Análisis Sonic Generations

Buenas!!!! 

Ya estamos en Septiembre,el verano toca a su fin y lamentablemente mi situación de empleadotambién, vuelvo al club de los sin chollo, un club por cierto cadavez más numeroso (lamentablemente). Entre eso y el sablazo que mesupuso ver como mi finiquito descendía aproximadamente a la mitad delo que cobré el año pasado gracias a Mariano y su fantásticareforma laboral (las barbas se las afeitaba yo con un soplete…),pues como que estoy un poco a la espera de como evoluciona miexistencia.

En fin, no voy a dar másla chapa, y tras varios meses sin publicar nada en Gamefiliapublicaré algo y de paso mato un poco de tiempo, algo ligerito pararetomar el capitulo de entradas, un pequeño análisis sobre SonicGenerations.

 

 

Yahabía probado este juego poco después de su lanzamiento en casa deun amigo en su versión de PS3, y lo cierto es que me dejó un gransabor de boca, pero sin embargo no me hice con el hasta junio (cosasde la economía), cuando lo encontré de segunda mano en el Game por12,95 (creo recordar).

Conel en casa, me puse al chollo, y la verdad es que es un juegorealmente curioso…

Unaño después de su lanzamiento, la historia de este juego esconocida por todos: se trata de un homenaje de SEGA a su mascota, unrepaso por sus 20 años de historia en los que el erizo protagonizóalgunos de los mejores juegos de plataformas de la historia (sobretodo en su etapa inicial de MegaDrive).

Vistodesde la distancia, podemos decir que Sonic fue una especie de niñoprodigio: asombró durante su más tierna infancia en la época deMega Drive, se desmadró durante su adolescencia con borracheras enlas que se disfrazó de lobo, peleas con espada…etc, y se empieza aestabilizar en su madurez.

SEGAnos ofrece en esta ocasión un título en el que intenta mostrarnosalgunos de los mejores momentos protagonizados por su mascota enestos 20 años de historia, sin embargo contando con la novedad deque cada una de las fases que componen este título puede ser jugadapor el Sonic clásico (gordito, mudo y con los ojos negros) y elSonic moderno (largo, ojos verdes, charlatán y caní), con lajugabilidad clásica de cada uno: por un lado el Sonic clásicocorrerá por nuestras pantallas desde una visión en 2D, scrolllateral y una jugabilidad similar a la de los títulos de Mega Drive,mientras que el Sonic moderno contará con una jugabilidad másfrenética, en 3D y muy cercana a la ya vista en “Sonic Colors”.

 

 

Volverán viejos enemigos…

 

 

Lahistoria es simplona, pero es un Sonic, no un Final Fantasy. En el cumpleaños de Sonic irrumpe una especiede monstruo que envía al erizo y sus amigos atrás en el tiempo,bloqueando los diversos mundos que Sonic recorrió en su largoperiplo por los diversos juegos que protagonizó. Lo que tendremosque hacer es ir superando los diversos niveles que se nos presentantanto desde la versión clásica como la moderna.

Encuanto a los niveles, lo cierto es que tanto la elección como eldiseño están realmente bien, aunque es posible que el título sequede un poco corto en cuanto a su modo historia. Se nos presentanlos siguientes escenarios separados en tres eras:

  1. ERA MEGADRIVE

    • Green Hill Zone

    • Chemical Plant

    • Sky Sanctuary Zone

       

       

  2. ERA DREAMCAST/128 BITS

    • Speed Highway

    • City Scape

    • Seaside Hill

       

  3. ERA MODERNA

    • Crisis City

    • Rooflop Run

    • Planet Wisp

Comoveis, la selección de niveles abarca las distintas épocas de lamascota de SEGA. A estas zonas hay que sumarles un jefe final porcada una y algunos rivales importantes con los que tendremos quebatirnos. Para mi gusto, habría incluido muchas más zonas de la eraMegaDrive, pero bueno, lo cierto es que todas ellas han sidorediseñadas de manera notable, siendo una delicia jugarlas sobretodo con el Sonic clásico, plataformero cien por cien. 

 

Sky Sanctuary, mi nivel favorito… 

 

Gráficamenteel título está a gran nivel. No es una bestia pero cumplesobradamente, digamos que es un título gráficamente “bonito”,que en ocasiones recuerda a una película de animación. La únicapega en este sentido son algunas ralentizaciones puntuales.

Porotra parte, la música es uno de los puntos fuertes de este título,presentándonos los temas clásicos de las zonas en cuestión. Raya agran nivel en este aspecto.

Lajugabilidad habría que dividirla logicamente en 2 apartados. No hayqueja posible en cuanto a los controles del Sonic clásico, pues estáperfectamente implementada y las fases son una delicia a niveljugable y visual (Increibles bajo mi punto de vista Sky SanctuaryZone y Rooflop Run), haciendo que rememoremos los mejores momentos deMegaDrive.

Encuanto al Sonic moderno… digamos que notable. Lo cierto es que elcontrol es muy fluido y los bugs son muy aislados. La sensación develocidad es tremenda y cuando has superado las fases un par de vecesy conoces su estructura es realmente divertido… pero no llega nipor asomo al nivel de las fases con jugabilidad clásica, en ciertaparte por que el control del Sonic moderno en estático (en laspartes de plataformeo puro y duro) sigue siendo un poco tosco.

 

Momento mítico de Dreamcast…

 

Yqueda la duración del título que es quizá la mayor pega, ya que,como antes he comentado, el modo historia puede resultar un pococorto a pesar de la obligación de superar un numero de desafios parapoder avanzar entre las diversas eras. Son estos desafíos los quealargan la vida del título, ya que son realmente numerosos y algunosmuy divertidos.

Enresumen:

JUGABILIDAD:9

GRÁFICOS:8,5

SONIDO:9,5

DURACIÓN:6,5

DISEÑO:9

DIVERSIÓN:9

NOTA FINAL: 8,6

Conclusión: SonicGenerations es un gran título de plataformas que rinde un granhomenaje a uno de los personajes más importantes de la historia dela industria. A pesar de su corta duración, nos ofrece un títuloque sabe tirar de nostalgia y consigue divertir en sus dos modosjugables, apoyándose en un gran rediseño de niveles. Probablementeestemos ante el mejor Sonic desde Sonic & Knucklesde MegaDrive, que es mucho decir (Si, para mi es superior a losAdventure). Un gran título para un gran personaje que parece quepoco a poco va recuperando su sítio.

 

 

Un saludo.