Heavy Rain se lleva un 8 en Meristation

Análisis de Heavy Rain

Buenas, hoy después de meses teniéndo el blog abandonado he regresado y he visto el análisis del Heavy Rain al que le han dado un 8, una nota muy buena, todo hay que decirlo, pero…¿no se esperaba algo más? ¿ha sido algo decepcionante? bueno según con el cristal con que se mire, si lo vemos como uno de los juego que optan a ser uno de los más importantes del año puede que si, pero por otro lado si lo vemos como una apuesta muy arriesgada que pudo haber sufrido un descalabro enorme pues la cosa cambia y mucho.

Yo me declaro un enamorado de este juego, ante todo sinceridad, me encanta y he seguido este juego muy de cerca desde hace años, conozco sus virtudes, pero eso no me impide ver las carencias que tiene.

Quería saber vuestra opinión no sólo del análisis, si estáis de acuerdo o no y el porqué, y más allá del análisis que opináis del juego en si, si os despierta interés, si no os atrae…todas las opiniones son muy bien recibidas siempre desde el respeto lógicamente, ¡así que animáos y opinad!

Conclusiones del juego

Conclusiones.-
Heavy Rain, tras acabarlo cuatro veces, no ha llegado a satisfacernos completamente. Como siempre, la clave de un videojuego es su jugabilidad. La mayoría de usuarios prefieren sacrificar apartados visuales y técnicos si su jugabilidad cumple y los deja satisfechos. Si un juego se mete en nuestras cabezas y nos hace pensar en cómo solucionar tal o cual puzzle incluso cuando no estamos jugando, cómo eliminar cierto final boss, o decidir hacia dónde tirar en la búsqueda de un elemento. La técnica puesta al servicio de la diversión, no el espectáculo por el espectáculo. Un buen regalo mal envuelto es mejor que un reluciente papel con un gran lazo, pero vacío en su interior. Heavy Rain peca en cierta manera de este defecto. Todo lo que presentaba a priori era muy interesante, muy atractivo. Tomar decisiones que afecten al resto de la historia, y no a pequeños detalles. Investigar, explorar, y seguir una pista que nos puede dar frutos por una corazonada, o por desarrollar una teoría. Todo eso parecía que nos podría dar Heavy Rain.

Al final no ha resultado lo que esperábamos en este sentido, por lo menos no en su totalidad. El papel de regalo parece de más valor que el presente en sí. Visualmente es lo más realista que hemos visto hasta ahora (con defectos como animaciones al andar rígidas, o expresiones faciales que no alcanzan el nivel de otros juegos), tanto en modelados, como en escenarios o aplicación de la luz, realmente asombrosos. La banda sonora es excelente y el doblaje no llega a cuajar totalmente. Tiene sus fallos, perdonables si “el regalo” nos cegase por su diversión, cosa que no ocurre. La trama está bien construida (aunque con algunas lagunas de lógica pura que no vamos a desvelar para no chafar las situaciones), el ritmo narrativo tiene bajones, pero en sus momentos álgidos cumple de forma más que eficiente.

Sin embargo, la tan cacareada toma de decisiones, la exploración o la investigación quedan limitadas por la propia rigidez de su mecánica de juego. No hay lugar en el nudo argumental “central” (a excepción de 2 o 3 momentos) a que nosotros decidamos adónde ir, qué elementos tomar o qué línea de investigación seguir. Incluso los capítulos con el agente del FBI y su espectacular sistema ARI acaban siendo un sistemático “paso por esta zona y recojo todo lo que aparezca en pantalla”, pero sin poder de decisión o de uso de las pistas por parte del usuario. Es decir, Quantic Dream ha ideado un sistema de juego –basado en QTE´s y acciones a realizar según iconos visuales sensibles al contexto- que limita el propio juego. Quizás algo que no querían hacer, pero el resultado es ese.

Sí podremos ver un final con varias variables –permítaseme la redundancia- según personajes que sobrevivan, acciones que consigamos o no, que nos dejarán situaciones trágicas o favorables. Sin embargo, la forma de llegar a ese descubrimiento del asesino, cómo se encuentran las pistas, etc, no tendremos la sensación de que nosotros como usuarios tenemos mérito de ello. El juego y su mecánica nos llevan de la mano, y sentiremos que sí decidimos acciones, pero de una menor importancia. Hacia dónde van Ethan Mars, Norman Jayden, Scott Shelby (con acompañante incluida en la segunda mitad del juego) o Madison Paige en cada capítulo es algo que se nos impone. Si los mantenemos con vida, la trama de cada uno se desarrolla sola. Los escasos puzzles que hemos encontrado se resuelven por simple exploración, no por una decisión que hayamos tomado. No hay sensación de control en los hechos que se suceden en la trama argumental (excepto como decimos en 2-3 ocasiones), y ese acaba siendo el error más grave de Heavy Rain.

La historia es interesante, tensa, emotiva y con un desenlace (la identidad del asesino) que no esperábamos, la verdad. Eso es lo bueno del juego: te engancha para saber qué pasa después, pero más como “pseudo-espectador” que como jugador. Nuestra mayor aportación al juego como usuarios es mantener a los personajes vivos. Si logramos eso, la linealidad del desarrollo y la facilidad para avanzar harán el resto. Y eso, en un juego que pretendía dar un nuevo enfoque a las aventuras y a la importancia de toma de decisiones, es un factor que lastra la sensación final. Sinceramente, aunque Quantic Dream se merece nuestro aplauso y nuestro apoyo por arriesgarse de esta manera con un título tan alejado de las características estándar de los juegos en esta generación, creemos que necesitarían replantearse ciertas mecánicas y ciertos conceptos en la jugabilidad para que su “idea” y su “intención” en Heavy Rain luciesen hasta donde se merecía. Porque el regalo querría ser degustado totalmente, y sólo lo logra por momentos.

Lo mejor.-
– De lo más realista que ha dado la generación a nivel visual
– La tensión en determinados momentos es fantástica
– Las ganas de Quantic Dream por hacer algo único
– Las diferentes decisiones posibilitan multitud de situaciones
– El argumento es muy atractivo

Lo peor.-
– La mecánica de juego cansa en las acciones más repetitivas
– Animaciones rígidas, gestión facial mejorable, tiempos de carga
– Esperábamos más interactividad en las decisiones importantes
– No encontramos desafío intelectual en ningún momento

¡Saludos!