Análisis: The Legend of Zelda: Phantom Hourglass

Nunca es tarde para disfrutar de buenos títulos. La semana pasada comencé a jugar con este juegazo para la portátil de Nintendo, y ayer mismo lo finalicé. Si bien había probado anteriormente Wind Waker, el último Zelda que jugué en condiciones fue “A link to the past” en su versión de SNES. Sí chicos, servidor aun no ha probado esas maravillas para Nintendo 64, ni tampoco Twilight Princess de Wii.

Phantom Hourglass arranca con Tetra capturada por un misterioso fantasma, y como no, Link se lanza al rescate de su princesa. Fracasando en su misión cayendo al mar, despierta en una isla dónde se encontrará con un hada, Ciela, que le aconsejará visitar al sabio de la isla. Tras comentarle lo sucedido, éste nos aconsejará en los primeros pasos para recuperar a nuestra compañera.

Link y Linebeck

Tras resolver un primer puzzle y conseguir nuestra espada, iniciamos la exploración de la isla, el templo de rey del mar y pronto el océano junto a sus diferentes islas en el barco del avaricioso capitán LineBeck.

Que enemigos más cabrones XD

El buen uso del stylus es vital, de hecho es la base jugable del título, junto con el micrófono y la doble pantalla. Vamos, que aprovecha las principales características de la consola. La verdad es que es una delicia crear las rutas del bumerán o hacer a Link rodar hasta que se maree. Otro de los aciertos que más me ha gustado es la posibilidad de escribir en los mapas las pistas que vamos encontrando, o puzles que se basan en tener que dibujar en el mapa líneas para buscar un punto exacto.

Linebeck en todo su esplendor

Cosas que no me han gustado: corto, demasiado corto, y la dificultad es bastante sencilla, no sólo con los enemigos tradicionales sino también para resolver los puzles de los templos y para acabar con los enemigos finales-bastante sencillos todos-.

Uno de los primeros jefes finales

Hablando de diseño, pues en la línea de Wind Waker, unos lo verán como un acierto y otros no, a mi la verdad es que para la versión en Nintendo DS me encanta este estilo, dejando para Wii una versión más seria y oscura que pronto espero probar.

Redactando esta entrada, mi novia mientras jugando a Lineage

En general, me ha parecido un título muy completo y recomendable a pesar de su corta duración y su poca dificultad. Me parece un juego imprescindible para Nintendo DS que me ha abierto el apetito para empezar desde NES y jugar toda la saga desde el principio.

Nota: 9