Gritos en la noche

¡Preñada está la luna en la noche!

Vulneraron su dulce y joven vergel,

¡Gritos carroñeros escuché anoche!

En su caduco vestido un alfilel

Rasgó sus entrañas, tímido reproche,

Bajo las enaguas rompen el cancel;

¡Centinelas avanzan sin compasión

Entre las hendiduras del rojo blusón!

SteelRnc9

Carceleras

Carceleras

¡Vívida flor carcelera!

¡Trémulo viento abrasador!

Gritad a la grisácea esfera

Que en el infierno de sangre

Os mantiene prisioneras,

Desarraigad las raíces

De estas yermas tierras.

¡Mirad las flores vírgenes,

Amapolas traicioneras,

Fría podredumbre y muerte!

Arrancadas del tallo están,

¡Muertas tan jóvenes yacen,

Muertas en la primavera,

Muertas por el hacha de aire!

SteelRnc9

Soneto IV

Soneto IV

Mil hielos negros son tu mirada,

Panteras que bailan solas al viento,

La luna que en tus ojos anda con tiento

En las noches de tu cuerpo sosegada.

Te tengo en mis sueños abanderada

Ya que eres mi musa en el adviento,

Con briznas de mis sueños filamiento

Tus senos, para estar bien apretada.

Dos cuervos negros tienen enterrada

Tu mirada, que me da sustento,

Y buscan tu sonrisa en mi aferrada;

Invito a la corriente a mi majada

Que trae tu cabello malcontento

Cuando sólo tengo una rosa enredada.

 

SteelRnc9 

Soneto III

Soneto III: Fuera deledén

Del edén de tus labios fui expulsado,

Pasé las noches buscando un refugio

Para vivir a oscuras el estío

Y ya no ser de tu piel un condenado.

Me he sentido en tus manos controlado

Como en las bravas corrientes del río,

¡Mi cuerpo estaba que no era mío!

El rocío de olivas me había exiliado.

La mar trajo en su espuma enredado

Un vestido de seda que te dio

Mi so, que de ti estaba enamorado

Y volvió el dolor que tanto había esperado,

Me abrazó, me besó y me mintió;

Contigo también se había quedado.

 

SteelRnc9