Análisis: Mass Effect

 

Espera, Espera,  quizáme esté equivocando de blog… Aquí pone el Blog del Sr. Rubio y veo el primerMass Effect. “Mass Effect-Sergio Sr. Rubio” Gamefilia se ha vuelto a joder…Ahora confunde reseñas con blogueros… Pues no chavales, soy el yo (El que sigueaquí. Soy yo, te lo diiiigo a tiiii) el que viste y calza el que está apunto deanalizaros un juego al jamás creeríais haberme visto jugar. Pero así eschavales, con el propósito de animarme a nuevos géneros me he zambullido de llenoen la opera espacial de Bioware, para saber lo que ha encandilado a tantos fansy lo que ha dado de hablar durante tantos años.

Será interesante ver como un Neandertal de los shooters comoyo, va a juzgar un juego en el que preguntas y respuestas son lo mucho que vasa disparar. Así que, si tenéis morbosa curiosidad por averiguar cómo este mendaanaliza un juego cuyo género se la ha traído floja durante los últimos años, ytener otra excusa cojonuda para despotricarle y echarle en cara. Seguidleyendo:

 

EL ROL, LA ULTIMA FRONTERA. ESTOS SON LOS VIAJES ÁCIDOS DEL RUBIO A TRAVÉS DE UN COLOFÓN SIDERAL…  

 

Seré sincero con vosotros desde el principio. Este juego loodié. Lo odié con todas y cada una de mis ganas al comenzarlo, y tenía mismotivos de peso para hacerlo. Motivos con los que cualquier analista objetivo yprofesional (Creo que existen por algún lado en internet, estad atentos)  estaría completamente de acuerdo conmigo,antes de llegar a la parte de la disonancia Ludo-Narrativa y esas mierdas…  Por lo que me gustaría quitármelos de encimacuanto antes para que vuestro übercabreo conmigo sea inicial, y se vayadiluyendo a medida que vais leyendo mi análisis y bajando por los párrafos kilométricosa los que ya seguro que estaréis acostumbrados.

En primer lugar, los gráficos. Yo no tengo nada en contra delos gráficos desfasados ni anticuados, es más, el aspecto general que luce eljuego en determinados lugares es más que decente. Con lo que si tengo unproblema, es con su fluidez. Y ya decir fluidez en una reseña del primer MassEffect es un total contrasentido. Porque en las partes en las que hay “Juerga”(Y por ello quiero decir tiroteos) la tasa de frames por segundo se asemeja ala de un Chotis bailado por jubiletas del Inserso, mezclado con un Cani loco,puesto de éxtasis al que le está dando un ataque de epilepsia…

 

QUE BONITO PARECE EN UNA FOTOGRAFÍA ¿VERDAD? LUEGO LE VÉS MOVERSE Y ES LA ANTESALA DEL HORROR ¡FIJATE! ESO MISMO ME DICEN CUANDO ME PONGO A BAILAR…

 

Durante las partes moviditas, el ritmo del juego se resientede una manera acojonante y eso  teniendosuerte. Porque como le dé el venazo al juego, los  tiroteos se convertirán en lo más próximo areproducir un vinilo plagado de rayajos en el viejo tocadiscos de tu padre: Todova a trompicones y no te enteras un carajo… Seguramente esto solo ocurrirá en la versión de 360, siendo la de PC lamás fluida, pero eso no le exime de todo pecado. Una cutre conversión aconsolas sigue siendo deleznable, la haga quien la haga.

Y ya que he hablado del combate….UY EL COMBATE…Madre mía elCombate…. Es la puta braga más rota, desastrosa y maloliente que jamás hayajugado. Sé muy bien que un juego de estas características el combate puede noser lo principal en lo que se centren los desarrolladores. Pero eso nosignifica que no te lo tengas que currar…Y más sabiendo que lo que intentashacer es un híbrido de shooter con coberturas copiando descaradamente a losGears of War. Es que es un puto desastre, una mecánica completamente rota quesolo llegas a solventar en las últimas instancias del juego cuando ya tienes unnivel decente.

El juego pretende decirnos que tiene un sistema decoberturas y estaría bien si este funcionase… Porque es tan jodidamente atrozque hace parecer el del primer Kane & Lynch una puta obra maestra encomparación. Aparte que no tiene completo sentido el cubrirse. Pues esto, sumadoa la I.A de subnormal de los enemigos, los cuales van corriendo hacia ti cualpollo sin cabeza disparando a todas partes, hace que te culo tenga un suavebaño maría de plasma láser cada vez que te plantees el cubrirte. Por lo quetendrás que combatir a la antigua: A lo Quake, ladeando entre esquinas como siestuvieras haciendo aeróbic y batucada…Un completo desastre.

 

 

A MI NO ME VACILES, ¡PISTACHO CON PATAS! 

 

Y hubiera sido un completo desastre de juego, de no ser porlos elementos y mecánicas que me han conseguido maravillar. Elementos que,afortunadamente han sido todo lo demás. Absolutamente todo lo demás del juegoha conseguido sorprenderme de forma grata y fascinarme. Y si, ahora vamos conlas partes buenas.

Comencemos por el diálogo. Decisiones, Decisiones, Decisiones…Todo se reduce a tomardecisiones al hablar con casi cualquier pelele o situación en la que te encuentres.Y lo que más valoro es la importancia de tomar estas decisiones, lasconsecuencias que tienes que asumir tras tomarlas. Consecuencias que van desdeperder un miembro de la escuadra, hasta decidir el destino de un planetaentero. Algunas que pueden cambiar el curso de la historia e incluso su final(Al menos, eso es lo que el juego me ha hecho creer…)

Otras también puedenafectarte a ti, a cómo te puede ver la gente. Si como a un baluarte de lanobleza de la humanidad, o como a una asquerosa sabandija traicionera que haypisotear. Casi siempre tendrás una situación que te forzará a escoger entre elcamino de la virtud o la maldad, o te pondrá el pellejo de un compañero ocompañera en tus manos. Lamentablemente no es perfecto este diálogo, puessiempre te fuerza a escoger blanco o negro, sin medias tintas. Moverte por lagran zona gris que es la vida, aquí no te aporta ningún beneficio. Y es una lástima,pues eso hubiera sido un aporte más realista.

 

BUENO, ¿VAMOS A FOLLAR O NO? ¡TENGO MUCHAS COSAS QUE HACER! YA SABES, PROTEGER EL DESTINO DE LA GALAXIA Y ESAS MIERDAS…

 

Pero esa salvedad se soluciona con el magnífico poder embaucadorque tiene este diálogo, el cual utilizarás sabiamente para llevarte alguna detus compañeras de escuadra al catre. Siempre lo he dicho: El que tiene el donde la palabra, es el que siempre conseguirá una mamada. Parecerá una chorrada,pero es una mecánica genial: Politiqueoy Folleteo.  ¿A que suena bien?Además de que esto puede ayudarte a cumplir tus más depravadas fantasías: ¿Qué siemprequisiste tirarte a una Pitufa? Pues Follate a Liara! ¿Qué siempre tuviste lamorbosa curiosidad de saber lo que se siente al follarse a Buzz Lightyear? ¡Puesfollate a Tali con su escafandra!

Otro punto que me ha encantado ha sido la enorme sensación de libertad y de control quele otorga al jugador. De que eres tú el que toma las riendas, de que túeres el que manda y puedes hacer lo que quieras. La primera vez que pisas la Normandía,te sientes como el mismísimo capitán Kirk (Solo que sin ser gordo nisobreactuado…) y de que tienes toda la galaxia como tu patio de recreo.

 

COMANDANTE SHEPARD: RECADERO ESPACIAL

 

¿Y esto como se consigue? CHANCHULLOS. Así lo he llamado yo. Por toda la aventura tendráscientos y cientos de chanchullos por hacer. Si eres como yo, y te gustaexplorar y descubrir todo lo que te ofrece el juego, descubrirás un montonazode cosas por hacer. Ya sea hablando con las gentes de la Ciudadela o recibiendoencarguitos de la Alianza, lo cierto es que siempre tendrás una buena dosis demisiones secundarias que te llevarán por todos los planetas de la Via Lactea.

Y cuando digo ir a todos los planetas de la Vía Lactea, digopisarlos y explorarlos todos libremente y sin restricción. Estas misiones secundariasy chanchullos varios, sirven de excusa cojonuda para fomentar la exploraciónhacía límites que yo nunca me habría imaginado. ¿Qué da el caso de que tienesque ir al planeta Feros para matar a un importante capo criminal? Pues vas aese planeta, te metes en su base, te cargas a todo cristo y ya de paso explorascon el Mako (Un vehículo APC) todo el planeta en busca de recursos, yacimientosy demás mierdas que te darán pasta y XP. ¡Es Genial!

 

CAÑONEROOOOO, CAÑONEROOOOOO….. GO CAÑONERO!!

Pero si somos objetivos, la mayor parte de los planetas sereducen a un simple mapa que no es nada más que una gran Piscina de Nada con 4tristes cosas por recoger y ya. Con la única diferencia de que en uno nieva yel otro hace buen tiempo… Esto parece más una “ilusión de exploración” queexploración en sí misma. Pero, ¿Sabéis que? ¡Me la suda! Prefiero tener esailusión de exploración y tontear un poco con eso que no tener nada. Me gusta almenos  que un juego me dé la sensación deque tengo libertad para explorar y hacer lo que quiera que meterme en un putopasillo scriptado. Y por lo visto me he enterado que los de Bioware eliminaronesta clase de fases en sus secuelas. ¿Pero por coño lo habéis hecho?  ¡Si es una de las cosas que mejor le sentaban!Cada vez entiendo menos a las compañías…

Y para concluir reseñaros el aspecto que más me ha gustado yque, en mi opinión, ha redimido  eljuego. Los poderes, los elementos de Rol y la escuadra. Como os he dicho antes,en el combate comienzas sufriendo como si tuvieras almorranas sazonadas conchilli, pero todo tiene su recompensa. Pue si consigues llegar al ecuador deljuego, ya tendrás el nivel y los poderes suficientes como para ser un puto Diosentre los hombres y hacer de cada combate  un lienzo en el que pintar muerte y sangre delas maneras más originales y variadas posibles.

 

SU FUERZA ES MUY INTENSA…QUIERO DECIR, ¡SU BIÓTICA! ESO….

 

Puede que haya influido el hecho de que me haya elegido laclase Vanguardia, pero lo cierto es que no me lo he pasado tan en grandejugando y combinando poderes desde el primer Bioshock. A partir del momento enel que tienes los poderes a un nivel decente, el combate pasa a ser la bragarota que os comenté a ser una pasada. Pues te lo pasas como un crio matando aenemigos con los empujones de la fuerza (Bióticos, singularidad, me da igual cómose llamen, son poderes de la Fuerza coño!), haciendo que les absorba un agujeronegro o convirtiéndolos en piñatas de balas con la habilidad alzamiento.

Si a todo es to le sumas que tus poderes puedes combinarloscon los poderes de los miembros de tu escuadra, las dimensiones loleantes y épico-divertidasaumentan exponencialmente. Es más, le añade un punto táctico. Ya que cada unotiene habilidades que pueden ser muy útiles en cada situación de combate. Porejemplo, Garrus se encarga de joder el escudo de los enemigos, mientras queliara se puede encargar de levantarlos y dejarlos groguis a empujones a base dehabilidades bióticas… Hay cientos de combinaciones.   

Con todo esto, el juego se ha convertido para mí en toda unaexperiencia. Divertido a la vez que interesante  y profundo. Sin olvidarnos de su pedazohistoria que te pica a descubrir cada uno de los secretos y entresijos que eluniverso de Bioware ha creado. Si se hubieran esforzado un poco más en arreglarel combate y refinar algunos aspectos más, (La duración por ejemplo) leshubiera salido un juego sobresaliente, por no decir una experiencia perfecta.Veamos cómo se lo montan en Mass Effect2

NOTA: 8

 

Bueno, esto es todo por hoy. Espero que hayáis disfrutadocon mi análisis. Un Saludo a todos