Seguimos con zombies: Left 4 Dead

Estaba claro, ¿no? Con lo que me gustan los zombies no podía perder la oportunidad de probar Left 4 Dead. De partida comentar que no tengo mucho baggage con juegos de zombies como para hacer comparaciones. Si bien he jugado a las entregas principales de Resident Evil, no es una serie que realmente me apasione, así que realmente como antecedente a Left 4 Dead sólo tengo el excelente Dead Rising.

Pero vamos, tampoco hay lugar para una comparación porque el concepto de juego es totalmente opuesto. Dead Rising es amor a su estilo y Left 4 Dead también lo es, pero a su forma. Bueno, como dejo ver..Left 4 Dead no ha defraudado ni un ápice y es justamente lo que me esperaba. No es un juego perfecto, pero oye..es extremadamente divertido y con una ambientación de lujo.

Os tengo que ser sinceros, cuando empecé a jugar anoche en Xbox 360 estaba realmente acojonado. No había visto mucho antes del juego, sólo ciertas cosas básicas, y os podéis imaginar mi cara cuando veo entrar en la habitación dónde me encuentro a una horda entera de zombies hambrientos.

Por el momento sólo he disfrutado del modo offline, así que me queda probar lo que es quizás el punto más importante del cooperativo. Espero que sea ahora dentro de un rato, que hemos quedado algunos compañeros de la redacción para jugar. Lo que está claro, es que Left 4 Dead es un juego muy a tener en cuenta y que no se puede dejar escapar.