Olvidando a: SNK vs Capcom Chaos

 
 
HACE UNOS CUANTOS AÑOS, SNK CREÓ EL QUE POSIBLEMENTE FUERA EL PEOR DE LOS JUEGOS DE LUCHA 2D.
 
Podría decirse más alto pero no más claro. Un juego de lucha que tenia que hacerse muy mal para caer tan estrepitosamente en el olvido.

La combinación de dos sagas tan importantes debía y tenia que haberse cuidado hasta el extremo y no con este "insulto" a los fans que fué SvC Chaos. ¿Las razones?, a continuación.

Bienvenidos al inicio de los "Olvidando a".
 

UN POQUITO DE HISTORIA
 
Después del mágnifico crossover desarrollado por CAPCOM llamado Capcom vs Snk 2: Mark of the Millenium 2001, dos años después, SNK desarrollaría su particular visión de la unión de estos dos universos tan distintos en jugabilidad como en apariencia gráfica.
 
Los juegos de CAPCOM siempre han tendido al estilo manga/anime mientras que las sagas de SNK eran del tipo manga más realista. Las diferencias entre estas dos fuentes artísticas eran muy acusadas y un vistazo rápido a King of Fighters y a Street Fighter Alpha nos bastaba para ver que las compañías seguian caminos muy distintos por aquellos entonces.

Así pues cuando Capcom realizó su particular crossover de ambas compañias, adaptó todos los personajes de SNK a su propio estilo con la condición de que SNK pudiera hacer lo mismo para su propia interpretación de los de CAPCOM.

 

Pero claro, hace unos cuantos años la nueva SNK Playmore no era ni de lejos la antigua y fantástica SNK (a secas). Por aquella época circulaban algunas máquinas recreativas con las mediocres versiones 2002 y 2003 de King of Fighters, con lo que las esperanzas de que lanzaran esta gente un juego de ambos universos en condiciones eran mínimas, y más con CAPCOM habiendo puesto el listón tan alto.
 
El resultado fué sin duda el peor juego que realizó SNK Playmore en toda su historia, un despropósito a todos los niveles, tanto jugable como en sus apartados técnicos.
 
(Como anotación comentar que la versión de la que hablo es de la destinada a Playstation 2, XBOX y Neogeo, obviando la de ARCADE).
 

EL JUEGO
 
Así "a bote pronto" nos encontramos con una plantilla de luchadores compuesta de 24 personajes iniciales frente a los apabullantes 48 de la versión de Capcom. Y es que las comparaciones son odiosas pero sin duda inevitables. (Para ver la plantilla total de luchadores haz click aquí – Fuente Wikipedia)
    Es cierto que existian 12 personajes ocultos más para desbloquear pero la oferta desde un principio se antojaba escasa. Y ahora que lo pienso, lo cierto es que en este juego todo es escaso, muy escaso.
     

    Pero más corto se quedaba el apartado gráfico. Nuestros compañeros de SNK obtaron por la sabia decisión de realizar un juego compatible para los circuitos de su desfasadísima consola NeoGeo y realizaron auténticos ports directos de esta versión a Playstation 2 y XBOX.
     
    Así pues, nos entregaron en bandeja un juego tecnicamente penoso. Los Sprites de los luchadores tienen un resolución sonrojante, pixelados al extremo y obsoletos debido a su escesivo reciclaje de otros productos del mismo corte. Solo los nuevos sprites de Ryu y compañía fueron diseñados de cero pero a la misma penosa resolución de los componentes de SNK. La verdad es que es el único punto positivo de este juego, el poder ver la versión "SNKera" de los personajes de CAPCOM.
     

    Si hablamos de los escenarios, ufff. Sin ningún tipo de carisma, absolutamente vacios y timidamente animados. Por favor, si hasta Garuo tenia fondos super detallados, animados y la NeoGeo los movía sin despeinarse. Nuevamente no podía faltar la comparación, Cvs 2 tenía unos pedazo de fondos en 3D y ¿ahora nos encontramos con esto?. No hay excusas de ningún tipo.
     
    Y ahora nos enfrentamos al apartado sonoro, bien, en el apartado opciones podemos seleccionar la versión original o con arreglos. ¿Diferencias?, casi ninguna, el juego suena igual de mal con las dos opciones. BSO descafeinada, sampleada al extremo y sacada directamente del chip de sonido de la consola en la que sonaba, normal que el dispositivo físico para alojar el juego fuera un CD (si si, los temidos discos azules de los inicios de Playstation 2).
     

    Pero tranquilos que lo peor del apartado sonoro no era la BSO, si no los FX. En serio, nunca he oido un juego donde un puñetazo sonora como si golperas una hoja de papel. Horroroso, los sonidos del antiguo Street Fighter 2 sonaban más contundentes que los de este. Es verdad que tiene algunas vocecillas digitalizadas, pero, bah! son dos como aquel quien dice y encima suenan más enlatadas que nunca. Menos mal que al menos tenía selector de sonido Stereo y Mono (Twisted Evil) que si no este apartado no habría quien lo salvara.
     
    JUGABILIDAD
     
    Todo se resume a una simple frase, es un juego leeeeeeeeento. El más lento de los que jamás SNK halla realizado, su versión de recreativa ganaba muchos más enteros por su velocidad pero aquí todo va despacito.
     
    Puede que mientras jugamos sea un título divertido pues conserva el mismo control de los King of Fighters pero eso no es suficiente. Se necesitan mejoras sustanciales y depurar algunas lagunas del control para satisfacer a nuestros dedos. Esto nos lleva a la conclusión de que SVC Chaos son tres pasos atrás en el género y nos remonta a la antigua jugabilidad de las 2D, a años luz de los títulos disponibles en aquellos tiempos.
     

    En Capcom vs Snk 2 teniamos la posibilidad de poder crear nuestro tipo de barra potenciadora (SUPER) y aplicar atributos a la misma, de forma que cada jugador creará un estilo de juego propio amoldado a su habilidad. En SVC Chaos unicamente tenemos una barra de poder fraccionada en 3 niveles de fuerza perdiendo cualquier atisbo de innovación que había ganado el género de la lucha 2D. Vamos que con esto Snk Playmore nos ha devuelto a 1996 y nos ha dicho que nos demos un canto en los dientes.
     
    Aún así, no era lo más preocupante, pues su alarmante falta de modos de juego hacia que te replantearás si estas delante de un juego completo o de una DEMO. A ver cuanto nos va a durar un juego con estos modos: Arcade, VS, Training y Survival.
     

    Ni Survival por equipos, ni Tag Battle, ni campeonatos, ná de ná. Un Arcade que hace las veces de Modo Historia con unos cuantos enfretamientos, un VS contra un jugador, un Training para perder las horas muertas y un Survival infinito para desbloquear nuevos luchadores e imágenes para la galería de arte (a propósito de que todas son del dibujante Falcoon, ejem). Vamos un fin de semana y directo a lo más profundo de la estantería. Al menos en la versión de XBOX el VS se podía jugar on-line.
     

    CONCLUSIONES
     
    Nunca unos 30 euros me dolieron tanto, eso es lo que pague por disfrutar una vez más de mis personajes favoritos repartiéndose mamporros. Totalmente tirados a la basura.
     
    Menos mal que últimamente Snk Playmore se lo estan tomando en serio, pero siempre quedará esta espinita en forma de videojuego clavada en mi retina. Un fiasco de juego de proporciones gigantescas y una de las mayores decepciones que me he encontrado nunca en este ocio electrónico.
     
    Ya sabeis, si lo encontrais en algún stand de segunda mano, lo tirais al suelo y lo pisoteais. Así haceis un favor a algún pobre comprador engañado por su título.
     
    Y hasta aquí este primer "Olvidando a", no os perdais el siguiente reportaje con lo mejor del Tokyo Game Show 08. Un abrazo compañeros.