El libertinaje en el cine

Acabo de llegar del cine de ver Star Trek, todo un peliculón que merece ser visto unas cuantas veces. Pero desgraciadamente hoy no os voy a hablar de esta maravilla de película, pero sí de la mala leche que llevo encima. El tema no es otro que la gran falta de respeto que tienen muchos de los espectadores en el cine. Lo sé, es un tema muy trillado en foros y blogs, pero lo que me ha pasado hoy a mi me hizo hervir tanto la sangre que lo tengo que dejar por escrito. Pero da igual que en la sala estén 100 personas como 8 (como era el caso de hoy), siempre te tocará un DESGRACIADO.

Lo acontecido hoy lo bautizaré como el pack desgraciado, pues los sujetos protagonistas de esta historia han realizado varias acciones que no son propias de una persona madura, y ¡todas en la misma sesión!. Como antecedente comentar que la película era en una proyección en IMAX (concretamente el IMAX de Oviedo), con lo cual el precio era de casi 10€ por cabeza. A mi me gusta ser puntual en todo y de hecho 10 minutos antes de empezar ya estaba sentado y preparado. Al cabo de un rato, las luces se apagan y empieza la magia..duró poco. A los 10 minutos de empezar entra una pareja de unos 25 años, subieron y subieron hasta la fila anterior a la mía y se sentaron justo ahí. No me lo podía creer, llevaban bolsas de McDonalds hasta arriba!

A los pocos minutos de sentarse, la tía coge y se levanta, supongo que para ir al baño. GILIPOLLAS, ya que llegas tarde mea antes de entrar a la sala! Total, al rato vuelve y se ponen a HABLAR. Admito que la gente hable en voz bajita en situaciones especiales(yo personalmente me mantengo SIEMPRE en silencio) , pero ellos hablando como si estuvieran en el bus. Lo sé..no podía faltar la llamada de telefono y la frase: "Estoy viendo una película". Todo esto, mientras a nuestro querido sentido del olfato llegaban los aromas de patatas y Big Macs.

Pero os creíais que la cosa acababa aquí? Pues no, a falta de 15 minutos para el final de la película..SE LEVANTAN Y SE VAN! Habéis pagado 20 € por ver un peliculón y tenéis los cojones de levantaros e iros?! GENTUZA! Pero..mis queridos lectores..queda lo mejor y no lo describiré textualmente, lo vais a ver con vuestros propios ojos:

No me lo podía creer, en serio..todo lo que no se debe hacer en un cine en una misma sesión. Denota una falta de respeto y de madurez bestial.

Sí, tú..que no te sabes comportar en el cine. ¿Sabes lo que eres? UN DESGRACIADO

Ah, por cierto…Larga vida y prosperidad!!

Punto y final para Prison Break


(Atención, esta entrada incluye spoilers de TODA la serie, incluido el final)

Cuatro temporadas han tenido que pasar para que la historia de los hermanos Michael Scofield y Liconl Burrows llegára a su fin. La magia de Prison Break arranca en el año 2005 con una intensa primera temporada, en la que Michael ingresa premeditadamente en la cárcel de Fox River para sacar a su hermano, acusado de asesinato y bajo pena de muerte. La primera temporada engancha precisamente por lo bien hilvanadas que están las acciones de Michael dentro de la cárcel, con todo su cuerpo tatuado con mapas e información de la prisión que le hace estar siempre por delante.

El problema tras la primera temporada, es el cambio total del planteamiento inicial. Tras la intensa huida de varios personajes de prisión, la fresca y original serie carcelaria da lugar a una aburridísima y floja segunda temporada que dejó a varios de sus seguidores aburridos por el camino. Demasiado politiqueo y teorías de la conspiración distan mucho del interés que ofrecía la primera temporada.


Kitten Sara Tancredi = Love Kitten

Con la tercera temporada, se intentó volver a la esencia original. Los personajes se encuentran en Panamá dentro de la cárcel de Sona, el objetivo es sacar a un hombre que está allí encerrado, coaccionados por "La Compañia" (una organización que temporada tras temporada pone a lo hermanos entre la espada y la pared) para salvar las vidas de sus compañeros que no están en prisión. Desgraciadamente esta tercera temporada se vio perjudicada por la huelga de guionistas, y cuenta por ello con sólo 13 capítulos, haciendo a la trama evolucionar más rápido de lo deseable

Y llegó la cuarta temporada, con un planteamiento parecido a la segunda pero misteriosamente muy por encima en todos los sentidos. La trama del robo de Scylla, conocer en detalle a la famosa compañía o ciertos aspectos del pasado de los hermanos enganchaba de buenas maneras. No obstante la serie necesita llegar a su fin y ayer se puso punto y final a la serie. Se hizo dejando bien atados todas las tramas que se abrieron por el camino. Un final casi del todo feliz y dejando a todos los personajes que resistieron hasta el final en el lugar que se merecían…pero quizás no todos. Hasta siempre y gracias, Michael Scofield.