Recomendación de Serie: Corrupción en Miami

 

Muy buenas colegas de los blogs. Hoy vuelvo con vosotros para recomendaros una de las mejores series de ficción policíacas que se ha emitido en la televisión: Corrupción en Miami. Una de las series que más representaba el espíritu y la cultura de los años 80 y que nos mostraba con gran precisión el oscuro y complicado mundo del crimen organizado mientras emanaba estilo própio, clase y elegancia. Son de esa clase de series que con tan solo verlas te hacen sentir como todo un señor. O de las que con solo ver tres o cuatro capítulos el mundo y los ambientes que representan te dejan tan cautivado e impresionado que desearías estar allí. Como comprenderéis no tuve la suerte de ver esta serie durante su estreno en la televisión española porque de ser así os estaría escribiendo un vejestorio con ciática, mala pensión y otros problemas… Pero mira que me arrepiento de no haber nacido en esa grandiosa época que fueron los años 80. Todos los valores, estilo de vida y culturas que representaba esa época me fascinan con fuerza. Pero gracias a esta serie puedo deleitarme con ellos cada día. ¿Queréis saber como la descubrí y por qué me gusta tanto? Pues poneros traje y camiseta de playa y seguid leyendo:      

 

 

Analizad bien la intro de la afamada serie: ¿Qué es lo que véis? Pues lo mísmo que veo yo: Sol, playa, una ciudad paradisíaca, tías buenorras, cochazos de ensueño, deportivos de lujo, voluminosas y caras lanchas motoras, gente con trajes de color crema, lujo, crimen y corrupción… Ya con solo ver esta intro por primera vez en la tele me enamoré perdidamente de esta serie. Todo lo referente al estilo de vida glamouroso de los 80s estaba impregnado en esta serie en cada escena. Lo curioso fué como la descubrí. Con 11 años y en plenas vacaciones de verano estaba en una mañana calurosa y aburrida de Julio en casa de mi pueblo cuando decidí pasar de las típicas series veraniegas que echaban en el canal uno tales como "Los Vigilantes de la Playa" o "Una chica explosiva" (Si, parece increible pero es cierto, uno puede aburrirse hasta de ver rubias tetonas cada mañana…) y cambiar de canal a ver si ponían algo diferente. Cambiando y cambiando me encontré con la televisión de Castilla la Mancha, algo increible ya que mi pueblo está cerca de Ávila (Castila y León). Debía tener una antena cojonuda para capatar la señal de las autonómicas que estaban a tomar por culo de donde estaba yo… El caso es que tras ver un par de escenas de la serie en esta cadena, dos escenas en las que ví como dos polis que iban bien trajeados con modelitos de color merengue y rosa persiguiendo a un traficante a toda pastilla con una lancha motora sobre las cálidas aguas de Miami, esta serie automáticamente se convirtió en mi favorita.

 

VESTIDO DE ARMANI, GAFAS DE SOL RAY BAN, UN ROLEX DORADO Y UN .45 ¡SONNY, ERES MI ÍDOLO! 

 

Volviendo a la serie en si, es todo un calco a lo que estaba de moda en aquellos años. Lo que tenia clase, estilo, lo que molaba en esa época y lo que ahora tanto nos gustaría revivir. Si es que con las modas todo vuelve y sobretodo si lo que representaba era buen gusto y distinción. Pero esta serie no es un documental de lo más "chic" de los 80. Más bien es un documental sobre el crimen organizado y los métodos policiales para perseguirlo y detenerlo en esos tiempos. Toda la serie es bien conocida por su representación casi escrupulosa del submundo del crimen organizado y el tráfico de drogas. Como una crónica detallísta sobre el hampa, el negocio negro de la droga y la forma en que las fuerzas de la ley intentaba acabar con ellos. Todo visto desde las perspectivas de dos policías del departamento de antivício de Miami.

Todo este extenso reportaje sobre la guerra entre traficantes y fuerzas del orden convertido en serie de televisión era algo novedoso en su día. Ninguna otra serie policíaca supo exponer con tan extrema precisión y detalle el submundo criminal como lo hizo esta. Aunque si miramos bien quien ha sido el responsable de esta serie, no nos extraña en absoluto. La serie fue producida (Y casi dirigida completamente) por Michael Mann, ese gran director responsable de habernos llevado a la gran pantalla obras maestras del cine negro y policíaco tales como "Heat" o "Collateral". Si hay alguien que conoce el universo del crimen como nadie, ese hombre es Michael Mann. Entre que tenemos todo el estilo que se puede transmitir de los años 80 y que tenemos una serie policíaca innovadora y casi siendo un calco de la realidad policial y criminal de aquellos tiempos, pues al final tenemos como resultado una fusión excepcional.  

 

MÍRALES QUE CHULOS CON SUS TRAJES A MEDIDA, SUS PIPAS Y SU BUGA ROMPEDOR. ESTA NOCHE FIJO QUE MOJAN… 

 

Pero toda esta mezcla fallaría si no tiene el elemento común que hace grande a cualquier serie de este género. La acción. Y es que esta serie estableció un nuevo estándar en lo que se refiere a este concepto al tenerlo  a raudales y en diferentes formas. Desde el primer capítulo hasta el último tendremos nuestra buena dósis de persecuciones a toda velocidad en deportivos, lanchas, a pie… Tambien iremos sobrados de tremendos tiroteos entre los mafiosos, los protagonístas y la policía. Las broncas y peleas de bar típicas tampoco faltan. Esta serie tiene tantas situaciones trepidantes y tan variadas con cada capítulo que hace que cueste creer que la vida de un poli de antivício de Miami sea así. Pasamos de ver en un capítulo a Sonny persiguiendo a un camello por las callejuelas de Little Havana a verle despues en otro episódio junto con Tubbs participar en un intenso tiroteo contra los matones de un poderoso narcotraficante en el Jardín de su mansión… Es increible. Son de esas series en las que ningún capítulo se te hace aburrido o repetitivo.

 

NI CON UN REHÉN Y UNA RECORTADA SE LE ARRUGA EL TRAJE A NUESTRO AMIGO RICARDO  

 

Al mísmo tiempo también nos muestra un suspense e intriga dignos de las series policíacas actuales como CSI. En todos los capítulos se ve como nuestros dos polis encubiertos se emplean a fondo para acabar con cada organización desde dentro de forma meticulosa procurando no comprometer su tapadera. Eso nos hace que estemos pendientes en cada momento de si van a ser descubiertos o no y de la que se va liar cuando se descubra el pastel. ¿Que puede tener más tensión que la vida de un policía infiltrado? Esta condición fomenta también que profundicemos en investigar como eran los 2 lados de la ley y ver como está el pátio en cada uno de ellos. Siempre veremos a los protagonistas comportarse como auténticos gangsters o como policías profesionales lo que nos da una visión general de la gran guerra contra la droga entre la policía y los traficantes. En algunas situaciones llega a haber tanta tensión que se podría hasta cortar con un cuchillo… Pero se diferencia mucho de la famosa serie antes citada en que la acción es casi constante y de que no se pasan todo el jodido día siendo ratas de laboratório investigando huellas toda su puta vida. Eso es precisamente lo que me acabó cansando de la serie CSI. En esa se pasaban más mirando una rastro de semen que desenfundando sus pipas y empezando a disparar a criminales. Cosa que en Miami Vice la tenemos en cada episódio. Muchas series que se consideran "policíacas" deberían aprender un par de cosas sobre Miami Vice y dejarse de copiar tanto a la aburrida CSI…

 

¡QUIETOOORL, QUE SOMOS LA GURIPA! 

 

Otro elemento importante que hace de esta serie todo un clásico ha sido su banda sonora. En todos y cada uno de los capítulos siempre habrá algún momento en el que escuchemos algún exitazo de máquina de los 80. Siempe escucharemos algún temazo de Michael Jackson, Rockwell, Duran Duran, la ELO… al visitar Crockett y Tubbs una discoteca, poner la rádio… La serie enterita está plagada de canciones clásicas de los 80 y es una gozada escucharlas. Pero donde brilla realmente la banda sonora es en la original compuesta por el artísta de música electrónica Jan Hammer, el cual compuso toda la banda sonora entera de todas las temporadas. Su música es completamente New Wave y muchas de sus melodías se nos quedarán en la cabeza en más de una ocasión. Este tipo de música me está empezando a gustar ya que es mitad pop y disco electrónico del New Wave de los 80, mitad música relajante casi rozando el Chill Out. Una de sus melodías más características era el tema de Crockett, el cual ha sido recordado como una de las mejores composiciones del músico y hasta fue introducido en la banda sonora del juego GTA: Vice City. Os dejo con él:

 

 

 

QUE CABRÓN EL SONNY… BUENO, YO AL MENOS ME CONFORMO CON TENER EL DE MICROMACHINES… 

 

Y para terminar, hacer énfasis en lo que dije al principio: Lujo, crimen, estilo, elegancia, accióny suspense todo este en una mísma serie. ¿Se puede pedir más? Yo creo que no. Todo lo que más glamour emanaba de los ochenta: Lucir trajes de colores vívos y llamativos, tener un ferrari testarrosa blanco en tu garaje, la lancha motora más rápida del condado en tu embarcadero, un cocodrilo dentro de ella, broncearse en Miami Beach mientras persigues camellos, acabar con un cártel de la droga a tiro límpio y luciendo tus zapatos de diseño…. La moda, la distinción y la clase se dan de la mano con el género policíaco, la temática negra, la acción y el suspense para mostrarnos una de las mejores series de la televisión de la historia. Si estáis hasta los cojones de las mísmas mierdas tipo CSI y buscáis algo diferente que marque tendencia y que cuyo ritmo os enganche desde el principio, dadle una oportunidad a este clásico entre los clásicos. Tanto si lo que buscáis es una serie policíaca de calidad con un labrado argumento, esta no os decepcionará. En algún canal de pago seguro que la echan, me parece que en "Fox Crime" han comenzado a emitir sus reposiciones, pero estoy aún más seguro de que alguna autonómica la seguirá emitiendo. No se, puede que en Castilla la Mancha televisión continuen echándola. Si no, siempre podremos recurrir a nuestro buen amigo Jack Sparrow navegando por la Red… Ya me entendéis. Bueno yo os dejo, a ver si encuentro en alguna óptica las gafas de sol de pasta de Sonny Crockett. Dios, como me gustan esas gafas…. 

 

 

 

 

Esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado. Comentad. Un Saludo a todos.

 

Por qué los niños no deberían jugar al Call of Duty (Machinima)

 

Hola compañeros de los blogs. Hace algún tiempo descubrí una gran sección de vídeos de machinima llamada "Factual game facts about facts", Algo así como: "Fáticos hechos de los juegos sobre los hechos"… Vaya parrafada…XD pero que no relata en clave de humor hechos y teorías sobre nuestro hobbie favorito. Una descojonante serie de vídeos de animación que nos enseñan un par de cosas sobre los videojuegos.

En este caso nos enseña una verdad como un templo: Los críos y los Call of Duty. ¿Cuantas veces hemos sido owneados y humillados por un jodido crío que aún no le han bajado los huevos? ¿Cuantas veces hemos sido acuchillados por la espalda varios cientos de veces por un niñato que acaba de empezar la ESO? Es doloroso solo recordalo… No soy partidario de que los niños no jueguen a videojuegos, pero con los COD hay una excepción. Con este vídeo veréis por qué:

 

 

Echaros unas risas. Un Saludo.

 

Juegos malos que me gustaron: Goldeneye Agente Corrupto (Crítica semi-destructiva)

 

Con el permiso de James Wesker por haberme tomado la libertad de haberle robado el título al no encontrar otra manera de describir lo que os quiero contar, hoy me animo y me subo al carro para mostraros algo que avergonzaría a todo aquel que se considere amante de los shooters de calidad y para todo aquel que tenga buen gusto en los juegos de acción. Un juego más cutre y casposo que la Esteban bailando en una discoteca que va y me acaba gustando… ¡El juego, no la Esteban, por Dios! No tendré gusto pero si dignidad y algo de amor y respeto própio… Ya sabéis lo que pasó en su día con este juego y si no, pues os refrescaré la memoria: Este juego usaba descaradamente el nombre de uno de los mejores y más importantes FPS de la historia como estrategia comercial para captar fans y seguidores del original de la N64 a un título mediocre y del montón que no tenía absolutamente nada que ver con esa joya de juego. Seguro que muchos se sintieron vendidos con este juego, gracias a Dios de que yo no caí en esa trampa.  Pero tras haberlo adquirido casi regalado hace un par de semanas, por muy cutre y malillo que sea, no puedo negar que no me haya divertido con él. Avergonzadamente os contaré por qué:

 

 

Hace poco tiempo, en una época en la que EA era una compañía de publicidad en lugar de ser una desarolladora de juegos y se preocupaba más del Need For Speed que sacaba cada año que del resto de sus títulos, nos anunció a bombo y platillo un nuevo Goldeneye. Aunque no había mucho Hype detrás de este juego, bien es cierto que el nombre hacía que los fans del oiginal de la Nintendo 64, de entre los cuales me incluyo, estaban expectantes y ansiosos de ver que es lo que EA iba a hacer con tan prestigiosa IP. Al final resultó que nos vendieron la moto a base de bien y los de EA mancharon de mierda una IP que ostentaba el honor de redefinir el género de los FPS. Nos vendieron un shooter del montón, que no destacaba, que no tenía nada que no hubiésemos visto ya cientos de veces. Un mata-mata más y punto. Mucha gente cuando se lo compró de salida, con los 60 pavos que costaba, se habrá sentido avergonzada de si mísma y como autenticos gilipollas. Pero si te lo encuetras muerto de risa en la estantería de juegos seminuevos en una tienda por 4 pavos, creo que tu orgullo puede considerarse intacto…

Esa fue mi situación. Yo estando con unos colegas en el Carrefour de al lado de mi casa, un día tonto en el que tienes un par de pavos sueltos en la cartera y no sabes si los vas a invertir en una hamburguesa o un Kebab.. Y mientras ese dualísmo casi existencial te inunda tus pensamientos, vas al Game de la vuelta de la esquina a "Capear el temporal" y hacer algo de tiempo mientras rebuscas en los montones de juegos seminuevos a ver si encuentras alguno interesante del mísmo modo al que nuestras madres rebuscan una manzana fresca entre las montones de fruta de la estantería de una verdulería. Yo, rodeado de críos y concentrado en encontrar algo de calidad bajo ese monton de juegos de Hanna Montanna y Harry Potter (Se ve que la gente solo vende calidad…), parecía un maruja en rebajas buscando concienzudamente el sueter de sus sueños. No encontré nada, pero si este juego por 4 pavos así que pensé: "Vamos a darle una oportunidad y sacrificar el Big Mac por él. Total, en casa tengo comida, cama y pensión completa totalmente gratis…" Esta noche veremos que nos depara este juego mientras me tomo la insípida tortilla francesa de mi madre…

 

 

Entrando en el juego en sí, para empezar os diré que la historia no tiene absolutamente nada que ver con el juego original ni con la película en la que estaba basado. Simplemente somos un agente del MI6 compañero de Bond que decide jugar con 2 barajas y traicionar a la famosa agencia de espionaje para irse con los malos. Si, a falta de una palabra mejor, se va con los malos. No hay organización rival, ni banda, ni terroristas ni pollas en vinagre, solo los malos. Se ve que este juego todos los villanos de todas las entregas del archiconocido espía han olvidado sus diferéncias y han formado equipo. Y esto no me extrañaría nada… No son pocos los que se la tienen jurada a Bond si nos ponemos a enumerar… Pero no todos estan en el mísmo barco. Hay dos organizaciones: La de Goldfinguer (para quien trabajámos) y la del Dr. No. Por lo que se ve nos rajamos del MI6 para acabar siendo otro de los matoncillos contratados de Goldfinguer en medio de los que parece ser una guerra corporativa entre las dos facciones en la que solo una de ellas saldrá victoriosa.

Muchos pensaréis que al menos el prota que controlamos habrá tenido un buen motivo para irse al "lado oscuro de la fuerza" pues más bien no. Todo se reduce a una misión de entrenamiento de Realidad Virtual (El tutorial del juego) en la que la caga estrepitosamente y por eso decide pasarse al otro bando. Menuda gilipollez… Echarle del servicio secreto porque no ha mejorado la marca de Bond en el entrenamiento… Mira que podían haber elegido motivos para pasarse al otro bando y van y eligen el más chorra y con menor sentido de todos. Esto es para tener una buena charla con el guionísta… En resumen, un argumento raro de cojones que flojea por todos los aspectos y que parece que los creadores se lo han sacado del culo en el último momento para darle algo de sentido. Hasta yo podría haber sacado algo mejor para la historia y eso que no cobro un paston por ello…

 

 

Gracias a que nos han intentado vender que somos un "chico malo", se supone que podemos hacer cosas que al buenazo de Bond jamás se le ocurrirían, como ejecutar matones desarmados, tomar rehenes, usar la fuerza bruta con nuestro arsenal… No deja de ser algo que ya hemos visto en muchísimas ocasiones y no es nada nuevo. Lo de ejecutar a gente desarmada, aunque es algo curioso al poder hacerlo con algunos lugares del entorno como por ejemplo: Tirar a uno de un precipio o a una máquina trituradora llena de cuchillas o a una zona en donde hay un láser desintegrador supermegapeligroso… Pero no deja de ser la mísma mecánica repetida una y otra vez: Trincar un pobre diablo, lanzarlo a un lugar específico, verle morir. Esto al cabo de unas cuantas veces aburre. Lo de trincar rehenes para usarlos como escudos humanos ya lo hemos hecho miles de veces, ahora al parecer no hay ningún juego que no tega esta posibilidad… Es más, esto ya había sido implementado en juegos anteriores a este y ellos lo pintaban como algo novísimo… Y con lo de usar la fuerza bruta todo se reduce a la posibilidad de hacer akimbo con todas las armas del juego, algo que, por muchas veces que lo haga, nunca me va a dejar de gustar. Es delicioso…

 

   

 

Gráficamente tampoco destaca en nada. Que no os engañen las fotografías, el título es mediocre hasta en el aspecto gráfico. Está muy espectacular en las primeras partidas cuando vemos las explosiones y toda la pesca, pero según vamos jugando nos vamos dando cuenta que todo es un refrito. Los enemigos son clónicos, estaremos disparando a los mísmos matones una y otra vez, desde el primer nivel hasta el último. Los escenarios estan completamente vacíos con una interactividad casi nula que no va más lejos de "Presiona tal botón para abrir tal puerta" y nada más. Un juego que parece estar muy pulido pero que si nos fijamos bien en los detalles, eso es porque no encontraremos nada más que no sea nuestras armas, los enemigos sus armas y el lugar en donde discurre la acción. Nada destacable, ni efectos lumínicos, ni efectos sonoros, nada de nada. Un titulo que puede parecer que saca partido a la gráfica de la consola pero que en realidad ni siquiera la hace calentarse al disimular sus carencias por todos lados… Bueno, al menos gracias a esta falta de ambición gráfica, tenemos una tasa de frames bastante estable sin notar tirones ni ralentizaciones. Algo es algo…

 

 

Pero después del aluvión de palos que se acaba de llevar aquí el título, dispondrá de una buena razón para que me guste, ¿Verdad?. De hecho la tiene y es de peso: Su acción directa y sin complicaciones. Este juego tenía la gran baza a su favor de ofrecernos acción frenética, simple, directa y adictiva. Si sois de los de "gatillo fácil" como un servidor y os gusta volar cabezas sin ningún tipo de compromiso este juego os enganchará. La campaña, siendo de bastante duración, básicamente se reduce a ir matando sin descanso y sin ningun tipo de restricción, forma o cuestión específica a todo lo que se nos ponga por delante. Los niveles sencillamente se reducen a este esquema: Llegar, desatar un infierno, salir. No te va exigir que te cubras, que vayas con cuidado o que cumplas objetivos chorra de bonificación o alguna otra historia. Simplemente MATA y sigue avanzando. No te va a pedir nada que vaya más lejos de ejecutar rehenes, dar tiros a la cabeza o matarlos con el entorno… Es como si todo el juego fuera un gran entrenamiento de puntería para novatos, una barraca de patitos de feria interactiva o un remake del Duck Hunt versión sangrienta…

Y entre que podemos llevar todas las armas del juego en Akimbo, es decir, una a cada mano, la locura se multiplica por 2. Pero me refiero a combinaciones imposibles que hacen de nuestro personaje un malabarista de armas y el orgullo de John Woo… Imaginaos llevar un subfusil P90 en la mano izquierda mientras disparamos una Desert Eagle con la derecha. O dos P90 o Desert Eagle a la vez, o una pistola laser rarísima junto con una ametralladora… Una jodida escabechina más grande que la batalla de Guetisburg que podemos realizar a dos manos siempre que queramos si no nos importa ser todo lo burro que podamos con nuestro arsenal. Y el control ayuda en gran medida a este aspecto, ya que es tan sencillo e intuitivo que nos acustumbraremos a él en segundos y no tendremos problema alguno para entrar y matar a todo lo que se mueva. Será empezar a jugar y creernos el jodido Rambo. Si lo que buscáis es un shooter sin complicaciones, sin que os exija tácticas avanzadas u os pida ser estrategas de combate y simplemente necesitéis un buen y rápido mata-mata para relajaros un poco, este es vuestro juego. Para mi este título forma parte de la clase de juegos "desestresantes". De los que uno pone en la consola para matar algo en cantidades enfermizas pero tranquilamente mientras está haciendo tiempo para la cena.

 

 

Y el multijugador por otra parte es también otro punto a su favor. Ya que es exactamente igual que su anterior entrega, "007 Nightfire" y casi idéntico al Goldeneye 007 original. Los mísmos modos de juego, tan variados y divertidos como siempre (Solo se vive dos veces, El hombre de la pistola de oro, Captura el maletín…), con todos los personajes y villanos más característicos de la franquicia del famoso espía y con la posibilidad de jugar hasta 4 jugadores a pantalla partida en la mísma consola. Claro que, al ser igual que el Nightfire, también arrastra sus problemas, como la necesidad de utilizar un Multitap para jugar los 4 jugadores. Pero bueno, si lo que buscas es "diparar por que si" sin complicarte la vida con tácticas, objetivos y demás mierdas, mientras que también buscas un buen shooter con multijador local como los de antes y no tienes a mano el Nightfire, si lo encuentras por alguna tienda seminuevo por 4 o 5 pavos, dale una oportunidad, así tendrás un mata-mata perfecto para las horas muertas en las que te apetece algo sencillito y sin complicaciones con lo que matar agusto. Para mi ese es el precio con el que debió salir desde un principio y no 60 eurazos como lo sacaron en su día… Compadezco a quien se lo haya comprado de salida en su día, pero venero a quien se lo compra ahora casi regalado porque es el único buen negocio que se le puede hacer a esta prostitución del buen nombre de la franquicia Goldeneye. Será cutre, con una historia de mierda, mediocre y del montón, pero coño es que no deja de divertir y engancha bastante… Y eso es lo que importa ¿No?

 

 

 

 

Bueno, hasta aquí la reseña de hoy. Comentad. Un Saludo a todos.

 

La saga Star Wars y mi opinión (Trilogía Precuelas)

 

¿Como va la cosa, blogueros? Hace algún tiempo escribí un artículo en el que daba a conocer abiertamente mi opinión respecto a cierta saga de películas en particular, la saga Alien, por si alguno no lo recuerda. No tenía intencion de crear una nueva sección, tan solo dar mi opinión sobre una saga en la que hay una diversidad enorme de posturas para cada una de las películas que la componen. Pero tras la entrada decidí que esto podía ser una sección muy rica que aportaría mucho ya que, aparte de dar mi opinión, esta entrada serviría como lugar de encuentro para todo aquel que quiera opinar algo al respecto de X saga o franquicia. Fans, seguidores o incluso o todo lo contrario podrían pasarse por aquí, ver mi opinión y contrastarla con la suya y la de los demás. Decidido pues, hoy me he animado por hacer un pequeño repaso a una de las mejores sagas de ciencia ficción y aventura que ha parido el cine: La Guerra de las Galaxias, o Star Wars para los más puristas. Comenzaré por la trilogía de precuelas de la saga porque es la que más ha dado de que hablar durante estos años y porque es la que más fresca tengo en la memoria. Bueno, sin más preámbulos, ayá va:  

 

 

 

EPISÓDIO I: LA AMENAZA FANTASMA (1999)

 

Sinceramente esta, junto con la tercera, es la que menos me disgusta de la trilogía. Como fan de Star Wars gracias a la paliza que me daba mi viejo viéndose las pelis de la trilogía original casi cada fin de semana, yo ya con 9 añitos ya estaba espectante al ver que estrenaban una nueva entrega en el cine. Cuando la ví en su día me pareció perfecta, a la altura de  las de la trilogía clásica, os recuerdo que tenía nueve años…. Pero luego con el tiempo, uno ya le da una análisis más objetivo y, porque no decirlo, algo más crítico.

Primero vayamos con los puntos positivos de la película. La Acción. Este elemento no solo estaba a la altura de las espectativas, sino que nos presentaba tanta caña y tan vistosa que superaba en algunos momentos a los de la trilogía original. Espectacularidad visual en cada escena, acción con muy pocos descensos en su tempo, y enorme variedad de ambientes y situaciones. Podíamos ver desde los Jedis repartiendo estopa a droides y asaltando una nave de la federación, pasando por una emocionante carrera de vainas en Tatooine, una gran contienda contra las fuerzas de la federación en Naboo y hasta una batalla espacial con naves en la órbita del planeta. En cuestiones de acción y variedad de situaciones esta película no tenía nada que envidiar a las originales. Básicamente la acción que se desarrolla es clavada a la entrega "Una nueva esperanza": Escenas de aventura, acción y tiroteos por doquier y una batalla espacial final. La estructura es la mísma. Y si esto me encantó cuando lo vi en la primera, en la precuela no me va a dejar de gustar. Todo ello acompañado con los mejores efectos visuales de la época.

Por otro lado, esta película no está exenta de aspectos negativos. En primer lugar exponer lo que puede ser la contrapartida de los efectos visuales que hace un momento hacía referencia. Todos los efectos lucen geniales e impresionantes, pero también es cierto que el abuso de estos efectos, todos ellos realizados por ordenador  (CGI) pueden arruinar la película. No a todo el mundo le pueden gustar las CGI y los amantes de los efectos especiales convencionales, como un servidor, pueden sentirse defraudados con esta película con tanto abuso de estos. Pero bueno, era el fin de una época, una buena época en la que se utilizaban los efectos especiales de toda la vida y marcaba el inicio de otra nueva en la que íbamos a ver efectos hechos por ordenador hasta por el culo… Una nueva era en la que las películas estaban hechas con el paint y el fotoshop del PC y la pirotécnia casera se guardaría para coger polvo en el almacén…

Otro punto negativo reseñable es el argumento, aún aclarándonos un poco como estaba la cosa antes del Imperio con la secuencia de títulos inicial tan característica de la saga, bien es cierto que muchas de las veces la información de como era esa galaxia muy muy lejana antes de la guerra civíl nos la daban con cuentagotas y muchas de las veces teníamos que presuponernos e imaginarnos como funcionaba todo anterioremente. Esto puede que sea una queja menor si ocurriera en una película normal y corriente, pero esto en una precuela, en la que no tenemos ni idea de como van los tiros y nos lo tienen que explicar, es imperdonable. Otro punto negativo más es la pobre interpretación de los protagonistas, que muchas veces sobreactuan y otras parece que les falta fuerza. De todos ellos solo se salva Liam Nesson en su papel de Qui-Gon Jinn que lo borda y nadie más. Y como último punto negativo: Jar Jar Binks. Con eso se dice todo… Intentar meter un personaje secundario cómico que no da ni gracia sino que más bien da pena y además a cada escena se luce para parecer más imbécil es poco más que desastroso. Hasta RD-D2 tiene más carísma que él…

Pero con todo ello es una buena secuela que se merece llevar el sello Star Wars y lucirlo orgullosamente, bueno, lo de orgullosamente sería si hubiesen quitado a Jar Jar…

 

 

 

 

 

EPISÓDIO II: EL ATAQUE DE LOS CLONES (2002)

 

PURA MIERDA. Así de claro. Nunca en mi vida he visto engaño mayor que esta película. Nos venden un puto culebrón de los que echan todas las tardes en la primera hacíendonos creer que es La guerra de las Galaxias. ¡Ole sus cojones!. Como nos la metieron de doblada en su momento… Darnos un puta mierda de historia de amor entre un gilipollas que no sabe manejar un sable laser y una idiota que no sabe manejar un senado. Joder, si al menos la hubieran titulado: "Amor de las Galaxias" os juro que la miraría bajo otro prisma, os lo aseguro. Pero es que lo que han hecho con esta película a la saga ha sido meterle un paraguas por el culo y después abrírselo… Literalmente.

Es que no hay por donde cojer a esta película. Intento sacarle alguna cosa buena por mínima que sea pero es como remover entre la mierda esperando encontrar una flor: No hay esperanza y me voy a pringar solo de intentarlo… Joder, se supone que cuando uno ve en el título "LA GUERRA de las galaxias" pues se supone que va a ver eso: Guerra. Se supone que  habrá la buena ración de duelos de espadas, tiroteos con lasers, batallas y contiendas espaciales que tanto caracterizan a la saga, pues va a ser que no. Se ve que cogieron todo lo bueno que tanto le gusta a la gente de la saga y lo tiraron al retrete para vendernos una historia de amor a lo Titanic. Yo es que a esta pelicula ya la llamo directamente "El Crepusculo de Star Wars". Porque es que es eso más que nada. Como película para niñatas adolescentes que han madurado sexualmente deprisa y mentalmente nada, esta película les vendrá tan bien como las de la saga Crepusculo. Mientras los fans de la saga se tiran de los pelos y les sale espuma por la boca, las supernenas estarán con las piernas temblando con esta entrega…

Es que ningún aspecto bueno tiene. El nuevo Anakin es un gallito chuleta que se cree un Jedi y que está encoñado con la Padme, con una interpretación tan pésima que hace parecer a Terminator un tio con más vidilla y salero al lado suyo y que manda a la mierda un personaje tan importante para la saga como puede ser el Anakin Skywalker antes de ser Vader, reduciendo su viaje al lado oscuro a un calentón con Obi-Wan por no dejarle tirarse a la Padme… Dejando a un lado su interpretacion "Rostro de piedra" digna del mismísimo Steven Seagal, casi que el resto está aun peor. Toda la jodida película es una telenovela barata que nos hacen tragar vílmente. Toda la película, escena tras escena, es ver a Anaking como intenta ligarse a la Padme y como la Padme se hace la tontita tratando de disimular que le tiemblan las piernas por él y que está más humeda que la selva del amazonas…

Y tras otra escena viendo al Max Payne con sable laser lucir palmito con la Padme y otra, y otra y otra…. Al final acabas hasta los huevos o convertido en una mujer… Pero al menos para compensar tiene la batalla final en Geonósis con los Jedis y los Clones luchando contra la federación de comercio y los Geonosianos. Pero ni con eso se salva. 30 minutos de acción no justifican PARA NADA 2 horas enteras de culebrón y marujeo. Por muy entretenida que estuviese esa batallita que dura menos que una serie española en antena, no es excusa para habernos hecho pasar por la piedra durante 120 minutos seguidos. Un absoluto desastre de película. Y ¿Sabéis cual es el momento justo en el que sabes que esta película es una completa ruina? Pues cuando tu madre te dice: "Una película muy bonita" 

 

 

 

 

 

EPISÓDIO III: LA VENGANZA DE LOS SITH (2005)

 

 

Parece ser que con esta los responsables de la atrocidad anterior, se habían achantado o George Lucas había tomado nota del aluvión de cartas en contra de su persona y amenazas de muerte provenientes de los fans porque aquí ya volvemos a lo bueno y más característico de la saga en una acto de rendención final por parte del director y su última oportunidad para hacer caja. Aquí, al estar ambientada en los últimos años de las Guerras Clon, tendremos batallas hasta en la hora de la cena. Primero empieza fuerte con una gran batalla de naves sobre el espacio de Coruscant, para luego ver como los Jedis protagonistas se meten de polizontes en el crucero de la federación para aventurarse a rescatar al Canceller Palpatine. Luego más batallas en Migeeto, Kashyyyk y Utapau culminando en un buen duelo entre Obi Wan y el General Grievous.  Y luego ya conocemos todos el resto, la traición de los clones a los Jedi y su asesinato en masa, la transformación de la Republica en Imperio y el gallito de Anaking en Darth Vader.

La verdad es que con esta película me quedé muy satisfecho. Tenía todo lo que me gustaba de la saga original elevado al cuadrado. Batallas enormes, duelos entre Jedis y Siths (3 en esta película, que no es para menos), combates espaciales, láseres iluminando toda la pantalla cada 5 minutos. Todo ello con unos efectos especiales de aupa que nos dejaban alucinando con cada escena. Esta vez no importaba que fuera todo el día CGIs y efectos echos por ordenador… Eran tan acojonantes que llegaba a importarte un bledo que esa gran batalla que acabas de ver no haya sido rodada ni la mitad en un escenario real….  Me quedé encantado. Nos daban toda la acción y majestuosidad visual que caracteizaba a la saga y encima con un argumento que, salvando la pésima actuaión del protagonísta, era de peso y muy verosímil a los acontecimientos.

Los detalles argumentales tan importantes que nos aclara esta película y las incognitas que aclara son una gran baza a su favor y al menos en esta entrega han sabido llevarlos de una forma convincente. A mi me dejó bastante satisfecho en todos sus aspectos. Acción hasta el último segundo de metraje con batallas, duelos y combates espaciales y al mísmo tiempo un argumento sólido y buen trasladado que cierra la trilogía de la precuela de una forma convincente. Aunque no es perfecto. Yo diría que el ritmo en el que se nos cuenta el argumento es demasiado precipitado y las cosas van demasiado consecuentes y rápidamente nos encontramos con un momentazo importante tras otro. Como si la historia fuera "24" llevada a Star Wars. Yo creo que esto fue porque como no contaron una mierda sobre los acontecimientos más importantes de la histora de esta saga (Anakin-Vader, Republica-Imperio, Orden 66…) en las entregas anteriores, ahora en esta lo cuentan todo a carrerilla dándonos la panzada de spoilers importantes de la saga y ¡Ala! ¡A tragárnoslos todos de una tacada en una sola película. Y el final podría haber dado un poco más de si. Esta bíen, pero por explicar un poco más que las dos o tres palabras que suelta Joda para que concuerden con la trilogía original, no hubiera estado de más. 

Es una buena secuela y casi una redención para Lucas tras el atentado que nos hizo con el Espisódio II, con mucha acción, efectos visuales y argumento sólido, pero no llega a ser tan buena como las clásicas ni de lejos, al igual que la primera.

 

 

 

 

 

Bueno, esta es toda mi opinión con respecto a la trilogía de precuelas de la Guerra de las Galaxias, espero que os haya gustado. Ahora os toca a vosotros ¿Que opináis de esta saga? ¿Una buena forma de revitalizar esa galaxia muy muy lejana o una forma de explotarla, prostituirla y hacer que pasemos por caja? Comentad y decid lo que pensáis. No os cortéis. Un Saludo a todos.