Evolución del zombi, de muerto viviente a infectado —Parte I—

¿Qué tendrán los zombis que nos llaman tanto la atención? No soy antropólogo, pero observando y viendo distintintas culturas y creencias, sobre todo afriacanas y americanas, tirando para el Amazonas e islas como Haití, de donde salen los grandes zombis y los mitos y leyendas de estos seres; uno se puede dar cuenta que quizá lo que nos llame tanto la atención de ellos es que el ser humano sí puede volver de la muerte, lo malo es que no nos puede contar cómo es, si es que hay algo o no hay algo después de esta vida.

Lo que se viene a tratar es que el zombi es un muerto que ha sido revivido mediante artes mágicas. Estas artes mágicas evidentemente en Europa no se dan, somo un pueblo demasiado dogmático y civilizado como para pensar en esas cosas, y mucho menos en un mundo tan regido por la religión (quizá no ahora, pero antes sí) que culpa todo lo que no esté bajo su estricto dogma como algo pagano, pecaminoso y hereje (aunque es curioso cómo adoptan las creencias paganas para sus propias festividades), pero bueno, ahora no es momento de hablar de religión.

El caso es que los pueblos "menos civilizados", véanse los pueblos africanos y americanos, sobre todo del sur de América, han tenido y tienen una creencia más mágica (si se permite la expresión), aunque no quiero decir que en Europa la magia no exista, que sí, pero lo que destaca de estas culturas son los ritos chamánicos. Un chamán, la persona que tiene contacto con la naturaleza, con los dioses y con el más allá. Una persona respetada y temida entre su tribu, un hechicero vudú, religión traída de Africa por los esclavos llevados a Améica.

¿Qué encontramos sobre ello? He aquí algunas cosillas (pero hay miles):

 

De acuerdo con la creencia, un houngan, o bokor o hechicero vudú sería capaz mediante un ritual de resucitar a un muerto, que quedaría sin embargo sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve a la vida. Estos muertos vivientes son llamados zombis.La palabra podría tener relación con el nombre de una serpiente divina que es objeto de culto en las regiones de lenguas níger-congo (también adorada en el vudú bajo el nombre de Danballa),y que está emparentada con el término kikongo nzambi,que significa dios.’
 
 
¿Y qué se supone que hace este hechicero vudú para traer de nuevo a la vida a los muertos? En The Story of Zombie in Haiti por Louis P. Mars, nos dice que:
 
 
‘The theory on which the belief in Zombis is based is that some Haitian medicine-men (Nganga) have the power to bring dead and buried people back to life again. These resurrected human beings are the Zombis, the living dead’
 
 
¿Pero qué es esa medicina que nombra con el ‘medicine-men’? Lo que utilizan los hechiceros, o los houngan, es un polvo extraído del hígado del pez globo, que contiene una toxina muy fuerte que causa estados de catalepsia. Lo malo de esto es que la persona es consciente de lo que le ocurre y ocurre a su alrededor, por lo que cuando lo entierran vivo, lo está viendo. Además, esta toxina se mezcla con otras dos toxinas extraídas de plantas (datura metel y datura stramonium) que causan efectos alucinógenos y amnesia a la persona. A parte de esto, la persona es enterrada viva, después la desentierran y la alimentan con una pasta de atropina y escopolamina que impacta sobre los neurotransmisores y endomorfinas del cerebro.  Lo que se consigue con esto es que la persona pierda toda voluntad sobre sí mismo, y la persona que lo ha "creado" pueda hacer con ella lo que quiera. Es un poco fuerte la cosa, pero así es.
En el mismo libro, The Story of Zombie in Haiti, se nos cuenta que un zombi puede volver a su estado normal comiendo sal.
 
 
‘The Zombis are supposed to eat no salt. If they do, they become conscious of the state of their abnormal existence and are therefore likely to desert their masters. Originally these beliefs came from Africa.’
 
 
Hay varias historias reales referentes a zombis. Una de ellas, una mujer llamada Felicia Felix Mentor, en un estado lamentable. La llevaron al hospital de Gonaives, donde allí su hermano la reconoció, y dijo que había muerto dos años atrás y que incluso había sido enterrada. De hecho, había varios testimonios, entre ellos su marido, y además el certificado de defunción. La doctora Hurtson se hizo eco de esta noticia y fue a visitar a la paciente, y estas son sus declaraciones sobre la mujer:
 

“La mujer ofrecía un espectáculo horrible, su cara estaba lívida, con ojos de muerto; los párpados blancos rodeando los ojos, como si se los hubiesen quemado con ácido. Nose le podía decir nada ni oír una palabra de sus labios, sino sólo mirarla, y la visión de aquel desecho era demasiado para soportarlo durante mucho tiempo”.

zombi de haiti
Foto de Felicia, de las pocas que se hicieron
 
 
De esta manera ya nos encontramos con dos tipos de zombi, lo que llamaríamos el muerto viviente de verdad; el muerto que ha sido resucitado mediante magia vudú, y el zombi, o ‘medicine-man’, el que ha sido "creado" mediante alucinógenos y drogas fuertes que afectan a sistema nervioso y neurológico de la persona, trastocándola totalmente.

Me quedo en esta pequeña intruducción al mundo zombi, orígenes y alguna que otra curiosidad. Intentaré hacer dos partes más, una de ellas centrándome en lo que es el zombi típico, vamos, el de toda la vida, el que se levanta de la tumba sin razón aparente, y el ‘nuevo’ zombi, el infectado. Aunque no hay que ser muy avispado para darse cuenta que el ‘nuevo’ zombi no es nuevo, si no que ya tiene un pasado fundado con el ‘medicine-man’ y con toxinas que alteran su sistema. Aunque no sea el mismo tipo de zombi, sí hay similitudes entre ‘medicine-man’ e infectado moderno, a parte de las características del zombi clásico.

Espero que os haya gustado la entrada y estéis atentos a la siguiente, que espero no se sé mucho en tardar (perdonadme pero estoy de exámenes xD)