Avance: Alone in the Dark (360)

 
 
LA LOCURA SE DESENCADENA EN CENTRAL PARK
EN LA NUEVA AVENTURA DE EDWARD CARNBY.
 
He estado varios dias sin poder actualizar el blog, pero con buenos motivos. Y es que me he estado preparando concienzudamente en traeros avances de los juegos más importantes que se han lanzado en los últimos dias.

Después de haber finalizado completamente la aventura (extras incluidos) del que se suponía el nuevo rey de los Survival Horror, os traigo mis impresiones finales de la esperada vuelta de Edward Carnby. Veamos si es tan malo estar solo en la oscuridad…

 
 
 

HISTORIA ACTUAL DE LA SAGA
El primer Alone in the Dark fué creado en 1992 por la antigua Infogrames y se consideró como el pionero de los Survival Horror, cuyo auge popularizó finalmente la saga Resident Evil.

Mucho ha cambiado el género a día de hoy y el estilo aventuresco se ha perdido por ofrecer dosis de acción y disparos en los que yo llamo la generación de los Action Horror. Una pena, pues el género tal cual como estaba era sin duda de mis preferidos y nunca me gustó eso de ir pegando tiros y más tiros, aunque esto es simplemente una opinión personal.

 
Alone in the Dark: The New Nightmare
En la actualidad la saga que nos ocupa parecia bastante olvidada, solo rescatada por los chicos de Darkworks en Alone in the Dark: The New Nightmare, un buen juego pero que recordaba demasiado a los Resident Evil y perdía la esencia de los originales.
 
Con el nuevo Alone in the Dark, la promesa era revolucionar los Survival y llevarlo a un nuevo nivel jugable, apostando por nuevas ideas y recuperando la esencia innovadora de los antiguos títulos.
 
Pero desgraciadamente, el juego de Eden Games y Atari naufraga en un mar de errores insalvables que podría facilmente enterrar la saga en el olvido.
 
Este Monstruo no sale en el juego (¿?)
APARTADO TÉCNICO
 
Eden Games ha hecho un juego bonito y agradable a la vista en un primer vistazo, pero rascando la superficie y fijándonos en los detalles encontramos un juego bastante mediocre.

Los escenarios en la lejanía lucen moderadamente bien pero al acercarnos a ellos contemplamos las terribles texturas en baja resolución de la casi totalidad de edificaciones que pueblan todos ellos.

El modelado de los personajes principales es bastante competente pero fallan en su diseño. El exagerado realismo que se le han intentado dar les hacen más mal que bien y se convierten en personajes bastante feos y totalmente faltos de carisma, las diversas imperfecciones en sus rostros los afean demasiado y sus vestimentas no cuentan nada de ellos. Y es que la principal labor de un diseñador de personajes es dotarlos de un estilo acorde con su carácter y que luego este se vea reflejado en su forma de vestir. Por poner un ejemplo, Sarah es una tia bastante cabezota y algo dura a la que no le pega nada que vaya en falda, una chaqueta oscura y con unas mega botas, taconazos incluidos en las condiciones adversas a la que se enfrenta.

 
Me gusta más este Edward Carnby que el que pusieron al final.
Cambiando de tema, lo más llamativo del juego es el efecto de fuego, el motor gráfico creado parece que se reduce solamente a eso. Todos los años del trabajo de Eden se han ido al estudio y programación de la dinámica del fuego y eso se nota. Ver como todo lo quema y destruye a su paso es sencillamente fascinante, un logro interesante y que repercute en la jugabilidad del título pero que a fin de cuentas no deja de ser un elemento secundario.
 
La otra gran lacra del juego y que no he visto mencionado en ninguna parte, es su inestabilidad en temas de Framerate, sobretodo a bordo de vehículos. La caidas son continuas y el juego es incapaz de sostenerse en los 30 FPS estables.
 
El fuego es lo más llamativo del título.
Para seguir con los puntos oscuros, hablar de las animaciones es sinónimo de como no hacer eso en un juego. Todos son robots, así de simple. Hasta los bichos más orgánicos se mueven como si fueran un animatronic. Eso de la naturalidad del movimiento es una utopía y la lentidud de nuestro protagonista puede ser desesperante en ocasiones, sin contar los movimentos de escalada que casi a un servidor le da la risa de lo mal hecho que está.
 
Más cosillas, pues en fin, son tantas y tantas cosas mal hechas que concentrarme en las buenas es complicado. Tal vez el efecto del agua y sus reflejos sea interesante y algunos efectos de luz y sombras no esten mal, incluso ciertas ambientaciones te ponen los pelos de punta pero poco más. Y es que quien no vea esto es que simplemente está mirando a otro lado y a día de hoy este juego sabe a poquísimo para la generación en la que estamos, una verdadera pena la verdad.
 
Algunos efectos de luz son bastantes buenos.
Ah si, me olvidaba, ¿os he hablado de la cantidad de BUGS que tiene el juego?, es impresionante de verdad. Muertes sin sentido aparente, desaparición del audio, clipping, IA absurda, caidas al vacio, físicas extrañas… Todo fruto de que el juego no está todo lo pulido que debiera gracias a las prisas por lanzarlo. (NOTA: Cariñosamente mi chica y yo hemos rebautizado a este juego como Alone in the Bugs).
 
Hablando del audio del juego, nada que objetar, la BSO es exquisita y gracias a ella la ambientación y el porvenir de los sucesos suben muchos enteros. Al igual que los efectos sonoros, muy diversos y de alta calidad pero que tal vez le falten contundencia y presencia en un equipo 5.1. Otro cantar es el doblaje al castellano, muy normalucho y de baja calidad sonora, no confundir con mal interpretado, simplemente que las voces no estan grabadas a un nivel de calidad aceptable y se oyen con un sonido algo "sucio".
 
No me dejaré dominar por tu mando, juaaaaas juas juas.
EXTRAÑA JUGABILIDAD
 
Solo tengo que decir una cosa, el esquema de control del juego ocupa cuatro maravillosas páginas en el manual de instrucciones. El aprendizaje es largo para este tipo de juegos, no imposible de comprender, pero se ha optado por un manejo poco intuitivo que se ha autocomplicado por decisiones totalmente extrañas, como por ejemplo: botón A para correr y usar opciones contextuales (??), botón Y para primera y tercera persona (cuando el click en el stick hubiera sido el correcto), ¿abajo en el pad digital para acceder al inventario? (si lo piensas sería lo correcto pero nunca te acostumbras a ello).

Para empezar el inventario con todo lo original que sea es sencillamente inútil, extrafalario y sin sentido. Se podía haber optado por el típico inventario a lo Resident Evil por menús pero se ha optado por lo de la chaqueta, que si que es muy original, pero prefiero mil veces algo útil y funcional que a "eso". Que para colmo de mares nuestro puntero se mueve de forma nefasta si utilizamos el stick analógico y nuestra única solución es utilizar el pad digital. No sería ningún problema si no fuera porque en determinadas situaciones tenemos que movernos rápidos por nuestra "chaqueta" y es frecuente utilizar el stick de buenas a primeras perdiendo preciosos segundos cuando nos damos cuenta que tenemos que cambiar al pad. En fin…

 
Pero ahora viene lo bueno del tema: el control del personaje, lo siento mucho pero es malísimo. Quienes digan lo contrario es que son muy benevolentes con este juego. Puedo pasar por alto muchas cosas pero que cueste tanto mover un personaje en un entorno de tres metros cuadrados es bastante imperdonable, es lento, impreciso y muy desobediente. En primera persona la cosa se arregla un poco pero aún así los FPS se reirian en la cara de este juego de lo impreciso que es, incluso han tenido que proporcionar un pequeño autoapuntado de cara a que los tiroteos no sean un continuo derroche de balas malgastadas.
 
Lo mejor del juego, las posibilidades con los objetos.
Luego está la gracia del stick derecho para golpear, digo la gracia porque me imagino a los de Eden partiéndose la caja mientras lo implementaban (intento realizar un análisis serio pero es que es casi imposible). Haces el movimiento de derecha-izquierda para atacar y el personaje tarda medio segundo en asimilarlo, y es que en medio segundo todos sabemos que vamos a recibir estopa si no calculamos bien. Fatal, fatal implementado, si vas a hacer algo pero no sabes como hacerlo, mejor no lo hagas y me pones el botoncito de ataque de toda la vida que va a ser mejor.
 
De las cosas buenas que hay pues, diría yo que las posibilidades que te da el inventario y el poder crear diversas trampas y armas, que con un poco de imaginación puedes hacer cosas realmente potentes y que hagan mucho daño. Sin duda es lo más interesante, al igual que poder jugar con el fuego y usarlo a tu favor. Repito con imaginación y una buena táctica te pueden salir cosas bastante espectaculares y en buena medida estas aportaciones son las que salvan el juego de la quema.
 
¡¡¡Cuidao que no tengo frenos!!!
Vamos a otra cosa, la conducción, no me puedo creer que la gente que está detrás de este juego sea la misma del Test Drive Unlimited. O la plantilla ha sido totalmente sustituida o es que se han olvidado completamente de como se conduce. Si es que aquí ya no hablamos de hacer un juego arcade o de simulación, aquí hablamos de que los coches son el sumún de la imprecisión, te encuentras con un bache y sales volando, tomas una curva y culea como si fuera de Off-Road, un simple bordillo y una pequeña cuesta y tu coche se quedará atascado sin posibilidad de moverlo (lo mismo es que deberia tener tracción a las cuatro ruedas). Además es que se rompen con solo mirarlos. No digo más, que me pongo malo.
 
Ahora hablemos del desarrollo. El juego empieza muy bien, se da aires de superporducción. Todo es una locura, se destruye, tú vas como puedes. Tensión pura y dura, no te enteras de nada pero estas a la que saltas. Pasan los primeros capítulos y empieza a perder fuelle nada más pisando Central Park. Y es que lo mejor del juego se reduce al apocalíptico principio del mismo. Todo lo demás paja y más paja.
 
Arde bicho, arde.
Tampoco es que sea aburrido ni mucho menos, ya que los sencillos puzzles hacen más ameno el desarrollo y se respira en todo el ambiente a Survival Horror Clásico. Con sus mecanismos y su estudio del entorno para dar con la clave a la que acceder a la siguiente habitación. No está mal, pero pierde mucho fuelle a medida que avanza el juego. Sus últimos compases incluso puede hacerse tedioso SPOILER con eso de buscar las raices del mal FIN SPOILER. Pero al finalizar el juego tampoco llegas a pensar que has perdido completamente tu tiempo.
 
Aunque lo más preocupante son los continuos "ensayo y error" y lo cortito que puede llegar a ser el juego. Su duración es paupérrima y se estima en unas 6 horas u 8-10 si nos lo tomamos con muchísima calma.
 
Lo mejor, los primeros compases del juego.
HISTORIA DE QUIERO Y NO PUEDO
 
Como comenté unas líneas más arriba, lo mejor del juego es el principio, no te enteras de nada pero tienes la necesidad inmediata de sobrevivir al horror de los acontecimientos.

Unos hombres te tienen prisionero y tu no sabes ni quién eres ni que haces ahí. Por una serie de acontecimientos logras escapar y se desencadena una serie de terremotos en el edificio donde te encuentras.

Con el paso del tiempo acabas en Central Park con la misión de descubir que es lo que ha provocado tales incidentes y descubrir realmente quien eres con la única pista de una mística piedra en tu posesión.
 
Todo es bastante típico e incluso previsible, y los personajes parecen más meros espectadores y en ningún momento sientes algún tipo de cercanía con ellos. Pasan los acontecimientos y la trama no va hacia ningún lado, simplemente es una sucesión de cosas para enterarte de algo bastante simple y que no resuelve ninguna de las dudas que se proponian al principio. ¿Por que Carnby tiene cien años?, ¿por que es el portador de la piedra y el elegido?, ¿el final es inconcluso?, ¿a que viene esa relación de repente?, vamos ni esta bien contando ni nisquiera te apetece saber más de la historia. Justamente al finalizar el juego, lo único que pude decir fué un decepcionante "pó vale".
 
CONCLUSIONES
 
¿Es Alone in the Dark todo lo que prometieron?, no. ¿Es un gran juego?, no. ¿Está bien?, ni fú ni fa. Así de simple, sus errores pesan mucho más que sus virtudes y en cuanto te lo hayas terminado ni siquiera te apetecera volverlo a terminar. A día de hoy considero una auténtica estafa pagar por el 65 € por lo que ofrece y realmente merece mucho más la pena hacerse con la edición límitada por 75 € (bastante barata) que incluye la BSO, un DVD con el Making of (En inglés), un libro de arte y una figura. Porque por lo que es el juego en si, deja mucho que desear.

Entre las cosas buenas que si diría de él, es que es un Survival Horror Clásico, respira la esencia de esos juegos, con sus puzzles y sus dosis de exploración, con la medida justa de acción y con muchos toques aventureros. Pero claro, tal vez el exceso de hacer algo original haya hecho más mal que bien y si no se tienen las cosas muy claras y un estudio competente para realizarlas pues pasan estas cosas. Tal vez, el problema del juego es la prisa de Atari por lanzarlo, las prisas no son buenas compañeras y he aquí un ejemplo perfecto para ese dicho.
 
Y hasta aquí mis impresiones del juego, hasta la próxima compañeros y como siempre un abrazo.