Avance: Braid (Xbox Live Arcade)

 
 
CON DOS DEFINICIONES BASTAN: INGENIOSO Y OBRA MAESTRA. ¿A QUÉ ESPERAS PARA DESCUBRIR EL MUNDO DE BRAID?
 
Después de haber completado todas las fases de este fantástico y maravilloso juego, he descubierto que he usado partes de mi cerebro que creia que no existian.
 
Es tan tremendamente ingenioso que a día de hoy puedo decir que Braid tiene el mejor diseño de fases de toda la historia de los videojuegos. Pero si quiero hacer un avance tendremos que hacerlo punto por punto, así que acompañadme en este viaje donde la realidad, la ficción y el tiempo se funden en un todo.
 

 INTRODUCCIÓN EN MATERIA
 
Jonathan Blow es el absoluto creador de este título y fundador de Number None, Inc. Un estudio independiente que a buen seguro todos y cada uno de nosotros deberemos estar pendientes sobre sus futuros proyectos. Desde ya, puedo decir que este hombre se convertirá en una leyenda en el ocio electrónico al nivel de otros creadores como Fumito Hueda, Tetsuya Nomura o el gran Miyamoto y no, no exagero nada en absoluto.
 
El diseño artístico del juego corre a cargo de David Hellman, un impresionante artista que se dedica actualmente a la creación de Web-comics y cuya la labor ha sido reconocida con varios premios en su haber.
 
La unión de estos poderosos talentos han sido decisivos para el larguísimo desarrollo de este juego que se encuentra actualmente disponible para Xbox Live Arcade y que en futuro aparecerá para PC.
 

 APARTADO TÉCNICO
 
Braid es ante todo un maravilloso lienzo animado. Un juego cuya base es absolutamente sencilla pero cuya ejecución en si misma es tan innovadora como el más potente de los juegos de última generación.
 
Todos y cada uno de los sprites diseñados son una locura artística y casi puede decirse que es lo más perfecto que se ha conseguido en un juego en dos dimensiones. Pero si lo que quereis leer son detalles técnicos podriamos comentar la cantidad de Scrolls paralelos, las estupendas animaciones de los personajes, los geniales efectos gráficos de fuego y luz o también los impresionantes filtros de imágen, cuya máxima expresión la encontramos al usar el tiempo. Sin duda, es una maravilla que tiene que jugarse casi de forma obligada en una televisión de Alta Definición.
 

Sobre el apartado sonoro, encontramos preciosas melodías donde imperan los violines e instrumentos de viento. Acompañan y ayudan a crear una curiosa atmosfera a la obra como si de un cuento animado hablaramos. No se puede explicar muy bien pero sabes que acompaña, que casa perfectamente y que no podría hacerse de otra manera porque rompería parte de la mágia que nos impregna.
 
El único punto negro que encuentro es que no tiene una amplia selección de cortes y al final tiende al repeticion de melodias. En fin, casi perfecto.
 
Los efectos sonoros se quedan en un obligatorio segundo plano, pues son muy simples y repetitivos. Lo único a destacar es la deformación sonora en el tiempo, la cual si que está muy trabajada e incluso a veces sorprende su ejecución.
 
Como conclusión decir que Braid entra por los ojos, es extraño al principio, pero luego se torna sugerente y maravilloso. Sin duda hablamos de algo único e innovador que a buen seguro no conocerá nunca la vejez del tiempo.
 

 JUGABILIDAD
 
He aquí la piedra angular del título, su jugabilidad.  No verás nunca algo tan sencillo y a la vez tan complejo en un videojuego.
 
El desarrollo se compone de diversas fases con una jugabilidad en dos dimensiones donde nuestrá única misión será recolectar diversas piezas de puzzle y llegar al final de los mundos.
 
Los homenajes al famoso fontanero de Nintendo serán una constante. Desde la interminable busqueda de la princesa (eje central de la desconcertante historia del juego) hasta la forma de algunos enemigos y fases.
 

Pero lejos de ser el típico plataformas en 2D, Braid esconde una complejidad tan profunda que ridicularizaría al más ingenioso de los puzzles. Esto de lo que hablo se debe principalmente a nuestro poder para manipular el tiempo y al fantástico diseño de fases.
 
Con un solo botón podremos retroceder o avanzar en el tiempo, no es nada nuevo (sobretodo después de jugar a los últimos Prince of Persia) pero en cada mundo se convierte en una variable que no destriparé pues la gracia reside en descubrir el perfecto uso que le debemos dar.
 

Algunas veces he llegado a aplaudir de lo ingeniosos que pueden llegar a ser algunos níveles, sobretodo en los últimos compases de la aventura. El último mundo y la última fase es simplemente obra de un genio.
 
Pero no todo es perfecto y tanta maestría al final se convierte en un trayecto corto. En apenas cuatro o seis horas (depende de vuestra habilidad) llegaremos al epílogo final y nos quedaremos con ganas de más, sobretodo de que nos siga sorprendiendo.
 
Aún así este fallo no importa, pues nos deja con tan buen sabor de boca que un futuro no muy lejano lo volveremos a jugar de principio a fin. Creedme en que la experiencia para un servidor ha sido inolvidable.
 

 CONCLUSIONES
 
Braid es una obra única y reivindicativa de que los juegos pueden ser arte. Te hace pensar, mantenerte pegado en todo momento y de darte grandes momentos.
 
Es adictivo, con una jugabilidad exquisita y con unos preciosos gráficos. Es simplemente imprescindible para cualquier tipo de jugador y desde ya, ha entrado en la lista de mi particular top 10 de juegos.
 
Lo único malo es el precio, 1.200 MP (15 euros) es un precio relativamente alto para ser un juego tan corto, pero merece la pena la experiencia de jugarlo hasta el final.
 
Y hasta aquí mis impresiones con este precioso título, espero que os haya gustado este reportaje y como siempre, un abrazo compañeros.
 

 MÁS INFO
 
Página web Oficial:
http://braid-game.com/
 
Blog Oficial:
http://braid-game.com/news/
 
VÍDEOS
 
Vídeo Gameplay:
 
Vídeo Gamplay 2: