Knights of the Round, Super Nintendo

Por hoy voy a dejar de lado el tema de los zombis para continuarlo más adelante y me voy a centrar en tema videojueguil, que para algo estamos en Gamefilia. El juego del que voy a hablar hoy es un juego que en mis años mozos jugaba y rejugaba hasta la saciedad y que me encantaba. No es otro que el Knights of the Round.

Datos

Desarrolador: Capcom

Distribuidora: Capcom

Plataforma: Recreativa y posteriormente SNES.

Año de publicación: 1991 en recreativa y 1994 en SNES

Género: Beat’em Up.

————————————————

El juego fue desarrollado para máquina recreativa en el año 1991 por Capcom. Es el típico beta’em up de scroll lateral basado en las leyendas del rey Arturo y de sus caballeros. Lo curioso del juego es que tenía unos pequeñísimos tintes de RPG (nimios) como eran la adquisiciónde nuevas armas y armaduras que ocasionaban más daño y resistencia al personaje respectivamente. Aunqueel jugador no pudiese elegir cómo realizar esa subida de armas/armadura, simplemente nos las otorgaban y punto.

Historia

Como historia tampoco es que seauna maravilla, simplemente seguimos un poco por encima la leyenda de Arturo. Después de hacerse con la espada Excalibur, Merlin manda a Arturo y a dos de sus mejores caballeros, que son Lancelot y Perceval para la unificación de Inglaterra destronando al rey Garibaldi. Realmente es un poco simplista esta visión de la historia, pero para lo que nos atañe aquí, que al fin y al cabo era un beat’em up, nos basta y nos sobra. Tampoco es que ningún juego de este tipo nos sorprenda con una historia apabullante, ni Final Fight, ni Captain Commando, ni ninguno de su momento eran la releche en cuestión de guión. Pero lo dicho, ese es nuestro marco para disfrutar así del juego

 

 

Personajes

Podemos elegir entre tres personajes, cada uno con distintas caracterñisticas:

  • Arturo: Personaje principal de la historia y como es de esperar es el más equilibrado de los tres, para algo será el rey. Está armado con Excalibur (obvio) que irá subiendo su nivel a lo largo de los niveles para causar más daño. La imagen final de Arturo realmente es genial, con una Excalibur devastadora y enfundado en una armadura dorada. digna de un rey.
  • Lancelot: Se le supone el mejor espadachín del mundo y es el mejor caballero del que dispone Arturo (dejando a un lado sus relaciones con Guinevere). Está armado con un fino sable y sus ataques son muy rápidos, pero todo lo que tiene de rápido lo tiene de poca fuerza. Si con Arturo necesitamos 2 golpes para acabar con un rival, con Lancelot necesitaremos el doble. Al igual que Arturo su aspecto final es digno de ver. Una armadura plateada y un sable más ancho y contundente.
  • Perceval: Este personaje aparece como el bonachón de turno, ya que es hijo de un herrero y no pertenece a un linaje real ni aristrocrático. Es el típico fortudo musculoso y está equipado con un hacha. Al principio lo veremos con una armadura un poco rancia, todo hay que decirlo, muy al estilo de Seiya cuando está entrenando para conseguir la armadura de Pegaso. En los niveles finales, le crece una barba (?¿?) y se equipa con una no muy excesiva armadura.


Los tres personajes al principio del juego. Perceval, Arturo y Lancelot.

Cada uno de los personajes tiene unas caracterísiticas muy marcadas. Si Arturo es el más equilibrado de los tres, Lancelot es el más débil, pero también el más rápido, y Perceval es el más lento, pero el más fuerte de los tres. Todos los personajes tienen un ataque especial que ejecutaremos manteniendo el botón de ataque presionado y una dirección, y un movimiento de bloqueo que nos será muy útil para los jefes y cuando nos encontremos rodeados de varios enemigos.

Estilo de Juego

Sobre el estilo de juego o gameplay tampoco hay mucho misterio, es un beat’em up clásico de scroll lateral, y lo único que tendremos que ir haciendo es abrirnos camino acabando con los enemigos, y hasta que no acabemos con ellos la pantalla no se moverá, (indicado con una flecha). 

El juego se dividie en siete pantallas, cada una con un jefe final al que tendremos que derrotar, entre los que nos encontramos con algún que otro enemigo un poco raro, como un Samuráis o un Gólem de hierro. No requieren mucha habildad, sólo aprendernos unos patrones de comportamiento y poca paciencia para acabar con ellos.

Uno de los jefes finales de pantalla

Como punto fuerte para el jugador, durante el transcurso del juego nos encontraremos con caballos para montarlos con lo que nuestra potencia de ataque se ve incrementada. La verdad que es un lujazo ver a los personajes en su máximo nivel montados en un caballo de guerra bien ataviado.

Lancelot montado en caballo

Como enemigos nos encontramos de todo tipo, desde milicianos llevando sólo ropa, hasta guerreros enfundados en robustas armaduras, magos, bufones (que se mueven rápido dando saltos de un lado hacia otro), bárbaros, tigres y halcones.

De Recreativa a Consola

No fue hasta el año 1994 cuando Campcom decidió llevar su juego a consola. La elegida fue la grande del momento, la Super Nintendo.

El juego para consola pasó un poco desapercibido, quizá como pasa ahora con tanto shooter, que destacan unos pocos y la gran mayoría se quedan un poco en el tintero. Lo mismo ocurría con este tipo de juegos, había tantos que uno no sabía por donde tirar.

Personalmente, a pesar de pasar desapercibio de esa manera, me enganchó como el que más. La dificultad en la consola fue un pelín mayor que en la máquina, y eso sumado a que la partida no se podía continuar más adelante hacían que llegados a ciertos niveles se hiciese un poco frustrante, aunque bueno, eso es algo normal en los juegos de la época, (todavía espero pasarme el Battletoads).

Actualmente se ha visto a este juego en recopilaciones para Play Station 2 y Xbox en el Capcom Classics Collection vol.2 y para PSP en Capcom Classics Collecion: Reloaded.

Puntuación:

Gráficos: 7

Para la época y el tipo de juego que es es más que suficiente, no destaca en mucho salvo los primeros niveles que son más coloridos, pero por lo demás normal. Para ser SNES podría haber dado más de sí, como se pudo ver en los Dragon Ball Z, Street Fighter, Superman… etc.

Sonido: 6,5

Un poco patata sinceramente. Aunque se me llegaron a pegar las melodías del juego y el sonido de la muerte de los enemigos. Típico sonido de recreativa, no hay mucho que resaltar.

Jugabilidad: 7,5

La típica de los beat’em up, avanzar y pegar. No hay más. Lo único destacable es la adquisición de las armaduras y poder montar a caballos, que quieras que no siempre motiva en juegos así.

Dificultad: 8

El punto fuerte, o débil, según se mire, del juego. Puede llegar a cabrear en los niveles 5, 6 y 7, pero por lo demás no ofrece ni requiere ningún tipo de habilidad especial para ir superando los niveles

NOTA FINAL: 7