es una auténtica obra maestra del género shoot ‘em up y de los videojuegos en general.
 
 
 
 
 


13º Ecco The Dolphin


El tiempo pone a cada uno en su sitio y este ranking ha sido el ejemplo perfecto. Ecco The Dolphin es uno de los juegos más injustamente olvidados que yo recuerde, esta superproducción en 16-Bit ofrece al jugador una experiencia alucinante y única. Siempre lo he dicho y siempre lo diré, si este juego fuese de Nintendo, seguro que otro gallo cantaría…
 
 
 
 
 
 
14º Phantasy Star IV


Con Phantasy Star IV me sucede lo mismo que con el Shining Force II. Ahora mismo no puedo decir mucho más acerca de este RPG, pero confío plenamente en vuestro criterio. Me lo apunto también en la lista de futuribles…
 
 
 
 
 


15º Rocket Knight Adventures

Así como quien no quiere la cosa, esta simpática zarigüeya se ha colado entre los mejores juegos de Mega Drive, algo que, por lo menos a mí, no me ha pillado por sorpresa. Un juego que muestra mejor que ningún otro las virtudes de Konami en todo su esplendor.