La tercera de Boonen. Además la Klasika de Primavera y una nueva sección.

Pues sí. Boonen entraba en meta haciendo ese gesto. ¿Y por qué tres dedos? Porque son ya tres las victorias que lleva en Roubaix. En el velódromo de Roubaix. Dos veces se había llevado el Infierno del Norte, la última el año pasado. De ahí el dorsal número 1. El mismo dorsal que vestirá el año que viene. Esta vez no atacó, ni se llevó la carrera al sprint. Simplemente dejó que sus enemigos cayesen mientras él evitaba las caídas. Pero aun así, sigue siendo un campeón.

La primera selección importante de la carrera fue en el mítico tramo de Arenberg, de 3000 metros y cinco estrellas, que como sabemos es la medición de la dureza para los tramos de pavés. En Arenberg, el pelotón, liderado por el Quick Step, se enfilaba y se producía un corte de 40 corredores, propiciado principalmente por una caída que fracturó el pelotón. Dos de los afectados fueron Maaskant y Jose Joaquín Rojas.

Aun así, la mayoría de los favoritos continuaban en el pelotón. Pero por poco tiempo. No pasaban muchos kilómetros hasta que George Hincapie, uno de los grandes favoritos a la victoria, sufría un pinchazo. Tardó demasiado en colocar la rueda nueva, y perdió unos segundos de oro. Por delante el Quick tiraba muy fuerte y esto le inposibilitó volver a contactar con el pelotón, a pesar de los esfuerzos de su compañeros de equipo Edvald Boasson Hagen, reciente ganador de la Gante-Wevelgem, y Bernard Eisel.

Por delante, se producía una escapada, formada por cinco corredores, algunos bastante importantes como Quinziato, Flecha o Haussler. Poco después, una vez neutralizados estos corredores, lo probaba Pozzato, lo que produno un grupo de 6 corredores que se iban a jugar la victoria: Tom Boonen (Quick Step), Thor Hushovd (Cérvelo), Leif Hoste y Johan Vansummeren (Silence), Joan Antonio Flecha (Rabobank) y Pozzato. 

Por detrás, el Saxo Bank de Cancellara intentaba echarles el guante, pero por delante se entendían muy bien y seguían aumentando la diferencia. Pero en el famoso tramo de Carrefour de l’arbre, Hushovd lo probaba, con Boonen a su rueda. Pero por detrás nuestra baza española trataba de arrancar en una curva y se caía al suelo, con la mala fortuna de que también Hoste y Vansummeren tropezasen y cayesen. Pozzato esquivaba como podía el lío, pero perdía unos segundos preciosos. Por lo tanto sólo quedaban Boonen y Hushovd. Pero era por poco tiempo. Apenas unos metros más adelante, Hushovd se iba contra el público y también caía. En bandeja de plata para Boonen. Y no lo desaprovechó. Con Pozzato un poco detrás, entraba en el velódromo de Roubaix. Y le daba tiempo a celebrarlo. 46 segundos le saco al italiano.

Pozzato entraba segundo, quizás inmerecidamente, ya que parecía el más débil de la escapada. Pero en Roubaix no se merece nada. Normalmente gana el más fuerte, pero muchas veces también el más afortunado. Por detrás entraba un grupo de tres con los dos Silence y Hushovd, en el que el corredor del Cervelo se imponía fácilmente en el sprint por la tercera plaza. Por detrás venía Flecha, que aunque se encontraba muy fuerte, la mala fortuna de haber tenido que cambiar de bici le hacía quedar en tan solo un sexto puesto.

1. Tom Boonen (Quick Step) 6h15’54”
2. Filippo Pozzato (Katyusha) a 46”
3. Thor Hushovd (Cervélo) a 1’17”
4. Leif Hoste (Silence-Lotto) m.t.
5. Johan Vansummeren (Silence-Lotto) a 1’22”
6. Joan Antoni Flecha (Rabobank) a 2’14”
7. Heinrich Haussler (Cervélo) a 3’13”
8. Sylvian Chavanel (Quick Step) a 3’15”
9. Manuel Quinziato (Liquigas) a 5’00”
10. Matti Breschel (Saxo Bank) a 5’29”

KLASIKA DE PRIMAVERA

Ayer también se disputó la Klasika de Primavera. Con un gran plantel, no podía llevarsela sino un grande del ciclismo mundial: Alejandro Valverde. El murciano no era ni mucho menos el más fuerte en las subidas, ya que se vio que sufrió bastante. Pero finalmente podía mantenerse en cabeza en un grupo de doce corredores, donde brillaban gente como Damiano Cunego o Ángel Vicioso. Egoi Martínez lanzaba un ataque para llevarse la prueba vasca, pero Alejandro Valverde lograba pasarlo y proclamarse vencedor. Una más para el murciano en un año que se ha visto empañado tras su presunta participación en la Operación Puerto. Pero esa es otra historia de la que no quiero hablar ahora mismo. El caso es que el murciano se llevó la carrera.

1. Alejandro Valverde (Caisse D’Epargne) 4h04’58”
2. Egoi Martínez (Euskaltel-Euskadi) m.t.
3. José Herrada (Contempolis-AMPO) m.t.
4. Mikel Astarloza (Euskaltel-Euskadi) m.t.
5. Vincenzo Nibali (Liquigas) m.t. 

Nueva sección

Aprovecho esta entrada para presentar una nueva sección que va a tener lugar en este foro cada viernes. Se trata de "Puertos de montaña" (PM para abreviar). Cada viernes os presentaré un puerto, ya sea español o del extranjero, con su correspondiente perfil, descripción y fotos. Recibiré sugerencias y siempre podéis hacer comentarios sobre el puerto presentado. Recordad: todos los viernes.