La saga Star Wars y mi opinión: Trilogía original

 

Muy buenas chavales. Vuelvo con la sección de análisis y opinión de sagas fílmicas para retomar una de las sagas de ciencia ficción más importantes de la historia del cine: Star Wars. Si antes analicé la nueva trilogía o trilogía de las precuelas, hoy toca reseñar las trilogía clásica, la original. La que dio orígen a todo un movimiento cultural y fanático alrededor de este universo y que supuso una de las sagras más consagradas del cine moderno. Ya sabéis como va esto: Yo expongo mi opinión sobre cada una de las entregas y vosotros respondéis y la contrastais con la vuestra mediante los comentarios. Hagamos un buen foro de opinión y debate de una entrada. Bueno, como ya sabéis sobradamente de que va la cosa no me andaré con más rodeos y vamos al lio:

 

 

EPISÓDIO IV: UNA NUEVA ESPERANZA (1977)

 

Simplemente una de las mejores películas de ciencia-ficción y aventura jamas creada. No he visto en mi vida película más entretenida y espectacular que esta. Tiene todo lo que un amante del cine de aventura o de acción puede soñar: Una enorme variedad de situaciones, grandes viajes, intensos combates, rescates arriesgados, batallas espaciales… Para mi, y creo que para todo el público, es la película de aventuras por antonomásia y definición. En serio colegas ¿Alguien se ha podido aburrir con esta película? Imposible. Es de esas pocas películas cuya importancia no reside en lo que tiene, sino en lo que deja de tener. La cual casi no le falta de nada. Es la peli de aventuras perfecta. De los películones que tiene tal cantidad de situaciones tan emocionantes y variadas que llegas a pensar como han podido meter tanta cosa y tan poca película. Todo ello con los mejores efectos especiales de la época que hacen que se convierta en un viaje lleno de espectacularidad y majestuosidad visual que te hace saltar del asiento. Incluso a día de hoy (Aunque con ayuda de las remasterizaciones, claro) sigue impresionándote y dejándote boquiabierto con esos fastuosos y espléndidos efectos visuales.

Pero siendo una película de ciencia ficción debemos crear una historia llena de todo lo referente del género. Pues no hay mejor film para presentarnos una historia de ciencia ficción que esta. Tan solo hace falta una película para presentarnos todo un universo, que digo, universos, inmersos en una guerra entre un malvado Imperio galactico y una coalicción de rebeldes, universos en donde razas alienígenas y humanos conviven por igual, universos donde los viajes a la velocidad luz están a la orden del día y universos en donde uno puede ganarse la vida como buenamente puede de mil formas distintas, (soldado, contrabandísta, minero, cazarrecompensas…). Una sola película para mostrarnos casi todo lo que se refiere a los caballeros Jedi, los poderes de la fuerza, los Sith… Tanto argumental como artísticamente también es una película rica y abundante en contenidos. Es difícil pensar como han metido tanto en tan poco metraje y darnos tal rienda suelta a nuestra imaginación.

Y como os he dicho, de acción es casi la película más completa que jamas he visto. Desde el primer momento  tenemos un gran tiroteo haciendo el imperio acto de presencia, luego tenemos un gran viaje entre dos andróides que tratan de cumplir una importante misión, luego más intercambios de disparos con los imperiales, despues un impresionante viaje a la velocidad luz, tras esto tendrémos un espectacular y arriesgado rescate en la base más importante de los imperiales, la estrella de la muerte. Ahí ya es la locura padre con dosis triple de ación al presentarnos persecuciones, más tiroteos, duelos de espadas.. Y para culminar con todo este colocón de adrenalina en vena, una gran batalla espacial como traca final. Joder ¿Se le puede pedir más?

 

 

 

 

EPISÓDIO V: EL IMPERIO CONTRAATACA (1980)

 

Si la primera en esta trilogía nos presentaba ya todo lo referente a este universo y era el techo y cúlmen de la espectacularidad y la acción desenfrenada, esta es para mi la que tiene mayor riqueza y valor argumental. Esta es una entrega más oscura que el resto de las películas. Una entrega en la que se nos presenta a un temible imperio sediento de venganza tras lo ocurrido en la estrella de la muerte que busca por toda la galaxia a los rebeldes y acaba con ellos de forma despiadada e implacable. Aquí desde el primer momento se nos muestra, con una batalla monumental de las que tanto nos gustó en la primera, en el helado mundo de Hoth como el imperio es una fuerza imparable que aplasta con mazo de hierro a las fuerzas rebeldes y hará lo que sea con tal de aniquilar la rebelión y todo lo que se le cruce por su camino.

Aquí nada más empezar nos dan el primer bofetón de realidad al ver como las fuerzas rebeldes pierden la batalla en el helado planeta ante la descomunal máquina bélica del imperio y se ven forzados a vagar por la galaxia de forma discreta. Aquí vemos que, a diferencia de la primera entrega, no toda la historia es feliz y de color de rosas… Aquí los buenos ya no ganan siempre. Al mísmo tiempo se profundiza en el personaje de Han Solo, algo muy acertado en mi opinión en la que se ve como hace todo lo posible por mantener a salvo a la princesa Leia y a los suyos del Imperio embarcándose en una huida desesperada a lo largo de toda la galaxia en la que trata de librarse del incansable acoso imperial. Mientras que Luke se raja y manda a tomar por culo a todos sus amigos para acabar sus estudios de Jedi. Todo esto con un final que, aun sin ser nada concluso, por todos los aconteccimientos tan jodidamente importantes y reveladores en la saga que se suceden tan repentinamente (No voy a Spoilearos nada) nos deja más helados que al pobre Han Solo (Trolololo….) y en mi opinión perfecto para dar lugar a nuevas entregas y continuaciones de la saga. De esos que nos dejan con la miel en los labios y pendientes de la próxima secuela.

Osease, tenemos todo lo que hizo grande a la anterior, pero con una mayor e importantísima carga argumental y un tono más oscuro y sombrío que lo vuelve más ralista dentro de este contexto. Es como si la opera espacial que supuso la primera, pasara a ser un drama de ciencia-ficción en el que no se dejan de lado en ningún momento todo lo bueno que hizo grande a su antecesora. Seguimos teniendo todas las batallas espaciales, tiroteos, persecuciones, duelos de espadas y todo ello sigue siendo igual de emocionante y cautivador pero al mísmo tiempo con una historia más dramática en la que se ve que la guerra civil galáctica no es tan glamourosa como la pintaban en la anterior entrega. Cobrándose sus bajas, viendo como las acciones de nuestros héroes tienen sus consecuencias y que las pagan con un alto coste y que el imperio no es una simple fuerza malvada que se deja matar sino una aniquiladora fuerza bélica imparable que aplasta sin compasión a todo lo que se le pone por delante. Yo siempre estoy debatiéndome entre cual es la mejor de la saga. Si esta o el episódio IV, pero cuando recuerdo la enorme carga argumental que tiene y su oscura ambientación, al final me decanto por esta. La mejor de toda la saga sin lugar a dudas.

 

 

 

 

EPISÓDIO VI: EL RETORNO DEL JEDI (1983)

 

Esta película digamos que es la entrega que más me tiene en ascuas. Por unos aspectos me gusta, por otros no. Primero comenzaré por los aspectos positivos. Después de los acontecimientos ocurridos en la anterior entrega, Luke vuelve a Tatooine para rescatar a su amigo Han Solo aprisionado por el lider criminal Jabba el Hutt. Justo cuando comienza vemos a un Luke maduro, que ya está lejos de ser el chico inocente que vimos en la primera entrega y se ha convertido ya en todo un caballero Jedi. Es un guerrero ágil, valiente y en plenas facultades, todo un cambio radical para el personaje que ahora es él el que rescata a su amigo y no su amigo a él. Tras el emocionante rescate de Han y la escaramuza entre los matones de Hutt, nuestros héroes y el cazarrecompensas Boba Fett, los protagonistas se reunen con la alianza rebelde para asestar el golpe definitivo al imperio contra una de sus insignias más poderosas, una nueva Estrella de la Muerte aún en construcción pero totalmente operativa.

Aquí vemos como la alianza se ha reunido y está lejos de ser los restos desperdigados que vimos al comienzo de su anterior entrega. Ahora la alianza rebelde está organizada, es más fuerte que nunca y está lista para hacerle frente al imperio en una batalla final. Todos nuestros protagonistas lideran una última ofensiva a gran escala contra el imperio. Esto deja entender que han pasado vários años desde la anterior entrega y todos los personajes y acontecimientos han madurado a mejor. Luke es el comandante de las fuerzas rebledes y todo un caballero Jedi, la alianza está organizada, se ha vuelto poderosa y se lo toma más en serio a la hora de enfrentarse al imperio. Y nuestros héroes ya son curtidos veteranos y han tenido sus batallitas. Parece que ahora con esta entrega todo ha tomado un rumbo más trascendente y ambicioso, que la cosa ha madurado mucho tras la anterior entrega. Que ha pasado mucho tiempo y ahora las cosas están en un punto candente para ambos bandos. Una forma de narrar los acontecimientos de manera consecuente que me ha parecido muy bien realizada.

La película está diferenciada en várias partes repletas de acción que me encantan. Por un lado, la batalla de Endor en la que se intentará destruir el generador de escudo que protege la Estrella de la muerte, por otro la enorme (y digo enorme porque me parece de las más espectaculares de toda la saga) batalla espacial por destruir la propia estrella de la muerte y por último el apoteósico duelo final entre Darth Vader y Luke Skywalker. No se puede pedir un final mejor. Más momentos de acción para el final de una saga sería casi imposible. Creo que de las mejores últimas partes que he visto en terminos de acción y momentazos épicos y vertiginosos.

Ahora bien, vamos con lo malo: Endor. Si bien tenemos una épica batalla por el generador de escudo hay una cosa que no me acaba de convencer: Los Ewoks. ¡Odio a los putos Ewoks! Son como una panda de teletubbies del espacio, ¡joder!… Y encima nos los tenemos que tragar casi en toda la puta película. Es que no los puedo aguantar. Son como jodidos ositos de peluche que no paran de corretear y le quitan seriedad a la cinta. Cierto es que necesita de momentos cómicos ¿Y qué película no? Pero por muy graciosos que sean estos "Elmos Cosquillitas galácticos" hacen caer a la película en una gran contradicción. Os lo explico: En primer lugar nos los presentan como una tribu de seres adorables que hacen que las novias que llevemos al cine se pongan a decir automáticamente el típico ¡OOOH! y nosotros podamos pillar cacho (gracias Star Wars) pero por otro nos los presentan como una fuerza poderosa que pueden darle la paliza de su vida a los imperiales. ¡Amos no me jodas! Si ya nos dejaron claro en "El Imperio Contraataca" que el Imperio era una imparable y temible fuerza bélica capaz de aplastar duramente cualquier oposición ¿Me están diciendo aquí que un puñado de retacos peludos han podido derrotarles? WTF?!. Tíos que han conquistado planetas con guerra relámpago y sin esforzarse alrededor de las galaxias, ¿Vencidos por una panda de ositos de peluche? ¿Pero esto que coño es? ¿Es una puta broma o qué?…

Per no me malinterpretéis. Es una buena película y un cierre de lujo para esta trilogía. Pero hubiera sido perfecta si hubieran omitido toda la mierda de los Ewoks… Joder ¿Es que alguien a estas alturas se traga que unos monísimos y chatos ositos amorosos puedan acabar con la fuerza bélica más poderosa de la galaxia? No hace falta que contestéis….  

 

 

 

 

 

Bueno, si que hace falta. Ya he terminado de opinar sobre la saga de entre las sagas. Ahora os toca a vosotros. Comentad dando vuestra opinión acerca de las entregas de esta trilogía. Seguro que tenéis mucho que decir. No os cortéis que este es una saga con mucho de que hablar. Y yo ya he dicho bastante, ahora es vuestro turno.