¿Quien fue que dijo?

¿Quién fue que dijo que seria hoy lo que ayer no fue pero sin ser lo que debía haber sido si fuera ayer mañana y hoy, hoy, siendo aire, polvo, ceniza esparcida, globo estallado, camiseta empapada?
Alguien dijo alguna vez "nunca me enfadaré contigo", aquella vez fue olvidada, calma de oleaje antes de la errante tormenta que ahoga pensamientos al borde de la primavera y el verano, sin querer precipitarse al vacío de su casa, donde no quedan abrazos en la despensa.
La noche esta vacía, los cúmulos morados ardientes viven bajo mi cama, a las noches me gusta abrazarlas y sentirme con su calor un poco más cerca del tuyo. Me gustan con pelo, me gustan sin pelo, yo traigo el perro tu pon el conejo. Tengo hirviendo las ollas que me abrigan si duermo en portales y no me quedan toallitas para taparme.
La felicidad es efímera, suelen decir. Secuéstrala a la noche y dale amor, dulcemente, como quien acaricia su "chow-chow", dale besitos, prométele no volver a olvidarla.
Por que la angustia es jodida y Prometeo se me olvida. Damos vueltas por mi jardín sin flores, no pude regarlas y se fueron, pero tuve tiempo de abonar el tuyo, ahora mi mierda salpica en tu puerta al llover.
Y fui quien dijo que seria hoy lo que ayer no fue sin ser lo que debía haber sido si fuera ayer mañana y hoy, hoy. Y mentí. Soy como fui al nacer, con mi barba, mis tatus y mis pendientes, pero hoy ya he cagao.
Mañana tendré un regalo para ti.