Bleach (segunda parte)

Ojeando las primeras entradas del blog, he visto la de la primera parte de Bleach. Confieso que hay mangas de los que tengo más ganas de hablar, pero por aquello de no dejar las cosas sin terminar, voy a hacer un pequeño resumen de la segunda parte de Bleach, aparte de algunos comentarios personales acerca de como va la historia ahora mismo. Si no has leído la entrada anterior y no quieres llevarte sospresas, recomiendo que no leas esta entrada, porque tiene muchos spoilers de la primera parte de la serie.

Quisiera hacer distinción entre el manga y el anime, ya que la cantidad de fillers en el anime ha aumentado muchísimo respecto a la primera parte.

MANGA

La crisis en la sociedad de almas ha terminado, al menos de momento. La conspiración de Aizen ha sido descubierta, lo que no ha impedido que éste haya sido capaz de obtener el hogyoku, que elimina las barreras entre hollows y shinigamis. Aizen consigue huir al mundo de los hollows, el Hueco Mundo (en castellano en la serie original) en compañía de sus cómplices Gin y Tousen. Los shinigamis observan con resignación su huida, tras la cual empiezan a recuperarse de las heridas producidas por las diferentes batallas.

Los trece capitanes al principio de la saga de la sociedad de almas

Ichigo y sus amigos también se recuperan. A Ichigo le es concedido un emblema con el cual su alma puede abandonar su cuerpo para poder ejercer de shinigami en el mundo real. Rukia opta por quedarse en la sociedad de almas para seguir con su vida. Ichigo, Chad, Inoue, Ishida y Yoruichi vuelven al mundo real para seguir con sus vidas.

Todo parece estar en paz, pero esta aparente tranquilidad dura poco. No tarda en aparecer en el pueblo de Karakura un Arrancar (una vez más, así tal cual suena en el original; veréis que el castellano se mezcla mucho con el japonés en esta nueva parte de la serie). El Arrancar es un Hollow pero con características de shinigami. Sorprendentemente, dicho enemigo es derrotado sin problemas por el padre de Ichigo. Solo Kon es testigo de este hecho y el padre de Ichigo le obliga a guardar el secreto.

Los problemas se acumulan para Ichigo. Tras la aparición del arrancar, en su clase hay un chico nuevo, Shinji Hirako, que tiene poderes de shinigami pero, a la vez, también posee una máscara de hollow. Hirako dice que es un Vizard, un shinigami con acceso a poderes de hollow, al igual que Ichigo. Shinji le ofrece unirse a un grupo de Vizards que le enseñarán a controlar su parte hollow (que se pudo ver en su combate contra Byakuya). Ichigo, inicialmente, rechaza dicha oferta.

Poco después aparecen en Karakura otros dos Arrancar, Yami y Ulquiorra. Estos dos corresponden a una categoría superior de Arrancar, los llamados Espadas (si, otra vez en castellano en el original) y  tienen como misión evaluar los poderes de Ichigo. Yami derrota a Orihime y destroza brutalmente uno de los brazos de Chad, lo que provoca la ira de Ichigo. Sin embargo, incapaz de controlar su parte Hollow, Ichigo es derrotado por Yami. Convencido de que Ichigo no es una amenaza, Ulquirra vuelve a Hueco Mundo con Yami para informar a Aizen.

Aizen, tras ser testigo de los poderes de Inoue, ordena su secuestro para poder aprovecharse de ellos. El rapto de Inoue es llevado a cabo por Ulquiorra con éxito e Ichigo y compañía deciden infiltrarse en Hueco Mundo para rescatarla.

Si la primera parte de la saga consistía en rescatar a Rukia, esta consiste en rescatar a Inoue. De la misma manera, si la gracia de la primera parte era ver como Ichigo y compañía derrotaban a los capitanes y tenientes de la sociedad de almas, esta es más de lo mismo, solo que esta vez los enemigos son los Espada.

 

Los Espada, los nuevos enemigos

Esta saga empieza bien, pero, en mi opinión, después va cayendo en la monotonía. Al principio tenemos a Ichigo, Ishida y Chad intentando resolver sus problemas: Ichigo se une a los Vizards para poder controlar su parte de Hollow, Ishida se entrena con su padre para recuperar sus poderes y Chad entrena con Renji para aumentar los suyos. Posteriormente, en Hueco Mundo, Renji y Rukia se unen a la patrulla de rescate de Inoue.

Empiezan los enfrentamientos entre Ichigo y compañía y los Espada y lo cierto es que a veces es más interesante descubrir los extrañísimos poderes de los que hacen gala los Espada, muchos y muy variados. Hay que mencionar el hecho de que los Espada son unos enemigos muy "castellanizados": todos sus poderes son en castellano en la obra original: ejemplos de estos son "Hierro", en referencia a su dura piel, "Garganta", capacidad para abrir un puente interdimensional entre dos mundos o "Sonido", en referencia a su técnica para moverse rápidamente. Esta castellanización se hace extensiva a sus zanpakutoh, las espadas que llevan y que almacenan su verdadera forma de hollow; tienen nombres tales como "Pantera", "Santa Teresa" o, una que me divierte mucho "Fornicarás". Sus nombres están inspirados en los de artistas, aunque en este caso no todos son españoles, aunque llaman la atención, como es el caso del Espada, Barragan Luisenbarn, cuyo nombre está inspirado en el arquitecto Luis Barragán (información extraída de la wikipedia, aunque yo creía que el nombre le venía del Señor Barragán, el humorista, xD).

Al margen de estas curiosidades, los combates se desarrollan de manera satisfactoria. Como ya he dicho, sorprenden los poderes de los Espadas, que no os contaré para no chafaros la sorpresa. Por desgracia, aunque Ichigo y compañía hacen gala de algún poder nuevo, no suelen ser tan espectaculares.

En esta parte de la serie, desaparece el factor de la conspiración de la sociedad de almas. Aquí está bien claro que Aizen es el malo malísimo y la serie se limita a ir ofreciéndonos un combate tras otro, lo que a ratos hace que caiga en la monotonía, aunque los combates siguen siendo vistosos e interesantes.

El manga, por desgracia, lleva un ritmo muy lento, de tal manera que hay capítulos en los que prácticamente no pasa nada. Esto ha tenido como consecuencia la aparición de una gran cantidad de fillers en el anime de los que hablo a continuación.

ANIME

Tras acabar la sociedad de almas, en el anime nos topamos con una saga de relleno, la de los Bound, experimentos de la sociedad de almas que fueron desechados y ahora claman venganza.

Lógicamente, Ichigo y compañía se ven implicados en esta serie de acontecimientos. Aunque el argumento de esta saga no es del todo malo (mejor que el relleno de Naruto), no llega a la altura de la serie original. Así mismo, la animación pierde muchos enteros, volviendose muy tosca en algunos momentos y haciendo un poco de daño a los ojos. Por suerte, este relleno es relativamente corto y no tardamos en seguir la historia del manga, recuperando también una buena calidad en el campo de la animación.

Por desgracia, el ya comentado lentísimo avance del manga, provoca que el anime se vea salpicado de más subsagas de relleno de pocos capítulos de duración o sencillamente de capítulos aislados que nada tienen que ver con la historia original y con argumentos absurdos: ayudar a un alma a comunicarse con su madre mediante pasteles, Kon defendiendo a una niña pequeña del hollow de su mascota… En mi opinión, capítulos muy malos.

La historia del anime va adaptando la del manga introduciendo elementos de relleno cuando menos te los esperas, como la aparición de un shinigami que está viviendo en el mundo de los hollows. Este ritmo tan poco constante siguiendo la historia original se ve truncado del todo con la introducción de una nueva saga de relleno con todas las de la ley, la del nuevo capitán Sh?suke Amagai. Confieso que, llegados a este punto, me harté del relleno y dejé de ver el anime. A día de hoy, sigo sin haberme reenganchado y me limito a leer el manga. He visto algún capítulo aislado de las últimas peleas contra los Espada y debo decir que la animación sigue siendo buena y los combates están muy bien reflejados.

ACTUALMENTE

Merced a varias páginas de fansubs, sé que ahora mismo el anime ha superado los doscientos capítulos recientemente. Actualmente, en el anime se está contando la saga del pasado, donde se explica el origen de los Vizards así como el pasado del algunos personajes. No voy a contaros qué está pasando en el manga a día de hoy porque los spoilers serían enormes.

OPINIÓN PERSONAL

A pesar de ser una de las tres obras pertenecientes a la Santísima Trinidad del manganime que ya mencioné en la entrada anterior, lo cierto es que Bleach es una serie que, aunque me encantó en sus inicios, cada día me gusta menos y cada vez tengo más la sensación de seguirla por inercia, no sé si por el lento avance que tiene o por los derroteros a los que está yendo la historia. A pesar de lo que yo pueda opinar, lo cierto es que la serie sigue gozando de buena salud y mucha gente todavía la sigue.

En la próxima entrada hablaré de algún manga que me entusiasme más que creo que esta me ha quedado un poco sosa. Un saludo.