Hajime no Ippo

Hace tiempo que terminé de ver la primera adaptación de esta gran serie y lo cierto es que tras acabarla, siento decirlo, me olvidé bastante de ella. Por suerte, diversas circunstancias, como la aparición de la segunda parte de la serie o las imágenes que adornan los márgenes del blog de rapsodos (donde el amigo Takamura te incita a hacer comentarios) provocaron que me reenganchara. Por ello me he decidido a escribir esta entrada, para daros un poco de información de este manga y anime de boxeo que a día de hoy es de mis preferidos. Os presento a Hajime no Ippo.

Imagen

 La historia de Hajime no Ippo es simplona y típica como pocas pero muy efectiva. Ahí va un pequeño resumen:

Ippo Makunouchi es un chico tímido y callado de 16 años. Va al instituto pero como tiene que trabajar en el negocio de pesca de su madre su vida social es prácticamente nula. De la mano de esto vienen problemas con algunos abusones de su clase, encabezados por su compañero Uwezawa, que se meten con él porque huele a lombrices.

Un día, cuando el pobre Ippo está recibiendo una paliza a manos de Uwezawa y dos matones más, es salvado por un boxeador, Mamoru Takamura, que lleva a un inconsciente Ippo al gimnasio donde entrena. Ippo queda fascinado por el mundo del boxeo y decide que quiere ser boxeador. Takamura no recibe con entusiasmo esta idea, ya que considera que Ippo es un debilucho, así que le pone una prueba: Ippo tiene que recoger 10 hojas de un árbol cercano antes de que caigan al suelo. Ippo se las ve y se las desea para conseguirlo, pero al final completa la prueba con éxito. Takamura, convencido del potencial de Ippo, le lleva al gimnasio, donde se enfrenta contra otra joven promesa, Ichiro Miyata. Y así empieza la serie, que nos cuenta el ascenso de Ippo en el mundo del boxeo

Desde el principio, una pregunta ronda la cabeza de Ippo "¿Qué significa ser fuerte?" . Esta pregunta es el motor de la serie y es lo que empuja a nuestro protagonista a seguir peleando.

La serie, como muchas otras, empezó siendo un manga que empezó a editarse allá por 1989, así que puede decirse que ya tiene unos añitos. A día de hoy, el manga comprende 848 capítulos y se han editado 84 volúmenes, lo que demuestra su popularidad en Japón además de su longitud. Para que podáis comparar, el manga de Dragon Ball comprende 42 volúmenes.

La serie animada no llegó hasta el año 2000 y adaptó fielmente aproximadamente los primeros 35 volúmenes. Gracias a la enorme ventaja respecto al manga, el anime tiene una casi total ausencia de fillers (relleno) lo que lo hace muy ameno de ver. La animación es muy buena y la música es de gran calidad. Tras esta primera adaptación llegaron una película y un OVA. Ambas siguen adaptando el manga de manera que su visionado es muy recomendable. No ha sido hasta enero de este año cuando ha empezado la segunda parte de la serie Hajime no Ippo: New challenger, que continúa adaptando el manga fielmente.

Y tras haber dado algunos datos, hablemos del argumento en sí. ¿Qué nos encontramos en Hajime no Ippo? Pues una historia de un boxeador, lisa y llanamente. Manga y anime nos cuentan el ascenso de Ippo en el mundo del boxeo desde que empieza siendo un don nadie hasta que llega a ser un boxeador reconocido en Japón. Lo cierto es que el argumento es de lo más simplón: una vez Ippo se convierte en boxeador, la serie nos muestra  los entrenamientos a los que se somete Ippo y posteriormente sus combates de boxeo. No soy fanático de las películas de boxeo, no he visto ninguna de las pelis de Rocky y la única que he terminado de ver es Cinderella Man (y tampoco me pareció ninguna maravilla) pero lo cierto es que los combates de Ippo son encarnizados, enganchan, sufres con el pobre Ippo, te estremeces cada vez que el pobre recibe un golpe y te alegras cuando el consigue sacudir un buen sopapo.

Los combates son el motor de la serie y lo cierto es que el pobre Ippo, aunque tiene más moral que un alcoyano, lo pasa bastante mal. Nuestro amigo Ippo tiene una fuerza natural y un cuerpo bien entrenado como consecuencia de sus años ayudando en el negocio de pescadores de su madre. De hecho, conforme avanza la serie se rebela como el boxeador más fuerte de Japón, pero sus combates siempre le llevan al límite porque, por una cosa u otra, siempre está en desventaja: ya sea porque su oponente tiene un estilo que anula al suyo, porque tiene un rango mayor, porque tiene un juego de pies superior… Ippo tiene que dar todo de sí para poder ganar cada uno de sus combates y suele acabar (salvo contadas excepciones) muy maltrecho.

Quizá estoy dando a entender que la serie es Ippo, Ippo y más Ippo, pero lo cierto es que no es así. Existe una amplia galería de personajes, como los compañeros de gimnasio de Ippo (Takamura, Aoki, Kimura o el recién incorporado Itagaki), cada uno con sus historias, motivaciones y preocupaciones. También está el entrenador de Ippo, un abuelete de 70 años llamado Kamogawa, dueño del gimnasio. El entrenador de Ippo tiene una considerable mala leche y es muy estricto, pero Ippo confía siempre en él y sabe que sus consejos le pueden llevar a la victoria. De estos y otros personajes hablaré más abajo. Aunque los combates más encarnizados suelen ser los de Ippo, lo cierto es que los otros personajes también libran combates espectaculares que le dan diversidad a la serie.

Entre combate y combate, podemos ver como se desarrolla la vida de Ippo y los otros personajes. Destaca la eterna relación entre Ippo y Kumi, la chica de la que Ippo está perdidamente enamorado. Parece que Kumi le corresponde, pero los dos son tan tímidos que nunca son capaces de decir lo que sienten.

 

Al tratarse de un manga, muchos pensaréis que vais a encontrar situaciones fantasiosas, como puñetazos explosivos, boxeadores que salen volando atravesando el techo o similares, pero lo cierto es que no es así. El autor, Jyoji "George" Morikawa, es entrenador de boxeo además de mangaka, lo que queda reflejado en el manga. Los combates son bastante realistas, los términos utilizados son del mundo del boxeo (fintas, jabs, flickers, uppercuts y demás), encontramos que los luchadores están repartidos por categorías de peso y disputan combates en competiciones que existen en el mundo real… A pesar de todo esto, manga y anime no están exentos de ciertas fantasmadas: luchadores al borde de la derrota que siguen adelante con su sola fuerza de voluntad y el apoyo de sus amigos, algunos golpes imposibles, luchas de voluntades… de hecho, en más de un combate a un luchador se le han vuelto los ojos verdes cual super saiyajin para demostrar su espíritu. Al margen de estas puntuales fantasmadas, lo cierto es que el manga es bastante realista.

Aunque a alguno le puede echar para atrás la espectacular longitud de páginas del manga, lo cierto es que el nivel de acontecimientos narrado no es muy alto. Dejad que me explique:

El manga cuenta con nivel de espectacularidad, realismo y detalle muy alto. Los luchadores están muy bien dibujados (sobre todo en los últimos tomos), distinguimos sus montones de músculos, las gotas de sudor que perlan su cuerpo, las arrugas de sus botas y calzones… Un placer para la vista. De la misma manera, los combates cuentan con un gran dinamismo y los movimientos están muy bien conseguidos, con líneas de movimiento increíbles, espectaculares y a veces un poco grotescas deformaciones cuando un boxeador es golpeado… Para conseguir todo este nivel de detalle, muchas veces nos encontramos con viñetas que ocupan páginas enteras o dobles páginas, lo que alarga los combates hasta lo indecible, al menos en lo que a número de páginas se refiere. Podemos encontrar perfectamente combates que duren dos o casi tres tomos de duración. Una vez más, lo comparo con Dragon Ball: el encarnizado combate de Goku y Freezer duró algo más de dos tomos. Que nadie se asuste porque, aunque en el papel los combates son muy largos, en el anime transcurren mucho más rápido.

Una de las grandes bazas del anime es que es capaz de trasladar todo el dinamismo de los combates del manga de manera muy efectiva. Así mismo, la gran calidad de la animación ayuda a meterse en faena y a seguir las aventuras de Ippo con ganas.

Por desgracia, ni manga ni anime están licenciados en nuestro país. Por suerte, existen fansubs que subtitulan el anime o traducen el manga para que cualquiera pueda seguirlo sin problemas. Si se os ocurre empezar a leer el manga desde el principio, hacedlo con benevolencia, ya que estaréis viendo unas páginas dibujadas hace veinte años y el estilo del autor aún estaba por pulir. Si leeis uno de los primeros tomos y uno de los últimos entenderéis de lo que os hablo. Si el manga no os convence, recurrid al anime, que cuenta con un ritmo más ágil, aunque debo decir que ambos, manga y anime, consiguen mantenerme en tensión y al borde de la silla en cada combate que veo.

 

Y a continuación una pequeña reseña de algunos de los personajes. Empezaré con los que ya han salido en el manga y el anime, hablaré de las nuevas caras en el anime y comentaré un poco algo de los personajes que solo han salido en el manga. Intentaré minimizar el nivel de spoilers para mantener el suspense.

IPPO MAKUNOUCHI: el protagonista de la serie, un chico joven y retraído que encuentra en el boxeo una vía para superarse a sí mismo. Su gran meta es entender lo que se siente al ser fuerte y libra un combate tras otro con esta idea en la cabeza. Posee una gran fuerza natural fruto de los años que ha estado trabajando en el negocio de pesca de su madre. A pesar de su carácter reservado, en el ring se convierte en otra persona y da todo de sí para derrotar a su oponente. Se encuentra en la categoría de peso pluma y  es un "infighter", es decir, un luchador que prefiere la lucha cuerpo a cuerpo donde su gran fuerza le otorga una gran ventaja. Tiene una gran resistencia y es capaz de aguantar muchos golpes, todo ello fruto de las espectaculares sesiones de entrenamiento a las que se somete. Está perdidamente enamorado de Kumi Mashiba, pero es incapaz de decirle lo que siente. Aunque al principio de la serie es un luchador desconocido y nadie da un duro por él, su determinación y las victorias que va acumulando (muchas se producen cuando está al borde del KO) han hecho que sea un boxeador muy reconocido en Japón.

ICHIRO MIYATA: siguiendo las leyes del manga y el anime de la frikipedia, nos encontramos ante el típico amigo/rival del prota. Miyata tiene la misma edad que Ippo y ambos se enfrentan al principio de la serie en una sesión de sparring (entrenamiento) tras la cual Miyata abandona el gimnasio para poder enfrentarse a Ippo en un futuro (dos luchadores de un mismo gimnasio no pueden enfrentarse). Siempre está más serio que un enterrador y en toda la serie habrá sonreído tres o cuatro veces contadas. Siguiendo con las leyes del managa y el anime, Miyata tiene un trauma infantil que es el que le impulsa a pelear: vio como su padre, también boxeador, era derrotado, de manera que él usa el mismo estilo que su padre para demostrar que ese tipo de boxeo es capaz de llevarle a la cima del mundo. Al contrario que Ippo, su estilo no se basa en la fuerza, sino en el juego de pies, que ejecuta con maestría y velocidad, lo que le convierten en un boxeador muy rápido. No tiene una excesiva fuerza física, de manera que a nivel ofensivo utiliza los "contras", puñetazos que aprovechan el poder ofensivo del rival para contrarrestarlo y devolverlo con el doble de fuerza. Las desventajas de Miyata son su bajo poder ofensivo real y su falta de resistencia, lo que no impide que protagonice combates largos y espectaculares como Ippo.

MAMORU TAKAMURA: el hombre que introduce a Ippo en el mundo del boxeo. Era un matón de la calle pero el entrenador Kamogawa le convenció para que se convirtiera en boxeador. Posee una descomunal fuerza física natural y se encuentra en la categoría de peso medio. Es un boxeador de gran talento, muy veloz, capaz de distinguir las técnicas del oponente y establecer una estrategia adecuada. Por desgracia, fuera del ring (y a veces también dentro) se comporta como un egocéntrico al que le encanta mostrar su superioridad sobre los demás. Le encanta gastar bromas pesadas a sus compañeros y amigos del gimnasio, los cuales a veces acaban hartos de él. Sufre muchísimo con los controles de peso a los que se ve mantenido para mantenerse en su categoría. Dichos controles le ponen de muy mal humor y lo paga con cualquiera que se se cruce en su camino. A pesar de su carácter y actitud, lo cierto es que intenta ayudar a sus amigos siempre que puede gracias a sus amplios conocimientos de boxeo. Se ha propuesto superar seis categorías de peso consecutivas y se considera un ejemplo a seguir por sus amigos del gimnasio, de manera que se ha jurado a sí mismo no perder nunca un combate.

TATSUYA KIMURA: uno de los compañeros de gimnasio de Ippo. Está en la categoría de peso ligero junior. Su estilo de boxeo se basa en un buen juego de pies, lo que le garantiza libertad en el ring pero su carencia de habilidades ofensivas le pasa factura. Aunque al principio es un poco abusón con Ippo, acaban siendo grandes amigos. Regenta una floristería y es muy amigo de Aoki.

vlcsnap-90610.png image by BlackSnowDog

AOKI MASARU: el toque cómico de la serie. Está en la categoría de peso ligero, pero lo cierto es que utiliza un estilo de boxeo muy cómico. Sus ténicas son estrafalarias, como el puñetazo doble o el puñetazo de la rana (que consiste en encogerse como una raza y saltar para golpear al adversario). Suele ser el blanco de las bromas de Takamura, al que odia y respeta a partes iguales. Trabaja en una tienda de ramen y lo cierto es que es el único que tiene una pareja estable (aunque a Aoki parecen no gustarle las guapas…)

ITAGAKI MANABU: la nueva incorporación del gimnasio. Pertenece a una nueva generación de boxeadores y, aunque al principo parece un poco petulante, lo cierto es que es una persona con una actitud muy agradable y abierta que entabla amistad con todo el mundo (incluido el oscuro Ryo Mashiba). Siempre llama senpai a Ippo, al que considera su maestro y mentor y al que ayuda siempre que puede. Es un peso pluma, como Ippo, pero a diferencia de éste su estilo se acerca más al de Miyata, lo que implica una velocidad increíble y una excelente capacidad para observar los movimientos del oponente. Como Ippo, también tiene un rival de altura, Imae, que siempre le ganaba en el instituto y cuyo estilo es como el de Ippo, es decir, mucha fuerza bruta.

KAMOGAWA GENJI: el entrenador de Ippo y Takamura, un anciano de 70 años pero al que le sobra vitalidad. Severo y estricto, somete a Ippo y  Takamura a infernales sesiones de entrenamiento para asegurar sus victorias. Tiene muy mal genio y siempre está discutiendo con Takamura (con Ippo no, ya que lo tiene acojonado). A pesar de todo, sus conocimientos de boxeo son innegables y siempre consigue averiguar alguna manera de llevar a sus luchadores a la victoria (esto es especialmente notable en el caso de Ippo, que siempre se enfrenta a rivales que se las traen).

 

OTROS LUCHADORES: los anteriormente nombrados pertenecen al mismo gimnasio. Ahora hablaré de algunos de los rivales/amigos de Ippo y compañía:

SENDO TAKESHI: boxeador de Osaka, ciudad situada en el oeste de Japón. Tiene el apodo de "El tigre de Naniwa" y es peso pluma, como Ippo. También comparte el estilo de lucha del protagonista, o sea, que es un infighter al que le encanta el cuerpo a cuerpo. Posee una descomunal fuerza física así como una gran resistencia. Su golpe especial es el smash, un uppecut a 3/4 de gran poder destructivo. Le encanta pelear sontra boxeadores fuertes, de manera que Ippo se convierte en su objetivo. A pesar de todo, es una persona abierta a la que le encanta complacer a sus fans y ayudar a la gente.

RYO MASHIBA: Boxeador de la categoría peso pluma. Un luchador huérfano con una actitud taciturna y sombría. Detesta depender de los demás y sólo confía en sus puños para salir adelante, haciendo trampas si es preciso. Irónicamente, es el hermano de Kumi, la chica de la que Ippo se enamora. Al boxear utiliza el estilo hitman, que consiste en balancear su brazo izquierdo y lanzar poderosos flickers, puñetazos similares a latigazos. Su gran altura y sus largos brazos convierten estos flickers en un arma mortífera, pero si alguien consigue superarlos, Mashiba le está esperando con su poderoso brazo derecho. Es un luchador sediento de sangre, muy violento. Un tío que da miedo, vamos. Ippo, como es lógico, acabrá enfrentándose a él.

ALEXANDER VORG ZANGIEF: a pesar del nombre, lo cierto es que no se parece en nada al barbudo luchador de Street Fighter, excepto en la nacionalidad (ambos son rusos). Vorg es una persona reservada que entabla una gran amistad con Ippo (aunque básicamente Ippo es el único que habla en las conversaciones). Su motivación para luchar es su madre, que murió en Rusia. Dentro del ring, es un rival formidable para Ippo. Excelente juego de pies, resistencia, fuerza y un ataque llamado puño del lobo que consiste en dos puñetazos, uno ascendente y otro descendente (como las mandíbulas del lobo) que tiene un poder destructivo enorme.

EIJI DATE: campeón japonés de la categoría peso pluma y, por tanto, una de las máximas aspiraciones de Ippo. Tiene una historia a sus espaldas (como todo personaje de manga y anime): se retiró del boxeo tras ser apaleado por el campeón mundial Ricardo Matínez tras lo cual se dedicó a trabajar para sacar adelante a su familia. Al final acabó volviendo al ring para volver a enfrentarse de nuevo a Martínez (en la nueva temporada del anime este combate ya se ha disputado). Su golpe especial es el golpe al corazón, también llamado Sacacorchos o tirabuzón, un puñetazo giratorio que, al golpear el corazón del oponente, lo deja paralizado por unos instantes.

UN PEQUEÑO VISTAZO AL FUTURO (luchadores que solo han aparecido en el manga):

SHIMABUKURO: pescador y luchador de la categoría peso pluma. Es más bajito que Ippo (y el prota es un retaco, así que…) pero dispone de una musculatura descomunal que le permite aguantar muchos golpes. Así mismo, sus puñetazos son muy poderosos.

RYUHEI SAWAMURA: otro peso pluma. Su actitud es similar a la de Mashiba, pero peor si cabe, pues cuando sube al ring dice que va a "cocinar a sus rivales y a comérselos". Es un boxeador formidable a pesar de sus tretas: es rápido, muy fuerte (apodan a su puño "la pistola"), ejecuta contras con tanta precisión como Miyata y dispone de una capacidad de análisis de combate excelente. A pesar de todo, se deja llevar por su ira y utiliza técnicas sucias que le han valido más de una descalificación. Se enfrenta a Ippo, como muchos supondréis.

RANDY BOY JUNIOR: un luchador ambidiestro, lo que le convierte en una peligrosa amenaza, ya que nunca se sabe por donde van a venir sus puños. Su destino está unido al de Miyata, aunque eso es lo que dice él.

 

CONCLUSIÓN (que si no, no acabo nunca):

En el apartado de personajes faltan muchos por poner, desde luego, pero si los pongo todos la entrada se hace eterna. Si tenéis curiosidad, podéis recurrir a la wikipedia (aunque os recomiendo la inglesa, porque la española está algo coja).

Es curioso como un manga tan largo tiene la capacidad no solo de no aburrirte sino de engancharte. A día de hoy he leído el último capítulo del manga y tengo que decir que estoy ansioso de que llegue el siguiente. El anime, mucho más ágil y denso no está nada mal, desde luego, y es altamente recomendable.

Como ya he dicho, el boxeo no es una idea que me resultara especialmente atractiva, lo que no ha impedido que este manganime me encantara. Si os gusta la animación y las series japonesas, dadle una oportunidad, no os arrepentiréis.

PD: Como de costumbre, me ha salido una entrada muy larga y todavía tengo la sensación de haberme dejado algo en el tintero. Si habéis aguantado hasta aquí, felicidades. Un saludo.

 

 

 

 

 

 

Análisis+opinión personal: Resident Evil 5

Desde su lanzamiento el 13 de marzo, muchos y muy buenos análisis de Resident Evil 5 han inundado los blogs de gamefilia. He estrujado el juego todo lo que he podido desde su lanzamiento, así que creo que ya estoy en condiciones de ofrecer un buen análisis del mismo. No sé si seré capaz de superar o igualar algunos análisis que ya he leído, pero haré lo que pueda. También quiero que esta entrada sirva para expresar algunas opiniones personales del juego mismo. Aviso de que hay una gran presencia de spoilers, pero creo que a estas alturas la mayoría estamos enterados de los sucesos relevantes del juego. Avisados estáis. Vamos allá.

 

 

GRÁFICOS  

Se ha repetido hasta la saciedad en todos los análisis de revistas especializadas y blogs que he leído, pero no por ello deja de ser cierto: los gráficos de Resident Evil 5 son impresionantes. Los entornos son realistas y están llenos de detalles que son un placer para la vista. Recorreremos diversos entornos que reflejan el entorno africano de Kijuju. Empezando por el pueblo y pasando por edificios en ruinas, una mina, pantanos, cuevas, instalaciones experimentales, etc, el nivel gráfico no decae en ningún momento y siempre estaremos disfrutando de un entorno perfecto y maravilloso. Veremos nubes de polvo, el agua presenta reflejos y ondula y salpica cuando nuestro personaje avanza a través de ella, las llamas del fuego crepitan de manera realista… Todo el juego es un espectáculo continuo.

  

 

El modelado de los personajes también es para quitarse el sombrero, empezando por los protagonistas, Chris y Sheva. Ambos se mueven de manera ágil y realista y en todo momento veremos lo bien hechos que están los descomunales brazacos de Chris.

 

 

 

Si los protagonistas son buenos, los enemigos no se quedan atrás. Empezando por los majini, que cuentan con diversos modelos y tipo, desde los majini pueblo, (los que vemos al principio del juego) hasta los majini base (los guerrilleros del final) pasando por majini pantano (aborígenes africanos infectados), todos disponen de excelentes animaciones y están muy bien hechos. Seremos capaces ver sus caras de mala ostia cuando se acerquen a nosotros con ganas de estrangularnos y, si no nos liberamos de prisa, también podremos ver el bicharraco que llevan dentro con el que intentarán destrozarnos.

 

 Resident Evil 5 Screenshot  

Al margen de los enemigos básicos, también tenemos los subjefes tales como el majini verdugo (el del hacha) o el majini con motosierra, ambos encapuchados pero también exquisitamente modelados.  No solo de enemigos humanos vive el fan de Resident Evil, así que también nos encontraremos con perros y hienas infectados. La gracia es que esta vez la cabeza de los perros se abre en sentido transversal y veremos las entrañas infectadas de estos cánidos. Si los perros os parecen poco, también tendremos letales cocodrilos, ratas, cuervos e incluso cabras. No todos son hostiles pero gráficamente siguen estando muy bien hechos.

Resident Evil 5 Screenshot

 No pueden faltar las armas bioorgánicas o B.O.W con sus siglas en inglés. Tenemos a los kipepeo, los engendros alados que salen de los cuerpos de los majini o los Bui Kichwa, arácnidos que salen del suelo en manadas. Si queréis pasar a mayores, nos reencontraremos con los lickers de RE2. Esta vez son mucho más letales, con lenguas más largas y mortíferas, una resistencia endiablada, con la capacidad de atacar en grandes grupos y, como todo lo demás, muy bien diseñados. Más peligrosos son los Reapers, unos asquerosos insectos con la capacidad de empalarnos a la primera de cambio. Estos bichos sueltan una nube tóxica que distorsiona el ambiente de una manera curiosa pero efectiva que resulta interesante de ver.  Y también tenemos a los B.O.W que ejercen de enemigos finales, tales como Popokarim, el híbrido de murciélago y escorpión que nos dará muchos problemas la primera partida pero al que da gusto ver moverse.  

Mención especial merece el Uroboros, enemigo compuesto por docenas de tentáculos que se agrupan alrededor de un cuerpo. Encontraremos distintos tipos de este enemigo, pero todas sus encarnaciones se caracterizan por poseer unos tentáculos que se agitan, se retuercen, se retraen, se deshacen y se recomponen… Todo un espectáculo visual (aunque bastante asqueroso, todo hay que decirlo).

 

Las secuencias de vídeo que veremos a lo largo del juego están hechas, en muchas ocasiones, con el mismo motor del juego pero no por ello dejan de ser impresionantes. Se agradece el esfuerzo de Capcom al haber recurrido a la captura de movimientos para ofrecer unos personajes que se mueven de una manera increíblemente realista. Las escenas de lucha son auténticas coreografías que parecen sacadas de una película (de hecho, los poderes de Wesker recuerdan un poco a Matrix). También hay que reverenciar el sistema de reconocimiento facial utilizado por Capcom. Cuando asistimos a alguna escena de diálogo, los personajes gesticulan, mueven los labios perfectamente, parpadean, vemos como se mueven los músculos de la cara de forma realista… Lo dicho, un espectáculo continuo.

  resident-evil-5-screenshot-2

Aunque la idea de que la luz afectara al personaje se acabó quedando en el tintero, todavía podemos apreciar reminiscencias de esta iniciativa. Los efectos de luz y sombras son espectaculares y al entrar o salir de un túnel oscuro nos veremos brevemente afectados por el cambio de intensidad lumínica. Hay un momento en el juego en el que tenemos que recorrer una serie de pasillos oscuros con ayuda de una linterna. La iluminación es muy realista, lo que siempre ayuda a ambientar.  

En definitiva, se le pueden buscar pegas a RE5 pero nunca en el aspecto gráfico, pues este es sobresaliente.  

MÚSICA Y EFECTOS SONOROS

 Al estar situado en África, era prácticamente inevitable que RE5 contara con una música acorde al continente africano. Escucharemos melodías en las que predomina la percusión en forma de tambores, bongo o yembés así como voces de fondo en forma de esos gemidos que todos relacionamos con la música africana. Lejos quedan los días en los que la música de Resident Evil contribuía a acojonarnos, pero la música de RE5 no por ello es mala. Escucharemos piezas que contribuyen a aumentar la tensión al vernos asediados por hordas de enemigos, piezas épicas para las cinemáticas con momentos importantes, melodías movidas en los enfrentamientos contra los jefes… Todo muy satisfactorio. Como en todos los capítulos de la saga Resident Evil, si sigues escuchando la musiquita dramática de fondo es porque te queda algún enemigo por derrotar en la zona.  Si la música es buena, los efectos sonoros no se quedan atrás. Los pasos de los personajes, los gritos de los majini, el salpicar del agua, el crepitar del fuego, los diversos sonidos para las armas al disparar o recargar (y hay un puñado de armas, doy fe de ello)… Todo impecable.  

El doblaje es correcto a pesar de que, como siempre, RE5 nos llega en perfecto inglés (los ganados de RE4 no cuentan). Los actores se meten en el personaje y hacen las inflexiones adecuadas así como dan el énfasis necesario según la situación. Las voces de los malos son muy buenas, pues percibiremos la locura de Irving, el deje de superioridad de Excella o la seriedad voz de Wesker. Si estáis acostumbrados a escuchar voces en inglés, notaréis el acento y los matices de personajes africanos hablando en inglés tales como Sheva o Josh Stone. Algo que no me ha acabado de gustar son los subtítulos, que a veces no coinciden del todo con lo que dicen los personajes, peo eso es un mal menor.  

Hay que destacar que, cuando estás hablando con tu compañera y te alejas de ella, el tono de su voz se reduce, se va llenando de ecos y al final te acaba hablando por la radio. Esto se aplica a los gruñidos y gritos de los majini, a los que escucharás reverberar cuando estén lejos. Por desgracia, a veces este efecto no está del todo bien implementado y a veces, con darle la espalda a Sheva, la escucharás como si estuviera a cien metros de ti. A pesar de estos fallitos, las voces y efectos de sonido son soberbios. Todo esto contribuye a dar un buen nivel al juego. Falta por saber si el swahili de los majini es correcto o por el contrario hablan algún dialecto extraño como los ganados de RE4.

 JUGABILIDAD  

Empezamos a pisar terreno espinoso. El anquilosado sistema de control de RE5 ha sido muy criticado y no sin razón. El claro enfoque a la acción de la saga hacía pensar una renovación, pero lo cierto es que no ha sido así. La muy criticada incapacidad del personaje de moverse y disparar al mismo tiempo es lo que más lamenta la mayoría, pero otros hechos, como el hecho de que Chris o Sheva solo sean capaces de correr hacia delante (ni hacia los lados ni hacia atrás) también frustra bastante la experiencia de juego, sobretodo en las últimas fases de juego o en los niveles de dificultad más altos. Conseguir situarse en una buena posición y disparar a un punto concreto rápidamente puede ser bastante complicado en dichas situaciones.

El juego usa y abusa de los comandos de reacción, lo que te obliga a estar siempre alerta.

 Al margen de lo bueno o malo que pueda ser el sistema de control, lo cierto es que es perfectamente posible superar el juego a pesar de estos problemas. No es nada que un poco de práctica no pueda remediar. A pesar de ello el control, aunque no es nefasto, dista de ser perfecto.

 

HISTORIA  

A muchos no les gustó que RE4 no contara eventos relacionados con la saga pero lo cierto es que a mi me gustó mucho. Por desgracia, lo cierto es que RE5, a pesar de suponer un final para la saga en lo que a historia se refiere, me ha decepcionado un poco.  

Todos conocemos a grandes rasgos la historia de RE5: tras la caída de Umbrella, sus bioarmas fueron a parar al mercado negro y están al alcance de cualquier terrorista. El consorcio de farmacias fundó la BSAA para luchar contra esta nueva modalidad de terrorismo. Chris Redfield, miembro de la BSAA, llega a Kijuju para detener una venta de bioarmas que va a efectuar un tal Ricardo Irving. Al llegar a Kijuju se encuentra con Sheva Alomar, su enlace y compañera, y ambos se lanzan a la búsqueda de Irving. No tardan en descubrir que los habitantes del lugar están infectados por un extraño virus y son extremadamente hostiles. También se encuentran con diversos B.O.W que dificultan su misión. A pesar de empezar con el apoyo de algunos equipos de la BSAA, Chris y Sheva se acaban quedando solos.  

Aunque al principio del juego nuestra misión empieza siendo localizar a Irving, tras localizarlo y derrotarlo el juego se centra en la búsqueda de Jill Valentine. La ex-compañera de Chris, dada por muerta tras un enfrentamiento con Wesker, es el auténtico motor del juego, que hace una especial apología del compañerismo. Chris se pasa el rato preguntando por Jill y a veces incluso te toca un poco las narices tanta preocupación porque está claro que la va a acabar encontrando. De hecho, yo estaba deseando que la mujer-pájaro no fuera Jill porque sería demasiado obvio. Por desgracia, mis sospechas se vieron confirmadas cuando Wesker revela su identidad: si, la mujer-pájaro es Jill, pero falta saber por qué se ha vuelto "mala". La culpa la tiene un extraño dispositivo que puede ser extraído porque todos queremos un final feliz, faltaría más. Al final, el juego acaba con la idea de detener a Wesker.  

Por fin descubrimos el origen del virus Progenitor, cuya historia resulta ser un poco decepcionante (a mi modo de ver): al final resulta que el virus surgió de unas flores que solo crecen en África. Tócate los huevos. Y encima parece que el virus Progenitor parece más fuerte que todas sus derivaciones (T, G, T-Veronica…) lo que resulta un poco desconcertante a la par que incoherente.  

La esperada aparición de Ozwell E. Spencer es casi testimonial, pues se limita a aparecer en un flasback de Wesker (que aprovecha para contar el pasado del Ex-capitán de S.T.A.R.S) para acto seguido ser asesinado por éste. Tantos años de expectación para conocer al responsable de Umbrella todo para que sea eliminado a los dos minutos de aparecer.  

Pero sin duda mi mayor decepción ha sido Wesker. Un malo tan malo, tan serio, tan frío, tan calculador, tan carismático… y al final resulta que está tan pirado como todos sus predecesores (Marcus, Birkin, los hermanos Ashford…). Resulta que el gran plan de Wesker es infectar al mundo entero mediante el virus Uroboros. Vale que es un plan mucho más ambicioso que el que han tenido otros villanos de RE, pero lo cierto es que en última instancia no es más que el plan de otro megalómano que ha perdido el juicio. Además, con todas las oportunidades que tiene Wesker de matar a Chris va y lo deja viviendo. Es impensable que el prota muera, desde luego, pero es que con los poderes que tiene Wesker cuesta creer que no le pegue un tiro a Chris entre ceja y ceja a la primera de cambio. Para rematar la faena, Wesker se acaba infectando a sí mismo con el virus Uroboros y hace las veces de jefe final. A pesar de morir al final del juego, lo cierto es que yo no me lo acabo de creer. Total, Wesker ya ha sido empalado por un Tyrant, se quedó encerrado con la cara quemada en una base en la antártida en llamas a punto de estallar, cayó por un precipicio junto a Jill… Vamos, que no creo que un poco de lava y un par de cohetes sean suficientes para acabar con él, pero ya veremos.

  REUC-AlbertWesker.jpg Albert Wesker image by dstorres

Una vez más, Resident Evil recurre a los documentos desperdigados por los escenarios como modo de narración de los acontecimientos. Es imprescindible leerlos todos para comprender el argumento del juego en su totalidad. Hay detalles curiosos que sirven para unir los hechos de los distintos juegos, como la infección que Jill sufrió a manos de Némesis en RE3, que tiene consecuencias en la presente aventura.  La historia de RE5, a pesar de prometer un final para la saga y a pesar de resolver muchos interrogantes, deja algunas preguntas en el aire. Una de las más comentadas que ya ha empezado a levantar ampollas es el paradero de Sherry Birkin. Habrá que esperar a RE6 para ver que derroteros toma la saga.  

¿QUIÉN DIJO MIEDO?  

Por todos es conocido la nueva orientación de la saga hacia la acción en detrimento del miedo, lo que no impide que hayan algunos momentos de terror en el juego. Ejemplos de esto encontramos en los primeros capítulos del juego, cuando recorremos un edificio en ruinas totalmente en penumbra. Escuchamos los gritos de un equipo de asalto al que se supone que vamos a apoyar y no tardamos en encontrarnos con los cadáveres de los componentes del equipo. Sabemos que nos va a tocar enfrentarnos a algún bichejo y en este momento de la aventura apenas contamos con armamento: una pistola, una escopeta y un triste cuchillo. Vale que no tardamos en encontrar un pedazo de horno industrial que nos va a poner las cosas más fáciles, pero la sensación de miedo está ahí. 

También acojona el momento en el que pasamos junto a las jaulas de los lickers. Los fans de la saga sabemos que estos bichos son ciegos y que basta con andar para que no se den cuenta de nuestra presencia, pero entre susurros Chris y Sheva nos corroboran este hecho. Lógicamente no nos vamos a escapar de rositas y no tardamos en encontrarnos una puerta rota que tenemos que derribar a patadas. El estrépito alarma a los lickers que escapan de sus endebles jaulas y se lanzan a por nosotros. El primer impulso es correr, desde luego, pero nuestra huida se ve frustrada por un ascensor insoportablemente lento que parece no llegar nunca. Lógicamente nos toca enfrentarnos a la horda de lickers (hasta 10 pueden aparecer tras nosotros) y lo cierto es que los bicharracos son más duros y resistentes que nunca. 

Al margen de estos momentos puntuales, lo cierto es que el juego está volcado totalmente a la acción. Nos pasaremos el juego eliminando carretadas de majinis que nos atacarán en masa amén de otras criaturas y enemigos finales. La sensación de tensión es impagable porque más de una vez creerás que las circunstancias te superan, pero esa sensación de tensión no llega a las cotas de terror de las primeras entregas, ya sea por la abundancia de munición o por la ausencia real de esa sensación que te producía un nudo en el estómago con los primeros Resident. Que nadie se lleve a engaño y piense que por este cambio Resident Evil 5 es un mal juego. Todo lo contrario, mantiene el cambio que se inició en RE4 y sigue siendo un juego muy entretenido. Pero quizá la herencia de RE4 es la que le juega malas pasadas como se muestra en el apartado siguiente. 

¿IGUAL QUE RESIDENT EVIL 4? 

Otro asunto espinoso y también muy criticado es el parecido de RE5 con RE4. Siendo objetivos lo cierto es que las semejanzas entre ambos títulos son, en algunos momentos, demasiado notables. Voy a dar algunos ejemplos para que esta acusación no caiga en saco roto. 

La primera similitud que vemos es el protagonista: Chris y Leon se parecen demasiado. Vale, el modelo es distinto (más espectacular el de Chris, desde luego), pero ambos personajes corren igual, apuntan igual, trepan igual, reciben los golpes igual… Demasiados parecidos. 

De la mano de esta similitud vienen los movimientos de los majini. A pesar de los nuevos modelos de personajes, los majini se mueven exactamente igual que los ganados: corren igual, andan igual, reaccionan igual a los golpes, caen igual al suelo, agarran igual al protagonista, se llevan las manos a la cara igual cuando reciben un tiro en la cara, apuntan igual con las ballestas… Todo el grado de novedad que suponían los ganados de RE4 pierde su atractivo aquí ya que los majini apenas cuentan con un par de animaciones nuevas respecto a los ganados. Para más INRI, el virus que ha infectado a los majini recibe el original nombre de Las Plagas 2, cuya única diferencia respecto a Las Plagas originales es que puede inocularse de individuo a individuo y su asimilación es casi instantánea.  

Así mismo, los majini poseen algunas características propias de los ganados. Es el caso de los Cephalos, majinis a los que les explota la cabeza y les surge la plaga que llevan dentro en forma de tentáculo afilado. En este aspecto surgen mejoras, como los Duvalia, majinis a los que les surge una especie de exoesqueleto impenetrable o los kipepeo, los bichejos voladores que ya hemos visto. 

Si seguimos con los enemigos podemos hablar del Ndesu, una nueva versión del gigante de RE4. En esta ocasión, las novedades son importantes: Ndesu es mucho más fiero y su comportamiento es más agresivo. Además tiene detallitos curiosos, como los cuerpos de agentes de la BSAA que lleva al cinto como si fueran trofeos. Las ciscunstancias del combate contra Ndesu son distintas a la de los Gigantes de RE4, de manera que las diferencias son importantes. De todas maneras, el modelo de ambos personajes es demasiado parecido. 

 

Se parecen, ¿verdad?

Si continuamos buscando similitudes, veremos que en RE5 nos enfrentaremos a situaciones parecidas a las de RE4. La primera nos la llevamos en toda la frente, pues en el capítulo 1-1 tenemos que resistir en un pequeño pueblo mientras somos acosados por hordas de majinis. Situación idéntica a la vivida al principio de RE4, si bien el ganado con motosierra, el doctor Salvador, es sutituido por el majini verdugo, aunque no tardaremos en encontrarnos con un majini con motosierra.

 

Buscando más parecidos, en cierto momento, en las ruinas, tenemos que afrontar una secuencia de QTE en la que huimos a través de un pasillo con columnas que caen sobre nosotros y agujeros que se abren a nuestros pies. El parecido con la escena de la huida de la estatua gigante de Salazar es notable. 

A pesar de estas similitudes, Resident Evil 5 ofrece situaciones de cosecha propia que no dejan de ser buenas y resultan interesantes. Si se acusa a  RE4 y RE5 de parecerse, también se podría acusar a muchas sagas de videojuegos de resultar repetitivas y no por ello dejan de ser buenas. De todas maneras, uno de los grandes lastres de RE5 es esa sensación constante de deja vu. RE4 fue un juegazo que aportó muchas novedades a la saga. RE5 es también un gran juego pero al que le falta el factor novedad que supuso la cuarta entrega. 

EXTRAS 

La rejugabilidad es una de las grandes bazas de que disponen los juegos de la saga Resident Evil y esta entrega alcanza en este aspecto cotas excepcionales. A pesar del parecido con su predecesor, RE5 se me ha antojado bastante más complicado y exigente que RE4. En la primera partida he sufrido un rato para superar algunos momentos y jefes finales a los que he derrotado in extremis.El juego no es muy largo, 10 o 12 horas la primera partida que pueden extenderse a 14 si eres realmente fisgón y te gusta recorrer los escenarios de arriba a abajo. Pero tras la primera partida (impagable, vale cada uno de los euros que cuesta el juego) te das cuenta de que prácticamente acabas de empezar. Si superar RE4 una y otra vez era una gozada, en este aspecto se agradece que RE5 imite a la entrega anterior.

La corta duración del juego hace posible que superarlo varias veces sea sencillo y obtener así todos los extras de que dispone el juego.  Podemos empezar hablando de las armas. Disponemos de un arsenal espectacular: cuatro pistolas, cuatro escopetas, cuatro ametralladoras, tres rifles, tres mágnums, granadas, lanzagranadas, lanzacohetes, la porra eléctrica y un par de armas secretas que no quiero revelar. Mejorar al máximo éstas armas nos costará por lo menos cuatro o cinco partidas para obtener el dinero y tesoros necesarios, pero llevarlas a su máximo nivel es muy satisfactorio y nos facilitará las cosas en los niveles de dificultad superiores. 

Hablando de modos de juego, el aficionado y el normal nos pondrán las cosas fáciles. El modo veterano es más exigente, sin llegar a rallar en lo imposible. Pero el modo profesional es desquiciante. Prácticamente cualquier golpe te matará al instante. Superarlo es complicado, pero alarga la vida del juego. 

Tenemos también los extras que se desbloquean mediante los puntos que se obtienen al finalizar cualquiera de los capítulos del juego. Los extras vienen en forma de figuritas, filtros, trajes nuevos o la posibilidad de dotar de munición infinita a nuestras armas (previa mejora completa de las mismas con dinero). Conseguir los puntos puede ser trabajoso y también nos exigirá superar el juego una y otra vez o bien recurrir al modo de los mercenarios. 

También tenemos la búsqueda de los emblemas de la BSAA, algunos muy bien escondidos pero indispensables si queremos tener acceso a todos los extras. 

Los mercenarios también son un interesante extra en el juego. Contamos con 10 personajes y 8 escenarios. Vale que los personajes no son muy variados (distintas versiones de Chris, Sheva, Jill y Wesker con distintas vestimentas y equipamiento) pero este modo es entretenido. No obtendremos ningún extra real al superar y desbloquear todos los escenarios y personajes, aparte de puntos para conseguir extras y la satisfacción de alcanzar un rango S con todos los personajes en todos los escenario, tarea nada sencilla y que con algunos personajes se antoja imposible. 

Si todo esto os parece poco, aún os quedan los logros o trofeos (según la versión que tengáis). Algunos son sencillos, pero otros parecen imposibles, como detener una flecha en el aire con el cuchillo (difícil, incluso el logro/trofeo se llama "sé el cuchillo, amigo"). En resumen, RE5 cuenta con un buen montón de extras que te mantendrán enganchado al mando. 

COOPERATIVO 

Una gran baza y una de las novedades de peso de este RE es el modo cooperativo.  Vale que Sheva es un rato inteligente cuando juegas solo. Se mantiene cerca de ti si se lo ordenas, tiene buena puntería, localiza a los enemigos con rapidez, te cura siempre que puede… pero no puede compararse con un buen aliado humano. Sheva tiene manías raras, como alejarse de ti sin motivo o curarse a sí misma mientras tu estás lejos, manías que un ser humano a los mandos puede evitar (digo Sheva por la fuerza de la costumbre, pero si manejas a Sheva y Chris es movido por la consola los resultados son idénticos). 

En los modos de dificultad superior, sobretodo en profesional, un compañero humano es casi imprescindible. Con todas las veces que caes en el estado muriendo y acabas muerto del todo rápidamente, la máquina es incapaz de curarte a tiempo en muchas ocasiones mientras que un aliado humano si será capaz. He jugado algunas partidas a pantalla partida y son muy entretenidas y gratificantes, aunque creo que resultaría conveniente disponer de una pantalla de un buen puñado de pulgadas para jugar en condiciones. Solo he disputado un par de partidas online pero éstas transcurren bien, con apenas algún laggeo puntual pero funcionando bien la mayoría del tiempo. En resumen, el cooperativo es un extra interesante que le da alicientes al juego. 

CONCLUSIÓN 

Una vez más, un análisis larguísimo, pero el juego lo merece, desde luego. Puede acusarse al juego de parecerse a su predecesor pero no de ser un mal juego. Resident Evil 5 es un juegazo con todas las de la ley y puedo decir que los he disfrutado de principio a fin todas las veces que lo he jugado. Quizá la sombra de RE4 es muy alargada y sume en la oscuridad a este gran juego, produciendo esa frase que he leído en muchos sitios "si te gustó RE4 te gustará RE5". Frase cierta, aunque quizá habría que añadir que los que jugamos a RE4 le buscaremos canas verdes a RE5. Me gustaría saber si existe alguien que haya jugado a RE5 sin haber jugado a RE4 para que nos diera una opinión diferente. 

Al margen de parecidos, del hype que ha producido y demás, RE5 es un gran juego, un juegazo con el que he pasado y espero pasar todavía muchos buenos ratos. Puedo hablar como un fan poco objetivo, cierto, pero Resident Evil 5 es un juego recomendable como pocos. Para mi, un imprescindible de esta generación. No sé si será una verdad absoluta, pero esa es mi opinión. Un saludo. 

PD: Hace apenas un día que ha salido el modo versus y no he opinado sobre él por dos motivos: primero, no lo he jugado; segundo, a pesar de que RE5 me parece un juegazo, este contenido descargable (aunque debería decir desbloqueable) me parece, como a muchos, una tomadura de pelo. Capcom, a la próxima saca el juego completo.

Facebook, ese invento del demonio

Parece que hoy en día, el uso de las llamadas redes sociales está en alza. Es el caso de redes tales como myspace, tuenti o, la que nos ocupa, facebook (de ahora en adelante, feisbuk). Con esta entrada pretendo reflejar (en clave de humor y con alguna que otra exageración) mi experiencia personal además de hacer una pequeña crítica del mismo. <!–break–>

PRELUDIOS

Yo tenía una vida antes de conocer el feisbuk, os lo juro. Muchas personas me obligaron a acabar en el oscuro mundo de las redes sociales, pero las principales culpables fueron tres mujeres. Os cuento la historia de cada una.

La primera vez que tuve conocimiento del feisbuk fue un sábado por la noche. Estaba hablando con una chica que acababa de conocer cuyo nombre, por desgracia, no recuerdo. Era alta, rubia y de ojos claros. Ah, y olía a hamburguesa, algo que me llamó mucho la atención. La cuestión es que se me ocurrió pedirle el número del móvil y me soltó:

– No, mejor dime tus apellidos y te busco en el feisbuk

– No tengo feisbuk- contesté azorado

– Entonces no me interesas- me soltó. Y se fue.

Confieso que es una manera bastante original de darle puerta a alguien que no te interesa, para que voy a mentir.

 La segunda mujer que me empujó en el mundo del feisbuk fue, curiosamente, mi madre. Mi madre pertenece a ese grupo de adultos que intentan adaptarse a las nuevas tecnologías, de tal manera que mi madre tiene el móvil lleno de politonos, videos divertidos y demás tonterías como una adolescente, le encanta mandarme e-mails chorras cada dos por tres, tiene un mp3 con un porrón de canciones… No es una hacker, desde luego, pero hace lo que puede. La verdad es que es algo que yo admiro mucho, porque las madres de algunos de mis amigos no saben ni mandar mensajes con el móvil. La cuestión es que un día mi madre apareció al lado de mi ordenador con intención de escanear algunas fotos. Me sorprendió que la mayoría fueran mías y se lo comenté.

– La verdad es que las quiero escanear para colgarlas en mi feisbuk- me dijo.

-¿El feisbuk es la cosa esa donde la gente se dedica a hablar con amigos perdidos y colgar fotos de su vida?- le pregunté, aunque aún no tenía mucha idea.

– Sí, pero tranquilo, que estas fotos sólo las verá la gente que yo tengo agregada.

Un escalofrío me recorrió la espalda porque entre aquellas fotos había unas cuantas que yo no quería que viese nadie. Destacaba en el montón una foto mía vestido de marinerito cuando tenía cuatro años ¿Y esa foto iba a estar colgada en internet? La verdad es que aquello del feisbuk me empezaba a preocupar.

La última experiencia fue la que más me tocó las narices. Tengo una amiga a la que conozco desde que teníamos seis años. Después de acabar el colegio nos distanciamos un poco pero intentamos vernos dos o tres veces al año. Su cumpleaños es al final del año y ella siempre aprovecha para reunir a algunos de los miembros de la antigua pandilla.

A finales del año pasado empecé a asustarme un poco porque se acercaba la fecha señalada y no se comunicaba conmigo. Ni un mail, ni un mensaje al móvil… nada. Por fin, el mismo día de su cumpleaños, me llamó casi a última hora para decirme el lugar y la hora de la celebración. Le contesté un poco cabreado:

– Chica, ya podías haberme avisado antes, que podía haberme buscado otro plan y no poder ir a tu cumple.

– Es que no podía contactar conmigo- me contestó

– Tengo tres direcciones de e-mail, tienes mi teléfono móvil y mi fijo, sabes donde vivo ¿Y dices que no podías contactar conmigo?- casi le grité

– Es que colgué un evento en el feisbuk hace una semana, pero claro, me he acordado de que tu no tienes y te he tenido que avisar a última hora.

Aquello fue la gota que colmó el vaso. Año nuevo, vida nueva. El 1 de enero de 2009 me hice una cuenta en el maldito feisbuk.

LOS COMIENZOS

El entorno de las redes sociales me era bastante desconocido por aquel entonces. Por suerte, el feisbuk está hecho para idiotas y todo está muy bien explicado. Lo primero que tienes que hacer es introducir tus datos: nombre, apellidos, lugar de estudios, universidad, lugar de trabajo… Además el feisbuk te da la oportunidad de exportar a todos tus contactos del messenger para que ahorres tiempo buscando gente.

Utilizando tu lugar de estudios (ya sea colegio, instituto o universidad) o tu lugar de trabajo, el feisbuk te propone personas que probablemente conozcas siempre y cuando también tengan feisbuk (aunque hoy en día raro es el que no tiene). El filtro en, por ejemplo, el colegio o el instituto es bastante bueno porque conocer a toda la gente de tu promoción es factible. En el caso de la universidad la cosa ya no carbura tan fino, porque te aperecen personas que probablemente no conozcas de nada.

A resultas de todo esto, tu primera sesión en el feisbuk consiste en añadir mucha gente y esperar a que te acepten. Todo el mundo te acepta (o casi) de manera que durante dos o tres días tu cuenta de correo electrónico se verá saturada con mensajes del tipo "Fulanito te ha confirmado como amigo" , "Menganito te ha confirmado como amigo", etcétera, etcétera.

LAS FOTOS (PRIMERA PARTE)

Una vez has enviado solicitudes a tus amigos (de los cuales hablaré un poco más adelante), te toca ponerte una foto interesante en el perfil, que es la que va a ver todo el mundo cuando entre en tu página.

Me las vi y me las deseé para encontrar una foto aceptable y al final encontré una que me pareció decente: la que me hicieron para la orla cuando acabé la carrera. Muy orgulloso la colgué, pero los comentarios no se hicieron esperar:

– Qué formal, esa foto no mola

– Mira qué pijo, con corbata y todo

– Ponte una foto más divertida

– Parece que tengas 40 años en esa foto

– Bla, bla, bla

Estúpidamente influenciado por las opiniones ajenas, me cambié la foto del perfil por otra en la que salgo cerveza en mano y algo contentillo. Otra vez más, llegaron los comentarios

– Mira al borracho con su cerveza

– Ahora entiendo por qué te está saliendo barriga

– El vodka está mejor

– Bla, bla, bla

Total, que después de descubrir que las opiniones de los demás me tenían que importar un pimiento, me puse una foto en la que salgo en una fiesta de disfraces, vestido de samurai, blandiendo una espada y poniendo cara de loco. Me daban igual los comentarios, pero se ve que la gente es muy rara y los comentarios fueron muy positivos:

– ¡Cómo mola!

– ¡Parece que vayas a matar a alguien!¡Está muy guapa la foto!

– Se sale la foto, estás muy metido en tu papel de samurai

De lo que se evidencia que el ser humano es extraño para según que cosas.

LOS AMIGOS

En el feisbuk, la palabra amigo queda reducida a su mínima expresión. Cierto es que puedes tener gente con la que mantengas contacto habitualmente, pero en la mayoría de los casos amigo quiere decir "persona con la que compartiste algún momento de tu vida" o, en el peor de los casos, "persona que sabes que existe".

La verdad es que existen dos vertientes. Veamos primero el lado positivo del asunto:

– CASO BUENO:

El feisbuk puede servirte para reencontrarte con personas con las que, por diversos motivos (geográficos, cambios de ambiente, dejar de compartir estudios o lugar de trabajo… ), has perdido el contacto pero con las que te hubiera gustado seguir quedando, hablando, etc. El caso más típico es el de compañeros de colegio, instituto, universidad, antiguos trabajos, etc. No voy a negar que el feisbuk me ha servido para enterarme de como les va la vida a muchas personas con las que compartí buenos momentos pero con las que, por circunstancias de la vida, he acabado perdiendo el contacto. Me he enterado de que compañeros míos del cole van por el segundo hijo, otro está viviendo en Japón, otro tiene trabajo en un banco y gana un pastón… En este sentido, el feisbuk es una herramienta muy útil, permitiendo incluso hacer quedadas o similares (pueden hacerse de otras maneras, desde luego, pero el feisbuk parece tener un magnetismo especial).

– CASO MALO:

Y después está el caso malo, cuando te reencuentras con personas de las que preferirías seguir sin saber nada. Lo más fácil es ignorar sus peticiones de amistad, pero por aquello de quedar bien las acabas aceptando. Y te encuentras por ejemplo con aquella ex novia cabrona que te puso los cuernos y que te escribe:

– Tíooooo, cuanto tiempo sin saber de ti ¿Qué es de tu vida?¿Cómo estás?

Te entran ganas de contestarle "Mucho mejor sin ti, guarra". Pero misteriosamente, articulas una contestación cortés.

Otro caso es el de algún "amigo" plasta que te pone

– Hey, tío, que hace 7 años que no te veo ¿Cómo es que perdimos el contacto?

Si llevo 7 años sin llamarte, creo que te estoy dando alguna pista: no te aguantaba. A este tipo de personas es mejor ni contestarles.

El caso más divertido es cuando contacta contigo una persona a la que no soportabas y de la que te alegraste de perder de vista. Pero entonces aparece y te escribe algo así como:

– Tío, soy Miguelito ¿Te acuerdas de mi?¿Qué es de tu vida?

Y tu ansías contestarle:

– ¿Qué si me acuerdo de ti, cabrón?¡Me robabas el bocadillo en el colegio!Me ponías la zancadilla en los recreos y una vez me escondiste la ropa después de la clase de gimnasia! ¡Mi vida empezó a mejorar el día que te perdí de vista!

Esto es lo que sale de tu cabeza, pero tus dedos se limitan a teclear "Mi vida va bien, espero que la tuya también". Cosas de la educación, supongo.

Resumiendo, que al final tus "amigos" del feisbuk no lo son tanto.

LAS FOTOS (SEGUNDA PARTE)

No soy partidario de colgar fotos mías en internet pero, teniendo feisbuk, eso no importa: siempre habrá "amigos" tuyos mucho más dispuestos que colgarán fotos en las que sales y te etiquetarán para que todo el mundo te vea.

A veces son fotos normales y corrientes, de alguna noche de fiesta o similar. Otras veces aparecen fotos que prefererirías que nadie hubiese visto nunca: aquella vez que se te ocurrió hacerte una cresta pero el experimentó no salió del todo bien, aquella vez que te teñiste de rubio pero se te acabó quedando el pelo naranja, aquella vez en la que te quedaste dormido con la boca abierta y babeando (las fotos de gente dormida dan mucho juego), aquella vez que te hicieron una foto en calzoncillos, aquella vez que te disfrazaste con una peluca a lo afro… Fotos graciosas, vale, pero que preferirías que algunas personas no viesen nunca.

Te cabreas un poco con la persona que ha colgado dichas fotos y se la devuelves colgando fotos suyas que puedan proporcionarle un nivel de humillación similar. Este juego es como el tenis y solo termina cuando alguna de las partes se cansa.

Lo de las fotos también sirve para ver como han envejecido muchos de tus amigos. Lo mejor es ver fotos de la infancia al lado de fotos actuales (me viene a la cabeza el caso de una niña de mi colegio que sale en una foto con ocho años con cara de no haber roto un plato y en la siguiente con 20 vestida de putón verbenero).

El apartado de las fotos siempre sirve para echarse unas risas.

LAS PREGUNTAS

La gente puede contestar preguntas sobre ti. Y lo cierto es que las preguntas se las traen

-¿Crees que Singolien es lindo?

-¿Crees que Singolien toma drogas?

-¿Te acostarías con Singolien?

-¿Le clavarías a Singolien un machete en el ojo?

-¿Crees que Singolien sufre de impotencia?

Y la mejor de todas

-¿Crees que Singolien tiene ladillas?

Las preguntas son verídicas y, a día de hoy, me he negado a leer las respuestas

LOS GRUPOS

También puedes unirte a grupos para declarar al mundo tu fanatismo respecto a un tema. Vale que existen los grupos habituales: videojuegos, cine, grupos de música, series de TV… Pero como los usuarios de feisbuk pueden crear el grupo que quieran, acaban saliendo grupos tales como:

-Únete al grupo "Yo también tomaba mortadela de Popeye cuando era pequeño"

-Únete al grupo "Yo también creo que Mark Lenders era gitano"

-Únete al grupo "Estoy hasta los cojones de que Bowser secuestre a Peach"

Totalmente verídicos. A este paso supongo que acabaran surgiendo grupos del tipo "me gusta ponerme sanguijuelas debajo de los párpados" o "la papiroflexia puede servir para hacer aviones de verdad". En cualquier caso, no deja de tener gracia.

LOS JUEGOS

También existen juegos chorra en el feisbuk. El primer ejemplo es de las bolas de nieve "Tírale una bola de nieve a Fulano", "Mengano te ha tirado una bola de nieve"…¿Ein?¿Y esto qué sentido tiene?

Después está lo de secuestrador en serie. A mi ya me han secuestrado catorce veces y todavía no sé ni para qué. Nadie me ha exigido un rescate, así que supongo que todo va bien.

Lo más extremo es la guerra de pandillas, una especie de ogame a lo cutre. Puedes formar alianzas, subir de nivel, atacar a otros jugadores, comprar objetos (no objetos reales, desde luego), etc. Sorprendentemente adictivo. Tengo amigos que no paran de pegarse contra gente y de conseguir objetos varios: "Pepito se ha comprado un jacuzzi","Juanito se ha comprado un cuchillo jamonero","Luisito se ha comprado una peazo moto"…

Socorro.

LOS TESTS

Algo muy de moda últimamente son los tests. Dichos tests abarcan todos los temas posibles. Indico algunos temas, todos reales, lo juro:

-¿Qué personaje de Dragon Ball eres?

-¿Cuál es tu bebida alcohólica favorita?

-¿Qué instrumento musical eres?

-¿Qué pecado capital te representa?

-¿Qué nota musical eres?

-¿Cuál es tu postura del kamasutra favorita?

-¿Qué personaje de Resident Evil eres?

-¿Qué personaje de película de terror eres?

-¿Qué princesa disney eres?

No sigo que me tiro hasta mañana. Los tests consisten en unas pocas preguntas chorras y sin sentido que parecen redactadas por los indios del Orinoco: frases incoherentes, expresiones mejicanas, argentinas y castellanas mezcladas, anglicismos, verbos mal conjugados, preguntas mal redactadas, respuestas repetidas… Un show, vamos. Pero enganchan que no veas a pesar de ser una chorrada y últimamente no paran de llegarme avisos de amigos que han hecho uno u otro test.

¿PRIVACIDAD?¿QUÉ ES ESO?

Ten por seguro que en el feisbuk no vas a tener privacidad. Entras con tu nombre y apellidos, de manera que todo el mundo sabe quién eres, como te llamas, donde vives y, probablemente, cual es tu talla de calzoncillos.

Puedes leer todos los mensajes de una u otra persona, de manera que te enterarás de muchas cosas (la mayoría de las cuales probablemente no te interesen lo más mínimo). 

Si queréis privacidad, iros a una isla desierta o abrid un blog donde el anonimato es un interesante escudo. En el feisbuk siempre vais a estar en pañales.

PLAN DE DOMINACIÓN MUNDIAL

No nos engañemos: el feisbuk parece diseñado para conquistar el mundo. Poco a poco, todo el mundo va cayendo en las redes de esta red(siento el chiste malo). Aquellas personas que juraron no hacerse una cuenta de feisbuk jamás ahora están enganchadas a la guerra de pandillas o se quedan colgando fotos y etiquetando gente hasta las 4 de la madrugada (hablo de casos reales, lo prometo).

En poco tiempo, la población mundial se convertirá en un descomunal ejército de zombis sin más propósito que escribir en los muros de sus amigos y realizar tests del tipo "¿Qué tipo de zombi eres?"

CONCLUSIÓN

Al margen de exageraciones y bromas, el feisbuk es un fenómeno muy de moda. Lo han parodiado en series como los informáticos (The IT crowd), revistas como El Jueves le han dedicado artículos y hace un par de días vi una buena broma referida al feisbuk en El hormiguero de Pablo Motos.

Lo cierto es que a pesar de su potencial de enganche (considerable, a pesar de lo absurdo que parece), por suerte me considero bastante inmune, no porque no sea influenciable, sino porque tengo demasiados vicios como para centrarme en uno solo: videojuegos, lectura, series de TV… Ellos me salvan de la maligna influencia del feisbuk.

Supongo que a largo plazo esto se verá como una moda pasajera. Si hace unos años llegó la fiebre por el messenger, ahora estamos viviendo la fiebre del feisbuk.

Si habéis aguantado hasta aquí, felicidades. Espero haberos hecho reir un poquito hablándoos del feisbuk, ese invento del demonio. Un saludo.