Cantos X y XI

Canto X

Es la nada donde vivimos

Puramente una ficción

Arraigada en nuestra cabeza,

 

Es la carencia

Donde hoy vivimos,

Ni pájaros ni rosas, ¡Ausencia!

Lo que tampoco sentimos.

 

¡Fantasía es lo que tenemos!

Lo único en esta privación

Que hoy nos regalamos,

No más que una felicitación.

 

Es la nada donde vivo,

Nada es lo que tengo;

Sabrás que nada persigo

Y que nada hay tras el fuego.

 

 

Canto XI

No merece la pena quedarte a mirar

El pasar de tu vida

Sin llegar a segar

Los trocitos de la ira,

 

No quiero entrar

Y sentir

Que tú no vas a estar

Para seguir.

 

Siéntate, háblame,

¿Qué te ocurre,

Que ya no quieres sonreírme?

¡Mírame! Que la vida transcurre.

 

Cantos X y XI

Canto X

Es la nada donde vivimos

Puramente una ficción

Arraigada en nuestra cabeza,

 

Es la carencia

Donde hoy vivimos,

Ni pájaros ni rosas, ¡Ausencia!

Lo que tampoco sentimos.

 

¡Fantasía es lo que tenemos!

Lo único en esta privación

Que hoy nos regalamos,

No más que una felicitación.

 

Es la nada donde vivo,

Nada es lo que tengo;

Sabrás que nada persigo

Y que nada hay tras el fuego.

 

 

Canto XI

No merece la pena quedarte a mirar

El pasar de tu vida

Sin llegar a segar

Los trocitos de la ira,

 

No quiero entrar

Y sentir

Que tú no vas a estar

Para seguir.

 

Siéntate, háblame,

¿Qué te ocurre,

Que ya no quieres sonreírme?

¡Mírame! Que la vida transcurre.

 

Cantos X y XI

Canto X

Es la nada donde vivimos

Puramente una ficción

Arraigada en nuestra cabeza,

 

Es la carencia

Donde hoy vivimos,

Ni pájaros ni rosas, ¡Ausencia!

Lo que tampoco sentimos.

 

¡Fantasía es lo que tenemos!

Lo único en esta privación

Que hoy nos regalamos,

No más que una felicitación.

 

Es la nada donde vivo,

Nada es lo que tengo;

Sabrás que nada persigo

Y que nada hay tras el fuego.

 

 

Canto XI

No merece la pena quedarte a mirar

El pasar de tu vida

Sin llegar a segar

Los trocitos de la ira,

 

No quiero entrar

Y sentir

Que tú no vas a estar

Para seguir.

 

Siéntate, háblame,

¿Qué te ocurre,

Que ya no quieres sonreírme?

¡Mírame! Que la vida transcurre.

 

Cantos X y XI

Canto X

Es la nada donde vivimos

Puramente una ficción

Arraigada en nuestra cabeza,

 

Es la carencia

Donde hoy vivimos,

Ni pájaros ni rosas, ¡Ausencia!

Lo que tampoco sentimos.

 

¡Fantasía es lo que tenemos!

Lo único en esta privación

Que hoy nos regalamos,

No más que una felicitación.

 

Es la nada donde vivo,

Nada es lo que tengo;

Sabrás que nada persigo

Y que nada hay tras el fuego.

 

 

Canto XI

No merece la pena quedarte a mirar

El pasar de tu vida

Sin llegar a segar

Los trocitos de la ira,

 

No quiero entrar

Y sentir

Que tú no vas a estar

Para seguir.

 

Siéntate, háblame,

¿Qué te ocurre,

Que ya no quieres sonreírme?

¡Mírame! Que la vida transcurre.

 

Cantos X y XI

Canto X

Es la nada donde vivimos

Puramente una ficción

Arraigada en nuestra cabeza,

 

Es la carencia

Donde hoy vivimos,

Ni pájaros ni rosas, ¡Ausencia!

Lo que tampoco sentimos.

 

¡Fantasía es lo que tenemos!

Lo único en esta privación

Que hoy nos regalamos,

No más que una felicitación.

 

Es la nada donde vivo,

Nada es lo que tengo;

Sabrás que nada persigo

Y que nada hay tras el fuego.

 

 

Canto XI

No merece la pena quedarte a mirar

El pasar de tu vida

Sin llegar a segar

Los trocitos de la ira,

 

No quiero entrar

Y sentir

Que tú no vas a estar

Para seguir.

 

Siéntate, háblame,

¿Qué te ocurre,

Que ya no quieres sonreírme?

¡Mírame! Que la vida transcurre.

 

Soñarte

Soñarte

Me quedan por escalar sinos

Para poder olvidarte;

Cabalgo en charcos cristalinos

Cuando necesito soñarte.

Mi alma se cuelga de pinos

Si tú quieres estrenarte.

Quedan solo cuervos mezquinos

Que vuelan bajo tu estambre.

 

SteelRnc9

Poesia I geralddurden/ SteelRnc9

Explotarán colmadosde acero

Los pechos amarilloscelestes,

Volando tizonas delguerrero

Que quiere que a laluna asestes

En los valles prendados

Sus remedios varios

Desvariando en sudesgracia

Distinguidos por sugracia;

Que nunca quisocontar al viento

Que sus faldas sentíantibias

Que las luces delcieno querían

Ver sus penas brotarde la salvia,

Las cualesrememoraban temores

Bajo los soles deesparto

Llorando por su espanto

Sus preciadoshorrores.

 

De despreciadas caricias

Fue testigo olvidada,

No eran ya lasdelicias

Lo que a la nochelloraba,

La media lunamaldecía

Sollozando por susonrisa

Las estrellascontando,

Cantando para ella

Saetas de espinasclavadas

En los tenderetes delteatro

Cuando sus miedosnocturnos

El titiriteroencauzaba en sus fauces

Con melodías dispares

Intrigaba hasta elhades

Componiendo a pares

En sus tonosdistantes;

Entre las nubes hundidas

En los abismoslúgubres

Del mediodíaencendido en mares

De cuerpos púdicosenterrados

Henchidos,

Perdidos,

Moribundos,

Obstinados.

 

geralddurden/ SteelRnc9

Contra el hálito

Contra el hálito

Ilumina mi camino infesto de zarzas

Con el fulgor oscuro de tus ojos,

Ilumina los días de noches

Y las noches de besos sinceros

 

Navego en contra del hálito

Y me veo huir de la mano contigo

De los zarzales que me sitian

En el centro de la soledad

 

Abrázame cuando estoy huyendo

De la gula que alimenta mi costado,

Me ahogo en lagos secos

Al no tener tú aroma en mis pulmones

 

Navego en contra del hálito

Y me veo huir de la mano contigo

Del torrente de viento incandescente

Que alimenta tu cuerpo tierno

 

Apaga las luces que habitan el día

Que sueño con dormir mirando tus ojos,

Esas dos estrellas que retumban mi corazón,

Las únicas que necesito para poder respirar

 

Navego en contra del hálito,

Del torrente de viento incandescente,

Me veo huir contigo de la mano

De los zarzales que me sitian

En el centro de la soledad.

En contra, en contra,

De la luz que no ilumina,

De los lugares donde no estás tú.

 

SteelRnc9