SHINING FORCE II, rompiendo el encantamiento

 

PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: SONIC! SOFTWARE PLANNING

PUBLICACIÓN: SEGA

AÑO: 1993

GÉNERO: RPG

JUGADORES: 1

Shining Force II ocupa por méritos propios un lugar de privilegio dentro del extenso mundillo de los RPG. Su inspirada mecánica de estrategia por turnos fue la clave que le permitió destacar entre sus contemporáneos, mérito que debe atribuirse al inteligente sistema de combate estilo tablero de ajedrez que distinguió a la serie Shining Force desde sus inicios, por el cual los personajes pasarían a la acción de forma sencilla sin necesidad de perderse en planteamientos enrevesados, ni en farragosos cuadros de texto poco intuitivos. Pero el encanto de SFII no reside únicamente en el sistema de combate, sino en un cúmulo de factores, comenzando por la libertad de exploración y la historia, que pese a no ser extremadamente compleja ni original conseguirá mantener el interés del jugador. Otro papel importante recae en el extenso elenco de protagonistas que tendremos a nuestra disposición, cada cual con sus propios rasgos, en el que la voz cantante la llevará un valeroso joven llamado Bowie, cuya presencia será indispensable para seguir adelante en la aventura. Con todos estos elementos como columna vertebral del juego emprenderemos una dura campaña en la que no faltará ninguno de los clichés de todo buen cuento tolkieniano que se precie, todo ello marcado al son de una curva de aprendizaje perfectamente confeccionada que convierten a SFII en el juego más completo de la serie en el terreno de los 16-bitios.

G: 79  S: 91  J: 92 – PUNTUACIÓN TOTAL: 92

*TOP: 4º The Story Of Thor, 5º Light Crusader, 6º Shining Force II.

WORLD OF ILLUSION, protagonizado por Mickey Mouse & Donald Duck

PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: DISNEY SOFTWARE

PUBLICACIÓN: SEGA

AÑO: 1992

GÉNERO: PLATAFORMAS

JUGADORES: 1-2

 

De ilusiones también se vive, dijo aquel, y de ilusión estuvo viviendo SEGA durante una temporada. El pistoletazo de salida lo dio el entrañable Castle Of Illusion, siendo tal la recompensa obtenida que a SEGA le pareció buena idea lo de seguir lanzando para sus consolas títulos protagonizados por la archiconocida estrella de Disney, el Sr./ratón Mickey Mouse. Castle Of Illusion, Land Of Illusion, Legend Of Illusion, y por supuesto, el juego en el que nos vamos a parar, que no es otro que World Of Illusion, posiblemente el más espléndido entre todos los nombrados. Si había algo que caracterizaba a esta ristra de juegos, y por ende, a World Of Illusion, era el brillantísimo apartado audiovisual. Las posibilidades que brindaban los 16-Bit llevarían la experiencia al escalón más alto, con unos gráficos que por momentos nos harían preguntarnos si estábamos ante un videojuego o si realmente se trataba de otra de las mágicas películas de Disney. En definitiva, un regalo para los sentidos que para nada se veía empañado por el apartado jugable, que si bien peca de ser algo complaciente, mantiene el tipo de sobra gracias a una mecánica plataformera sencilla pero eficaz, en la que el broche de oro lo pone un ingenioso sistema cooperativo para 2 jugadores. Obras como ésta son la excusa perfecta para sacar la Mega Drive del trastero y perder las nociones de tiempo y espacio, transportándonos a un mundo de fantasía donde los problemas y las responsabilidades nunca tendrán que ver con nosotros… 

G: 94  S: 94  J: 92 – PUNTUACIÓN TOTAL: 92

 

*TOP: 19º Ghouls’N Ghosts, 20º World Of Illusion Starring Mickey Mouse & Donald Duck, 21º Taz-Mania.

THUNDER FORCE II, el imperio contraataca

 

PLATAFORMA: MEGA DRIVE

DESARROLLO: TECHNOSOFT

PUBLICACIÓN: SEGA

AÑO: 1989

GÉNERO: SHOOT ‘EM UP

JUGADORES: 1

El excelso catálogo de shoot ‘em ups de Mega Drive comenzó a forjarse muy temprano gracias a títulos como Thunder Force II. Como en el cuento del patito feo, TFII es el peor considerado entre todos sus hermanos, desterrado injustamente por la mayoría de jugadores a un segundo plano, o lo que es más grave, a veces al olvido, circunstancia que nunca he llegado a comprender y que sólo puedo atribuir a la falta de oportunidades, o por qué no decirlo, a la ignorancia. Considerando la fecha de lanzamiento, TFII es un videojuego que rebosa virtuosismo en forma de píxeles y melodías, acercando a los pocos privilegiados que tenían por entonces una Mega Drive las experiencias que se vivían en los bares y salones recreativos. La variedad de perspectivas y las evidentes mejoras gráficas le diferencian de su predecesor, haciendo de TFII un juego mucho más impactante cuya mayor virtud será su irreductible adicción. Por supuesto, las extremas dosis de espectacularidad, frenetismo, dificultad y buen gusto que caracterizan a la serie están presentes en esta entrega, lo cual evidencia que fue TFII quien mostró el camino a seguir al resto de la saga… Que quede claro.

G: 89  S: 93  J: 91 – PUNTUACIÓN TOTAL: 91

*TOP: 7º Jungle Strike, 8º Empire Of Steel, 9º Thunder Force II.

Especial periféricos: Mega Drive 32X

Los que me conozcan un poco sabrán de mi predilección por SEGA como compañía creadora de videojuegos. Desde la Master System a la Dreamcast, pasando incluso por el Mega-CD, todos los pasos que dio SEGA a lo largo de su época "dorada" contaron con mi humilde aprobación… Todos excepto uno. Poner de vuelta y media a la máquina de la que quiero hablaros sería irme a lo fácil y quedarme en los aspectos más superficiales, y tampoco me apetece. Mi primer contacto con el 32X parte de una curiosa anécdota que en todo caso contaré en otra ocasión, el quid de la cuestión es que tuve este add-on en mi casa allá por el año 2000, y lo cierto es que pasó por mis manos sin pena ni gloria… o qué cojones, sólo pasó con pena porque apenas disfruté de él. Catorce años después no quiero caer en el mismo error, así que intentaré tratar el tema con el máximo optimismo posible. Ahora sabemos que las entrañas de SEGA en aquellos días eran un auténtico caos, con SEGA Japón por un lado y SEGA América por el otro. Sólo había una cosa clara -clara para la mayoría de consumidores, que no para la empresa- y es que el 32X no debería haber salido nunca porque no tenía ningún sentido. Pero la máquina salió, y más allá de su insuficiente catálogo, visto desde un punto de vista técnico-contextual el engendro tenía su puntito, ya que tener a una Mega Drive dopada luchando frente a una incipiente PSX de Sony hubiera sido un episodio más que morboso, aunque hubiéramos tardado poco en predecir el resultado de dicho enfrentamiento… En fin, no sé por qué me meto a defender una máquina que es prácticamente indefendible, pero mi deuda emocional con la compañía del erizo me lleva a ello, y como además he dicho que voy a ser optimista, prefiero quedarme con lo positivo. Y en este momento os preguntaréis, ¿positivo? ¿acaso hubo algo positivo? Y yo diré que sí, como fue el hecho de haber contado antes de hora con un cacharro de 32-Bit dotado de un hardware poderoso y extraño a partes iguales, que aunque se podría haber exprimido muchísimo más, por fortuna para sus compradores dio algunos frutos que aún hoy se pueden ingerir, llámense estos Virtua Racing Deluxe, Virtua Fighter, Metal Head, Colibrí, Sonic Chaotix, Doom, Star Wars Arcade… Otra pregunta sería, ¿qué habría pasado si SEGA hubiese hilado más fino en aquellos tiempos? La respuesta a esta pregunta quizás os la dé una tal Saturno…