Crítica: Elysium

 

Ficha Técnica:

-Año: 2013

-País de orígen: E.E.U.U.

-Dirección: Neill Blomkamp

-Producción: Neill Blomkamp, Bill Block y Simon Kinberg

-Guión: Neill Blomkamp

-Música: Ryan Amon

-Fotografía: Trent Opaloch

-Edición: Julian Clarke y Lee Smith

-Reparto: Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, William Fincher, Alice Braga y Diego Luna

 

Bueno, con tantas mierdas y gilipolleces por grabar casi meolvido de que tengo cosas más importantes que reseñaros. Una de ellas es quedurante mi pequeña escapadita vacacional, tuve la oportunidad de ver estafantástica película en un cine de la capital. Aunque yo iba con grandesexpectativas, la verdad es que no acabé decepcionado, sino sorprendido de loque esta ofrecía. Puede que no sea una de las películas del año, pero si una delas mejores que todavía (Si aún está en cartelera…) podéis ver. ¿Queréis saberpor qué? Pues tirad para abajo:

 

 

 

Elysium nos enmarca en 2154, en un futuro donde la humanidadha consumido hasta el último recurso del planeta Tierra. Ahora la Tierra es unYermo, un vertedero sobrepoblado y sobreexplotado en el que uno las lleva muyputas para buscarse la vida. No hay trabajo para casi nadie y mucho menos aúncomida y la gente se mata literalmente por conseguir  alguna de estas dos cosas.

Si, este marco postapocaliptico no es nada nuevo, lo nuevoviene con la estación espacial Elysium. Una idílica utopía en el espacioreservada solo para las familias más adineradas en donde conviven sin ningunaclase de problemas. No tienen problemas económicos, ni de educación ni siquierade salud. Pues al parecer todos los pijoteros ricachones se conectan diariamentea una especie de escáner el cual elimina cualquier rastro de lesión, dolencia oenfermedad.

 

 

Incluso lasenfermedades terminales como el cáncer son curadas con ese cachivache con unasimple pasadita de su escáner. Por lo que los ricos tienen prácticamente lavida solucionada. No solo viven en un paraíso con todas las necesidades cubiertassino que también disfrutan de las mejores condiciones de vida: La prácticainmortalidad. Bueno, morirán de viejos algún día seguro… Pero no será de ningunaenfermedad.

Ya para empezar tenemos un gran contraste. La Tierra, unvertedero donde las familias humildes y la gente más desfavorecida tienen quebuscarle la vida como pueden y en donde prácticamente están condenadas yElysium, una utopía para los superricos en donde no tienen que preocuparse deldinero, ni del trabajo, ni de la educación, ni siquiera de su salud.

 

 

Arriba una Utopía y abajo una Distopía. Ya desdelos primeros minutos de la cinta, esta nos induce a pensar con una descaradametáfora sobre la vida y la sociedad de la actualidad: Los ricos salen ganandoy los pobres se tiene que joder. Ya sea en la actualidad o en un futuro lejano,los ricos y privilegiados siempre saldrán ganando y al resto les dan por elculo. Siempre ha habido y siempre habrá desigualdades.

Me ha parecido muy acertado que la película nos consciencieun poco de el estado de nuestra sociedad desde el principio, pero esto es unapeli de acción y ciencia/ficción, no un documental de la 2. Menos mal que noacabó siendo eso, gracias sobre todo a unos personajes interesantes y muy bienconstruidos y unas secuencias de acción impresionantes que te mantendrán pegadoa la butaca.

 

 

En primer lugar vamos con los personajes, o mejor dicho, conEL Personaje. Ya podéis mandar a la mierda a todo el resto de personajes porqueel protagonista se los merienda a todos. Max Da Costa interpretado de forma excelente por Matt Damon, es uno delos personajes más interesantes que he visto este año en el cine. Es elantihéroe prototípico. Da Costa es un antiguo ladrón de coches al que no leimporta una mierda como está la situación en la Tierra, no le importan unamierda las desigualdades, ni le importa una mierda nada, lo único que leimporta es su propio pellejo.  

A él se la suda que haya una oportunidad para igualar lascosas o que haya una oportunidad para entrar en Elysium y salvar a lahumanidad. No será hasta cierto momento de la película en la que se veráforzado a intervenir y tan solo por interés própio. Entre todo esto y que elcabrón de Matt Damon aquí está más cuadrado que un somier, me ha recordadomucho a Serpiente Plissken. Un antihéroe y un tipo duro con un par de cojonesque no está ahí para salvar al mundo ni lograr la paz mundial ni pijadas de esas,sino porque no le queda otra.

 

 

Me ha gustado mucho que el personaje de Damon tenga ese airea tipo duro y antihéroe de los de antes. Jodie Foster también hace un grantrabajo interpretando a la secretária de Defensa de Elysium Jessica Delacourt lograndoque la odiemos con toda el alma por sus acciones. También destaca SharltoCopley haciendo del mercenario psicópata Kruger contratado por Elysium. Enresumen, tenemos un prota antihéroe y malote como los de antes, una malamalísima que da gusto odiar y un psicópata asesino de por medio. No hay queja,un fantástico desarrollo de personajes.

 

 

Pero ahora vamos a lo que importa: La acción. Aunque tengoque confesaros que hay menos escenas de acción de las que me esperaba, tambiénes cierto que cada una de ellas es un absoluto pasote. Unas secuencias deacción que nada tienen que envidiar al resto de Blockbusters veraniegos. Desdeque Max se pone el traje biomecánico (Algo así como el traje del Crysis pero solopotenciando la fuerza) asistimos a una montaña rusa de acción vertiginosa,aunque bien es cierto que se hace esperar un poco.

Cada una de las secuencias de acción no tienen desperdicio,con un buen y alucinante uso de la cámara lenta en alguna  (algo que me recordó gratamente a Dredd) ycon unos últimos compases que son una escalada de una secuencia de acción de infartoa otra, la peli coge un ritmo entretenido y no se nos hace pesada en ningún momento.Destaco sobretodo los últimos compases de la película, donde ahí ya es desfasetotal en el cual Max entra a saco armado hasta los dientes en Elysium y conunos efectos especiales alucinantes. Y en donde todo este festín de adrenalinaculmina de la mejor forma posible, con un mano a mano entre Max y Kruger al máspuro estilo de las películas de acción de los 80.

 

 

En resumen, no solo es una película de ciencia ficción quenos invita a reflexionar sobre problemas de la sociedad actual, sino que encimalo complementa con una historia y personajes cojonudos, acción frenética y  efectos especiales impresionantes. De formaque no solo no se nos hace pesada sino que además se nos hará más amena yentretenida de lo que a priorí pensábamos (Al menos ese fue mi caso). Otra deesas grandes simbiosis entre cine de ciencia ficción con mensaje y accióndesenfrenada que solo puede currarse Neil Blomkamp.

 

NOTA: 8,5

 

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado con la crítica. Un Saludo a todos.