El club de los 20 (by robotnik16)

 
 
Los que vengan siguiendo la actividad del blog desde sus comienzos seguramente se acuerden del top juegos de MD que elaborásteis hace tiempo entre unos cuantos. Pues bien, esta vez seré yo quien se moje eligiendo los veinte mejores títulos de la 16-bitios de SEGA. Como sabréis, la confección de un top puede variar en función del pie con el que te levantes ese día de la cama, a mí me ha salido éste, quizás en otra época hubiera sido distinto aunque estoy convencido de que muchos de los juegos seleccionados seguirían siendo los mismos. Dicho esto, también digo que me ha sido imposible hacer una selección totalmente objetiva, la nostalgia y los recuerdos juegan un papel importante en esto de las consolas y yo tampoco puedo escaparme de ello, de todas maneras, creo que este ranking refleja bastante bien mis gustos y las posibilidades de la negra. Soy consciente de que se han quedado fuera auténticos juegazos pero esto es lo que hay, no puedo engañarme a mí mismo… Ya me diréis qué os parece, espero vuestras impresiones.
 
 
 
 
 
TOP 20 (20-11) 
 
 
 
 
 
20º Pier Solar
 
  
 
Comencemos el ranking con la ópera prima de Watermelon, que aun habiendo llegado con bastante desfase temporal ha conseguido hacerse un pequeño hueco dentro de mi ya añejo corazón videojueguil. Pier Solar es un rpg único dentro del catálogo de la consola, ya que ofrece una experiencia de juego distinta -lo más parecido en Mega Drive lo encontraríamos en Phantasy Star IV y tampoco estoy seguro de ello-. Lástima que la fobia a desprecintar juegos nuevos haya privado a muchos de disfrutar de esta trascendental epopeya rolera, sospecho que debo ser el único por estos lares que se lo ha terminado… 
 
 
 
 
 
19º Vectorman
 
  
 
Vectorman es un juego que nunca defrauda,  siempre que se le necesita ahí está él con su fresca fórmula de juego y con ese espectacular apartado audiovisual, haciendo que nos preguntemos dónde estaban los límites técnicos de una consola que por aquel momento tenía pie y medio en los contenedores de electrodomésticos obsoletos. Así es la vida, y así de espontáneo es este extraño pero a la vez extraordinario videojuego.
 
 
 
 
 
18º Virtua Racing 
 
 
Aun a día de hoy sigo flipando con esta “garrulada” de la programación en 16-Bit, y es que parece mentira lo que el equipo de AM2 consiguió meter en un cartucho para Mega Drive de tan sólo 24 megas. Virtua Racing ha pasado a la historia -o por lo menos, a mi historia- por sus inimaginables gráficos poligonales, por una velocidad que estaba al alcance de muy pocas máquinas y por un apartado jugable que no se resiente ni por la escasez de circuitos. Pasarán cien años y me seguirá pareciendo increíble.
 
 
 
 
 
17º Earthworm Jim
 
 
El lanzamiento comercial de Earthworm Jim fue algo que me pilló totalmente por sorpresa, y es que mis fuentes de (des)información por aquellas fechas se limitaban únicamente a las pocas revistas ¿¿especializadas?? que tenía pululando por casa. Lo más que puedo decir de Earthworm Jim es que pocos juegos me han impactado tanto artísticamente y lo mejor de todo es que no se queda en eso, detrás de su espléndida tarjeta de presentación se encuentra uno de los plataformas más imaginativos, locos y divertidos que te puedes echar a la cara. Para mi gusto, Earthworm Jim es el mejor trabajo realizado por David Perry en la era 16-Bit, superando incluso al magnífico Aladdin, otro juegazo que también se las trae… 
 
 
 
 
 
16º Ranger-X
 
 
Creo que ya lo he contado alguna vez pero por si acaso lo vuelvo a repetir. La cosa es que cuando supe de la existencia de este juego pensaba que estaba ante uno de esos cartuchacos de tropecientos mil megas que había en Neo Geo, pero resultó ser que no, que las espectaculares imágenes que salían en las revistas eran de un juego que pertenecía a una consola que me era mucho más familiar, precisamente mi querida Mega Drive… Sobra decir que este Ranger-X pasó a ser uno de mis mayores añoranzas de la época, y como era de esperar, un tiempo después está aquí a mi lado mientras escribo estas líneas. ¡Tremendo!
 
 
 
 

15º Ecco The Dolphin
 
 
No comprendo cómo puede haber gente aficionada a este mundillo que siga sin reconocer la calidad de este pedazo de juego. Entiendo que pueda gustar más o menos porque la idea no es fácil de digerir, pero lo que es innegable es que este cartucho fue una superproducción casi sin precedentes que ofrecía al jugador una propuesta de lo más original e innovadora. Nos encanta la estética cyberpunk, los vampiros, los héroes de fantasía adolescentes o los mundos de tuberías, pero parece ser que los misterios que se esconden en el fondo del mar no son de interés general. Qué bien saben vender algunos…
 
 
 
 

14º Flink
 
 
Debo reconocer que me siento muy afortunado por haber conseguido este fantástico cartucho antes de que la asquerosa especulación hiciera casi imposible la adquisición de videojuegos retro. Flink es uno de los títulos más maravillosos que he jugado nunca, recuerdo que fue la acertadísima recomendación de un amigo -nintendero, por cierto- lo que me animó a alquilarme el Flink en el videoclub del barrio y desde entonces el juego quedó grabado en mi memoria para siempre. Flink es un plataformas no demasiado complejo aunque sí extremadamente cautivador, el binomio que forman sus gráficos y su progresiva jugabilidad hacen de este juego algo mágico.
 
 
 
 
 
13º Castlevania: The New Generation
 
 
Siempre he pensado que la saga Castlevania está algo sobrevalorada más allá del terreno ochobitero pero contradictoriamente a mi propia opinión, uno de los juegos que más me gustan de Mega Drive es este Castlevania: The New Generation. Será su cuidada ambientación, será la sencilla y directa jugabilidad, el caso es que esta crónica vampírica me transmite sensaciones que posiblemente ningún otro juego de la consola consiga, supongo que ahí es donde entra en acción la tan alabada esencia Konami…
 
 
 
 
 
12º Wonder Boy In Monster World
 
  
 
Este juego son palabras mayores. Otro de los muchos títulos que pasaron sin pena ni gloria por este mundillo de píxeles y planos de scroll, y del que fíjate tú, tengo la sensación de que a viernes 8 de agosto de 2014 sigue estando en un punto más o menos parecido. Se habla hasta la saciedad de Zeldas, se pagan cantidades ingentes por versiones castellanizadas de juegos como Soleil, y sin embargo no se hace excesivo caso a un juego que, como poco, es igual de grande que los dos que acabo de mencionar… Wonder Boy In Monster World forma parte de los juegos que más he gozado en mi vida, lo mínimo que puedo hacer para ponerlo en su lugar es incluirle en este top personal de los mejores juegos de Mega Drive.
 
 
 
 
 
11º FIFA International Soccer
 
 
Y con este juego llegamos al éxtasis total. A pesar de que los Cash Converters le han dejado en los últimos años a la altura del betún, la realidad es que hubo un tiempo, en el cual, aquí el amigo fue el principal tema de conversación de todos los corrillos de patio de colegio, y no es para menos porque FIFA International Soccer significó la auténtica revolución de los juegos de fútbol, y eso lo sabemos mejor que nadie los que somos aficionados al deporte rey. Ni Kick-Off, ni Sensible Soccer, ni ná de ná… el FIFA -el auténtico- ha sido y será el punto de inflexión en los juegos de fútbol, un año casi que me tiré para poder alquilarlo porque siempre estaba pillado, creo que eso lo dice todo…
 
 
 
 
 
TO BE CONTINUED…