Avance: La Conspiración Bourne

 
 
BOURNE SE DEJA VER EN LAS CONSOLAS DE NUEVA GENERACIÓN CON UNA AVENTURA LLENA DE ACCIÓN.
 
Ante todo tengo que reconocerlo, me encantan las películas de este espía con amnesia. Sobretodo por ser un acercamiento distinto a este tipo de género en el celuloide, lleno de acción realista, tramas complejas y un personaje principal realmente inteligente y que piensa sus acciones.
 
La caja metálica de la trilogía en DVD adorna mi estanteria como si de un preciado tesoro se tratara y el juego que hoy nos ocupa también debía tener su hueco de rigor. La Conspiración Bourne consigue ser un gran divertimento pero tal vez, no es todo lo que podría haber sido. Descubramos el secreto de este asesino del gobierno y lo que da de sí en su primer acercamiento al ocio electrónico.
 
EN SITUACIÓN
 
El desarrollo de este título de Bourne a corrido a cargo de High Moon Studios (Giants Citizen Kabuto) bajo la tutela de Sierra, quién se hizo con los derechos de los libros y de la primera entrega cinematográfica de la serie. Colaborando estrechamente con la empresa Ludlum´s Entertainment y Tony Gilory, principal guionista de la saga, garantizando un producto bien acabado en líneas argumentales.
 
Sin embargo no contamos con la presencia e imágen de los protagonistas de las cintas y aunque es un mal menor, sin duda nos hubiera metido mucho más en la trama. Como dato curioso, el único actor presente es Franka Potente en el doblaje americano como Sophie, a quién dió vida también pero que estrañamente no presta su imágen a su representación virtual.
 
Después de casi dos años de desarrollo, los chicos de High Moon terminaron su particular versión del primer capítulo de la saga ofreciendo un juego entretenido y satisfactorio, aunque no tan redondo como nos quisieron vender. Puede que no sea el mejor título basado en una película pero si de los mejores en estos años.
 

 APARTADO TÉCNICO
 
El juego se sustenta bajo el famosísimo (y excesivamente explotado) motor gráfico Unreal Engine, ofreciendo un interesante acabado en líneas generales pero que a estas alturas empieza a oler como a "ya visto".
 
No tiene grandes errores, pero tampoco grandes virtudes. Algunos escenarios son francamente hermosos de contemplar pues recrean perfectamente la ambientación de cada una de las famosas ciudades que recorreremos.
 
También resultan muy vistosas las peleas cuerpo a cuerpo con un gran trabajo de Motion Capture y unas coreografias bastante trabajadas y realistas. Algunas veces incluso hareis ese gesto de dolor ajeno al ver a uno de los personajes clavarle a otro un bolígrafo entre los dedos de la mano.
 

Sobre los personajes principales decir que pues practicamente no gustan. No son malísimos pero resultan excesivamente anodinos y casi como si de maniquies se trataran, no son muy expresivos y no tienen ni la mitad de carisma que los actores originales de las películas. Es una pena que no se aprovechara la ocasión para traernos un buen Bourne diseñado de cero.
 
Los efectos cumplen y no estan nada mal, como los desperfectos en los escenarios, los brillos en distintas superficies, las explosiones, las imperfecciones en los rostros golpeados y algunos filtros de imágen. Sin embargo los contras en el juego también son obvios, como un modelado de personajes cumplidor, bastantes texturas en baja resolución y problemas de cliping (superposición de polígonos).
 
También encuentro que las cargas del juego son algo largas y se vuelven más pesadas si fallamos en las pruebas de QTE, ya que el juego no carga el momento de nuestra muerte, si no que carga absolutamente todo el nivel de nuevo hasta encontrar nuestra situación en el punto de control.
 

El apartado sonoro esta al nivel de las circunstancias y nos deja un trabajo sólido y profesional en cada uno de sus apartados, tanto en los efectos sonoros como en la fántastica BSO extraida de la película y ampliada por unos cuantos nuevos cortes creados por el famoso Paul Oakenfold.
 
Hablar del doblaje al español, que decir… Pues me ha encantado oye, el que le pone la voz de Bourne en el videojuego es el mismo que el de la saga cinematográfica, ganando muchísimos enteros respecto a la voz americana y haciéndonos creer realmente que ese con distinta cara es Bourne. El resto de voces cumplen su cometido y no sobresalen ni para bien ni para mal.
 
Las conclusiones que saco es que es un juego que tecnicamente no despunta pero que al menos es sólido y ofrece un gran trabajo artístico en sus escenarios.
 

 APOSTANDO POR LO FÁCIL
 
Y es que así es como se ha concebido este juego. Un juego de acción lineal en donde nuestro único cometido será pasar por encima de nuestros rivales a toda costa, bien luchando con ellos o disparándolos bajo alguna que otra serie de circunstancias, por ejemplo, con limitaciones de tiempo.
 
En mi opinión es un planteamiento que si funciona bastante bien en la práctica no resulta nada novedoso ni atrevido para ser un juego basado en un asesino sigiloso del gobierno.
 
Nosotros sabemos como es Bourne gracias a las películas, y en la medida de lo posible evita las armas y prefiere crear un plan para pasar lo más desapercibido posible. Es inteligente y su mimetización con el entorno es su especialidad. Sin duda, este Bourne no es el mismo del videojuego.
 
Por eso va lo de "apostándo por lo fácil", es más sencillo crear un juego de acción pura y dura que uno sigiloso. En definitiva creo que Bourne debería tener más similitudes con la saga Hitman que con Gears of War por ejemplo.
 

 JUGABILIDAD 
 
Después de estas reflexiones creo que debo explicar más detalladamente lo que nos ofrece el juego. Jugablemente es bastante robusto y sólido, Bourne se maneja bastante bien y es muy obediente a nuestras indicaciones con el pad. Los tiroteos son sencillos de controlar y recuerdan mucho al planteamiento de GOW, buscando siempre la mejor cobertura para superar los enfrentamientos más concurridos.
 
Las novedades vienen en forma de combates cuerpo a cuerpo y el nivel de adrenalina. Los primeros son una especie de uno contra uno que se activa inmediatamente al acercarnos a un enemigo, sin duda al principio te parecen realmente geniales pero después caen en la más absoluta repetición de pulsaciones y acabando con el contrario exactamente de la misma forma que el anterior.
 
El nivel de adrenalina (que se llena dependiendo de los disparos certeros y los golpes ejecutados con éxito) es el otro añadido, cuando tengamos la barra a tope pulsaremos el botón B (O) para activar una secuencia en la que acabaremos con nuestros enemigos instantaneamente de dos formas: en los tiroteos se activará un QTE haciendo un disparo a la cabeza y en los combates una secuencia animada incapacitando al contrario. No está mal pero hace que el juego se haga muy fácil y más repetitivo con el paso de los niveles.
 

En nuestro camino se nos cruzarán muchísimas escenas intermedias donde tendremos que pulsar un botón especifico para salir indemnes, lo cual nos hará estar atentos y no pestañear. Eso sí, nuevamente se antojarán demasiado repetitivos y hasta sin sentido (como el momento francotirador de Bourne, una parte en la que hubiera sido mejor darnos control absoluto del arma y que finalmente se queda en un "dispara ahora").
 
Durante el juego nos encontramos con una única fase de conducción que viene a ser un homenaje a las mágnificas escenas de la saga. Esta fase ha recibido muchas críticas por parte de la prensa pero yo la he encontrado de lo más satisfactoria dentro del juego.
 
El coche tiene un control 100% arcade y es bastante fácil de dominar por cualquiera. Durante el recorrido simplemente tenemos que seguir las indicaciones del mapa y esquivar el tráfico que se cruza en nuestro camino a toda velocidad. Es una fase trepidante y te pone en tensión continuamente, el escenario esta diseñado de tal forma que cada coche salga en el momento preciso y que nosotros actuemos consecuentemente. Subiremos por azoteas, pasaremos por callejones, parkings, túneles… Una pasada y la verdad de lo mejor del juego (incluso me recordaba a los antigos Burnout).
 

 
Ahora solo falta comentar el verdadero y gran punto negro del juego: es tremendamente corto. En seis horitas lo tendreis acabado de principio a fin, quedando solo poder rejugarlo en distinto modos de dificultad o intentar conseguir los logros. Los extras se reducen a la busqueda de pasaportes por los escenarios que desbloquean pequeñísimas secciones de artes, dibujos, ilustraciones, música, etc.
 
CONCLUSIONES
 
Definitivamente La Conspiración Bourne no es el juego que debía de haber sido por el concepto del mismo, demasiada acción desenfrenada y poco de espía. Pero eso sí, no deja de ser un buen juego de acción al que hecharle unas partiditas en esos dias de estrés acumulado, es entretenido, vibrante y deja un buen sabor de boca al fin y al cabo.
 
Su corta duración es sin duda la gran lacra, teniendo que recomendar su alquiler más que su compra, pues sin duda se puede terminar en un fin de semana en el que no tengas mucho que hacer. A ver si para la próxima pueden regalarnos una secuela más comprometida y compleja.
 
Espero que os hayan gustado estas impresiones, un abrazo compañeros y hasta la próxima.