Grandes personajes de Ficción: Jason Brody

 

Muy buenas queridos lectores. Volvemos con otra reseña sobrelos mejores personajes de ficción. El propósito de esta reseña seguro que ossonará si seguís mis publicaciones. Si bien hace poco estaba hablando sobre elcambio psicológico que atravesaba el protagonista  de la archiconocida serie: Breaking Bad, lomenos que puedo hacer ahora es reseñaros su directo homologo del mundo delvideojuego:  Jason Brody, el protagonistadel genial sandbox en primera persona Far Cry 3.

Ante la actual tendencia  de sacarnos protagonistas de videojuego másplanos que una tabla de surf, que no evolucionan nada en absoluto y con menos carismaque el asa de un cubo, Ubisoft tuvo los huevos de presentarnos un personaje tanprofundo, como cambiante y realista que ha demostrado ser uno de los másinteresantes que podemos encarnar en un FPS. ¡Olvidaros de ese empollón del MITobsesionado con las palancas! Jason es el protagonista más interesante yoriginal que os habréis encontrado en un shooter y os diré por qué:

 

SUPONGO QUE EN LA JUNGLA NO HAY TIEMPO PARA PEINARSE…. 

 

Es de sobra conocido que a estas alturas la peña de estemundillo está hasta los huevos de personajes cuyo mayor cambio es ver comofrunce su ceño y fuerzan aún más la cara de estreñido al matar enemigos. Nohace falta jurar que estamos saturados de fornidos e hiperfibrados marinesespaciales cuya mayor muestra de emoción son sus sinfonías de griterío e iraextrema. Todos nos estábamos preguntando ¿Para cuándo un personaje “Normal”? ¿Paracuando haréis uno que sea realista, con el que más o menos nos podamosidentificar? Cosa que para el cine y la literatura nunca ha sido un problema.

Pues por lo visto Ubisoft escuchó nuestra plegarias yrespondió con Jason Brody. Un personaje tan real y creíble que cualquierjugador se podría identificar con él. Para empezar Jason es exactamente igualque tu y que yo: Un niñato. Bueno, con la salvedad de que este niñato tiene lasuerte de tener una familia adinerada y vive a costa de la cuenta corriente desus padres, pero viene a ser lo mismo que nosotros. Mientras nosotros lespedimos pasta a nuestros viejos para un ridículo Iphone u Ordenador nuevo, él lautiliza para irse de juerga con sus colegas por los parajes más exóticos delmundo.

 

¡BARRA LIBRE QUE PAGA MI VIEJO!

 

Jason es el típico niñato pijo que vive a costa de latarjeta oro de su viejo, al que le gustan los viajes exóticos, la juergaflamenca y practicar deportes de riesgo con sus hermanos y colegas. Puede queno sea lo primero con lo que nos vamos a identificar pero os puedo asegurarsobradamente que en más de una ocasión nos habremos cruzado con este arquetipoen nuestras vidas. El típico pijotero que presume de cartera y su máximapreocupación es que modelito ponerse en la fiesta del viernes. Ubisoft no sealejó mucho de la realidad.

Pero todo cambia para Jason cuando en uno de sus cientos deviajes a una isla paradisíaca se ve truncado abruptamente por Piratas quedeciden secuestrar a la mitad de sus amigos y matar a la otra mitad. Testigo decómo asesinan a sus más queridos amigos y hermanos de forma cruel e imperdonable,Brody consigue escapar del campamento donde le tenían en cautiverio y esrescatado por una tribu local.

 

¡COÑO, ESTO ES MEJOR QUE PERDER EL TIEMPO EN FACEBOOK Y LEER BLOGS DE IDIOTAS!

 

Pero con la otra mitad de sus amigos, hermanos e incluso sunovia todavía bajo las manos de los piratas, a Jason no le quedaba otra queluchar para rescatarlos. Con la ayuda de los Rakyat , la tribu de guerreroslocal, aprende las tácticas del viejo arte de la guerra y bla, bla, bla…. Esono interesa en absoluto… Aunque la verdad, si que me interesaría saber cómocojones un niñato pijo de Los Ángeles consigue manejar con total soltura todaslas armas del puto juego desde el minuto uno sin ayuda de nadie… ¡Autodidactamis cojones! Supongo que es otro de los que posee el “Factor Gordon Freeman”  Véase:  “Personaje que no tiene ni idea de armas peroal coger un revolver automáticamente  lomaneja como el puto Billy el Niño….”

Pero lo que verdaderamente  interesa aquí  es lo citado al principio de la reseña: Cambio Psicológico. Poco a poco, segúnvamos progresando en el juego (Es decir, según vamos realizando matanzas yderramando litros de sangre…) seremos testigos del drástico cambio de la personalidadde Jason. Poco a poco veremos como ese niñato inmaduro y asustado del principiole va cogiendo  el gusto a esto del matar(Cosa con la que estoy completamente de acuerdo) y  acaba por convertirse en un formidable ypeligroso guerrero.

 

¡DEVUÉLVEME MI IPHONE, HIJO DE PUTA!

 

Pero no todo cambio es bueno. Vale que esté bien que el niñitode papá acabe convirtiéndose en la jodida encarnación de John Rambo, pero cuandovemos que también se ha convertido en un sádico hijo de puta que disfruta más apuñalando,disparando y volatilizando a la gente que jugando a videojuegos como cualquierhijo de vecino, la cosa ya no es tan poética y bonita como la pintaban…  

Si en algo destaca este juego es  en que es un jodido descenso en picado haciala locura. Y nos lo narra de una forma magistralmente realista. Como cientoslibros de psicología nos han contado, la  mente humana puede acostumbrarse a cualquiercosa, y cuando digo cualquier cosa me refiero a las condiciones más atroces ydeshumanizadoras que os podáis imaginar.

 

SI SALGO DE ESTA, NO SE QUE COÑO VOY A CONTARLE A MIS VIEJOS…

Cuando uno pasa tanto tiempo rodeado de la más absolutaviolencia y crueldad, uno acaba por acostumbrarse a ella, e incluso a aceptarla.Hasta llegar a un punto en el que a uno acaba por gustarle y no puede dejar devivir sin ella. Esta pequeña lección sobre las influencias del entorno y elambiente social en la mente humana están genialmente ejemplificadas en lahistoria de Jason. Cuando Jason acabópor acostumbrarse a vivir en un entorno donde las violaciones, asesinatos y latortura estaban a la orden del día, lo menos que podría pasarle es que seconvirtiera en un sociópata asilvestrado.

Y si a todo esto le añadimos que el puto juego es todo un “Tripi-Viaje”enel que no paramos de chutarnos todas las drogas habidas y por haber, al finalese niño de papa asustado acaba por convertirse en un peligroso e inestableperturbado que domina las tácticas de combate como un Dios y mata por puroplacer. ¡Y lo que me encanta! Poco a poco vemos este drástico cambio en lapersonalidad de nuestro protagonista  deuna forma lógica y gradual, algo que en muy pocas ocasiones (Por no decirninguna) se  ha visto en un videojuego.

 

NO MEREZCO VIVIR EN ESTE MUNDO CON ESTE PEINADO…

 

Por ello como conclusión solo puedo decir que si ahora todosestamos alabando la drástica evolución psicológica que ha tenido el personajede Walter White en Breaking Bad, lo menos que podemos hacer es quitarnos elsombrero y saber reconocer el merito a los de Ubisoft por haber creado lo mismoen el mundo del videojuego. No solo porhabernos presentado un personaje tan realista con el nos podemos identificarsino también por saberlo evolucionar.

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado con esta reseña. Un Saludo atodos.

 

Recomendación OBJETIVA de serie: Breaking Bad

 

Si, ya lo sé, llego con unos cuantos meses de retraso. Perouno tiene que ver la serie de cabo a rabo para poder llegar a analizarla orecomendarla. Es lógico, ¿No? Y antes de que paséis de esta reseña como de lamierda, os advierto que esto no va a ser otra puta recomendación sin argumentoni razón alguna en plan: “TIENES QUE VER ESTA SERIE” como ya os habrán hecho vuestrosamigos, conocidos, familiares y prácticamente cualquier ser de la faz de la Tierra…

Aquí nos vamos a dejar el “vendemotísmo” aparte paraintentar analizar esta serie desde un punto de vista objetivo y crítico.Revisando sus puntos fuertes y débiles, para que los últimos en juzgarla y deliberarsobre ella seáis vosotros. Así que, si queréis saber lo que opino honestamente deella, pues seguid leyendo:

 

 

 

Breaking Bad, la que ha sido calificada como “La mejor seriede todos los tiempos”,  no es perfecta.  A mi parecer tiene sus fallos y sus malastácticas. E incluso podría decir que no estoy conforme con mucha de lasestructuras y maniobras narrativas que se han sucedido en las 5 temporadas.Pero con todo eso, es una de las mejores series que he visto en años. Primero vamosa empezar con los puntos negativos y luego ya veremos cómo os muestro losexcelentes y magistrales puntos de esta serie sin tratar de vendérosla vilmente.  Mierda, no va a ser fácil…

Entre las cosas de las que no estoy conforme, lo primerosiempre ha sido la estructura de los episodios. Su leitmotiv es exactamente el mismo durante las 5 temporadas: Episodiosde 45 minutos donde la primera media es pura paja y los últimos 15 minutos sesucede un cliffhanger del tamaño de un petrolero para mantenerte en vilo ypendiente del siguiente episodio. Y así es durante todas las temporadas: 30minutos de metraje mundano, e incluso me atrevería a decir aburrido y tedioso,para luego en los 15 minutos finales meternos tal sobredosis de tensión que anuestro corazón le sucederían 4 infartos seguidos y asegurarse así espectadorespara el siguiente episodio o varias camas llenas en la UCI del hospital máscercano.

 

 

Esto es una táctica zafia, rastrera, miserable….Pero ¡Funciona!  Gracias a esto la serie me ha mantenido envilo y con el corazón en un puño desde el primer capítulo hasta el último. Y laverdad, si hay una serie que sea capaz de mantenerte igual de expectante a lolargo de 5 largas temporadas sin acusar síntomas de desgaste, es digna deelogio.

 Y no puedo negar que hansabido llevar esta dramatización y tensión de forma magistral durante toda lavida útil de la serie. Así es el corazón de Breaking Bad: De mal en peor, salirde un marrón para caer en otro de proporciones épicas y con tal tensión que sepodría cortar con un cuchillo. Ninguna otra serie ha conseguido que estuvierapendiente de la pantalla durante tanto tiempo sin llegar a cansarme, al Césarlo que es del César.

 

 

En segundo lugar, veamos los personajes. La verdad es que ostengo que confesar que al comienzo de la serie los protagonistas no me resultaroninteresantes en absoluto. Walter White al principio no era más que un aburridoprofesor y padre de familia, vamos que seguía siendo  “El Padre de Malcom” y Jesse Pinkman no eramás que un niñato imbécil que se creía un gánster y Dios, lo molesto que era…Es más, para mí los personajes más interesantes y carismáticos de la serie hansido siempre los secundarios. Saul Goodman, por ejemplo, es de mis personajesfavoritos, un abogado criminalista que más bien es un criminal de carrera. Unprofesional mordaz y sardónico que en más de una ocasión nos sacará una sonrisasiendo el baluarte del humor negro de la serie. O Mike Ehrmantraut, el puto SeñorLobo y solucionador de problemas de la serie que suda cojones y puro carismapor los 4 costados.  

 

 

Eso era lo primero que pensaba, que los verdaderosprotagonistas carismáticos eran los secundarios. Hasta que la serie se iba desarrollandoy evolucionando. Pues los protagonistas iban evolucionando paulatinamente conella y cambiando drásticamente según venían los acontecimientos de la serie..Poco a poco veíamos como ese niñato descerebrado de Jesse se iba convirtiendoen un hombre maduro que pensaba antes de actuar y se convertía en el personajemás querido de la serie. Y poco a poco veíamos como Walther White pasaba de serese inocente profesor de química a convertirse en una mezcla perfecta entre unputo Dios y Tony Montana.  Frases antológicascomo “Yo soy el peligro” o “Di mi nombre” hacen que se te vuelva el culopepsicola…. Y que reconozcas inmediatamente a un auténtico BadAss al que nodebes joder.

Esto es cambio psicológico en su más pura esencia. Y eso eslo genial de la serie. Vince Giliigan y compañía lo sabían desde el principio ysu intención era crear personajes que cambiasen y evolucionasen capítulo acapítulo hasta convertirse en completos desconocidos de ellos mismos y completasinstituciones en lo que a creación de personajes se refiere. Poco a poco cadapersonaje va evolucionando como la vida misma hasta convertirse en un jodidoparangón en el arte de la “BadAssería." Eso es nada menos que impresionante.

 

 

También tengo que quitarme el sombrero ante el congruenteritmo que ha llevado la serie. Yendo cada situación de mal en peor, si, pero respetandola lógica y la cohesión en todo momento. En todo lo que dura la serie, noveremos situaciones fantasmales ni  “JumpingThe Sark” en ningún momento. Aparte de que también la serie está aderezada conun aire de fatalismo irremediable y teoría del caos que me ha encantadosobremanera. Una teoría fatalista del caos que nos alecciona en todo momento deque cualquier acción tiene su consecuencia. En la serie hasta la más mínimaacción puede acarrear  consecuenciasdescomunales  que usualmente pueden acabaren tragedia, tal y como la vida misma. Los que sepáis que significa “El ositode peluche rosa de la piscina” sabréis de sobra de lo que estoy hablando.

Y para terminar decir que esta serie tiene el inusual honorde ser la que ostenta uno de los mejores finales de temporada que he visto en mi vida. Un final de temporada Concluso, de los que no dejan cabos sueltos y, paravariar un poco con la tendencia de la serie, un final tranquilo. Para mí elfinal de la cuarta temporada ha sido de los mejores finales de temporada quejamás hay visto.

 

 

 

Así que ¿Al final qué? ¿Os recomiendo o no la serie? ABSOLUTAMENTE. Si estáis hartos deseries que no llegan a ninguna parte, de personajes estáticos que no evolucionanni un ápice y de argumentos insípidos que no os dicen nada, tenéis que verla.En esta tendréis su directo opuesto: Personajes que evolucionan constantementehasta convertirse en los amos del cotarro, tensión que te deja con el corazón en un puño, secundarios y villanos carismáticosa más no poder… Ya os he dicho 1001 razones para verla. Así que, si sois de losque todavía no ha caído en el boca a boca o la presión popular, bien hecho.Porque ahora al menos al leer esto, tendréis unas razones de peso para animarosa verla. Mierda, al final he acabado vendiéndoos la moto a base de bien… No objetividad crítica ni pollas en vinagre, al final he caido como todos los demás ante esta gran serie…  Pero,¡Qué demonios! Esta serie lo merece.

 

 

Bueno, espero que hayáis disfrutado con la reseña. Un Saludo a todos.

 

Análisis: Army of Two: The Devil’s Cartel. Disparar porque si y porque MOLA

 

A mí me gusta matar. Me gusta tirotear, me gusta eviscerar aescopetazos y arrancar la piel a tiras a ráfagas por el simple placer dehacerlo. A mí no pidas una historia complicada y profunda, una ambientaciónrealista y personajes carismáticos. Tu solo dame un arma y cientos de objetivoscontra quien usarla. Y con ese seré feliz. Yo soy un carnicero que se contentacon ver carne fresca a la que hacer picadillo. No pido mucho en los shooters,tan solo que suplan mi enfermiza afición.

Pero ¿Cómo encontrar un shooter que no vaya de prepotentecon su historia profunda que va a “Cambiar los anales de la narrativa de losvideojuegos”? ¡Anda, Hola Army of Two the Devil’s Cartel! ¡Pasa, pasa! ¡TEESTABA ESPERANDO!

 

 

 

SOMOS TAN MALOTES QUE NO NECESITAMOS NI CAMISETA…

 

Como esto se supone que va a seguir un esquema de análisispunto por punto empecemos  por lo quemenos me interesa en este juego: Su historia. Os haré una breve síntesis bienargumentada sobre lo que os encontraréis aquí por narrativa: ¡OH NO! LOSCÁRTELES DE LA DROGA SON MU MAAALOS! TIENE ARMAS Y DRONJAS Y MATAN MUCHA GENTECON ELLAS! ¡DEBEMOS ACABAR CON ELLOS POR LA LIBERTAD, POR LOS NIÑOS Y PORQUEAMERICA FUCK YEAH!

Y tras una orgia de sangre y destrucción en la que acabaspor diezmar a toda la población de México como unas 10 veces mínimo (Según eljuego todos los mejicanos son cocaleros ultrapeligrosos y con armamento militarque se reproducen como conejos y tienen 300 primos por cada sala y habitaciónque te encuentras…) te acabas encontrando con la típica traición del amigote detoda la vida que se veía a venir a 10 Kilómetros a la redonda pero luego tu lematas y deja de ser tu amigo, y una vez más has salvado al mundo con el poder  de las putas barras y estrellas!

 

¡¡IMPARTAMOS LA LIBERTAD Y DEMOCRACIA A TIROS!!

 

El argumento será “Bienvenidos a villa topicazo, esquina conYankilandia” pero el nivel de sudoración de mis gónadas masculinas que este meimplica es más que antológico. En palabras sencillas, el nivel de“Mesudalapollacompletamente” está por encima de los 9000 y sobre los prestigiosy medio. Más o menos como lo que me ocurre con cualquier campaña de los Cod queno sea las de los Black Ops. Pero a diferencia de la gallina de los huevos de orode Activision, aquí los desarrolladores bien que lo saben y gracias a ello seesfuerzan en presentar uno de los únicos buenos aspectos argumentales deljuego: Los protagonistas.

Con nombres como Alfa y Bravo, lo menos que va a pensar unoes que tienen tanto carisma como el asa de un cubo. Pero nada más lejos, puesdurante toda la violenta aventura estarán soltando tantos chistes, coñas yfrases lapidarias que ríete tú de las que suelta el gran Duke Nukem. No seránel Duke ni tampoco Rex Power Colt (AKA el panteón de los cojones) pero desdeluego se agradece un poco de humor negro y coñas en los diálogos más allá delos típicos: “¡Nos atacan tangos, Fuegode cobertura!”  Buenos protas que terecordarán a los de las buddy cop movies de los 80 y 90 como Tango & Cashpor ejemplo.

 

 

PARECE MUY TRANQUILO, ¿VERDAD?  NO ME GUSTA, HABRÁ QUE DARLE "EL TOQUE DE SERGIO"

 

Pasando con los gráficos, ya empezamos con las cosas dignasa reseñar. El juego ha sido desarrollado por los chicos de Visceral Games (Loscreadores de Dead Space) en colaboración con buena parte de DICE (Todosconocéis a Dice, así que no me jodáis,¡ anda rima y todo!..) Por lo que váis atener un aspecto visual apabullante y bestial como mínimo.

Y no decepciona, el juego está construido con el motorestrella de Dice,: El Frostbite 3.0. Por lo que cada tiroteo en espectáculo debalas, caos y destrucción por doquier. Y este es uno de los pocos videojuegosen los que este motor le queda mejor que nunca. Y digo esto porque incluso a lospropios Battlefield no les queda bien. Porque a diferencia de esta famosa saga,en Army of Two puedes disfrutar de toda la destructibilidad, barbarie ycasquería que montas por todos los escenarios sin peligro a que venga un putoniñato de 12 años y te bombardeé el culo con un helicóptero artillado…

 

ESTO ESTÁ MEJOR. QUE SE NOTE QUE DEJO MI FIRMA ALLÁ DONDE VOY…

En serio, es una absoluta maravilla. No había visto tandadestructibilidad y aniquilamiento en un TPS desde el Stranglehold o el MaxPayne 3 si me apuras. Bien por Dice y su decisión de hacer este juego con su motorestrella. Tanto caos y explosiones con tanta fluidez para disfrutarlo tu solitosin que nadie te moleste es poco menos que orgásmico. Y si además le añadimosla modificación que han hecho a este engine con la posibilidad de hacer gore ycasquería extrema, el enfermo hijo de puta que hay dentro de mí se lo pasaracomo un crio al convertir a los enemigos en tristes torsos ensangrentados ydesmembrados.

 

¡¡¡OOOOOH SI, ME COOOOOORRROOOOO DEL GUSTO!!!

 

Pero va más allá de las simples desmembraciones, pues unsimple tiro a bocajarro de una escopeta puede hacer que el costillar y lassubsecuentes entrañas, corazón y pulmones del enemigo queden al aire paradisfrute del consumidor. Como se nota que los de Visceral Games hacen gala a sunombre y les gustan las Vísceras tanto como a m텠 En fin, entre que tenemos el motor de BF3 yla casquería exagerada de un Dead Space, el apartado gráfico ha hecho que mecorra más de una vez con solo pegar un simple tiro. Dice y Visceral tiene unasinérgia Perfecta.

 

 

¿ALGUIEN HA LLAMADO AL ANTENISTA? LO QUE HAY QUE HACER PARA PIRATEAR EL PLUS…

 

Pero vamos a lo que de verdad importa en este juego, la jugabilidadla diversión. Pues para iros resumiendo, os puedo decir sin temor a equivocarmeque este es uno de los TPS más condenadamente divertidos y variados que hejugado este año. En esencia no es más que otro TPS de coberturas con las mismasmecánicas de: “Dispara, cúbrete y sigue avanzando hasta la siguientecobertura”  que tiene la inmensa mayoríade TPS que inundan en el mercado, pero funcionan, y lo hacen a las milmaravillas.

Yo siempre digo que: “Si vas a copiar algo, al menos hazlobien”  y este juego ha tomado tan buenanota de mi más que repetida frase que no solo ha plasmado el concepto deshooter con coberturas del Gear of War/Killswitch sino que lo ha perfeccionadode tal manera que incluso resulta más intuitivo y fluido que en los estándares acomparar. Ya que podemos pasarnos todo el jodido nivel avanzando de coberturaen cobertura. Con un solo botón y apuntando a la cobertura más próxima, podemospasarnos todo el nivel sin ni siquiera usar el analógico para dirección. Unsistema muy intuitivo que te viene bien cuando la cosa se desmadra en untiroteo, especialmente cuando la cobertura acaba por destrozarse a balazos,cortesía del Frostbite 3.0

 

¡FUEGO CAMINA CONMIGO!

 

Pero esto no es digno de alabar. Que un TPS funcione bien noes algo digno de reconocimiento (Por muchos Ride To Hell o Star Trek que hayaen el mercado) Lo que es digno de reconocimiento y mérito es la granprofundidad, riqueza y rejugabilidad que este título ofrece a pesar de sumáscara inicial de mata-mata sin complicaciones.

Bueno, a fin de cuentas no es más que es eso, un mata-matasin complicaciones, pero no dejéis que ese concepto os engañe pues este juegonos ofrece tal cantidad de opciones, personalización y variedad que potencia larejugabilidad de forma bestial. Personalización, quedaros con esta palabra.Personalización y modificación es la clave de todo.  Porque en este juego podremos comprar,mejorar y modificar absolutamente de todo.

 

PODREMOS COMPRAR MONTONES DE ARMAS Y PONERLES TODAS LAS MARICONADAS QUE SE NOS OCURRAN

 

Al ser mercenarios ganamos pasta y subiremos de rango, y esoserá el leitmotiv por el que estaremos dando más de 3 o 4 vueltas completas alas campaña. Desde el minuto uno tendremos cientos de armas que comprar, concantidad de mejoras que acoplar. Mejoras que van desde las típicas mariconadasde ponerle un cargador ampliado, mirilla de punto rojo, mirilla ACOG.. . Hastaponerles los camuflajes más estrambóticos que queramos como camuflaje de pielde serpiente de california, hasta camuflaje de plata y oro macizos para ser elchuloputas de la fiesta…

 

O TAMBIÉN PODREMOS PERSONALIZAR A NUESTRO PROPIO PERSONAJE. DESDE SU UNIFORME HASTA LAS MÁSCARAS

 

Y ahí no acaba la cosa. Podremos elegir entre cientos devestimentas y uniformes que comprar para nuestro personaje, tatuajes y, lo másimportante y marca de la casa, comprar y personalizar las máscaras. Podremoscomprar desde las mascaras más conocidas y típicas de la saga como una decalavera o de carita sonriente, hasta las que han salido de la mayor ida deolla y famada de los desarrolladores. Imaginaros que os da la vena y queréis ircon una máscara de Zombi, Osito de peluche de color rosita o de Payaso asesino,PODEIS.  Por no hablar de que, como sonlos de Visceral Games los que han hecho este juego, podemos ir con la máscaradel traje de Isaac Clarke o Carver de Dead Space o incluso con la calavera Azúllogotipo de la compañía…

Pero sin duda alguna con la máscara que me quedo yo y sinduda alguna el motivo por el cual este juego es un GOTY como una puta casa reales la madre de todas las idas de olla, reina de esta casa de locos llamadainternet: LA MÁSCARA DE CABALLO.  Y sicon esa monstruosidad tan inconfundible no quedáis satisfechos, siempretendréis la opción de personalizar la máscara a vuestro gusto. Cogiendo unabase y pintando  y poniendo los motivosque os salgan del badajo…  Para serperfecto solo le hubiera faltado a este juego el hecho de poder elegir el Sexo,la complexión y voz de nuestro protagonista. Y ya tendríamos un nivel depersonalización que no tendría nada que envidiar a  juegos como Mass Effect o Saints Row.

 

MASACRAR CON UN AMIGO, SIEMPRE ES MÁS DIVERTIDO 

 

Y volviendo al tema de la diversión.  Va al grano. El juego sabe que queremosponernos a disparar, hacer el cabra y divertirnos con ello. Así que el juego seahorra mierdas tipo multijugador de relleno, historia importante y bla, bla,bla…. Solo es un juego para masacrar, destripar y tirotear solo o conamigos.  Que esa es otra de las bondadesdel título: Que siempre   que queramos,podremos disfrutarlo a pantalla partida con un colega en la misma consola y esoes algo que muy pocos juegos tienen hoy en día, por eso sigue siendo un puntazoy una delicia.

Y además, por el precio al que está ahora, entre 15y 20€,merece la pena darle una oportunidad. Sobretodo por si os interesa tener unmata-mata de los de “Cógelo, juega, masacra y despreocúpate” pero de los decalidad para disfrutar solo o con colegas, pues este es vuestro juego. Así sique solo so puedo decir: “Dejaros de cinemáticas y poneros a pegartiros, y así  juntos os lo pasaréis como críos”

NOTA FINAL: 8

 

 

Bueno, estoy es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado con el análisis. Un Saludo a todos.

Reflexión: «El Autentico Gamer» Dialectica de las discusiones estupidas de internet

 

Otro día, otra entrada de reflexión. Si es que cuando estoyinspirado parece que me dan carrete… Pero en esta ocasión no es así. Estapequeña reflexión no ha vendió por generación espontánea , ya que susprecedentes están de rigurosa actualidad por este manicomio de lujo llamadointernet. Hablo de la cuestión pertinente de todo aficionado a los videojuegos:¿Qué es un Gamer? O mejor dicho, ¿Qué significa ser un auténtico gamer?Indagaremos en esta cuestión de la forma más escrupulosa posible mientras tratode no descojonarme al ver las últimas declaraciones que han hecho algunosrefiriéndose a este tema. Si os interesa removeros bien la sesera con estetema, seguid leyendo:

 

 

 

Iré al grano: En mi humilde opinión el término Gamer se refierea una forma de vida, algo que va más allá de ser una mera afición o Hobbie.  El “Auténtico Gamer” (Dios como estoy odiandousar esa puta expresión…) dedica tanto tiempo en su vida a los videojuegos comoa cualquier otro menester importante de su vida como puedan ser el trabajo, sufamilia, sus amistades.  Y tampoco estadefinición es del todo correcta, ya que cuando crecemos y nos vienen lasresponsabilidades y los deberes llamando a mazazo limpio a nuestra puerta, notenemos casi nada de tiempo para dedicarlo a nuestra pasión.

Pero esa es la variable clave de la ecuación: La Pasión.Aunque acabemos siendo un aburrido ejecutivo de 30 años que tiene que hacer 20informes por triplicado tan solo para ir a mear, sabemos que en su corazón lateesa pasión desmedida por el mundo del pixel. Sabemos que aunque no tenga nitiempo ni para tocar un mando de consola, sabemos que esa misma pasión siguelatente en él como el primer día en que cogió una consola. Pero claro, comotodo en esta vida, la pasión no se da en el vacío y hay que darla tiempo paraque crezca y esta se forje como una aspecto importante de nuestra vida.

 

 

El Gamer se hace, nose nace. Ninguno de nosotros puede presumir que a él siempre le gustaronlos videojuegos (Uno no nace con una Nes debajo del brazo y juega a Super Mariocuando aún esta chupando teta…) Como todo en esta vida, siempre tendremos queiniciarnos, aficionarnos y así sucesivamente hasta que al final acabe porconvertirse en una faceta de peso en nuestras vidas. Lo que al principiocomienza como un pequeño Hobbie, poco a poco se va convirtiendo en una afición,de una afición pasa a ser un entusiasmo, de un entusiasmo pasa a ser una pasióny al final se convierte en nuestra forma de vida.

Yo por ejemplo, comencé con esto de los videojuegos a los 6años iniciándome con mi queridísima Nintendo 64 con juegos como Super Mario 64,Mario Kart 64 o Zelda Ocariña of Time, poco a poco fui desarrollando el gustotambién por shooters como los Turok, los Doom, Goldeneye 007, hasta acabarsiendo el degenerado adicto a la sangre y la pólvora que tan bien conocéis hoyen día. Todos tenemos unos orígenes.

 

 

 

¿Con esto a donde quiero llegar? Pues quiero llegar a las estúpidase insulsas discusiones que se dan por todo internet sobre que tú no eres un “Gamer”por no haberte criado con X generación de consolas o por no haber jugado a Xjuego. Sin ir más lejos os pondré el ejemplo más reciente, el clásico: “¡Tú no eres gamer por jugar a juegos como Minecrafto Call of Duty!”   Me remito a la frase de antes: TODOS TENEMOS UNOS ORÍGENES. Si bientenéis toda la razón del mundo al llamarle en voz alta: “Niño-Rata” por jugar alos estúpidos juegos de moda, echad un poquito la vista atrás. A cuandovosotros os iniciasteis en el mundillo ¿Qué es lo que jugabais? Precisamente a  los estúpidos juegos de moda.  El Super Mario Bros y el Sonic The Hedgehoggracias a la televisión, revistas y anuncios de aquellos años son el reflejo delo que Minecraft y Call of Duty con el internet son ahora. ¡Ojo! No estoydiciendo que Call of Duty sea comparable a Super Mario Bros y que sean de la mismacalidad o mierdas así (Ya quisiera Cod tener un pelo de Super Mario…) Queenseguida os tiráis a mi yugular…

Cuando éramos pequeños, jugábamos a los juegos más popularesdel momento y de forma ocasional. Éramos los niños-rata de la época (Pero conbuenos modales, sin gritar y respetando a los demás…) ¿Y qué pasó? Pues quepoco a poco esa afición ocasional fue creciendo y, con el paso del tiempo, nosfuimos animando a jugar a juegos diferentes, géneros diferentes, a explorar ycuriosear hasta convertirnos en los gamers de pura cepa que somos hoy en día.De los que se han jugado absolutamente todo más de dos veces como mínimo.    

 

 

Lo que quiero decir con esto es que no somos quien para juzgar quien es un auténtico gamer y quien no, solo eltiempo nos lo dirá. Solo el tiempo tiene reservada esa autoridad. ¿Por qué?Bien sencillo: Con el paso del tiempo a ese Niño-Rata le pueden pasar doscosas: 1º: Que cada vez se entusiasme más con esto tan “nuevo y guay” que sonlos videojuegos y se anime a jugar otros juegos más , se interese por nuevosgéneros y acabe por convertirse en un Gamer con todas las de la ley.  O 2º: Que de tano jugar solo a esos juegos demierda acabe por hartarse y se olvide de los videojuegos, por lo que, ¡Unniño-rata menos!

Así que, no es necesario tanta discusión y tanto puto drama poralgo que desde siempre ha estado con nosotros, (Los niños rata de la Generaciónpasada eran los que jugaban a Pro Evolution Soccer y San Andreas todo el día,los de esta ya los conocemos bien y los de la siguiente casi seguro que seránaquellos que estén con el Battlefield 4…) y que estoy completamente seguro deque se acabará por una de las dos razones antes señaladas.

 

 

Porque si de algo estoy seguro en esta vida, es que nadie sela pasa haciendo lo mismo. Nadie quiere estancarse en un bucle de Cod oBattlefield sin que acabe por hartarse o cambie de opinión y se abra a otrasexpectativas.  Bueno, quizá es que soy unhumanista declarado y tengo demasiada fe en el ser humano. Pero por muy idiotasque lleguemos a ser, a todos nos llegará más tarde o más temprano esa sensaciónde hastío.

 

Bueno, espero que esto os haya hecho pensar un poco.Comentad y decid vuestra opinión. Un Saludo a todos.

Resumen del chiste de mal gusto que fue la Madrid Games Week

 

Bueno, era más que previsible que uno de los pocos madrileñosque hay por estos lares, no se resistiese a acudir a uno de los mayores eventosde videojuegos en España cuando lo tiene prácticamente al lado de su casa. Aunqueya me había chupado la Gamefest del 2011, desde ese año no teníamos ningunaconvención de videojuegos, por lo que mis expectativas estaban muy altas, aménde que tendríamos en primicia las consolas de nueva generación al alcance de nuestramano. Podríamos probar sus juegos exclusivos, etc.  Todo parecía indicar que íbamos a asistir a lamejor feria de videojuegos hasta la fecha.

Pero por muy altas que estuvieran mis expectativas y por muchoque la más vanguardística tecnología estuviera de primera mano solo paranosotros, uno no puede evitar constatar en esta reseña la palabra DECEPCIÓN. Una decepción mayúscula. Loque pensaba que iba a ser uno de los mejores eventos de videojuegos, acabó porconvertirse en un chiste sin gracia. Tengo buenas razones para ello. Si queréissaberlas, seguid leyendo:

 

¡VIDEOJUEGOS! ¡COD Y BATTLEFIELD PARA TODOS! PORQUE…. EHHHH…. ESOS SON LOS ÚNICOS VIDEOJUEGOS QUE HAY EN TODO EL JODIDO MERCADO…… ¿NO?

 

En primer lugar, comenzaré con las quejas menores y luegoiremos subiendo de manera que mi alarido quejica tenga una direcciónescalonada. Pues bien, comenzando por lo menos doloroso, nada más entrar alrecinto ferial me encontré que había muchos menos stands y puestos de juegos encomparación que la Gamefest de 2011. Y, para más inri, cuando estamos en mitadde un cambio generacional y con las nuevas consolas a solo un par de semanas desu lanzamiento oficial. Osea, a ver si me aclaro. Estamos a punto de conocer la“Nueva Generación” y las nuevas PS4 y Xbox One ¿Y tu solo me pone un par detristes puestos? ¡Te a tomar por culo, hombre!  Eso sí, puestos para probar el nuevoBattlefield 4 y la enésima y repetitiva entrega de Call of Duty los había portodos los jodidos sitios…

Eso para mí fue una revelación, esto no era una feria paralos Gamers, era una fiesta por y para los niños-rata. Era su puto paraíso terrenal.Todo el jodido lugar estaba  rodeado destands del Battlefield 4, Call of Duty: Ghost y Fifa 14… Desde luego losresponsables de la feria han tenido claro desde el primer momento quienes somoslos Gamers: Una panda de canis y niños rata que cuando no juegan al COD oBattlefield, juegan al Fifa como si no hubiera otros putos juegos en el mercado.Esa, damas y caballeros son la lógica de los desarrolladores y responsables dela feria. Nos han calado, ¿Eh?

 

SIIII, MÁS BATTLEFIELD PARA TODOS! ¡Y AL RESTO DE LA INMENSA MAYORÍA DE JUEGOS DE CALIDAD DE LA INDUSTRIA, QUE LOS FOLLEN! 

 

Pero no puedo decir que se hayan equivocado con su públicoobjetivo, pues había colas Kilométricas hasta para ir al baño…  Con solo deciros que la cola para ir a jugaral Battlefield 4 daba la vuelta entera a todo el jodido pabellón de punta apunta y la del Cod parecía un jodido scalextric humano que bordeaba todo elrecinto, creo que no puedo decir que esta feria haya sido un rotundo fracaso,pero si lo ha sido en lo que buen gusto, clase y dignidad humana se refiere…

Es que era para ponerse a llorar. 30 stands para losBattlefield y Fifa de turno y solo una triste consola para jugar a losverdaderos pesos pesados de esta nueva generación como Destiny, Killzone ShadowFall, Assasins Creed IV, Drive Club… Y otros como Ryse: Son of Rome, Watch Dogs o Wolfenstein: The New Orderni rastro… Por no hablar de que el único que merecía la pena para XboxOne, el  Dead Rising 3, estaba reducido aun triste cubículo en donde una cola semejante a la gran muralla china lorodeaba, por lo que me quedé con las ganas de probarlo. Una absoluta vergüenzacomo la habían planteado.

 

AL MENOS NINTENDO CUMPLIÓ TRAYÉNDOSE BUENOS JUEGOS PARA SUS PLATAFORMAS ESTRELLA

 

Pero al menos no toda la feria una panteón dedicado exclusivamentea la escoria humana, también había una rayo de esperanza gracias a los standsde Nintendo. Si, esos stands desérticos en los que parecía no haber ni dios quese acercase, como si estuvieran rodeados por la peste bubónica y te infectarannada más tocarlos. Pues nos animamos a ir y nos encontramos con lo mejor de laferia. La verdad es que probé los juegos más divertidos del recinto como elRemake del Wind Waker y la secuela del clásico de la Nes, A Link to the Past, ALink between worlds. Uno que personalmente me encantó, pues tenía todo elespíritu del original y le añadía mecánicas jugables muy interesantes, como lode fundirse en las paredes como un jeroglífico para avanzar en algunas fases.

 

JUEGOS COMO FIRE EMBLEM, A LINK BETWEEN WORLDS Y SUPER MARIO 3D WORLD FUERON LOS QUE MÁS ME TIRÉ JUGANDO EN LA PORTATIL DE NINTENDO.

 

Otros juegazos en la zona de Nintendo que estuve disfrutandosin intromisión (Pues todos estaban perdiendo el culo con el Battlefield 4)fueron ports cojonudísimos y bien hechos a la Wii U (que ya iba siendo hora dehacerlos bien, joder)  como la director’scut del Deux Ex Human Revolution, el Injustice (En donde les pegué una soberana paliza a todos mis colegas, pues suscontroles eran los mismos que el MK9)  elSplinter Cell: Blacklist Y otros juegos exclusivos para la consola como Bayonetta 2, o elMario Kart 8, el cual pensé que era otro enésimo refrito del clásico de la N64,pero me equivoqué rotundamente y mira que me alegro. Pues incorporaba novedadestan locas que rozaban lo absurdo, como convertir tu Kart en una jodida naveespacial a reacción con un ala delta. Ya el juego rozaba la sobrada cuandoveías que tu coche se convertía en el buga del inspector gadget. Pero era unapasada.

Otro juegazo que me animé a jugar y acabó por encantarme, jamás adivinaríais cual es. Pero estaentrada se está volviendo larga así que lo diré rapidito: El Fire Emblem. Si,Sergio Sr. Rubio, señor de los shooters jugando a un puto juego de Rol, y locierto es que me encantó. Me gustó muchísimo esa mezcla de gestión de tropas yde compañeros de tu escuadra con los elementos clásicos de un juego de rol comoatacar por turnos, usar poderes mágicos y esas mierdas. La verdad es que meanimó a saber más sobre el título en cuestión y tal vez ha jugarlo de aquí a unfuturo.

 

Y GRACIAS A DIOS TAMBIÉN HABÍA UNA SECCIÓN DE CLASICOS DONDE PUDE DISFRUTAR DE JUEGOS DE VERDAD.

 

Otro aspecto que me gustó de la feria y me hizo recuperar unpoco la fe en el ser humano, fue la zona de juegos retro. Donde podíasjugar a los clásicos de entre los clásicos delas mejores consolas. Creo que fue la zona donde más rato me tiré juando. Puestenía canela fina, lo mejor de lo mejor de cada consola clásica. El SunsetRaiders (Que puto vicio) y el Street Fighter 2 en una maquina arcade solo paraellos, los Metal Slug en otra… El Sonic the Hedgehog y el primer Outrun en laSega Master System, el brutal y enganchante Killer Instinct de la Nes, (Mil veces mejor queese remake cutre que están haciendo para la Xbox one… ) y el Sega Rally de laDreamcast (No me lo pasaba tan bien con uno de Rallies desde los Colin McRae.)Creo que me pasé como media tarde jugando allí…  

 

¡NO, NO, NO Y NO. ESTO SI QUE NO! ¡NOOOOOOOOOOOOOOO!

 

Pero claro, esto tan solo era un pequeño rayo de luz yesperanza en una feria de mierda, pues la puñalada definitiva a mi corazón degamer que acabó conmigo vino por la tarde. Ese escupitajo con pollo a lacomunidad gamer no fue nada más ni nada menos que El Rubius, Mangel y toda sucalaña de mierda haciendo una conferencia  para  “enseñarnoslo que son los verdaderos gamer de verdad.”  Si alguna vez he tenido algo de fe en el serhumano, creo que se ha desvanecido completamente. Todas las esperanzas que teníaen esta comunidad se han ido directamente a tomar por culo, al ver como todaesa escoria social ha reunido tanta gente en su “stand privado” como si fueranunos putos mesías de los videojuegos.

El ver como todo el mundo se amontonaba y se pegaba literalmentepara estar cerca de ellos, cual niñatas groopies en un concierto de JustinBieber , hizo que me entrara tal sensación de asco que barnizaría medio salónpor la vomitona que iba a echar. Gente ahí amontonándose como loca para ver aesa panda de gilipollas que tiene de Gamers lo que yo tengo de Japonés. Sololes faltaba algunas lanzarle sus sujetadores y gritarles “Quiero un hijo tuyo”y mierdas así… Y si a eso lo sazonamos con una buena ración de niñatos concabezas de creepers de cartón gritando su nombre y gente haciendo cosplay de “tiogenérico de un Battlefield o Moder Warfare”. Tenemos un buen plato dedecadencia e hipocresía humana.

A TOMAR POR CULO CON ESTA VIDA…. 

 

Después de ver esto,  despuésde haber pagado 10€ por mi entrada, me siento estafado, me siento ultrajado, mesiento como si ahora mismo me hubieran violado y todas mis creencias eilusiones se las hubieran pasado por el culo. Esta feria ha sido sin lugar adudas el parangón de la decadencia del mundillo, el mausoleo del insulto a la verdaderacomunidad gamer. Un monumento a la vergüenza. Señoras y señores, el gamer enEspaña., HA MUERTO.

 

Y ahora si me disculpáis, voy a hacerme el harakiri con unacuchara. Un Saludo.

Gameplay Clásico: Star Wars Dark Forces

 

Otro gameplay y otra joya clásica de los videojuegos que os traigo: Star Wars Dark Forces. Un juego de cuando los shooters no daban asco y donde todo era maravillosamente Doom. Imaginaros un Doom de La Guerra de las Galaxías, ahora imaginaroslo jugado por mi. Las dimensiones de paridas pueden ser estelares…

Ahora de dejad de imaginar y echaros unas buenas risas con este video:

 

Espero que os guste. Un Saludo.

Reflexión: ¿Merece la pena la nueva generación?

 

A solo unas pocas semanas de que la nueva generación lleguea las tiendas, uno no puede evitar hacerse la eterna pregunta ¿Merece la pena hipotecarse un riñón yejercer la prostitución para comprarse estas consolas de nueva generación?  Con este pequeño poemilla uno ya filosofea sobrelo que le conviene al gamer que tiene dentro de su corazón rodeado de ilusionesy sobre lo que le conviene al austero ermitaño que tiene dentro de su carterarodeado de telarañas.

No voy a daros el coñazo sobre especificaciones técnicas decada consola, catálogo, fanboyísmos y demás gilipolleces.  Más bien os contaré mi más profundasreflexiones sobre el tema más superficial y consumista por el que irónicamenteuno llega a pensar. Así que, si os interesa pues genial, si no, pues tenéisotras cientos de entradas más por Gamefilia donde podréis husmear.

 

 

Todavía recuerdo como si fuera ayer cuando me di el chapuzóna la actual generación de consolas usando de trampolín mi queridísima PS3.Navidades del 2007 y yo ahorrando como si el colapso global de la bolsa y laanarquía su fueran a instaurar mañana. Y todo para comprarme una caja deplástico. Esas Navidades satisfice mis ansias consumistas como cualquier otroniño por esas fechas gastándome un dineral. Pero mereció la pena.

Cualquiera diría que lo que habría hecho sería unadesfachatez, hasta que viera los juegos que corrían en ella. Unos juegazosapabullantes con unos gráficos que nos dejaban con la boca tan abierta como unbuzón y nos hacían cagar ladrillos. Un salto gráfico y técnico que se notabacon tan solo encender la consola. Con solo un par de segundos jugando a ResistanceFoM, Motorstorm o Call of Duty 3, sabías inmediatamente que todo el grandesembolso de pasta y posterior hipotecado de tu prepucio habían merecido lapena completamente.

 

 

¿Y ahora qué? Desde el E3 nos han enseñado las consolas denueva generación con una gran parrilla de juegos sobre la mesa pero ¿Y esaemoción que nos daba pasar a una generación superior? ¿Y esa maravillosa sensaciónde que lo que nos esperaba eran juegos potentes?  ¿Qué hay de esas expectativas de quetendríamos un futuro con la mayor calidad gráfica y técnica? Hoy todo eso se hadesvanecido. Al menos en mi humilde opinión.

Por lo que es a mí, el niño ilusionado que llevaba dentrohace casi 7 no ha despertado de su letargo. Ahora, y por mucho que me enseñenlos juegos de nueva generación, la única sensación que me transmiten es un grany sonoro: Meh! Una sensación de indiferencia supina que se traduce enexpresiones tan clarividentes como un “PSeh! O bueeenoo…”  Ya sabéis, esa sensación apática de que lo quete están presentando no te deja ni frio pero tampoco consigue calentarte. Enpalabras sencillas, lo que estoy viendo ahora no me pone tan cachondo comosolía ponerme antes.

 

 

Pero la pregunta del millón de pavos es ¿Por qué? ¿A qué sedebe esta gran indiferencia? Pues para esta cuestión tan sencillaaparentemente  ya he desarrollado un montónde respuestas y teorías a la cual más complicada y enrevesada.

La primera de ellas es la de que “Ya no nos entra por los ojos.”  Solo hace falta hacer un breve repaso a estageneración para ver las bestias pardas a nivel técnico y grafico que hemospodido jugar durante sus años de vida. ¿Para qué demonios comprarnos una PS4 ouna Xbox One, si puedo tener ese mismo nivel de calidad gráfica con juegos  como GTA V o Crysis  en mi PS3 o 360? ¿Qué sentido tiene comprarseuna PS4 y el nuevo Battlefield 4 si a nivel gráfico se verá prácticamente igualque mi viejo Battlefield 3 de mi PS3? Parece que ya hemos tocado techo en lo que ha potencia gráfica serefiere y parece que lo único que vamos a tener son leves mejoras técnicas sobrealgo que ya nos pueden ofrecer  perfectamente las consolas actuales, aunque aduras penas y presionando su hardware al máximo, todo hay que decirlo…   

 

 

Mi segunda teoría es la de que “Todavía no ha llegado el Mesías.”Conesto me quiero referir a que todavía no hemos visto un juego vendeconsolas.Todavía no ha llegado la buena nueva para los que quieran comprarse una XboxOne o PS4 en forma de juegazo “Must Have”. Al menos, por lo que a mí respecta,todavía no he visto ese juegazo de calidad insuperable que el solito justifiqueel desembolso de un dineral por una nueva consola. Además, todos los juegos másjugosos de las consolas de nueva generación también van a salir en las degeneración actual, lo cual me lleva a mi teoría número 3.

 

 

“Los juegos intergeneracionales” Watch Dogs hasta hace poco eraun motivo de peso para comprarse una PS4 o una Xbox One , hasta que se anunciótambién para consolas de esta generación. Así que ahora, ¿A quien coño leimporta comprarse una PS4 si puede disfrutar perfectamente  de los juegos de nueva gen en su vieja PS3? Ysi, puede que las diferencias en rendimiento y calidad entre versiones sean enormesy salten a la vista, pero ¿Qué prefieres? Gastarte solo 50 Euros y jugartranquilamente al juego que tanto ansías? ¿O apoquinar la friolera de 400pavos, más otros 60 por el juego, instalar la nueva consola y rezar porque note embarguen la cuenta corriente después de esa barbarie de desembolso? No esporque no nos interese la nueva gen, es simplemente por una cuestión deeconomía y comodidad.

 

 

 

Otra teoría es la de “No cortarán el grifo de cuajo.” Conesto vengo a decir que, a diferencia de la anterior generación, aquí no habráun día en el que directamente cortarán el grifo de lanzamientos para la actualgeneración de forma repentina y tendremos que irnos a la siguiente por cojonessi queremos disfrutar de nuevos lanzamientos. Como ya recordaréis, esto nospasó de un día para otro en la anterior generación. Un buen día estabas jugandocon tu PS2, Xbox o Gamecube y de repente te das cuenta que lo único nuevo que vasa ver en tu consola van a ser asquerosos Fifas y Pros…  

Los desarrolladores tienen buena conciencia de esto y ya handicho que les queda mucha vida a nuestras consolas. Por lo que seguirán conlanzamientos  de juegos triple A yseguirán estirando la cosa. Todo sea por ganarse pasta en ambas generaciones almismo tiempo. Pero eso también nos conviene a nosotros, pues seguiremosdisfrutando de juegos de calidad muchos años más sin que nuestra cartera sufrademasiado.

 

 

Y mi quinta y última teoría es una de las razones por lasque estoy más que desilusionado con el futuro que nos espera  en los videojuegos: “¡Es una consola no un putoIphone!” No hace falta que os explique de lo que hablo, ¿verdad? Encuanto vi la conferencia de Xbox con su nueva consola, lo primero que penséfue: “Mmm, pues no sabía que los deMicrosoft se hayan pasado al mercado de los móviles, porque de consolas ahí nohe visto ninguna”  Con tantas mierdasde aplicaciones, de chorradas para televisión, video, internet y fotos que nosenseñaron, yo todavía me estoy preguntando “¿¡Dondecojones está la consola?!”  Se suponeque nos estáis vendiendo una CONSOLA DE VIDEOJUEGOS, ¿En que parte no hasentendido la palabra VIDEOJUEGOS?  Pareceque nos quieren vender un nuevo Iphone con toneladas de insulsas aplicacionesen lugar de una consola. Si esto sigue así, que no cuenten con mi dinero, esoestá más que claro.

 

 

Joder, más que una serie de opiniones sobre la nueva gen, estomás bien ha degenerado poco a poco en un cumulo de razones por la cual estoycompletamente desilusionado con ella. Quizá es que con esta reflexión me hevuelto más sincero de lo que debería, pero bueno, eso es lo que tiene compartirtus pensamientos más honestos acerca de algo, al final se te escapa demasiadahonestidad…  No si al final tendré quecambiar el título de la entrada…Que puta pereza…  Y seguro que me he dejado muchas más razonesen el tintero. Pero aquí lo importante no soy solo yo, también vosotros quesois tan gamers como yo tenéis una opinión tan válida como la mía. Por esoquiero que os animéis y me contáis que opináis vosotros de esta nuevageneración. ¿Realmente merece la pena?

 

Bueno esto es todo por hoy. Un Saludo a todos.