Habilidades extraordinárias de los videojuegos: La Caza

 

Tras otra video-bizarrada que cruzaba esa delgada línea quedelimitaba la salud mental, es hora de volver a la escritura con otra reseñaseria, profesional y objetiv……

 

 

¡BIENVENIDOS UNA VEZ MÁS AL PROGRAMA JARA Y SEDAL!

 

Hoy nos adentraremos en el fascinante mundo de la caza enbusca de la pieza definitiva. Pero esta vez en un coto de caza muy diferente einusual: Los videojuegos. Hasta hace poco el bello deporte de disparar aanimales indefensos sin razón alguna, era algo desconocido y muy poco habitualen el mundo de los pixeles, hasta que hace poco en los juegos de mundo abiertoy sandboxes se nos dio la oportunidad de disfrutar del placer que supone cosera balazos un pichón. Así que ¿Por qué no rendirle un pequeño homenaje en estenúmero de la revista de caza Nº1 de España? ¡Y hoy de regalo 5 gusanos paracebo de pesca! Así que no me salgan truchas y empiecen a leer que desenfundo laescopeta de perdigones y la liamos:

 

 

PITA, PITA, PITA, PIIIITA……

 

Parece mentira que una de las formas más bonitas dedisfrutar del entorno natural que nos rodea y mantener la estabilidad del medioambiente, es decir cosiendo a tiros a cachorros de toda las especies, no sehaya puesto en práctica en los videojuegos hasta hace 2 días como quien dice.Si es que uno sabe de sobra cuando un juego de mundo abierto falla: Cuando tedan una gran extensión de terreno natural lleno pero carente de fauna y seresvivos a los que tirotear. ¿De qué sirve tener en un sandbox un mapeado quecubre 200 hectáreas y cientos de kilómetros en terreno salvaje, si no tenemosni un  jabalí al que freír a tiros?  Entonces lo único que tenemos es una aburridaexcursión por el campo…

Ahora en serio, con cientos de juegos del género, que te dancientos de misiones, encargos y tareas por hacer, me sorprende que la inclusiónde la caza haya sido cosa de hace muy poco. Y para más Inri si tenemos encuenta que la mayor parte de estos sandboxes o juegos de mundo abierto donde nose incluyen, tienen un vasto y amplio mapeado lleno de entornos naturales.

 

Y QUE NO ME DIGAN EN LA ESQUINA… ¡EL VENAO, EL VENAO!

 

Pero a cierta cabeza pensante se le ocurrió que la caza bienpodría servir como una actividad más dentro del enorme abanico que teníamospara que, de esa manera, las grandes secciones de mapa que teníamos querecorrer entre misión y misión no se convirtieran en un tedioso paseíto por elcampo.  De esta forma siempre estaríamoshaciendo algo por esos lares y por primera vez, esos lugares tendrían unafunción más que demostrar el potencial gráfico del título o de la consolasirviendo de algo más que una simple fotito de postal.

¿Y qué es la caza señoras y señores? ¿Una actividad de los ricachonesburgueses que hacen cuando se aburren y tienen una escopeta? Puede, pero aquí adiferencia de la vida real, esta tiene un propósito. Aquí en los videojuegos nose disparan perdigonazos del 12 a conejitos por diversión, que también… Peroaquí todo este festín de animalitos muertos y despellejados tiene un noble propósito:Lucrarse.

En los videojuegos la caza sirve para algo más que matar eltiempo matando animales. Aquí al menos los matamos siempre por un propósito:Sacar provecho de ello. La mayor parte de las veces, la caza en los sandboxesnos sirve para obtener una moneda de cambio con la que sacar unos cuantos pavoso para obtener y fabricar valiosos ítems o power ups que nos serántremendamente útiles en nuestra aventura.

 

¡¡NO NO, ESPERA, ERA BROMA, ERA BROMA, MIIIIEEEERDAAAAA!!

 

Grandes ejemplos de esta primera opción los encontramos enlos sandboxes Red Dead Redemption y Assasin’s Creed III en donde la caza deanimales es otra opción a tener en cuenta si lo que queremos es sacar unoscuantos pavos extra a costa del pellejo de un inocente animal. Es curioso losospechosamente bonito y sencillo que llega a ser este deporte en losvideojuegos: Tu simplemente te tienes que preocupar de encontrar un animal bastantecotizado y colocarle un buen tiro en la sien, que el trabajo más desagradablede despellejarle y coger todas sus pieles y órganos internos sin llegar avomitar ya se encargará tu personaje.

Es tan sencillo como divertido. Vas tranquilamente paseandopor la pradera/Jungla/Tierra Media, ves algo que se mueve, lo matas, cobras porello.¿ Qué no te gusta la sangre, ni las vísceras?  Don’t worry Be happy! Tu solo preocúpate depulsar cuadrado o X cerca del cadáver del animal y… ¡Voila! Un segundo después estarádespellejado, destripado ¡Y listo para vender! Tu solo busca, dispara, recoge y¡llévate los beneficios! Ahora bien, no le des inmediatamente después de comera tu personaje que todavía estará pensando en los higadillos que le habrásacado a ese pobre venado y está debatiéndose entre sí echar los suyos por elsuelo o aguantarse de potar hasta que guardes la partida…   

 

¡GATITO MALO, GATITO MAALO! 

 

Y si llegas a montártelo bien con esto, puedes llegar aforrarte y desbloquear todos los ítems y armas más lujosas y potentes de todoel juego sin haber avanzado una mierda en la historia. Aquí la caza es lasolución para todo. ¿Qué hay un arma exótica y potente que cuesta una fortuna? Líatea cazar y a vender pieles hasta conseguir el dinero ¿Qué necesitas recursos,municiones o medicinas? Fórrate despellejando  todo lo que encuentres y cómprate todo lo quenecesites. Llega a ser algo adictivo, pues obtienes dos de las cosas que más mefascinan en la vida. Recursos infinitos y seres vivos infinitos a los queasesinar. Es como un círculo vicioso… Matar y que te paguen, matar más y que tepaguen más… ¡Dios adoro este trabajo!

Pero no todo es bonito en la villa del señor… Qué aquípuedes pasar en cualquier momento del cazador al cazado. No es lo mismo ir acazar una liebre que a un puto dragón de cómodo…  Pero tampoco la recompensa es la misma. Aunquetu culo puede pasar a ser el tentempié de un Oso pardo con un solo movimientoen falso, también puede acabar siendo un culo bañado en oro de 18 quilates comollegues a cazarlo. Ese es el dilema de todo buen cazador. Riesgos VSRecompensa.  Aunque sea un puto suicidioasistido ir a cazar un jodida pantera negra o un tigre de bengala, económicamentehablando merece la pena y mucho.

 

CUANDO LA GENTE HACE DE TRIPAS CORAZÓN, YO HAGO DE TRIPAS UN PASTÓN…. 

 

Y hablando de dragones de cómodo, tigres y panteras esobligado mencionar a Far Cry 3. Que se diferencia de los típicos minijuegos de “cazary forrarse” en que aquí la caza no sirve solo para eso, sino también paracrearnos recursos y utilidades valiosísimos en nuestra demente aventura.  A base de las pieles de los animales que cacemos,podremos confeccionarnos bandoleras, carteras y mochilas más grandes para poderllevar una mayor cantidad de armas, municiones, objetos y utilidades encima. Meha gustado que la caza vaya más allá del típico afán capitalista de conseguirmás y más dinero.

Y ya en los juegos de rol y acción de mundo abierto esta habilidades menester. Juegos como los Fallout o la saga The Elder Scrolls los incorporandesde siempre. Aunque se diga que lo que estamos haciendo a los cuerpos de losanimales/ bichos mutantes es “saquear” se sobreentiende que no estamos saqueandolas pieles y carnes de un animal. En esta clase de juegos al menos las podemosusar para algo más que para ganar pasta. Aquí siempre tendremos la opción deutilizar la carne como autoconsumo, ya sea para recuperar salud u obtenermejoras temporales. Eso sí, siempre bajo nuestro propia responsabilidad, puessiempre conlleva un riesgo. Ya que, aunque por muy deliciosa que sepa la carnede cangrejo mutante, la radiación nuclear nos va a dejar algo más que unsaborcillo picante y resultón…

 

¡ES HORA DE CONVERTIRTE EN ABRIGO DE PIEL, OSO YOGI! 

 

Pero bueno,  ya seapara mejorar nuestro equipo, pillar parné o un cáncer por la radiación, estahabilidad es bienvenida en el mundo de los videojuegos y es algo queindudablemente nos hará sacarle mucho más partido al título y le dará mayorjuego a la exploración de las zonas incivilizadas del mapeado.  Bueno, como siempre recomienda Jara y sedal:llevaos munición y cartuchos de sobra, nunca se sabe lo grande que puede servuestra primera pieza del día. ¡Ah! Y… Cazad con moderación… No queremos extinguiruna especie para luego tener que buscarnos la vida intentando explotar otra….

Y ante esta masacre de cerbatillos y venaos, no puede queda mejoresta canción:

 

-Y QUE NO ME DIGAN EN LA ESQUINA ¡¡EL VENAO, EL VENAO!!

-QUE ESO A MI ME MORTIFICA  ¡¡EL VENAO, EL VENAO!!

 

 

 

Y hasta aquí la entrega de Jara y Sedal de hoy. Un Saludo atodos.