Juegos indie que no conocíais: Net Yaroze

 

Bueno, tras el empacho que ha supuesto todas lasconferencias sobre la next gen, que si consolas ultrapotentes que nos permitenhacer el gilipollas con Kinect a 1080p pero no nos permiten jugar offline ni lasegunda mano, un montón de juegos “triple A”,  chuchos con un gran sentido del deber yenormes decepciones, creo que lo mejor va a ser irnos a recordar los orígenesde los juegos indie para bajar tal colocón de compañías, empresas, rumores yculebrones.

 

Y qué mejor que con una gran curiosidad. Algo que los másviejunos de por aquí con gran cariño y nostalgia. Algo que siempre heconsiderado como el mejor contenido que te puede ofrecer cualquier discopromocional o de demos. Los juegos Net Jaroze, un montón de juegos gratuitospor tu cara bonita. ¿Queréis saber lo que son? Pues seguid leyendo:

 

 

 

¿Os acordáis de los buenos tiempos de la PlayStationmagazine? Esos maravillosos años en donde internet todavía era un misterio ynuestra única fuente de información videojueguíl era esta revista mensual que esperábamoscon ahínco cada 30 días religiosamente en nuestros kioscos. Más allá de susdivertidas secciones, análisis y foros de opinión, siempre había algo que ladiferenciaba de todas las revistas, algo que la hacía única: Sus discos dedemos.

Aquellos discos de demos, con montones de demostraciones dejuegos a punto de ser lanzados o incluso lanzados ya años atrás, las cualeseran las buenas demos de antaño, esas que nos ofrecían niveles completos quepodías rejugar siempre que quieres y que solo terminaban cuando tu lo deseabas.

 

 

Pero aparte de todas las demos que nos ofrecía, siemprehabía una opción y una casilla que nos ponía las palabras: “Net Yaroze”. ¿Y esoque coño significaba? Pues nada más y nada menos que tropecientos juegos independientescompletos y divertidísimos que podíamos jugar de cabo a rabo sin ninguna clasede restricción. Y no eran la clase de juegos mierda que consistían en pulsar unsimple botón y ya está, al contrario, eran juegos tan profundos y enviciantesque podían competir perfectamente con los desarrollados por grandes empresas.

Net Yaroze para los que no son entendidos en esto son unconjunto de juegos creados por jugadores como nosotros. Sencillamente sonjuegos independientes creados con el kit de desarrollo del mismo nombre. Quebásicamente era la misma consola PlayStation pero en negro y con unos cuantosperiféricos extra para enchufarla al ordenador para crear y compilar loscódigos del juego, un manual de cómo hacerlo, un disco de arranque para laconsola y otro disco para el desarrollo de juegos para nuestro PC. Y con estaspocas cosas, algunos jugadores podían crear tales virguerías que te pasabas mástiempo jugando con ellas que con las demos de grandes desarrolladoras.

 

 

 

Huelga decir que este fue mi primer contacto con los juegosIndie. Pero tengo que decir que me quedé fascinado con algunos de los juegosque ofrecían. Algunos tan divertidos y enviciantes que te tirabas toda la tardejugándolos y te olvidabas de las cientos de demos que tenía el disco. Aún a díade hoy me sigue pareciendo increíble los juegos tan cojonudos que les salierona los jugones  con tan poca cosa. Porque muchasfuentes dicen que el Net Yaroze era lo más básico que te podían dar en kits dedesarrollo en su día y estaba muy limitado. Supongo que en la escasez estaba elingenio…

 Lo mejor de estosdiscos de demos era la cantidad de juegazos Net Yaroze  que te podían venir.  Si tenías suerte te podían venir ¡hasta 250juegos completos de una tacada! Vamos que te podías olvidar de comprarte juegosde PSone durante una temporadita. Por solo 6 pavos podías tener la suerte queen un disco de demos te tocará el gordo en juegos indie y jugaras hasta el díadel juicio final. ¡Joder, eso sí es economizar!

Pero bueno, basta de chácharas, os enumeraré mis juegosfavoritos. El primero de todos dejaré que lo adivinéis. Tiene todos loselementos necesarios para que un juego me encante: Sangre, tiros, violencia,exploración… Pues todo eso con un nivel de adicción bestial era lo que tenía Psychon. Para mí era como una especiede Doom pero en tercera persona y con vista cenital. Era la leche en vinagre:

 

 

 

Mi segundo juego favorito era como una especie de anticipo delo que nos iba a deparar los Lego Star Wars. Se llamaba “Opera of Destruction” y era un juego de naves cojonudo con unsistema tan simple como adictivo: Defender nuestra ciudad de oleadas de navesenemigas listas para el bombardeo. Podíamos hacerlo desde un flamante cazaespacial o controlando una de las cinco torretas defensivas que rodeaban laciudad. Todo el juego tenía un aspecto de construido con bloques de lego increíbley tanto las naves y escenarios eran un calco de la saga de George Lucas. Era unjuego enorme:

 

 

Y por ultimo y no menos importante era ese juegazo  llamado “BlitterBoy” un juego con un planteamiento tan chorra como divertido. Trataba deque nosotros como una especie de Power Ranger  (Al menos era esas las pintas que tenía elpersonaje) y armados con el arma de protones de los cazafantasmas nos poníamosa matar fantasmas y a rescatar bebés lloricas. Todo rezumado con un aspecto edulcorado y empalagoso digno de un capitulo de My Little Pony o Chowder… Suena tan gilipollesco como loparece, pero el cabrón enganchaba que daba gusto…

 

 

 

Bueno, hay cientos de juegos más que también me encantaronpero estos son los que recuerdo con mayor cariño. Net Yaroze era un ejemplo delingenio y dedicación de los jugones y un eco de lo que nos deparaba el futurode los juegos indie. ¿Y vosotros? ¿Os acordáis de estos juegazos?