Hammerin’ Harry se actualiza

Seguro que más de uno se acuerda del mítico arcade Hammerin Harry, que la compañía Irem nos dejó disfrutar en recreativas, NES y SNES a principios de los noventa. Particularmente, el querido mueble arcade que albergaba este sensacional juego se tragó muchos duros de mi bolsillo, pues una cosa estaba clara el juego era adictivo Very Happy. Durante el juego el jugador controla a Harry que acompañado de su casco y martillo se las verá con enemigos, algunos más grandes que otros a lo largo de pantallas con desplazamiento horizontal.

 Y justo ahora, más de una década después, nos llega Hammerin’ Hero para PSP. Mismo concepto de juego, pero con nuevos elementos y modo multijugador (que no he tenido ocasión de probar). Mientras los sprites y demás elementos 2D pasan el testigo a objetos 3D con un acabado cel-shading, la jugabilidad se mantiene intacta pero añadiendo factores tan interesantes como poder cambiar de trabajo y con ello dando al protagonista (que ahora se llama Gen, nombre proveniente de la versión japonesa) nuevas técnicas de combate.

El juego la verdad es que es bastante corto (serán solo 12 escenarios), pero incluye mucho material a ser desbloqueado que nos cautivará hasta haberlo conseguido. Además no es un juego precisamente fácil y los niveles más altos requerirán mucha paciencia y habilidad.  Hammerin’ Hero es unn excelente retorno de un clásico y que no debéis dejar pasar. Jugadlo y disfrutad como antaño.

D-Fend Reloaded, vuelta a los viejos tiempos de forma fácil

Hace ya más de un año, en una de mis primeras entradas en Gamefilia hablé sobre ScummVM. Una genial máquina virtual para revivir las clásicas aventuras gráficas de LucasArts (aunque se han sumado otras tantas ajenas a Lucas) en multitud de dispositivos. Hoy os quiero mostrar una aplicación o mejor dicho dos indispensables para todo jugador retro. Os hablo de DOSBox, pero en concreto os hablaré de D-Fend Reloaded, un interfaz gráfico que nos simplifica el trabajo en línea de comandos. 

DOSBox
Línea de comandos a la vieja usanza

DOSBox, es un emulador orientado a dar forma a un entorno DOS y poder ejecutar en él aplicaciones y en nuestro caso juegos, que fueron concebidos para tal sistema. El problema que pueden encontrar muchos usuarios es que DOSBox emula a DOS tal y como es, una bonita línea de comandos, a lo que se suma tener que editar ficheros de configuración de textos a pelo. Si queremos ser totalmente puristas, evidentemente aquí podemos terminar, pero podemos dar un paso más y darle un poco de color con una interfaz gráfica que nos lo de todo servido. Interfaces para DOSBox hay para gustos, y de las que he probado D-Fend Reloaded me parece de las más completas y además en castellano. Podéis descargarla desde este enlace, aunque a diferencia de DOSBox que está disponible para muchos sistemas, esta interfaz es exclusiva de Windows.

D-Fend Reloaded
Con un interfaz el juego retro al alcance de más gente.

La principal ventaja de D-Fend Reloaded es obvia, un entorno muy amigable hacia el usuario, pero completo en el sentido de gestionar a nuestro gusto las configuraciones de todos las aplicaciones que añadamos. Los ficheros de configuración, aunque presentes y editables a mano, se presentan con menús y formularios muy explicativos que facilitan una correcta configuración de cada aplicación de forma individual. También permite ordenar los juegos por géneros, años, equipos de desarrollo; de cara a tener nuestra colección retro correctamente clasificada. Gestionar perfiles de juegos y capturas de imagen y vídeo (ésto aun no lo he probado) , hacer seguimiento de nuestras partidas con un historial o crear archivos de imagen desde disquetes o CDs. Vamos, un programa bastante completo que os animo a probar si estáis en el mundo retro o queréis un acercamiento un poco más fácil a los viejos sistemas. Pero recordad, que los machotes niños buenos lo hacen a pelo Razz

A Vampyre Story, una comedia vampírica

Como comentaba en mi anterior entrada, me hice recientemente con "A Vampyre Story" una divertida aventura gráfica y con el auténtico sabor de antaño. La aventura está desarrollada por los chicos de Autumn Moon, encabezados por Willian Tiller, que junto a otros miembros habían participado en aventuras tan divertidas como The Curse of Monkey Island.

La aventura está protagonizada por la joven Mona De Lafitte, una cantante de opera convertida en vampiro y recluida contra su voluntad en el castillo de Draxsylvania, residencia del vampiro Shrowdy von Kieffer. Tras la desaparición de su captor, Mona intentará escapar del castillo y viajar a París con la ayuda de su mascota Froderick, un murciélago bastante irónico (muy parecido a Max -Sam&Max-).

El sistema de juego responde al clásico Point’n’Click con un menú emergente de acciones que varía según el contexto. Así por ejemplo, el símbolo de la mano sirve tanto para coger, empujar o usar dependiendo de la situación. Un sistema bastante dinámico que tan buenos resultados da en el género (fuera los teclados!! Evil or Very Mad). La protagonista además tiene habilidades propias de un vampiro que tendremos que aprovechar como es convertirse en murciélago para llevar a nuevos sitios, como chupar la sangre a pobres víctimas Innocent. Un icono con la cara de Froderick, permitirá usar a nuestra mascota en determinadas situaciones (De nuevo, parecido al icono de Max en Sam & Max: Hit the Road).

El juego cuenta con variedad de divertidas situaciones y referencias a juegos clásicos como Monkey Island o Day of the Tentacle. Variedad que se extiende al número de escenarios, todos ellos con un trabajo artístico que roza la perfección y un nivel de exploración y diálogos bastante interesante. En total, el juego con calma y sin guías puede perfectamente superar las 7 u 8 horas de juego ( lo he terminado, pero no he llevado cuenta  exacta del tiempo).

Solo dos pegas le puedo poner al juego. En primer lugar el alto precio que tiene para ser propia del género  (40 eurazos) y SIN venir doblada como se prometió. No hay disculpas que valgan Friendware. Y por último..que el final queda completamente abierto de cara a A Vampyre Story 2: A Bat’s Tale. Por lo demás una aventura muy divertida y clásica, no os la perdáis.

Ultimas adquisiciones

Durante estas vacaciones en Barcelona he aprovechado para buscar por tiendas de segunda mano, algunos juegos que faltaban a mi colección. En primer lugar  me hice con Metal Gear Solid 3 (que solo había jugado y completado) en su versión USA y God of War II (Menudo vicio e impresionante que es). A través del mercadillo de MeriStation me hice con un Metal Gear Solid de PSX, un hueco bastante importante que había en mi colección.

Juegos

Además visitar el Mercat de Sant Antoni en Barcelona, me permitió encontrar tras una larga búsqueda un ICO totalmente nuevo y precintado (lástima que no era la versión en cartón) y el Dino Crisis para PSX (clásico entre clásicos). En este mercado se puede encontrar muchísimas piezas para colecciones de videojuegos, pero lamentablemente a un precio bastante elevado y con muchísima especulación.

Otro juego que pasó por mis manos y a un precio bastante irrisorio(9€), fue el Silent Hill 2 versión en caja de cartón. Estaba dispuesto a comprarlo hasta que me percaté que no tenía manual y pasé de él (el odio hacia mi de alguna bloguera seguro  que está aumentando Very Happy).

Y por último, me hice con  A Vamypre Story para PC, una divertidísima aventura gráfica de la que espero hablaros muy pronto 🙂