LA ARMERÍA: La Dubstepadora

 

Bueno ¡Ya he vuelto! Recién llegado de los exámenes yescribir por obligación, nada me apetece más que seguir escribiendo por placer.Soy raro, lo sé.  Pero no hay nada mejorpara relajarte que hacer una de las cosas que más te gusta.  Pero ¡Eh! me gusta escribir, pero tambiéntirotear y matar. Así que, ¿Qué mejor manera de quitarme este estrés y tensiónpost-exámenes que haciendo 3 cosas de las que a mí me gustan? ¡Tirotear, matary escribir todo en uno! Vamos que el cuerpo me estaba pidiendo una nueva reseñade La Armería como al célibes una buena paja. Así que entremos con marcha queesta reseña viene con buen ritmo, porque el arma que toca no es otra que:

 

 

LA DUPSTEPADORA

 

No es dejéis engañar por el nombre Dubstep del arma en cuestióny mucho menos aún os apresuréis a realizar conclusiones precipitadas del palo “AhoraSergio se ha pasado al lado rosita, el lado Cani y le gusta hacer sangrar sus oídospor placer” No caerá esa breva, pues mis tímpanos ya están hechos puré decerumen fino gracias en parte a ZZ-Top y los subwoofers de mi habitación. Noamigos, en esta ocasión tocará hablar de un arma que hace que el Dubstep tengapor vez primera una utilidad en nuestra sociedad: El control demográfico de masasmediante el asesinato generalizado.

Pues bien, algún hijoputa desquiciado de los de Volitiontuvo la genial y alocada idea de crear un rifle que utilizara el dubstep comoarma ofensiva. Y teniendo en cuenta la naturaleza del juego en que se originó,ese tripiviaje ultralucinante y überreferencial llamado Saints Row IV, lapregunta pertinente no es “¿Por qué?” si no más bien “¿Por qué no?” A ver, tenemos unjuego en el que somos el jodido presidente de los Estados Unidos con poderespolíticos y poderes sobrehumanos a la par, mientras la liamos parda en unaciudad cuya población se basa en sumayor parte de putas, masocas y gente disfrazada de mascotas comerciales. ¡A lamierda la lógica, coño!

 

"SI TODOS LOS DÍAS SON LA MÍSMA CANCIÓN, DUBSTEP GUN. ¡Y VETE CON LA MÚSICA A OTRA PARTE!" 

 

Su diseño consiste básicamente en el plato y mesa de mezclasdel DJ Hero (Supongo que al final alguien le encontró una utilidad…) ensambladocon un montón de mariconadas luminosas con más neón que Las Vegas en los años80, todo ello acoplado de alguna extraña manera con un gatillo, una mirilla yun cañón. Los ingredientes necesarios para todo plato en el que se quieraservir muerte en el desayuno y funeral para la cena.

¿Cómo funciona? Sencillo, apuntas al pobre diablo que hatenido la mala suerte de cruzarse contigo por la calle, mantienes presionado elgatillo y, mientras el ritmo dubstep le posee, verás como acaba muriendo entre espantososdolores al verse forzado a realizar la coreografía de Fama, West Side Story y10 musicales más de forma perfecta y sin fallos mientras se le consumen ydiluyen los pies por los cayos…

 

DJ RUBIO PRESENTA: "PACHANGEO IN DA ROW! (IBIZA MIX 14)"

 

Por lo visto alguien tuvo la cruel e ingeniosa deducción deque el Dubstep no solo podía hacerte sangrar los odios sino también los pies ycreó esta arma definitiva disponible en discotecas de la Gran Via y de formagratuita si eres tía, estas buenorra  ytienes buenas tetas. Un arma de destrucción discotequera solo comparable con elgorila que guarda la entrada. Pero nuestra arma tiene mayor efectividad y versatilidaden combate que un expresidiario contratado para “Mantener el orden en el Local”

Pues no solo afecta a una persona sino a casi toda la calleentera en la dirección que has apuntado. Y según la vamos mejorando, conseguiráhacer perecer a todo un barrio entero con su código postal propio bajo elúltimo exitazo de Skrillex, el amigo de los audífonos. Pero la forma en la queperecen los inocentes viandantes enemigos es graciosa cuanto menos. Puesjusto cuando presionemos el gatillo, todo el mundo de forma repentina dejarásus insulsos propósitos en la vida para ponerse a bailar de forma máshardcoreta que un raver puesto de éxtasis al ritmo de bacalao.

 

JAMAS PENSASTE QUE MORIRÍAS EN UN VIDEOCLIP DE LA MTV, ¿VERDAD?

 

No os podéis hacer una idea de lo descojonante que es vercomo una persona que estaba leyendo el periódico y una mujer que paseabatranquilamente a su perro, mandan respectivamente los titulares de la bolsa ysu ridículo schnauzer a tomar por culo para disponerse a morir bailando. Peromorir con estilo, ¡Dándolo todo! Haciendo que Tony Manero encolerice de envidiacon esos finos movimientos que coquetean entre perfección artística y ataquecrónico de epilepsia.

Pero como toda arma, siempre tendrá un punto negativo, yesta fumada psicodélica con gatillo y cañón no se va a librar. Pues, aunque tengamosmunición infinita gracias al científico y fiable poder de la magia suprema, estaarma necesita considerable tiempo de espera para recargarse entre disparo ydisparo. Por lo que tendremos que limitarnos a hacer Party Hard con moderación.Pero este largo tiempo de espera se podrá ir reduciendo según la vamosmejorando, llegando a un momento en el que ni siquiera tengamos que esperar yconsigamos hacer “Party Hard All Night Long”

 

IRAS "PERREANDO" A LA TUMBA, HIJOPUTA!

 

Y si no os parecía suficiente el hacer bailar a la gente la Verbenade la Paloma hasta que se les desgasten las suelas de los zapatos, una vezhayamos mejorado el arma al máximo podremos volatilizar y explosionar a losviandantes. ¿Y eso por qué? Pues por el directo y legítimo argumento deontológicode: ¡POR MI SANTOS COJONES! ¿Cómo creéis si no que los de Volition idearonestas cosas?

Pues eso, si queréis convertiros en uno de los mayoresgranujas a todo ritmo el barrio y disfrutar de uno de los sandbox másdivertidos, desfasados y alucinantes de esta generación,  pillad la Dubpstepadora e iros a Saints RowIV. En cambio si queréis disfrutar de uno de los juegos más aburridos ysobrevalorados de esta generación, pues iros a GTA V.

 

Bueno, espero que hayáis disfrutado de esta reseña. Nos vemosen los comentarios. Un Saludo.