MANHUNT 2

O cazas o eres cazado.

Image Hosted by ImageShack.us

De la mano de las perturbadas mentes de los chicos de Rockstar nos viene este polémico juego que tardó quizá demasiado en salir y eso hizo mella en él, debido al nivel de censura que tuvo que sufrir para convertirse en un título "aceptable" a ojos de algunos pocos. Eso si, el que se espere ver el mismo grado de brutalidad y gore que en la primera entrega que se lo quite de la cabeza. Aunque bueno, mejor tarde y capado que no verlo nunca…¿o no?

 

Historia:

La historia nos sitúa en la piel de Danny Lamb y Leo Kasper (como el fantasma pero con K). El primero es un tipo bastante cobarde y sumiso que acata las órdenes a regañadientes, el segundo es un hombre decidido y siempre está preparado para lo que pueda ocurrir, vamos un hombre de acción. La historia se desarrolla en un psiquiátrico en el que nuestros dos personajes (los más cuerdos del lugar) consiguen escapar gracias a un fallo del sistema de seguridad. Pero no serán los únicos que lo consigan, cientos de pacientes logran salir de sus celdas y siembran el caos por doquier. Nosotros tendremos que escapar de ellos y de los amables enfermeros para lograr contar las atrocidades que cometen en el psiquiátrico con los pacientes, experimentos extraños y brutales. Una vez fuera Danny y Leo deberán correr y no mirar atrás, pues hay muchos interesados que no quieren que la verdad se desvele y enviarán a matones para darles caza. Todo sea por proteger el Proyecto. La veda se ha abierto, a cazar humanos se ha dicho.

 

Gráficos:

Si de gráficos hablamos yo mentaría a su primera parte, pues son similares aunque estos tienen un mayor nivel de detalle, escenarios no tan vacíos, mayor variedad en la paleta de colores (en el uno casi casi era el negro y el gris y para de contar), etc. En cuanto a iluminación en el juego predomina la oscuridad, osea que no se ven grandes alardes en cuanto a efectos lumínicos que merezca la pena nombrar. El juego se muestra bastante fluido sin ningún bajón. La visión no dejará de temblar y verse extrañamente borrosa como en la primera entrega, una representación sucia y poco nítida. En fin que no se trata de ningún portento gráfico, pero es un título muy decente que cumple en este aspecto si tenemos en cuenta para las plataformas que sale.

 

Sonido

Bueno en este apartado hay que quitarse el sombrero y acompañarlo de una reverencia, puesto que el esfuerzo y el mimo que se le ha dado se ha hecho notar enormemente. Melodías perturbadoras nos acompañarán a cada paso que damos, a eso hay que sumar los efectos de sonido que no harán más que ponernos de los nervios minuto a minuto como extraños golpes que no vienen de ninguna parte en concreto, gritos y súplicas de nuestras víctimas al ser asesinadas y mutiladas, sonidos de las alucinaciones que sufriremos continuamente, sonido ambiental perfectamente recreado, etc. El juego se encuentra en audio inglés y textos en castellano, vamos lo que viene siendo habitual en los juegos de Rockstar (que con el tiempo que lo retrasaron perfectamente podían haberlo doblado al español).

 

Jugabilidad:

En cuanto a jugabilidad el juego repite la misma fórmula que su primera entrega, es decir, escóndete entre las sombras, espera a que se acerque tu enemigo y mátalo de la forma que quieras, así una y otra vez. Pero cuidado, aquí no es en plan Rambo contra todos, hay que jugar con sigilo y precaución evitándo que oigan nuestros pasos y en algunos casos nuestra respiración. Aunque he de decir que este juego es infinitamente más fácil que el primero, en el que si cometías un fallo y te veía alguien venían dos tíos y te podías dar por muerto en el 99% de los casos.

Bueno, he dicho que era más fácil que la primera entrega pero por errores tan tontos que pasan como éstos, relacionados con la escasa o en algunos casos nula IA de los enemigos; un enemigo te ve claramente y demasiado ocupado con su vigilancia te ignora y sigue caminando (vamos que se hace el loco), un enemigo ve como matamos a uno de sus compañeros y seguirá a lo suyo como si no fuera con él, la puntería de los enemigos es cuanto menos de risa, te dan ganas de colocarte a un metro de distancia y hacer de diana humana, y por Dios, la facilidad con la que reventamos cabezas de un tiro es alarmantemente alta (menos mal que la pistola no la utilizamos mucho que si no pasaríamos de estar siéndo cazados a ser los cazadores).

Bueno, los controles no nos darán tampoco mucha alegrías a la hora de manejar a nuestros protagonistas, movimientos poco precisos que más de una vez nos dejarán a merced de nuestros enemigos, y a la hora del cuerpo a cuerpo con armas la cosa pasa, pero cuando nos enfrentamos a golpes se convierte en poco menos que tú das un puñetazo, él te da otro, tú das un puñetazo, él te da otro, así hasta el infinito y más allá lo que lo convierte en algo caótico como poco.

 

Apartado especial y espero que no tenga que mentarlo más:

Y finalizo con el tema de la censura. Desde que probamos el juego a los pocos minutos vemos los que han hecho con él. Me explico, cuando matamos a alguien ya sea de la forma "suave", cruel o brutal la cámara pasará a representar la acción, eso si, se teñirá de rojo y su imagen se verá confusa y muy poco nítida, y cuando demos el golpe de gracia como por ejemplo un hachazo en la cabeza no se ve como lo decapitamos, pues la cámara lo obvia y se dedica a enfocarnos a nosotros. Vamos censura en toda regla, porque si comparamos a éste con la primera entrega vemos que el tijeretazo censurador se ha cebado pero bien. Quitándole ese grado de violencia, crueldad, brutalidad y gore, ya que para esta saga lo es TODO. Bueno, ya acabo y la verdad es que espero que no saquen una tercera parte porque para que hagan esto mejor que no lo saquen.