Deportistas legendarios que tenemos el privilegio de ver (PARTE 2: MICHAEL SCHUMACHER)

Buenas tardes!!!!!!!!

En España la Formula 1 arrasa en la audiencia, el efecto Alonso despertó ya hace algunos años una especie de fiebre por este deporte; todo el mundo entiende de telemetrías, neumáticos, número de paradas, difusores, motores, amortiguadores…etc. 

 

Antes de Alonso… ¿Existía la Formula 1? Pues se ve que si, solo que sus retrasmisiones tenían una audiencia paupérrima en la 1 de TVE y a nadie le importaba una mierda. Yo comencé a ver la formula 1 de pequeño, observando los duelos entre un finlandés llamado Mika Hakkinen (bicampeón del mundo y autor del mejor adelantamiento de la historia de este deporte) y un joven alemán por aquella época llamado Michael Schumacher, ya bicampeón con Benneton y que amenazaba con marcar una época. 

A el le dedico esta entrada sobre deportistas legendarios que tuvimos el privilegio de ver, la primera estuvo dedicada a Roger Federer, y esta segunda al Kaiser, espero que os guste. 

 

Schumacher nunca fué un tio facil, lo cierto es que ningún compañero o ex-compañero de el tiene buenas palabras del alemán: egoista, enfermizamente competitivo, extremadamente agresivo en la pista, manipulador…etc.

Ganar 7 títulos mundiales de F1 exige un peaje caro. 

Su comienzo en la Formula 1 fué fulgurante. Tras un breve paso por la escudería Jordan, en 1992 ficha por Benneton bajo la batuta de Flavio Briatore (que de aquella época todavía no se dedicaba a organizar accidentes), consiguiendo un meritorio 3º puesto en el mundial con un coche inferior. Sin embargo, conseguiría los títulos de 1994 y 1995 con relativa facilidad, desatando la locura en el mundo de la F1, que no veían techo a la carrera del joven alemán. 

En 1996 Michael hace las maletas, fichando por Ferrari, el gigante italiano que llevaba desde 1979 sin ganar un mundial de pilotos. Su intención era clara: buscaba marcar época, ser el mejor piloto de la historia.

Con permiso de Senna, podemos decir que consiguió su objetivo.

Sin embargo, a Schumi le costó ganar su primer entorchado con la escudería roja, sufriendo numerosas decepciones, destacando su famoso incidente con Villeneuve en Jerez, acción en la que el piloto alemán intentó echar al francés de la pista colisionando contra él. En 1998 y 1999 no consiguió tumbar al finlandés Hakkinen, pero su dictadura estaba a punto de nacer.

 

Fué en el año 2000 cuando se inició la "era Schumacher". 5 años de dictadura en la que el alemán conseguiría otros tantos títulos mundiales y destrozaría todas las estadísticas habidas y por haber. Ferrari le contrata a un segundo piloto de lujo, el brasileño Rubens Barrichello, que acabaría hasta los cojones  ligeramente disgustado del trato de favor de Ferrari hacia el alemán. 

Mucha gente resta méritos a las victorias del alemán por este hecho. Yo no creo que haya sido así, pienso que Michael fué muy inteligente en la gestión de su carrera.

Tras la consecución de su primer título en Ferrari en el año 2000, firma la ampliación de su contrato reflejando en una de sus clausulas que su telemetría no podía ser compartida con su compañero, pero no en sentido contrario, con lo que se aseguraba estar como mínimo al nivel de su compañero en cada una de las carreras.

 

En 2004 alemán estaba en la cima de su carrera, con 7 títulos mundiales y ya practicamente todos los records batidos. No tenía rival en el mundial. Y en esto llegaron Alonso y Lobato. 

La historia es sabida. Alonso gana los títulos de 2005 y 2006 para alegría de los españoles (y de Lobato en especial) y Schumacher se retira al finalizar la temporada 2006. 

El titular estaba claro: "Alonso retira a Schumacher" 

Viva la exageración. 

Veamos, considero a Alonso un grandísimo piloto, probablemente el mejor de la actualidad, pero lo de que Alonso retiró al alemán es completamente falso. Me explico:

Schumacher afrontó la temporada de 2005 con un coche infinitamente inferior a Renault y Mclaren, en el que tan solo ganó una carrera, la de Indianapolis (en la que corrieron 8 coches si os acordais por el problema de neumáticos de los michelín), y ya en 2006, con un coche competitivo, era virtual campeón a 2 carrera del final, en las que le bastaba con quedar por detrás de Alonso. Sin embargo, en Suzuka (creo recordar) se le rompe el motor y de nada le vale ganar la última carrera.

 

Ya retirado, Schumacher nos dejó clara una cosa: se aburría en casa. Probó todos los deportes habidos y por haber: futbol, futbol sala, esquí, superbikes (donde casi se mata)… hasta que decide volver a la F1 en 2010 bajo la batuta de su antiguo patrón: Ross Brawn.

Sin embargo, su nueva andadura en la competición no esta siendo que digamos brillante. En la mayoría de las carreras clasificado por detrás de su compañero de equipo y cometiendo numeros errores, aunque de vez en cuando alguna genialidad como la salida del otra día. 

Para finalizar, la pregunta recurrente: ¿Es el mejor de la historia?

Por números no hay duda:

 

  • 7 títulos mundiales de F1, el más laureado de la historia.
  • Mayor número de victorias: 91.
  • Más podios conseguidos: 154.
  • Más poles conseguidas: 68 . 
  • Más puntos totales conseguidos: 1369.
 
Que Lobato no se enfade, pero creo que es el mejor de todos los tiempos sin discusión, o al menos es el mejor que yo he visto.
 
Toca sufrir viendolo luchar por los puntos. Esperemos que todavía nos haga disfrutar con alguna victoria antes de retirarse definitivamente.
 
Espero vuestros comentarios.
 
Un saludo.