Grandes personajes de Ficción: Jason Brody

 

Muy buenas queridos lectores. Volvemos con otra reseña sobrelos mejores personajes de ficción. El propósito de esta reseña seguro que ossonará si seguís mis publicaciones. Si bien hace poco estaba hablando sobre elcambio psicológico que atravesaba el protagonista  de la archiconocida serie: Breaking Bad, lomenos que puedo hacer ahora es reseñaros su directo homologo del mundo delvideojuego:  Jason Brody, el protagonistadel genial sandbox en primera persona Far Cry 3.

Ante la actual tendencia  de sacarnos protagonistas de videojuego másplanos que una tabla de surf, que no evolucionan nada en absoluto y con menos carismaque el asa de un cubo, Ubisoft tuvo los huevos de presentarnos un personaje tanprofundo, como cambiante y realista que ha demostrado ser uno de los másinteresantes que podemos encarnar en un FPS. ¡Olvidaros de ese empollón del MITobsesionado con las palancas! Jason es el protagonista más interesante yoriginal que os habréis encontrado en un shooter y os diré por qué:

 

SUPONGO QUE EN LA JUNGLA NO HAY TIEMPO PARA PEINARSE…. 

 

Es de sobra conocido que a estas alturas la peña de estemundillo está hasta los huevos de personajes cuyo mayor cambio es ver comofrunce su ceño y fuerzan aún más la cara de estreñido al matar enemigos. Nohace falta jurar que estamos saturados de fornidos e hiperfibrados marinesespaciales cuya mayor muestra de emoción son sus sinfonías de griterío e iraextrema. Todos nos estábamos preguntando ¿Para cuándo un personaje “Normal”? ¿Paracuando haréis uno que sea realista, con el que más o menos nos podamosidentificar? Cosa que para el cine y la literatura nunca ha sido un problema.

Pues por lo visto Ubisoft escuchó nuestra plegarias yrespondió con Jason Brody. Un personaje tan real y creíble que cualquierjugador se podría identificar con él. Para empezar Jason es exactamente igualque tu y que yo: Un niñato. Bueno, con la salvedad de que este niñato tiene lasuerte de tener una familia adinerada y vive a costa de la cuenta corriente desus padres, pero viene a ser lo mismo que nosotros. Mientras nosotros lespedimos pasta a nuestros viejos para un ridículo Iphone u Ordenador nuevo, él lautiliza para irse de juerga con sus colegas por los parajes más exóticos delmundo.

 

¡BARRA LIBRE QUE PAGA MI VIEJO!

 

Jason es el típico niñato pijo que vive a costa de latarjeta oro de su viejo, al que le gustan los viajes exóticos, la juergaflamenca y practicar deportes de riesgo con sus hermanos y colegas. Puede queno sea lo primero con lo que nos vamos a identificar pero os puedo asegurarsobradamente que en más de una ocasión nos habremos cruzado con este arquetipoen nuestras vidas. El típico pijotero que presume de cartera y su máximapreocupación es que modelito ponerse en la fiesta del viernes. Ubisoft no sealejó mucho de la realidad.

Pero todo cambia para Jason cuando en uno de sus cientos deviajes a una isla paradisíaca se ve truncado abruptamente por Piratas quedeciden secuestrar a la mitad de sus amigos y matar a la otra mitad. Testigo decómo asesinan a sus más queridos amigos y hermanos de forma cruel e imperdonable,Brody consigue escapar del campamento donde le tenían en cautiverio y esrescatado por una tribu local.

 

¡COÑO, ESTO ES MEJOR QUE PERDER EL TIEMPO EN FACEBOOK Y LEER BLOGS DE IDIOTAS!

 

Pero con la otra mitad de sus amigos, hermanos e incluso sunovia todavía bajo las manos de los piratas, a Jason no le quedaba otra queluchar para rescatarlos. Con la ayuda de los Rakyat , la tribu de guerreroslocal, aprende las tácticas del viejo arte de la guerra y bla, bla, bla…. Esono interesa en absoluto… Aunque la verdad, si que me interesaría saber cómocojones un niñato pijo de Los Ángeles consigue manejar con total soltura todaslas armas del puto juego desde el minuto uno sin ayuda de nadie… ¡Autodidactamis cojones! Supongo que es otro de los que posee el “Factor Gordon Freeman”  Véase:  “Personaje que no tiene ni idea de armas peroal coger un revolver automáticamente  lomaneja como el puto Billy el Niño….”

Pero lo que verdaderamente  interesa aquí  es lo citado al principio de la reseña: Cambio Psicológico. Poco a poco, segúnvamos progresando en el juego (Es decir, según vamos realizando matanzas yderramando litros de sangre…) seremos testigos del drástico cambio de la personalidadde Jason. Poco a poco veremos como ese niñato inmaduro y asustado del principiole va cogiendo  el gusto a esto del matar(Cosa con la que estoy completamente de acuerdo) y  acaba por convertirse en un formidable ypeligroso guerrero.

 

¡DEVUÉLVEME MI IPHONE, HIJO DE PUTA!

 

Pero no todo cambio es bueno. Vale que esté bien que el niñitode papá acabe convirtiéndose en la jodida encarnación de John Rambo, pero cuandovemos que también se ha convertido en un sádico hijo de puta que disfruta más apuñalando,disparando y volatilizando a la gente que jugando a videojuegos como cualquierhijo de vecino, la cosa ya no es tan poética y bonita como la pintaban…  

Si en algo destaca este juego es  en que es un jodido descenso en picado haciala locura. Y nos lo narra de una forma magistralmente realista. Como cientoslibros de psicología nos han contado, la  mente humana puede acostumbrarse a cualquiercosa, y cuando digo cualquier cosa me refiero a las condiciones más atroces ydeshumanizadoras que os podáis imaginar.

 

SI SALGO DE ESTA, NO SE QUE COÑO VOY A CONTARLE A MIS VIEJOS…

Cuando uno pasa tanto tiempo rodeado de la más absolutaviolencia y crueldad, uno acaba por acostumbrarse a ella, e incluso a aceptarla.Hasta llegar a un punto en el que a uno acaba por gustarle y no puede dejar devivir sin ella. Esta pequeña lección sobre las influencias del entorno y elambiente social en la mente humana están genialmente ejemplificadas en lahistoria de Jason. Cuando Jason acabópor acostumbrarse a vivir en un entorno donde las violaciones, asesinatos y latortura estaban a la orden del día, lo menos que podría pasarle es que seconvirtiera en un sociópata asilvestrado.

Y si a todo esto le añadimos que el puto juego es todo un “Tripi-Viaje”enel que no paramos de chutarnos todas las drogas habidas y por haber, al finalese niño de papa asustado acaba por convertirse en un peligroso e inestableperturbado que domina las tácticas de combate como un Dios y mata por puroplacer. ¡Y lo que me encanta! Poco a poco vemos este drástico cambio en lapersonalidad de nuestro protagonista  deuna forma lógica y gradual, algo que en muy pocas ocasiones (Por no decirninguna) se  ha visto en un videojuego.

 

NO MEREZCO VIVIR EN ESTE MUNDO CON ESTE PEINADO…

 

Por ello como conclusión solo puedo decir que si ahora todosestamos alabando la drástica evolución psicológica que ha tenido el personajede Walter White en Breaking Bad, lo menos que podemos hacer es quitarnos elsombrero y saber reconocer el merito a los de Ubisoft por haber creado lo mismoen el mundo del videojuego. No solo porhabernos presentado un personaje tan realista con el nos podemos identificarsino también por saberlo evolucionar.

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado con esta reseña. Un Saludo atodos.