Recomendación de Serie: True Detective (Temporada 1)

 

Tras el vacío existencial que me supuso el terminar BreakingBad, no había encontrado ninguna serie cuya tensión, personajes y tramaigualara a la genial serie de Gilligan. Tras tantas series policíacas que todoCristo conocía, aún no había encontrado ninguna que nos mostrara el trabajoreal de un policía. Tras tantas series que atestiguaban llevar el suspense  como estandarte, muchas han suspendido a lahora de llamarme la atención. Hasta ahora…

True Detective ha sabido como captar mi atención en todos losámbitos en los que se puede cautivar a un espectador: Trama, desarrollo,personajes, ambientación, cinematografía… Y todo ello desde la temporada 1.Algo de lo que no pueden presumir muchas serie por buenas que sean, y unacualidad loable teniendo en cuenta el nivel que ostentan las series actuales. Asíque, si queréis saber las razones de por qué esta serie es grande y merece vuestraatención, pues seguid leyendo:

 

 

 

En primer lugar, aclarar que ya estoy hasta los cojones delas series policíacas y de investigación. Y me refiero más concretamente a lasseries tipo “CSI.” Series en donde cientos de aparatitos milagrosos de puraciencia ficción, responsables de las mayores inexactitudes e incoherenciastecnológicas que jamás se haya visto en una serie “realista”, analizan laescena del crimen, las pruebas… Y los que ya solo les falta señalar al directoculpable con un gran cartelito de Neón para facilitar el trabajo a los autodenominadosinvestigadores. Series en las que piensas que el trabajo de un investigadorcriminal es escanear rastros de lefa por todas partes…

Pues bien, cuando vi True Detective y vi que en esta serie porfin se representaba de forma realista los procedimientos de investigaciónpolicial, la verdad es que recuperé un poco la fe en el género. Ese es otro delos puntos fuertes de la serie: La representación realista de los métodos deinvestigación criminal por parte de la policía. En esta serie somos testigos decómo se ponen en marcha todas las técnicas de investigación que aparecen encualquier libro de criminología o investigación forense. Desde analizar lapsicología de un asesino en serie según el escenario del crimen, su estilo, suspreferencias…

Muchos me han dicho que esto no es nada nuevo, y que seriescomo The Wire o Mentes criminales han sido respetuosas con los procedimientospoliciales desde hace mucho antes. Pero cualquier serie que se autoproclame “Policíaca”y que al menos se digne a respetar y representar de forma realista estosprocedimientos de investigación, siempre será merecedora de nuestras mayoresalabanzas. Pues tened en cuenta que, en cualquier momento, la serie puede irsepor la tangente y presentarnos un aparatito maravilloso señalador desospechosos o algo así. En definitiva, thriller policíaco realista y del bueno.

 

 

 

En segundo lugar, es completamente inevitable hablar de lospersonajes protagonistas. La pareja de detectives de la policía de Luisiana,formada por Woody Harrelson y Matthey McConaughey es el pegamento que mantieneesta serie unida, y su relación con sus tan dispares y a la vez profundas ycomplicadas personalidades, es lo que hace a la serie grande. Aquí si cada personaje es un mundo por descubrir,ya los protagonistas son una constelación entera.

Por un lado tenemos al detective Rustin  Cohle (Interpretado de forma magistral por McConaghey)Un hombre completamente desilusionado con el mundo, pesimista, frio y calculador,que roza el fatalismo al considerar que la raza humana es el ejemplo de lo peorque le ha pasado a este mundo, de los que piensa que nuestra mera existencia essolo un accidente. Pero al mismo tiempo un auténtico profesional en su trabajoque se deja la piel en cada caso para resolverlo y meter a los responsablesentre rejas. Tal es su dedicación y frialdad en su trabajo que hasta rozalímites enfermizos.

 

 

Claro, ahora todo el mundo está diciendo que “Es uno de losmejores y más impresionantes personajes de una serie de ficción” “Que si es unode los mejores papeles que ha interpretado McConaughey”…. Lo segundo esindiscutible, pero a mí no me ha llegado a impresionar tanto su personaje y nocreo que sea algo que no hayamos visto ya. A ver, recapitulemos. ¿En donde máshemos visto ese arquetipo de personaje frio y pesimista, que es un excelentecabrón pero a la vez un excelente profesional? ¡House coño! ¡Es el puto doctorHouse! En lugar de investigar casos médicos, lo que hace es investigar casoscriminales. Esa es la única diferencia en este personaje. Pero con el tiempo esta premisa fue dando forma a un personaje tan original e interesante que al final me tuve que tragar mis palabras.

Porque a ver, las cosas como son. Que no sea un personajeoriginal que no hayamos visto ya, no significa que deje de ser fascinante.Sobretodo si a eso le sumamos el estilo ultradepresivo con toques de reflexiónfatalista y nihilista que se aleja totalmente del estilo cómico del personajede Hugh Laurie. Poco a poco se va alejando cada vez más de este arquetipo y senos introduce un personaje que invita mucho a reflexionar sobre el sinsentidode nuestra existencia y sobre la nula direccionalidad de la misma. Un personajeal que yo creía que era un refrito y resultó ser uno de los más profundos yfascinantes que me he encontrado en una serie.

 

 

Pero si os soy sincero, quien me ha conseguido cautivar deltodo ha sido el personaje de Harrelson, el detective Martin Hart. El cual alprincipio piensas que es el buen tipo que al momento te cae bien. El típico buenpadre de familia que sigue un recto e inviolable código moral, un hombre de principios.Pues todo lo contrario. Porque al final resulta ser un hijo de puta con máscaras que en una exposición de máscaras, que se esfuerza lo máximo posible pormostrar esa imagen de bondad y rectitud cuando en realidad es un tío que siemprecae ante sus más bajos instintos y que lo único que tiene limpio es su placa delatón.

Gracias al personaje de Harrelson, averiguamos de primera mano que esta serie nada es lo que parece y nadie es “Bueno” ni “Malo”,sino que el mundo es una gran zona gris en la que cualquiera puede ser más cabrón que elanterior. Tal y como la vida misma. Másrealismo imposible.

 

 

Otro punto fascinante es su ambientación. La cual es….Depresiva.MUY DEPRESIVA. Tanto que hace parecer la ciudad de Se7en el alegre mundo de arcoíris de MyLittle Pony. Desde el minuto uno se nos presenta una versión de Luisianadecadente, sucia, podrida, casi hasta diría que tóxica. Un lugar en donde elcampo y las fábricas se dan de la mano para conseguir un ambiente decrepito,que te ahoga. Como una gran charca de fango donde se concentra toda la suciedadhumana y lo más asqueroso de su condición. Todo ello mientras que vemos como sesuceden los asesinatos y las desapariciones mientras que a todo el mundo parecetraérsela floja. Digamos que cada vez que ves un capítulo, necesitas una dosis doblede Prozac…

Pero claro, por muy buena y fascinante que su ambientación ypersonajes sean, hay que mantener pendiente y entretenido al espectador. ¿Y cómolo consigue esta serie? TENSIÓN. Y del palo que puede reventar tus arterias.Esta serie comparte el honor con Breaking Bad de momentos que me han dejado elcorazón en un puño. Momentos en donde la tensión se puede cortar con uncuchillo y donde los nervios están a flor de piel. Podría hablaros largo ytendido sobre esto, pero una escena en particular es la que mejor ejemplificaeste magistral ejercicio de cinematografía: El capítulo 4 de esta serie. Elcual ostenta el momento más deliciosamente angustioso que he visto en una seriede TV: Un tiroteo y huida en una plano-secuencia ininterrumpida de 6 minutos enel que somos testigos de caos descontrolado que puede dar tal situación. Sencillamente soberbio.

 

 

Incluso también esta serie trastea con el género del terrorde forma ejemplar. Ya en los últimos capítulos de la temporada,  en los que tienen que dar con el asesino,logran crear una atmosfera tan hostil, oscura y opresiva,  que parece como si hubieran logrado condensarlos momentos más terroríficos de Se7en y El silencio de los Corderos en solo 2 episodios.En los últimos compases de la serie vamos a estar agarrados al sillón con uñasy dientes.   

 

 

Y otro punto de la serie que me ganó fue su duración: 8 episodios.Ni más, ni menos.  ¿Os podéis creer que todoesto que os acabo de contar, puedan condensarlo en solo 8 episodios? Yo laverdad es que tampoco lo pensaba pero así es. 8 episodios es lo justo ynecesario para mantenernos vibrantes y pendientes de la pantalla. Quizá sea porquela duración de cada capítulo es de casi 1 hora, quizá es que sea porque estándirigidos de una forma ejemplar. Pero lo cierto es que han conseguido meter enuna sola temporada lo mejorcito que una serie actual te puedo ofrecer: Granambientación, tensión, drama, personajes acojonantes, atmosfera terrorífica,realismo y crudeza… ¡Chapó!

Y encima no deja medias tintas. Con eso me refiero que latrama acaba de forma conclusa y no deja cabos sueltos ni preguntas en el airepara la siguiente temporada. Y por lo visto esto va a ser el Leitmotiv de todala serie. Pues varias declaraciones de sus creadores han constatado que siempreva a seguir ese esquema: Un Caso por temporada y una trama conclusa y cerrada asu finalización. Coño así da gusto. No tengo nada en contra de losCliffhangers, pero ya se empieza a quedar anticuada la cosa. Y que una seriesepa cerrar una temporada de forma conclusa y no recurra a tretas rastreras comofinales abiertos para mantenernos pendientes de la siguiente, eso creo yo quees un paso adelante en la industria de las series.

 

 

En definitiva, que os la tenéis que ver si o si. Da igualque no te guste el género o no seas de series. Esta es de las que te mantendráenganchado desde el primer momento y además no te aburrirá gracias a su granritmo cargado de tensión y suspense, su casi tétrica ambientación, sus 2 acojonantesprotagonistas  y su más que justaduración. Un magnifico comienzo para una serie que promete mucho.

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado. Un Saludo a todos.

Habilidades extraordinárias de los videojuegos: «Visión de Detective» y «Visión para Gilipollas»

 

Hoy toca resucitar otra de mis secciones clásicas con otra habilidad tanútil como fascinante. Nacida de una de las mejores entregas del caballero oscuroen el mundo de los videojuegos, ha acabado convirtiéndose en un elemento comúny habilidad básica de cualquier juego de acción y aventura de esta generación.Una habilidad que con el paso de los años y los juegos en la que laimplementan, ha pasado de ser un recurso útil a ser prácticamente un “Resuelveproblemas” universal. Así que ¡mucho  ojo! Que hoy nos toca echar un vistazo a unade las habilidades que siempre nos ha aportado una gran visión de conjunto:

 

 

NADA MEJOR PARA JUGAR AL ESCONDITE, QUE UN ESCANER DE COMBATE DE 300 MILLONES DE DOLARES. EL NIÑO RICO, SIEMPRE GANA.  

 

Dejando aparte los chistes malos, entremos a trapo con lasusodicha habilidad. Aparecida por primera vez en el fantástico Batman: ArkhamAsylum bajo el nombre de “Modo Detective” esta habilidad nos permitía ver yanalizar el entorno de nuestro alrededor de una forma totalmente distinta, a lapar que precisa y minuciosa.

Aunque técnicamente no es una habilidad, más bien es otro delos cientos de juguetitos que Batman se lleva consigo de fiesta. Se trata de unescáner de combate que prácticamente puede analizar y evaluar cualquiersituación o entorno que nos encontremos, ayudándonos así a plantearestrategias, buscar pistas etc… Una de las incontables ventajas que tiene elser el dueño de una de las empresas armamentísticas más vanguardistas eimportantes del mundo es que puedes disponer de primera mano de los Gadgets másespectaculares. Y ese playboy con mallas que es Bruce Wayne no era unaexcepción…

Concebido para analizar entornos y situaciones de combate,este será  sin duda el trasto que más utilizaremosdurante toda nuestra aventura, por no decir que es el que más utilizaremos entoda la trilogía Arkham… Ya sea para analizar escenarios de un crimen o evaluarhostiles, nos vamos a pasar horas y horas mirando el mundo bajo el velo azul deeste escáner. Tan útil nos resulta que nos sentiremos desnudos sin él. Eincluso llegará un momento en el que nos daremos cuenta que nos hemos pasadomirando el mundo en modo detective incluso más tiempo que de forma corriente.Espero que ese trasto no llegue a cansar la vista o causar lesiones oculares…

 

CSI: GOTHAM. AHORA CON MÁS RESTOS DE SEMEN

 

Pero hablando claro ¿Qué utilidad nos aporta en el juego?  Pues vayamos por partes. En primer lugar suprincipal utilidad reside en que nos puede señalar cualquier punto de interés delentorno. Aquel punto con el que podemos interactuar que puede pasar inadvertidohasta para el más tenaz observador. Bien sea señalarnos un gancho donde podemoscolocar la batgarra o señalarnos paredes con debilidad estructural, lo ciertoes que avanzar en el juego es prácticamente inviable sin esta habilidad.

También otra de sus especialidades en el análisis forense delas escenas de un crimen. Si quieres dártelas de investigador CSI, pero sindejar de dar tus buenas raciones de hostias embutido en un traje de cuero y conmallas, este es tu juguetito ideal. Cada vez que queramos analizar el escenariode un crimen, la visión de detective nos resaltará las pruebas y evidenciascomo si fueran cartelitos de Neón, haciéndonos creer que somos el mejor de losdetectives sin que hayamos hecho prácticamente nada. Nunca mirar te había dadotanta falsa sensación de inteligencia….

Y ya en su versión más avanzada, la que probamos  en Arkham Origins (Extraño, porque es unaprecuela…  Supongo que ahora los avancestecnológicos van hacia atrás…)  hará unasimulación que reconstruya  la secuenciade los hechos en la escena del crimen. Haciendo que esta vez, lo máximo en que nosotrosnos tengamos que preocupar sea en rascarnos el forro de nuestra Bat-Coquilla…El mejor detective del mundo, ¿Eh? ¡Coño, con esta maravilla de trasto hasta yotambién me puedo convertir en el puto Hercules Poirot!  

 

DEFINITIVAMENTE, BATMAN ES UN COLGADO… 

 

Y por último, mi funcionalidad favorita: El análisis de lassituaciones de combate. Cuando la cosa se pone fea y tocar repartir justicia ahostias, esta habilidad se pone en marcha para darnos hasta el último detallede todas las fuerzas hostiles a las que nos vamos a enfrentar.

Extremadamente útil nos resulta este cachivache en lassituaciones de sigilo. Cuando los malos se traen artillería pesada y tocamoverse entre las sombras, este modo de visión pasa a ser nuestro mejor amigo. Analizandodesde el tipo de arma que lleva cada enemigo, hasta su condición  las oportunidades de combate del entorno.

Y quiero poner especial interés en esto, porque es de lospocos escáners que he visto que puede analizar desde al arma que lleva elenemigo, su munición restante y tipo, hasta el estado físico y mental denuestro enemigo. Por ejemplo, podremos ver si hemos hecho mella en la moral delos secuaces (En cristiano: Si les hemos acojonando bien)  analizando su ritmo cardíaco y tensiónarterial. Así veremos si están nerviosos, inquietos o se están cagando la pataabajo al ver que son los últimos que quedan en pie.

 

SI ESO, TU DAME LA ESPALDA…  QUE YA VERÁS LO QUE ES JUSTICIA CUANDO TE META MI BAT-POLLA!

 

También analiza los escondrijos más idóneos en los queocultarse, o las oportunidades del entorno más suculentas para tenderemboscadas. Por no hablar de que hasta nos evalúa el nivel de peligrosidad quetiene cada enemigo en función de su armamento y habilidad. Gracias a estosiempre podremos encarar estas situaciones planteándonos la mejor de las estrategiasy elaborando las tácticas que mejor se adapten a cada circunstancia.

En definitiva, una habilidad que nos solo es necesaria, sinoque nos viene de lujo al embarcarnos en los peligrosos periplos que del caballerooscuro se enfrenta en la Trilogía Arkham. Pero ¿Qué pasa cuando esta habilidadse traslada a otros videojuegos?

Que de esto también quería hablar. Así de buena es estahabilidad, que las desarrolladoras no han tardado ni un momento en trasladada ajuegos de índole completamente distinta a los del caballero oscuro. Tanto hasido así, que esta habilidad prácticamente ya se ha convertido en un elementocomún de todo juego de acción y aventura que se precie.

 

NO SE, PERO CREO QUE ALGO ME DICE QUE HAY QUE IR POR EL AVIÓN…

 

Bien sea bajo el nombre de “Concentración”; “Instinto” “Visiónde superviviente”  es la misma habilidad delcaballero oscuro que nosotros conocemos y amamos. Y ya no son pocos los juegosque han implementado como una más de sus mecánicas esta habilidad. Desde elnuevo Deux Ex, pasando por el Tomb Raider, el Dishonored, Hitman Abolution eincluso el nuevo Thieft también se ha subido al carro metiendo está mecánica ensu jugabilidad. Pero ¿Cuando se pasa deuna “Visión de detective” a una “Visión para gilipollas”?

Y con “Visión paragilipollas” me refiero a las veces en las que,  ya se nos implementa esta habilidad cuando losdesarrolladores  nos toman por completosimbéciles que no sabemos prestar atención a absolutamente nada.  Ya roza lo esperpéntico que tenga que meterseeste modo de visión para resaltar cosas que resultan de lo más obvias.

 

POR LO VISTO HAY QUE PONERTE TODO EN VISIÓN DE PERRO PSEUDO-DALTÓNICO PORQUE TE TOMAN COMO UN GILIPOLLAS QUE NO PUEDE AVERIGUAR DONDE ESTÁ LA SALIDA POR SI SOLO.

 

Cuando, por ejemplo ves en Tomb Raider que esa visión te haresaltado algo tan lógico e imposible de obviar como un saliente que tienes quesaltar, que está justo enfrente de ti sin posibilidad de pérdida, llegas apensar dos cosas: O una de dos, o los creadores que me están tomando por unimbécil con déficit de atención o me están tomando por un tío que está másciego que un topo…  

Porque una cosa es resaltar elementos ocultos del mapa opasadizos secretos que pueden ser pasado por alto hasta por el jugador másobservador, como pasaba en los primeros Batman Arkham, y otra muy diferente esresaltarte absolutamente todo, incluso hasta lo que resulta lo másinsultantemente obvio, acabando al final siendo más insultante todavía, pues eljuego acaba de dejarte claro que te toma por un completo gilipollas…

 

NO SE SI ES DISHONORED CON SU VISION DE DETECTIVE, O SI SOY YO EN UNA DISCO PASADO DE ROSCA… 

 

Con esto parece que quiero decir que no me guste que metanesta habilidad en otros juegos, cuando no es así. Hay matices.  Y hay juegos en los que esta habilidad  también les viene como anillo al dedo, yestos son los juegos de sigilo. La otra cara de la moneda sin duda, porque aquíllega a resultar igual de útil, sin que llegues a pensar que te lo están dandotodo hecho.

Juegos de sigilo como Dishonored, Hitman Absolution o DeuxEx: HR aprovechan bien esta mecánica y la implementan de forma que te sea unaherramienta muy útil pero tampoco sin abusar, sin ponerlo todo en bandeja. Todosellos tienen la característica de que si activas esta habilidad, te muestranlas rutas que peina el enemigo, su campo de visión, su nivel de alerta, losenemigos que están fuera de tu alcance… Cosas que son el padrenuestro del jugadorsigiloso. Y cosas tan antiguas y necesarias como el radar Soliton del MGS, peroen versión molona. Porque admitámoslo, esos efectos molan que te cagas, y a finde cuentas es lo mismo que el radar de un MGS o un Splinter Cell pero en versiónfantoche y superefectista. Y resulta igual de útil, las cosas como son.

 

NO SABRIA DECIRTE SI ESO ES LA RUTA DEL GUARDA, O SI EL DELOREAN DE DOC HA HECHO UN DERRAPE EN ESTA ESQUINA…

 

Así que yo diría que en juegos de sigilo esta habilidadnunca está de más. Porque si bien de útil y estratégica que nos resultaba enlas fases de sigilo de los Batman, igual de útil será para un juego de la mismaíndole. Y sencillamente, a los más puristas del sigilo que se quejan de que estahabilidad es muy “Casual”, pues tan sencilla como ir a opciones y desactivarla. Ahora bien, en juegos de acción y aventura,que dicen fomentar la exploración, me resulta estridente…

Si queremos fomentar la exploración, coño pues dejemos queel jugador explore por sí mismo. Dejemos de tomarle por un gilipollas y que descubralas cosas por si solo. No se lo señalemos todo con un puto de cartél de Neóncon una flecha que ponga “LA SALIDA AQU͔. Para mí, la mejor forma de fomentarla exploración es recompensándola con buenos ítems o powerups. Si por algo meanimaba a peinar con cepillo de dientes cada nivel del Doom era porque sabíaque si lo hacía tendría cientos de armas, botiquines de megasalud y powerups  esperándome en cada pasadizo secreto.

 

 

En resumen. Visión de detective en juegos de sigilo Si, enjuegos de acción y aventura, más bien No. Pero ¿Y vosotros que opináis? ¿Es unahabilidad útil y necesaria o se está convirtiendo en el típico “BotónResuelveTodo”?  Hacedme saber vuestraopinión en los comentarios. Un Saludo.

 

Crítica: Dallas Buyers Club

 

-Ficha Técnica

-País de orígen: E.E.U.U.

-Año: 2013

-Dirección: Jean Marc Vallée

-Producción: Robbie Brenner, Nathan Ross, Rachel Rothman

-Guión: Craig Borten y Melisa Wallack

-Fotografía: Yves Bélanger

-Edición: John Mac MacMurphy y Martin Pensa

-Reparto: Mattew McConaughey, Jared Leto, Jennifer Garner

 

Tras perderme otro peliculón como fue “El Lobo de WallStreet” hace unos meses, estaba claro que no me podía perder  la otra gran película de los Óscar de este año.Así que el otro día me dio el venazo ultragafapasta  y me fui a ver Dallas Buyers Club en VersiónOriginal subtitulada (Dios, eso ha sonado más Hipster todavía…) y tengo queconfesaros algo.

No soy un tío al que le gustan los dramones. La verdad, nosoporto las típicas películas que tratan de sacarte la lagrimilla fácil parapoder sonsacar los Óscar más fácilmente a los de la academia. Son prepotentes yya es todo un topicazo. Pero Dallas Buyers Club se ha convertido en una de lasmejores películas que he visto este año. No solo porque es un dramón que me ha cautivado,sino que ha sido uno de los pocos que ha conseguido hacerme reír y hacermereflexionar a partes iguales. De los que consiguen entretenerte y sacar tu ladomás reflexivo de forma ecuánime. Y todo ello acompañado con una de las mejoresinterpretaciones que se ha marcado Matthey McConaughey.  Si queréis saber por qué, seguid leyendo:   

 

 

La historia trata sobre Ron Woodrof (interpretadomagistralmente por McConaughey) un paleto vaquero de rodeo, drogata y putero amás no poder. Un tío homofóbico, misógino  y que piensa más con su polla que con lacabeza. Pero todo cambia cuando en 1985 le diagnostican que ha sido contagiadocon el SIDA. Desde ese momento, su vida da un giro de 180 Grados y se embarcaen la cruzada de conseguir todas las medicinas posibles que puedan ayudarle acombatir su enfermedad pero que, por desgracia aún no han sido aprobadas por elgobierno. 

Pero poco a poco pasa de ser una cruzada personal, a unaforma de ayudar a medicarse a todos aquellos que también han contraído laenfermedad, fundando el Dallas Buyers Club. Y este cambio es impresionante,pues somos testigos de primera mano como un personaje tan paleto, homofóbico ehijo de puta como Woodrof poco a poco acaba concienciándose  y respetando a la comunidad gay. Unatransformación gradual que nos muestra de lo que es capaz de hacer el serhumano cuando empieza a comportarse como tal. O de cómo te cambia laperspectiva y la forma de ver las cosas, cuando te das cuenta de que tu vidapodría estar a punto de acabar.

 

 

 

Pero antes de nada, en primer lugar hablemos de cómo a unespectador como yo, que es más de tiros, explosiones y 0 pensamientos, le haconseguido entretenerle lo que a priori parecía un biopic dramático y aburridode película. Pues bien, la razón es sencilla: HumorNegro. Pero mucho, muy bestia y totalmente descarado. Continuamente la película será un descojone totalgracias a la personalidad de Woodrof y las situaciones que se le presentan. Entreque es un paleto de rodeo homofóbico, que vive como le da la puta gana y no lerinde cuentas a nadie y las situaciones tan tronchantes a las que se enfrentaa lo largo de la cinta, muchas veces llegas a pensar que esta es una cinta decomedia disfrazada de drama. Y ambos géneros tan distintos los logra combinar de una forma excelente.

¿Queréis ejemplos? ¿Pues qué os parece cuando Woodrof intentapasar por la frontera de México toneladas de drogas disfrazado de cura yalegando que son de autoconsumo? O cuando se encuentra por primera vez en elHospital con un Travesti y le dice que no quiere a una “Campanilla” en su habitación?Por no hablar de cuando el muy cabrón les hace un calvo a la Administración deAlimentos y Drogas por sus santos cojones. Toda la película es un absolutodespolle gracias a la personalidad tan bestia y descarada de Woodrow.

 

 

Y también lo es gracias a la increíble interpretación deJared Leto como Rayon, el transexual compañero de negocios de Woodrof en el Dallas Buyers Club. Compañero con elque al final entrelaza una gran amistad. La química que hay entre los dos personajeses impresionante y genial. Imaginaros las situaciones tan hilarantes que pueden teneruna prostituta transexual y travestida y un paleto homofóbico y retrógrado comoWoodrof. 

Dios, todavía me estoy descojonando al acordarme de cuandoWoodrof le apuntaba con una pistola en los huevos a Rayon, alegando que podíahacerle ese cambio de sexo que tanto quería “De la forma Tradicional” Es undespolle tras otro y podría tirarme hablando de escenas como esa todo el día, pero no quiero arruinaros la película. A donde voy es que la pareja Leto-McConaughey es responsable de los momentosmás hilarantes de toda la cinta. Pero a la vez también es responsable de los más reflexivos y dramáticosque se nos presentan en la película. Ya que su amistad es la piedra angular por la que Woodrof cambia su opinión respecto a los Gays, los respeta y se solidariza con ellos. En resumen, es una pareja tan divertida y cómica como profunda y reflexiva.

 

 

Y ya entrando a comentar el potencial reflexivo que tiene estapelícula, lo cierto es que te invita a profundizar sobre varios temas a la vezy los presenta de una forma muy clara e inteligente, sin llegar a pisarseninguno entre tantos que plantea. No digo que esto sea nuevo, pero me conmueveel ver como la película haya planteado tantas problemáticas tan variopintas ala vez sin que llegue a resultar caótico y consiguiendo el desarrollarlasplenamente sin liar al espectador. Problemáticas reales que hansido la característica de la sociedad en los años 80.

Ya desde el minuto 1 se nos presenta el problema del SIDA.El pánico social y moral que planteaba una enfermedad que en ese momento eradesconocida y de la que no se sabía mucho de cómo se contraía. De cómo alenfermo de de Sida, le precede una muerte y vacio social atroz en el que todaslas personas y amigos en los que más confiaba se van alejando poco a poco de él,como si se tratara de un leproso altamente contagioso. Esto lo vivimos deprimera mano desde la perspectiva de Woodrof. En donde sus compañeros detrabajo y de los que entonces creía que eran “sus amigos” no quieren saber nadade él, como si tuviera la peste bubónica…

 

 

Y al mismo tiempo también se nos presenta el problema socialque vivió la comunidad gay en los 80. El miedo y rechazo social que tuvo quesoportar al ver como se les colgó el San Benito de ser los responsablesdirectos de la propagación de la peligrosa enfermedad inmunológica. No en vanose la llegó a llamar “La Peste Gay” Transformando a los Homosexuales en losnuevos parias de la sociedad del siglo XX.

Y, aunque estadísticamente no era del todo falso, era una barbaridad ver como enaquellos años, al contraer el Sida ya te colgaban la etiqueta de “Maricón” depor vida, aun siendo completamente heterosexual (Cosa que le ocurrió a Woodrof) Y viceversa: Elque el hecho de que ser homosexual, con eso ya te colgaban la etiqueta de enfermo de Sida y teconvertías en lo más próximo a un leproso al que nadie quería se quería acercar… Es interesantever como esta película te hace profundizar sobre cómo la sociedad reaccionaba tanpatéticamente ante lo que fue una pandemia: Con pánico, señalando con el dedo,estigmatizando y haciendo el vacio. Como si no hubiéramos aprendido ni evolucionado nada desde el siglo XII.

 

 

Pero sin duda el tema más interesante y el que más invita areflexionar es el tema de las compañías farmacéuticas. El cómo esta panda dehijos de puta codiciosos ven esta nueva enfermedad como un negocio y una mina deoro que hay que explotar. Es interesante a la par que desgarrador ver comoestos cabrones se aprovechan de la desesperación de los enfermos y les cobranlos medicamentos para combatir la enfermedad a precio de oro. Medicamentos cuyaeficacia contra el virus no está probada y que solo sirven para comprobar si esque de verdad funcionan o no.

Dejándonos claro que,lo que en realidad quieren las farmacéuticas es usar a los enfermos de Sidacomo sujetos de prueba y conejillos de índias, mientras les espolean y lesquitan hasta el último céntimo. Y encima con todo el amparo de la ley, pues estas farmacéuticasse respaldan bajo las leyes del gobierno de los EEUU, usandolas como arma para monopolizar la industria farmacéutica y así no tener ninguna competencia que les impida jugar con las vidas de lagente a favor del todopoderoso Dólar. Pero lo que más me impresionó es que estapelícula esboza un problema que está de total actualidad aún a día de hoy. El derecho a querer tratar tu enfermedad, sin que te desbalijen por ello.

Y para concluir he de decir que hice condenadamente bien enverla en Versión Original. No tengo nada en contra del doblaje (Es más, soy undefensor a ultranza de él a toda costa) pero he de admitir que gracias a la VOpude presenciar de primera mano la magistral interpretación de McConaughey comoWoodrof. Verle bordando ese acento y actitud de paleto sureño a la perfección,mientras se marca escenas dramáticas y desgarradoras al mismo tiempo es algoque en la versión doblada no puedes disfrutar. Es algo que el actor de doblajepodrá emular, pero jamás lo podrá interpretar. Algo por lo que McConaughey se hamerecido con todo su derecho el Oscar.

 

 

En resumen, una película cuyo humor negro, espíritu burro ymacarra, nos sacará una buena sonrisa, pero que al mismo tiempo también nos invitaraa reflexionar continuamente de una forma inteligente, elaborada y biendesarrollada. Y encima todo ello redondeado por las mejores interpretaciones de Matthey McConaughey y Jared Leto hasta la fecha. Yo no sé vosotros, pero una cinta que hace que me descojone, peroal mismo tiempo consigue hacerme reflexionar sobre problemas sociales,enfermedades, el respeto, la dignidad, la libertad sexual y la comprensión no puede ser otra cosaque una gran película.

NOTA: 9

 

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutadocon la crítica. Un Saludo a todos.

 

Chorra-Gameplay y Video-Análisis: Quake

¿Estáis listos para otra ronda de sobradas, violencia y sangre? Desde luego que si. Esta vez lo haremos con otro clásico de los shooters de PC: Quake, el primer FPS en utilizar gráficos en 3 dimensiones y el primero en mostrarnos con glorioso detalle las tripas y miembros cercenados con gráficos renderizados. 

Disfrutad de otra ronda de crueldad desmedida y chistes malos, cortesía de la casa:

 

Espero que os haya gustado. Un Saludo.

 

Crítica Destructiva a «Haz lo que Debas» de Spike Lee

 

Spike Lee, ese tío de Hollywood que está más preocupado de vercuando se dice la palabra “Negro” en el cine, que de hacer buenas películas, sesupone que tuvo unos inicios prometedores. Su opera prima “Do the Right thing”,se suponía que reflejaba muchos de los problemas raciales que acontecen en elmundo moderno. Y también se suponía que el director norteamericano queríaaleccionarnos sobre la tolerancia y la discriminación antes de ponerse a rodarremakes de mierda y demandar a todo Cristo… 

Y digo se suponía, porque eso es lo que suponían algunos quevan de “Progres” y de que saben de problemas sociales y de cine cuando me recomendaronesta película. Pues SUPONÍAN MAL. Esta es la película más éticamente incoherente  y con el mensaje más contradictorio que jamásse haya visto en el cine desde  “ElNacimiento de una Nación”. No entiendo como esta película ha podido ser tanvalorada por la crítica y el público cuando se caga bien a gusto en tu sentidode la moralidad. Asi que si queréis ver de nuevo como destripo sin piedad otro medioaudiovisual estáis de enhorabuena.

 

LOS PERSONAJES TAN DIVERSOS E INTERESANTES SON LO ÚNICO BUENO DE LA CINTA 

 

Lo cierto es que me da mucha lástima que esta película hayasalido así, es más, desde el principio quería que me gustase. No quería sacarmi vena criticona e inquisitorial, pues tiene momentos que se merece un buenreconocimiento. Tiene algunos elementos, situaciones y personajes que, sin ser unamaravilla, son interesantes, entretenidos y en más de una ocasión te sacan unabuena sonrisa.  Es el mensaje final loque falla, y lo que echa a perder toda la cinta.

Así que, para que veáis que no soy una niñata quejica yllorona (Al menos no siempre) Comencemos por reseñar lo que me ha gustado de lapelícula Que principalmente han sido los personajes y su caracterización. Aquítenemos mundos, por no decir universos totalmente distintos como personajes,cada cual más interesante que el anterior. Tenemos personajes tan interesantescomo  “El Alcalde” mitad caballero ygentleman a la vieja usanza, mitad viejo borracho y perdedor. “Radio Raheem” un tíoque se pasea por todo el bárrio con una radio enorme y alucinante a todo trapoy sin mediar palabra, que rezuma carísima por los 4 costados.  Tenemos al Samuel L. Jackson haciendo de “LoveDaddy” DJ de la radio de funky y Rap local. A un fantoche viejales que presumede conquistas llamado “Polla Dulce” (Si, tal como suena…)

 

YA ESTÁ MUY BIEN Y ESO… ¡PERO QUIERO VER UNA PELÍCULA, NO UN PUTO VIDEOCLIP DE LA MTV!

 

Y luego tenemos un desfile de topicazos. Como Danny Aiello yJohn Turruro haciendo de los típicos italianos dueños de una Pizzería en el barrio.Giancarlo Espósito haciendo del típico militante negro que está la que saltapara iniciar una bronca en pro de “Los derechos de sus hermanos” O “HermanaMadre” que hace de la típica Vieja del Visillo, la cotilla local. Pero estosaunque sean topicazos, junto con los otros personajes logran que la cinta tengatanta diversidad y riqueza de situaciones que te da igual y te entretienesviendo sus costumbres.

Y hasta ahí lo bueno. Porque pecados comete esta cinta desdeel minuto 1. Desde los putos títulos de crédito ya empieza a hincharnos loscojones. Ya en los títulos de crédito iniciales te tienes que tragar un putonúmero de un musical. A ver, no tengo nada en contra de los musicales, perocuando vas a ver un “Drama social” y te tienes que tragar ¡15 Putos minutos musicales(No estoy exagerando) como que ya  empiezasa pensar en qué cojones estaba pensado el tan alabado director. He venido a veruna película, no a ver West Side Story… 15 interminables minutos en los que vesa una chica bailando mientras que los créditos se suceden. Para ver eso yentretenerme un poco más me voy a un puto club de Striptease.

 

90 MINUTOS DE GENTE HACIENDO NADA Y HABLANDO SOBRE NADA , ESO ES LO QUE NOS ESPERA.

 

Y ya analizando objetivamente la película. Me he dado cuentade que todo al final es un gran conjunto de…. NADA. Por mucho cariño que tengaa los personajes y por mucho que me hayan gustado, la película no llega a ningunaparte hasta los 30 minutos finales. Son una sucesión de escenas anodinas que,aunque bien reflejan las costumbres cotidianas y la diversidad racial del unbarrio, todo sea dicho…  No desarrollanni desembocan en nada. Son 90 minutos exactos de la más absoluta Nada. Soloestas hora y media viendo un chico repartiendo pizzas, viejos quejándose del calory jóvenes hablando de gilipolleces que no nos interesan. Otra hora y media demi vida que jamás recuperaré. Vaya puta racha que llevo…

Y llegando a los últimos compases de la cinta, viene laescena cumbre de la película (Son Spoilers, pero tranquilos que no os perdéisnada, creedme…) donde el señor Lee demuestra su gran capacidad de reflexiónmoral cagándose bien fuerte en todos los valores éticos que nos habían enseñadodesde que éramos pequeños. Os explicaré la escena en cuestión.

 

¿POR QUÉ MOLESTARNOS EN HACER PAGAR A LOS CULPABLES, CUANDO PODEMOS MONTAR UNA REVUELTA?

JUSTICIA URBANA AT HIS BEST!

 

Resulta que en la Pizzería de Aiello, la policía, haciendogala de su brutalidad marca de la casa, asesina a un chaval negro por un altercadoque tuvo con Aiello en el restaurante. Los polis tras cargarse el pobre chico,se suben al coche patrulla y salen del barrio cagando hostias y se libranimpunemente de un asesinato y del consecuente apaleamiento generalizado porparte de todos los vecinos del barrio.

Y una vez que los policías están lejos del lugar de loshechos y bien seguros ¿Qué es lo que hace el barrio? Pues tomarla con Aiello ysu Pizzería. ¡OLE, OLE Y OLE! Enlugar de ir a por los directos responsables, todos los vecinos (Negros por sino os habíais dado cuenta…) deciden tomarla con los únicos blancos delvecindario: Aiello y sus hijos. Insultándoles, amenazándoles y culpándoles porla muerte del chico.

 

OYE TRONCO! YA QUE TE ACABO DE FINIQUITAR EL RESTAURANTE… ¿ME DAS EL FINIQUITO?

 

A punto de estallar una bronca de proporciones monumentalesy de montarse una batalla campal, nuestro protagonista, el chico repartidor dePizzas (Interpretado por el propio Spike Lee, como no…) decide que es hora de “HacerLo Correcto” ¿Y qué es lo que hace? Lanzar un cubo de basura directo alescaparate de la Pizzería y prender la mecha que inicia unos disturbios generalizados,y que acaba con la pizzería del pobre Aiello reducida a escombros y cenizas ¡CON DOS COJONES, SI SEÑOR! Según estapelícula “Hacer lo correcto” es incitar a la violencia, las revueltas y el vandalismo.¡Qué mensaje más profundo y revelador! ¡Spike Lee, eres el parangón de la éticay la moralidad, deberían beatificarte macho!      

Pero espera que la cosa no acaba ahí, que todavía tenemosuna situación más absurdamente irrisoria todavía. A la mañana siguiente, el chicorepartidor de pizzas vuelve a la pizzería de Aiello. Y este, dirigiéndose a unapenado Aiello que ve su negocio reducido a cenizas, va, y con unos huevos quese los pisa, le pregunta: ¡Oye que tengo que cobrar, ya es final de mes! ¡Damela paga! 250 Dólares, ya mismo!  ¡CLARO QUE SI CAMPEÓN! Después de habersido el que ha iniciado la revuelta que ha destrozado su restaurante, Tieneslos huevos de pedirle la paga ¡OLE TUS SANTOS COJONES!

 

SPIKE LEE: REPARTIENDO ÉTICA POR CADA CUBO DE BASURA

 

Pero para un mayor Facepalm y risa-pena definitivos, el buenode Aiello no solo se calla la boca ante esto y se mete la lengua en el culo,sino que encima le da toda la paga y hace como si no hubiera pasado nada. Comosi ese niñato no hubiera sido el directo responsable de haber calcinado sunegocio y ahora fueran tan amiguetes.

Y para terminar, pues Spike Lee pone un par de frases deMartin Luther King y Malcom X, títulos de crédito y FIN.  ¡Así de a gusto que se ha quedao!  ¿PEROQUÉ COJONES HA PASADO AQUÍ?  ¿Pero cómocojones ha podido salirse con la suya después de esta puta mierda?  No me puedo creer que este zurullo con una moraltan contradictoria haya podido ganarse tantos premios y alabanzas en su día. Asíque he investigado un poco para ver en qué cojones estaba pensando el directory qué coño le había pasado al buen criterio de la crítica cinematográfica en sudía.

 

CON ESTA CARA DE GILIPOLLAS QUE ME QUEDÉ YO…

 

Resulta que en varias declaraciones en las que preguntaron aSpike Lee sobre el significado del “Dilema Moral” que plantea la película, desi el chico repartidor “Hizo lo Correcto” o no, el director tuvo los huevos dedecir: “Los espectadores negros jamás pondránen duda si el repartidor hizo lo correcto o no, mientras que los blancos lo haránconstantemente, pues  tendrán más encuenta el valor de la propiedad privada destrozada, que la vida de un negro”

Pues permítame que le replique, señor Lee: USTED NO TIENE NIPUTA IDEA DE LO QUE VALORO. Aquí lo que veo es bien diferente. No veo que seesté destrozando una tienda, en lugar de que han asesinado a un chico negro. Lo que Veo es que han asesinado a un chicoNegro y los directos responsables han salido totalmente impunes, mientras queun pobre diablo ha tenido que pagar, con su negocio calcinado, la ira de unamuchedumbre estúpida que buscaba más liarla parda y destrozar algo que debuscar a los verdaderos culpables.

 

"HAZ LO CORRECTO" Y NO VEAS ESTA MIERDA

 

Lee también declaró que la acción del repartidor estabatotalmente justificada porque romper el escaparate de la tienda, hizo quesalvara la vida su dueño. ¡AAAH, Muy bien!Así que el Salvarle la vida a uno, es joderle el único modo que tiene deganársela. ¡OLE TUS COJONES! En lugar de haber puesto a salvo a Aiello y asu familia a salvo, lejos de la muchedumbre enfurecida,  lo más sensato que se puede hacer es destrozaruna tienda entera.  Aquí  el significado de “Hacer lo correcto” no es joderle  la vida a uno, sino jodérsela un poquitomenos. BRAVO, SEÑOR LEE, BRAVO.

Lo dicho, la película más moralmente contradictoria y conmás incoherencias éticas de la puta historia del celuloide. Al menos me haabierto los ojos. Ahora comprendo todas las gilipolleces que está haciendoSpike Lee. No es que sea cosa de ahora, ya hacía gilipolleces desde elprincipio. Ahora bien, ¿Quien es el más gilipollas aquí? ¿El gilipollas quesacó esta moralidad desdoblada y contradictoria, o los cientos de críticos quele aplaudieron por ello? El racismo positivo es un poderoso enemigo….

 

 

 

Bueno y hasta aquí la queja y encabronamiento supremo deldía.  Un Saludo a todos.

 

¡Y recordad niños!: Fomentar los disturbios, el vandalismo y promoverla violencia sin sentido es “Hacer lo Correcto”

Reflexión: Groupies, Fanboys y la muerte del diálogo

 

No voy a negar que la vorágine y marabunta humana que se sucediócon la reseña del otro día, no me haya hecho reflexionar. Digamos que lo hahecho tanto para bien como para mal. Me ha hecho ver con claridad las dos carasde la moneda. Por un lado, la mayor parte de vosotros, compañeros, me habéisdemostrado que en esta jungla salvaje y despiadada llamada internet, aún quedaun poco de decencia y dignidad humana al demostrar como caballeros que, aunqueno estáis de acuerdo con una opinión, podéis comprenderla y respetarla. Y anteeso lo único que puedo hacer es quitarme el sombrero, chapó por vosotros tíos,en serio.

Pero luego está la otra cara de la moneda. Ese grupo de fanstan extremista y sectario que no tolera ni la más mínima crítica contra su juego/serie/películao afición favorita y que se lo toma como una afrenta personal (A pesar de queseñales totalmente lo contrario hasta con un puto cartel de Neón…). La verdades que me gustaría profundizar sobre la génesis de esta tendencia. Me gustaría ahondar sobre esegrupo de personas que se olvidaron tiempo atrás de lo que es una discusiónadulta, personas que demuestran salvajemente que se puede llevar a un nuevonivel y a partes iguales el reaccionísmo y la estupidez.

 

 

Fanboys, Groupies… Tienen muchos nombres, pero todos secorresponden con el mismo patrón de conducta: La defensa a ultranza de suafición favorita a base del insulto fácil, la vejación y la nula argumentacióno diálogo. Personas que demuestran su gran nivel de madurez convirtiendocualquier foro o zona de comentarios en un patio de colegio insultando a todoaquél que ose meterse con su más que perfecta afición… Pero puedo comprenderlo.Si  Internetes un medio libre, en el que puedes expresar libremente tu opinión, también esun lugar en el que libremente te pueden vilipendiar por ello. Demostrándonosuna vez más que  también es el ejemplo delibro de lo contrario. De que no puedes expresar libremente tu opinión si noquieres exponerte a una lapidación pública por todos los flancos.

Pero investigando más en las motivaciones de estos infraseres ysubproductos, también puedo comprender las razones de su comportamiento. Sencillamentees mucho más fácil. Es más sencillo ydirecto caer en el insulto fácil que exponer tu opinión contraria de formaargumentada. ¿Por qué molestarse en exponer punto por punto las razones porlas que no estás de acuerdo, cuando puedes sencillamente llamarle subnormal ogilipollas a uno y quedarte tan pancho? ¿Por qué dialogar cuando te puedomandar la mierda más rápidamente y encima salir impune?

 

 

Y esta impunidad, al principio pensé que se trataba por elanonimato que te otorgaba Internet. Es cierto, El anonimato es el escudo y baluartede esta panda de cobardes, pero no siempre es el caso porque, ¿Qué es lo quepasa cuando esto se traslada más allá de la pantalla? Cuando en una discusiónentre “Colegas”, se olvida del diálogo y se pasa a los insultos y las ofensasen contra de la otra persona? Que esto lo he vivido y se de lo que hablo. Deque en cuanto empiezas a expresar tu mínimo desacuerdo en algo que siguen comouna religión tus, antes llamados “Amigos”, ya comienzan a insultarte, criticartodos los aspectos de tu vida y decir montones de barbaridades sobre ti que novienen al caso…

 Pues por la merafalta de razonamiento que tiene esa clase de gente. Y eso tiene su tan sólida eirrefutable comprobación como si de la prueba del Carbono 14 o una marca deagua se tratase. La prueba la tenéis en mi reseña anterior sin ir más lejos.Justo al comienzo cuando digo claramente, de que en ningún momento pretendoofender a nadie, que solo se trata de mi opinión y de que no hay que tomárselocomo afrenta personal, al poco rato ya me llovieron comentarios en contra de mipersona con gente con un Dolor de culo antológico como si hubiera insultado asus madres o algo así…

 

 

¿Y esto que quiere decir?  Pues que ¿Por qué intentar dialogar con unapersona, que ni si quiera se ha limitado a leer tu reseña y solo va a insultarte?¿Por qué perder el tiempo intentandorazonar con alguien que no sabe razonar por sí mismo? No tiene sentidoiniciar una discusión con alguien que está más movido por su Dolor de Culo abominableque por su lógica y raciocinio.

Pero aun así trato de comprender otro sinsentido. ¿De dóndeproviene ese enorme odio? ¿Qué es lo que hace que el hablar en contra de una afición,uno se lo tome como un escupitajo en la cara? ¿Por qué el decir: “OdioDragon Ball” equivale para muchos el decir “ERES UN HIJO DE LA GRAN PUTA”?

Creo que la respuesta es el enorme apego emocional. Haber crecido con una serie/película o videojuegohace que irremediablemente eso se convierta en una parte fundamental de su viday el cariño que a esto le otorga, juntados con ese peligroso concepto llamado nostalgia,lo convierte en un cóctel volátil en donde la objetividad y el criterio se vandirectamente al carajo…

 

 

Y con este cóctel tienden a idealizarlo completamente. A ver que la afición que adoran como lanueva y absoluta fe no tiene fallos ni defectos y que es la perfecciónsuprema.  Como os he dicho antes, puedocomprenderlo. Pero hay cierta diferencia entre el velo de suave terciopelo quete puede dar la nostalgia y el más radical de los sectarismos.

Y ese sectarismo es lo que, por mucho que lo piense, nuncallegaré a comprender. ¿De dónde coño sale tanto odio y defensa ciega? Noentiendo como estas “personas” pueden llegar a defender algo con tanta pasióncomo si se tratara de sus madres… ¡Esuna puta serie por Dios! ¿Acaso ha hecho algo por ti? ¿Acaso Dragon Ball haencajado una bala por ti? ¿Te ha defendido de las palizas que te daban en elcolegio por ser un completo gilipollas? ¿Te ha proporcionado la felicidadabsoluta? ¿Ha encontrado sentido a tu miserable vida?

 

 

Precisamente estadefensa sin sentido es lo que distingue a un verdadero fan de una Groupiesectaria de mierda. El verdadero Fan comparte su afición y la sigue conpasión, pero reconoce sus fallos y siempre tratará de respetar tu opinión ynunca se impondrá dictatoríamente con la suya. En cambio la Groupie sectáriaestará siempre a la que salta, nunca reconocerá un solo fallo en su más queperfecta afición, y te atacará sin piedad a la más mínima oportunidad como sile fuera la vida en ello.

Como conclusión ante todo esto solo puedo decir que estamosen tablas. Mientras hay siempre fans que respetarán tu opinión, aun sin estarde acuerdo y estarán dispuestos a razonar contigo como personas adultas,desgraciadamente siempre habrá gente con el culo escocido que se limitará más allamarte gilipollas haciendo gala de su selecta capacidad de raciocinio. Perobueno, también es cierto que con eso se delatan y demuestran al unísono que losauténticos gilipollas son ellos al escribir tal sarta de sandeces en un mediopúblico.

 

 

¿Con esto que quiero decir? ¿Qué deberíamos mordernos lalengua y metérnosla en el culo para contentar a esta panda de necios? Alcontrario. Situaciones como esta son lasque nos animan a seguir expresando tu opinión. Pues por un lado siempretendremos gente que aunque no está de acuerdo contigo, respeta tu opinión. Y porotro lado piensa que a los culos escocidos simplemente le estamos dando otraexcusa para que se luzcan y demuestren su nula capacidad de razonamiento, suextrema estupidez y falta de madurez. Además, es tu blog, es tu opinión y hacescon ellas lo que quieras. Punto final.

 

 

Espero no haberos dado mucho la brasa con esta reflexión. UnSaludo a todos.

 

Odio Dragon Ball Z

 

Si, tal como suena. ¿Y a qué viene este arrebato sin motivoalguno aparente? La verdad es que era un pensamiento que llevo ocultando desdehace mucho tiempo y nunca me animaba a expresar en este blog. Más que nadaporque es carnaza para haters y no me gusta armar morbo ni jaleo. Pero todocambió debido  a mi reciente recuperaciónde la fé en el anime. Gracias a las cientos de recomendaciones de mis amigos, mehe animado a descubrir esos fascinantes mundos que solo las mentes Japonesasmás maravillosamente grilladas podían crear. Pero eso no significa que el animesea perfecto y no tenga sus errores.

Y ya que voy a pasar página y darle una segunda oportunidadal anime, creo que es el momento idóneo para liberar esos demonios internos quellevo años reprimiendo. Una catarsis en la que me voy a cagar bien fuerte entodo lo referente a una serie que me ha hinchado los cojones tanto durante miinfancia que fue la directa responsable de mi negativa al género durante tantosaños. Huelga decir que esta es una entrada personal y solo es mi opinión y,aunque no sea buena, tendréis que respetarla. Y si da el caso de que no es asíy os lo tomáis como una afrenta personal, yo cordialmente os mando a tomar porculo y a otra cosa. En fin, comencemos mi suicido bloguero…

 

¿SEGURO QUE ESTO NO ES LA PORTADA DE UN DISCO DE RATT O DE LOS SCORPIONS?

 

Para empezar un poco de contexto. Supongo que la mayoría queronden la veintena se acordaran de aquellos maravillosos 90, donde las seriesde dibujos animados estaban en su cénit de diversión y originalidad y siemprenos esperaban a la hora de comer y desayunar antes de enfrentarnos de nuevo ala cruel vida escolar. Entre estas series maravillosas, estaba ese puto y malculebrón venezolano disfrazado de anime de acción llamado Dragon Ball Z.

Todas las mañanas en Antena 3 nos echaban una buena dosis dediscursos kilométricos y capítulos irresueltos, para que fuéramos con la dosis justade mala hostia al colegio y la pagáramos con el pobre diablo de nuestrocompañero.  Puede que el hype  y mis expectativas hayan influidonegativamente, pero a mí me la vendieron en su día como la serie lucha y accióndefinitiva: Tíos dándose de hostias con movimientos alucinantes, destruyendoplanetas con sus propias manos y enzarzados en batallas épicas y apoteósicas.

Suena  honesto, ¿Verdad? Prácticamente es todo lo que nos ofrecesobre el papel, ¿No? ¡MIS COJONES Y MI POLLA DE REGALO POR 2,99€! La verdad,cuando me hablaron de la serie, no me mencionaron nada de que los personajes setirarían dando discursitos durante todo el capitulo, que todo estaría lleno desituaciones estúpidas y anodinas y encima lo rematarían   con secundariosimbéciles e irritantes a más no poder… Supongo que esa era la letra pequeña yse les olvidó el mencionarlo. Pero basta ya, dejo de enrollarme y pasodirectamente a enumerar las razones por cual esta puta serie la odio con todami alma.

 

 

1: HE VENIDO A VERPELEAS, NO A ESCUCHAR UN PUTO AUTO SACRAMENTAL!

BLA, BLA, BLA… SOY EL GUERRERO MÁS PODEROSO… BLA, BLA, BLA… NO ERES RIVAL PARA MI… BLA, BLA, BLA… DESTRUIRÉ TODO EL UNIVERSO Y BLA, BLA, BLA……….

 

¿Hace falta describir lo obvio? Si todavía no sabéis de loque hablo, os pondré en situación: Poned el típico malo malísimo ultrapoderoso eimparable que va a destruir toda la vida en el universo y bla, bla, bla…. Freezer,Celula, Boo, el guionista de la serie… Escoged vosotros. Bueno, pues para hacergala de que es el típico malo de comic, lo demostrará soltándote el típicodiscursito de: “No puedes vencerme,  no eres rival para mi, mi adueñaré de toda lagalaxia y JA, JA, JA” Vale, eso lo comprendo. Quieres dejar constancia deque eres el malote del barrio y a quien no se le tocan los cojones. Bien, hastaahí estupendo. Y ahora a luchar.

…..Pasan 10 minutos, el cabrón sigue hablando….. Y dale quete pego, y sigue dando carrete… Que si “Luchares fútil,  te destrozaré con una mano,soy imbatible…”   VALE COÑO, YA NOS HA QUEDADO CLARO, ERES UNPUTO DIOS INMORTAL! Y AHORA PODÉIS DEJAR DE HABLAR Y EMPEZAROS A HOSTIAR DE UNAVEZ. ¡QUE YO HE VENIDO A VER TOLLINAS JODER, NO A ESCUCHAR UN PUTO PLENO DEAYUNTAMIENTO!

Y justo cuando crees que al fin se van a apalizar a base debien………..Comienza la razón número 2

 

 

 

2: Y JUSTO CUANDOCREES QUE COMIENZA LO BUENO…………”CONTINUARÁ”

GENIAL, YA SE DEJARON DE TANTO DISCURSO, AHORA EMPEZARÁN A LUCHAR!.

-"CONTINUARÁ"

HIJOS DE LA GRAN PUTA…. 

 

Justo cuando crees que ya se han dejado de discursos,promulgación de decretos,  leyes socialesy autos sacramentales y piensas que finalmente se van a dar de hostias hastaaño nuevo….Te sale la vocecita de narración diciendo: “¿Qué pasará con nuestros héroes favoritos? ¿Vencerán al malvado(Insertar nombre de villano aburrido aquí) o sucumbirán al destino final?”  Y ese temido y odiado: “CONTINUARÁ”

En el preciso instante que se iban a dar de puñetazos, elcapitulo se acaba y te dejan con la puta miel en los labios…  Inmediatamente después  una sensación de “coitus interruptus” seadueña de tu persona, como esa sensación de que te han cortado la paja a mediohacer y tienes un calentón de “medio follao” que no te lo crees ni tú.  Te han vendido… Te la han jugado pero bien. Se han aprovechado de ti,  te han violado como espectador…

 

"CONTINUARÁ" EN 3,2,1……

 

Y cuanto más lo piensas, más frustrado estas. Porque ahoracomprendes la futilidad de los últimos 23 minutos que acabas de ver. 23 minutosde tu vida que nunca recuperarás. 23 minutos de discursos infumables esperandoque se dieran de tortas para ver como al final, los hijoputas de la serie te lajuegan a base de bien. Te han negado el derecho de ver sangre y violencia conel objetivo de asegurarse de que veas un capitulo más. Han jugado con tusilusiones  y expectativas de formarastrera y cruel, con tal de asegurarse la máxima audiencia.

Una táctica zafia, vergonzosa, despreciable… Quien quieraque tuvo la genial idea de hacer esto no es más que un sádico hijo de puta, quedudo que a estas alturas sea capaz de mirarse en el espejo… Un cabróndespiadado que merece arder en el infierno.

Lo más parecido al dolor de cojones, con hipo y picor deespalda todos juntos a la vez, te lo sirven en una sola dosis de una tacada alfinal del capítulo. Pero no me malinterpretéis, soy partidario de losCliffhangers, pero solo cuando estos  SERESUELVEN! Cuando esos cabos sueltos, quedan bien atados como máximo en lasiguiente temporada. Por lo que hubiera sido tolerante con esta canallada, deno ser por la siguiente razón que nos ocupa:   

 

 

 

3: TODO ES UN BUCLE:EL MÍSMO ESQUEMA SE REPETIRÁ UNA, Y OTRA, Y OTRA, Y OTRA, Y OTRA VEZ…….

TE LO ACABAN DE DEJAR CLARO: SI LO SIGUES VIENDO, TIENES TODAS LAS DE PERDER…

 

Como ya he dicho, hubiera sido tolerante si estasdesfachateces e hijaputadas varias solo pasaran en un par de capítulosaislados. Pero me temo que no es así, este es el esquema básico de toda laserie. Por muy diferentes que sean las cosas, siempre nos vamos a tener quetragar el mismo sádico planteamiento: Malo malísimo que te mata a base de discursosinfumables durante 20 putos minutos, 3 míseros minutos de lucha y luego eltemido: Continuará…

Siempre será lo mismo. Da igual que los héroes estén frenteal malo por vez primera o lleven ya 4 o 5 capítulos con él. Si tirarán hablandode exactamente lo mismo durante todo el jodido capítulo para luego pegarsedurante los últimos minutos, cortar abruptamente y asegurarse de que te sientasengañado. Y todo lo que puedes hacer es acurrucarte en una esquina y llorar porlos 20 minutos de vida que acabas de perder y tratar de recuperar fútilmente tuhonor y dignidad perdidos.

Pero por muy sucio que te sientas, lo sigues viendo. Continúastorturándote mientras te aferras a la esperanza de que tarde o tempranoterminará. De que en algún capitulo la historia llegará a su fin, tendrá sulógica conclusión. Pero es aquí donde viene mi razón número 4 para terminar dejoderlo todo.

 

 

 

 

4: TRAMAS SECUNDÁRIASESTÚPIDAS Y ANODINAS…. JUSTO CUANDO MENOS LAS NECESITAS  

CLARAMENTE ESTO ES MUCHO MÁS IMPORTANTE QUE EL DESTINO FINAL DE LA GALAXIA…

 

Tras tragarte como 5 o 7 capítulos donde el héroe y elvillano se tiran hablando 2 horas y ves que al fin la batalla ha llegado a un puntoálgido (Finalmente han comenzado a hostiarse) en lugar de ponerte el desenlacede esta épica batalla, te ponen un puto capítulo que no tiene absolutamentenada ver y, para colmo, es una jodida estupidez que no tiene ningunaimportancia o carga argumental en la serie.

Cuando estas a punto de ver quién se va a alzar victoriosode la batalla final entre Célula Gohan, te ponen un puto capítulo de mierda conla tan importante trama de ver como el Maestro Mutenroi intenta verle lasbragas a Bulma. Obviamente ver a un viejo verde de mierda robarle las bragas auna pava es 100 veces más importante que la apoteósica batalla final entre elbien y el mal.

Y así cientos de subtramas y arcos argumentales secundários tanabsurdos e idiotescos que me la traen tan floja que me convierten la verga enun puto fideo… Podría seguir así todo el puto día pero quiero ahorrar palabrasy furia para lo que viene a continuación.

 

5: LOS HEROES MUEREN,LOS SECUNDÁRIOS REPELENTES…RESUCITAN.

CONTAMOS CONTIGO KRILLIN, POR ESO TE HEMOS RESUCITADO 15 VECES… 

¿Perdona, que decía? ¿Qué te encantan héroes como Goku oVegeta? Muy bien. ¡Pues que jodan!  Los mataremoscomo 6 o 7 veces y los meteremos en el cielo, limbo o donde cojones sea eso…  Y de ahí no les sacaremos. En cambio, a personajestan importantes como Krillin le resucitaremos las veces que sean necesarias. Daigual que tenga la misma probabilidad de muerte que el chino cudéiro y un negroen una peli de miedo,  como si tenemosque resucitarle 700 veces! En cambio tu querido Son Goku seguirá  en “PermaDeath” hasta que nos salga de lapunta del nabo. Eso debieron pensar los guionistas o escritores de la serie.Porque otra cosa no me la explico…

¿Por qué molestarse en resucitar el protagonista por el cualyace en sus hombros el destino de la galaxia entera, cuando podemos resucitar15 veces seguidas a su estúpido y repelente sidekick? Tiene absoluto sentido, ¿Verdadque si? Además todos sabemos que Krillin es uno de los personajes con mayores hazañasa sus espaldas. Como la de quedarse de pié sin hacer nada mientras los demásluchan, o la de quedarse de pié frunciendo el ceño y poniendo cara de estreñido…mientraslos demás luchan…

 

DRAGON BALL Z, EL MEJOR CULEBRÓN DESDE "PASIÓN DE GAVILANES" 

 

Y esto le podemos sumar las tácticas rastreras de programación que tenía Antena 3 en su día (Yque fijo que seguirá teniendo) Como lo de ponerte capítulos de ordencorrelativo de Lunes a Viernes, y luego los Sábados y Domingos saltarse eseorden a la torera y poner el capitulo que les salga de los cojones. Para Luegoempezar la siguiente semana con otro capítulo aleatorio que les apeteciera ycargarse esa continuidad totalmente. Y tú, después de perder el hilo completamente,decidías que ya había alguien más en tu lista negra… Pero eso son quejas que no tienen nada que ver con la serie y que son culpa de la propia cadena.

Pero si encima le sumamos estas tácticas de marear la perdiz de Antena 3 con las rastreras que tiene la propia serie, Pues el encabronamiento que cojemos es de proporciones bíblicas…  Pero ya no sigo más que con todo lo que ya heescrito, tenéis material de sobra para lapidarme en la vía pública y apalizarmecon toda la justificación moral que te otorga el defender tu más que perfecta eincorruptible serie de anime favorita. ¡Buff que a gusto me he quedado… Creoque me he quitado un gran peso de encima, casi diría que esto ha sido  terapéutico… Ahora, si perdonáis a este desagradecidohereje, me vuelvo a ver series de anime de verdadera calidad como Cowboy Bebop.

 

No os paséis demasiado conmigo en los comentarios. Bueno ¿A quien coño pretendo engañar? Pues claro que os pasaréis. Venga, ¡Desolladme sin piedad!, lo estáis deseando…

ChorraGameplay Clásico: State of Emergency: 3X2 en Sangre y Ganchitos

Volvemos con otra de mis desenfrenadas orgías de caos y destrucción. Esta vez de la mano de uno de los mejores juegos de la época dorada de Rockstar, es decir de los más sangrientos y brutales: State of Emergency. El Simulador de Vandalísmo definitivo. A todo ello sumale un vándalo macarra como yo y tendrás el chorragameplay definitivo.

Disfrutad:

Reflexión: ¿Se nos acumulan los juegos o nosotros los acumulamos?

 

Que hermosos son los días normales y anodinos en mitad delaño.  Ese hermoso período de la semana endonde puedes permitirte el pensar en algo más que en los exámenes y trabajosfinales o en lo que vas a hacer y con quien vas a quedar el fin de semana. Noes fácil la vida de un estudiante universitario que queda con 6 noviasdistintas. Nunca sabes del todo si estás haciendo bien tus deberes…

El caso es que es cuando no piensas y te preocupas por tusobligaciones tiendes a preocuparte y pensar en otras cosas. Así es la mentehumana, trasladas tus preocupaciones a otra cosa y nunca desaparecen… A dondequiero llegar es que ahora que tengo un poco de tiempo libre, echando un vistazoa mi colección me he dado cuenta que la cantidad de juegos pendientes equivalea una montaña del tamaño del Himalaya. Y me gustaría reflexionar sobre ello.Algo que nos pasa a todos los jugones con un mínimo de interacción social yresponsabilidades. ¿Se nos acumulan los juegos? ¿O somos nosotros quienes losacumulamos?

 

 

Con esta pregunta que manifiesta que tengo un uso de laretórica de la hostia, (Kant es un puto aficionado…) quiero profundizar en estefenómeno que cada vez más a menudo se esta manifestando en nuestra comunidad. ¿Quese nos acumulen juegos es producto de las circunstancias o somos nosotrosquienes los aparcamos a adrede? Un dualismo ontológico importantísimo, pues en élse decide si nuestros juegos favoritos ocuparán un lugar en nuestra memoria oun lugar en nuestra estantería cogiendo polvo…

Defender el primer concepto del dualismo, lascircunstancias, parece lo más lógico. Nos hacemos mayores, y cuanto másmayores, más responsabilidades se nos amontonan y la gente esperará más cosasde nosotros. Todo para que al final acabemos siendo otro triste engranaje másde esa maquinaria rota a la que llaman sociedad… Pero donde quiero llegar esque no era lo mismo el tiempo libre que teníamos para jugar a nuestros juegosfavoritos cuando teníamos 11 años, que cuando tenemos 21.

 

 

No era lo mismo el tiempo que dedicábamos a jugar a Banjo-Kazooieen nuestra N64 cuando teníamos 8 años que el poco tiempo que le dedicamos ahoraa jugar al Skyrim cuando somos adultos con deberes y obligaciones (Al menos esodice mi DNI…) Antes, por muy restrictivos que fueran tus padres con tus horasde juego, en un solo día tenías todo el tiempo del mundo para disfrutar ysaborear al máximo tus juegos favoritos y también para ver los dibujos ,saltar, brincar y hacer todas las gilipolleces del mundo respaldándote en tutierna edad. Y ahora rezas por tener un par de horitas que jugar al día y teconformas que ver “Hora de Aventuras” a las tantas de la Madrugada…

Obviamente no era lo mismo los deberes de caligrafía de 1ºde primaria que una tesis doctoral o de fin de grado. Tiempo teníamos. Pero, porotro lado, y ahondando en la segunda parte del dualismo, los factorespersonales, tampoco tenemos la misma pasión y tesón a la hora de completar juegosen diferentes épocas de nuestra vida. Llamadme Nostálgico o chapado a la antigua,pero antes nos apasionábamos más con un juego y, por ende, lo jugábamos conmucha más constancia y decisión. Ahora en cambio, por muy bueno que sea unjuego, no nos acaba llenando y fascinando tanto como los que jugábamos ennuestra niñez.  Es como si antes tuviéramostodas las ganas del mundo y ahora tuviéramos que buscar una buena razón parainvertir nuestro tiempo (Tiempo que no tenemos) para jugarlo y completarlo.

 

 

Pero, volviendo a los factores circunstanciales, el juegoque íbamos a completar también era un factor muy importante. Tanto por sudiversión como por su duración. Empezando por su diversión, es de cajón que siun juego es un puto tedio insufrible, no vamos a ir corriendo a acabarlo… Esmás, lo que normalmente haríamos sería olvidarnos de él, no volverlo a jugar ovenderlo. Como haría cualquier otra persona normal o que no tenga tendencias sadomasoquistas.No me imagina a alguien deseando terminar al completo Superman 64. Y si lo hay debeser un pervertido hijo de la gran puta…

Y la duración es otro factor importante. Independientementede a qué edad lo juegues e, independientemente de a que generación pertenecía,siempre hay juegos cortos y juegos largos que te iban a exigir una mayor omenor dedicación. Al igual que antes no era lo mismo pasarse la campaña deSyphon Filter que completar el Donkey Kong 64 al 101%, ahora tampoco es lo mismopasarse la campaña de un Call of Duty que completar el Fallout 3 al 100%. Esoera determinante a la hora de escoger el juego al que íbamos a dedicar nuestrotiempo.

 

 

Pero con nuestra elección, volvemos otra vez a los factorespersonales y circunstanciales que influyen. Cuando estamos hasta los topes detrabajo y tenemos un par de horas libres, lo único que te apetece y lo que deverdad te pide el cuerpo es relajarte sin comprometerte mucho. Lo sé porexperiencia y creo que vosotros también. En mi caso, es reventar unas cuantas cabezas a tiros sin complicarmedemasiado jugando un par de niveles de un FPS o un TPS, después de currar.  Para otro es echar un par de carreritasrápidas al GRID 2 o el GT5, para otro es echar un par de amistosos al FIFA…

A donde voy es que lo último que te apetece después decurrar, es complicarte la vida con un juego que exige lustros de horas de juegopara su finalización. Suficientemente complicada es nuestra vida como para complicárnoslamucho más empezando una partida en un Elder Scrolls o en World of Warcraft. No memalinterpretéis.  No sugiero que no me gustanlos juegos largos y  complicados, (Alrevés, me fascinan cuanto más desafiantes son), solo digo que por eso mismasrazones los relegamos a períodos con mucho tiempo libre como las vacaciones deverano, por ejemplo.

Y precisamente ese es el principio de su fin. Pues cuando decimos“Este lo jugaré cuando tenga más tiempo” ya lo relegamos tan a segundo planoque, cuando llega el momento en el que tenemos gran cantidad de tiempodisponible, ni nos acordamos de que está allí en la estantería muerto de risa.Bien porque sufrís de alzhéimer temprano y crónico como yo, o bien porquesufrís de a las ofertas y juegos rebajados y sois unos compradores compulsivos…Comoyo…

 

 

Otro factor circunstancial importantísimo: Las ofertas yjuegos de ocasión. Juegos con ofertas casi ridículas, por no decir gratuitas,que están por tiempo limitado y evaporan tus billetes de la cartera casi sinque te des cuenta. Juegazos que te compras a puñados prácticamente y una vezcomprados…Pues se quedan ahí. ¿Cuántos juegos de Steam ya tendréis apiñonadosen vuestra biblioteca como si tuvierais el puto síndrome de Diógenes en vuestroescritorio?  ¿Cuántos juegazos quemerecieron la pena la inversión de vuestro dinero, se quedaron sin la inversiónde vuestro tiempo? Por no mencionar esos juegos “De stock que estaban cogiendo polvoen la estantería de la tienda y lo daban casi regalao” Y han acabado cogiendomucho más polvo en la estantería de vuestra casa…

Sin olvidarnos de otros factores como pueden ser los amigos OnLine. Que hacen que dediques más tiempo a jugar a ese estúpido juego de tanquesque a jugar a una trilogía cojonuda como es Mass Effect. En lugar de tener una magnificay perdurable experiencia jugable, tú sigues matando y gritando junto con tuscolegas del online como los auténticos locos hijos de puta que sois…

 

 

Circunstancias, decisiones, el tiempo disponible, eltrabajo, los estudios, nuestras ganas… Tantas variables a barajar y sopesar poralgo que a priori tan solo es ponerse y disfrutar. Como conclusión solo puededecir que ser un jugador dedicado es difícil, muy difícil. Pero quizá esa seala razón que necesitemos para valorar más el hecho de completar los juegos queexigen tanta dedicación. Que a pesar de todo, sigamos siendo capaces de encontrartiempo y ánimos para jugarlos en su totalidad mientas que los compaginamos connuestra ajetreada vida diaria.

Además, siempre sabemos que esa perseverancia nos serárecompensada. Que esas horas invertidas siempre serán horas de diversión yexperiencias inigualables que guardaremos a fuego en nuestra memoria. Por todoello solo me queda decir que os animéis más con esos juegos que habéis dejadoaparcados en vuestra estantería y les deis una oportunidad.

 

Bueno, creo que ya he soltado bastante batiburrillo por hoy.¿Y Vosotros qué opináis?

Momentazos: ¡Vengador Séptico!

 

¿Alguna vez os habéis sentido con ganas de mandarlo todo ala mierda? Pues estáis de enhorabuena, porque la famosa saga Saints Row, amigade los niños y baluarte de la moralidad y lo políticamente correcto, ha pensadoen nosotros una vez más y nos ha dado el preciado don de MANDARLO TODO A LAMIERDA!….Literalmente, con una de sus actividades y minijuegos más famosos: ¡VengadorSéptico!

¿Quién ha dicho que fomentar elcaos en una urbe solo se reduce a destrozarla? ¿Por qué no untarla de mierdadesde la calzada hasta los tejados? He ahí otra vez la pregunta del millón depavos: “¿Por qué no?” La pregunta que ha hecho que los degenerados de Volitionsaquen de sus enfermas mentes uno de los modos más divertidos de todos lossandbox. Acompáñenme damas y caballeros a este maravilloso viaje de….Mierda.

 

 

ECHAR MIERDA SOBRE LOS DEMÁS Y QUE TE PAGUEN… ¿QUE SOY, PERIODÍSTA DEL CORAZÓN? 

 

La Saga Saints Row siempre se ha caracterizado, sobretodo ensus 2 primeras entregas, por la enorme cantidad de minijuegos y actividades quepodíamos hacer en la ciudad. Algo típico de cualquier otro sandbox, si. ¿Pero cuandohemos pasado de robar coches y matar pandilleros a pavimentar las calles con Tsunamisde heces humanas?  Supongo que alguien deVolition pensó que el resultado final de Saints Row 2 carecía de chispa,motivación…

Y en un arranque de críticas por parte de los más escépticosde la empresa,  un iracundo trabajador soltóvehementemente: “¡Este Juego es una Mierda!” Y en ese preciso instantecaballeros, la brillantez de la mente de los desarrolladores de Volitionalcanzó se cenit creativo  y otroempleado soltó: “¡MIERDA, ESO ES!”  Ynació esta estiercolosa maravilla de modo que conocemos hoy como Vengador Séptico.

 

NO HAY MEJOR PINTURA AISLANTE QUE TONELADAS DE MIERDA HUMANA

 

Y repentinamente el juego resultó ser un producto redondo. Supongoque no hay mejor chispa y motivación que el apestoso aroma de litros de mierdahumana lloviendo por las calles. Lo curioso de todo es que, tanto argumentalcomo jugablemente, esta mierda (Nunca mejor dicho) casa perfectamente con todolo referente al universo creado para el juego. Sé que cuesta admitir que unmontón de mierda pueda tener “peso argumental”, pero teniendo en cuenta que noshemos tragado tramas y guiones como los de “Crepusculo” o “After Earth” creoque estamos curados de espanto respecto a eso…

Comenzando por lo argumental, lo cierto es que la excusa quenos dan para ponernos a lanzar zurullos al aire cual chimpancé cabreado,resulta bastante lógica… Todo comienza cuando te encuentras con un especuladorinmobiliario, tipo Avery Carrington de GTA: Vice City, que quiere los barriosresidenciales de Stillwather a toda costa. Pero claro, ni de puta coña quierecomprarlos al tan desorbitado precio al que se encuentran. Así que nada mejorpara devaluar el valor inmobiliario y el precio de las viviendas que barnizarlascon mierda y esperar recibir a los propietarios en “Olor de multitudes”…

 

ES COMO UNTAR A LOS COCHES CON NUTELLA, ¿VERDAD?

 

Jugablemente no es nada del otro mundo. Tan solo son fasessobre raíles en donde pasamos a controlar la torreta del camión séptico mientrasotro lo conduce para que nos concentremos al máximo en nuestros asquerososasuntos. Algo que yo considero absolutamente normal, ya que cuando uno va al bañoel proceso le exige la máxima concentración y esfuerzo  físico y mental.  Es necesaria toda nuestra dedicación siqueremos tener éxito en la noble empresa de plantar un pino. Y aunque en cierto modo podemos controlar la velocidad delcamión, ya sea aumentando su velocidad si la pasma nos pisa los talones, o paradetenernos y “Concentrarnos” al máximo en determinada zona. Sigue siendo otra fasede Caos pero con distinto nombre, y encima limitada al recorrido fijado por elconductor.

Pero la verdad, es que, por muy limitada que sea laactividad, tiene cierto encanto el hecho de ponernos a untar de marrón todoslos edificios que nos encontremos como si fueran rodajas de pan ante deliciosa cremade Nutella… UMMMM NUTELLA……  Y todo ellomientras nos salen cientos de numeracos, estadísticas de combo, e indicadoresque nos muestran el valor de aquellas preciadas propiedades ajenas quesalvajemente acabamos de mancillar con nuestra materia fecal… ¿No es eso LaFelicidad?

 

PARA QUE LUEGO DIGAN QUE EL PARLAMENTO NO ESTÁ LLENO DE MIERDA… 

 

Irónicamente, esta actividad de mierda saca lo mejor deljuego. Gráficamente estamos ante el momento de mayor poderío técnico que nosmostrará el título en toda la aventura. Podremos comprobar toda la potencia delrenderizado del motor gráfico mientras admiramos como toda la calle,edificaciones, vehículos y viandantes se van tiñendo de marrón. Y lo cierto esque sospechosamente queda bien y todo el ver como las casas se quedan permanentementeadobadas cual filete empanado con una fina capa de excremento durante todo elrecorrido de la actividad. Obviamente estamos ante una de las mejoresinnovaciones gráficas de la pasada generación, algo que el CryEngine todavía noha podido ni emular…

Y también sacaba lo mejor de nosotros mismos. A ver sivosotros podías superar la puntuación de los últimos niveles a la primera. Causardestrozos por valor de 250.000 dólares con mierda sin que te reviente el ojete,requiere precisión quirúrgica y es un trabajo de artistas solo al alcance deunos poco privilegiados… Y sin trucos ni cheats de Laxantes supositorios de códigoKonami. ¡Si vas a cagarla, hazlo legalmente!

 

Y PASAMOS DE UNA DECORACIÓN ESTILO ROCOCÓ, A UNA MÁS RECARGADA ESTILO POPÓ…

 

Pero por mu alucinante que sea el hacer que llueva chuzos depunta en una ciudad, por desgracia esta actividad solo la jugaríamos en SaintsRow 2, quedando totalmente desaparecida en The Third y Saints Row IV. Y la verdad,se echa de menos esa fantástica sensación de embadurnar a la peña dechocolatito a la taza recién salido de las fosas sépticas municipales. Esperoque los de Volition tomen buena nota de esto y recuperen este fantástico minijuegode mierda. Así que ya sabéis:  Si estáis estresadosy cabreados pues ¡Mandarlo Todo a la Mierda con Vengador Séptico!

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutado deesta reseña. Un Saludo a todos.