Trackmania United Forever. Carreras 2.0

Tal y como nos dijo el compañero Tokra, FX sacará Trackmania United Forever para PC, al suculento precio de 19.95 €. Yo me he perdido la oferta, ya que me compré anteriormente éste juego vía Steam gracias a una de las ofertas de fin de semana, pero se lo recomiendo a todo aquel que quiera un juego de conducción original. Sin embargo, no se trata de un juego para todo el mundo. ¿Cuál es el concepto de TUF, y en qué se diferencia respecto al resto?.

 

 

Antes que nada, TUF no es el típico juego de carreras. Se trata de un arcade cuyo objetivo último es luchar contra el crono en una serie de circuitos. Existen tres tiempos que otorgan medalla, Oro, Plata, y Bronce. No tenemos adversarios físicos, sino que podemos elegir "fantasmas" para tener una idea de nuestro progreso en la pista. Así, el juego se basa en una mecánica de "ensayo y error", con la cual debemos ir bajando el tiempo de un circuito, hasta conseguir las tres medallas. Algunos ya verán por dónde van los tiros: pese a que los circuitos son generalmente cortos (desde 15 segundos hasta 1:20 de duración), es vital aprenderse todos los recodos de éstos para poder realizar buenos tiempos. La clave para conseguir el oro suele ser mantener el coche la mayor cantidad de tiempo posible en línea recta, y aprovechar al máximo el escenario.

 

 

La verdad es que no se trata de un sistema de juego fácil. Algunos circuitos pueden llegar a desesperar, sobre todo en los niveles de dificultad altos, y cuando aparecen elementos raros como loops. Además, al principio sólo hay disponibles una corta cantidad de circuitos divididos en distintas categorías, y para desbloquear el resto hay que conseguir plata en los anteriores. Así que si uno no es muy ducho en éste juego, o no le acaba de coger el tranquillo, es fácil que se vea bloqueado a las primeras de cambio.

 

 

Sin embargo, ésto no es lo primero que asombrará a los que entren en el juego. Éste honor cae en el proceso de registro. Tienes que crear un usuario, el cual llevará asociadas las medallas que consigas, y participará en una clasificación en línea. Porque ésta es otra diferencia respecto al resto: Aquí estamos conectados siempre, y todo lo que hagamos tendrá consecuencias, como comparar nuestros tiempos con gente de nuestra comunidad, o subir en la clasificación. Así, aunque no estemos jugando en línea, estamos compitiendo con el resto de jugadores  del mundo automáticamente. Es una idea muy buena, que realza la sensación de pertenecer a una comunidad. Además, podemos marcar "tiempos oficiales" en cualquier momento, y se subirán automáticamente a la tabla de clasificación de cada circuito.

 

 

Asímismo, hay carreras en línea, en las que veremos a nuestros contrincantes, pero no podremos chocar contra ellos. Es como una lucha contra el crono, pero aquí lo emocionante es pasar por los puntos de control y saber en todo momento en qué posición vamos y con qué diferencia. En general, las carreras tienen algo de lag, en alguna ocasión, por ejemplo, se me ha marcado el mejor tiempo, para quitármelo un instante después. Teniendo en cuenta que no hay choques, se podría mejorar, pero también es cierto que la cantidad de corredores en línea es de impresión. En carreras de hasta 36 jugadores he llegado a participar, y es lógico que en esos momentos se resienta. No en vano, la variación gratuita de éste juego, Trackmania Nations Forever, onstenta un record de 250 participantes en una sola carrera.

 

 

Pero no queda aquí la interacción con otros jugadores. TFU va mucho más allá, y se puede definir como un auténtico Juego 2.0, es decir, juego orientado a la creación de contenidos por los jugadores. Gracias al editor incorporado, podemos crear nuestros propios circuitos, y compartirlos con cualquiera, También podemos crear skins para los coches, jugando con los colores y las texturas para personalizarlos totalmente. Incluso, si sabemos modelismo 3D, podemos crear cohes partiendo de 0. Ya existen muchos modelos de coches como el Renault F1 de Fernando Alonso y Nelson Piquet, el nuevo Nissan GTR, o el ya mítico Subaru Impreza. Para los aficionados a los coches, el trabajo de la comunidad es excelente, si bien es cierto que no se pueden modificar las físicas y el comportamiento del coche, que varía según el tipo de circuito en el que estemos.

 

 

Un elemento que no me acaba de gustar es el de los coppers. Se trata de la moneda virtual oficial del juego, y se consigue quedando en buenas posiciones en carreras en línea, y consiguiendo medallas al mismo tiempo que colgamos los tiempos en la red. ¿Para qué sirven esos coppers? Pues para comprar nuevos circuitos y coches creados por aficionados. La verdad, hubiera preferido que si algún creador quisiera compartir gratis sus creaciones, lo hiciese. Para comprar, el juego incluye un navegador web integrado para acceder a distintas "tiendas" de aficionados. En otros juegos se pueden conseguir éstos elementos gratis, pero también es cierto que es un modo de fomentar las creaciones de calidad.

 

 

No todo son carreras en TFU. También existen otros modos de juego, como uno dedicado a realizar acrobacias, otro en el que el objetivo es no chocar con nada, e incluso otro que consiste en usar el editor de circuitos para crear uno lo más corto para una salida y una llegada predeterminados. Son un buen añadido, aunque las protagonistas son las carreras.

 

 

Gráficamente, TFU cumple sobradamente. No tiene unos gráficos ultrarealistas, de hecho a veces parece que estemos jugando con micromachines, pero ese es el encanto del juego. La variedad de localizaciones (desde montañas nevadas, hasta estadios, pasando por ciudades costeras al mas puro estilo Outrun) es un punto a favor, que hace que no se repita demasiado. Algunos efectos como los faros de los coches o el agua, aunque no sorprenden, si están bien realizados. En general, no es un juego que pida demasiada máquina, y la mayoría de las veces va muy fluido. Y digo "la mayoría", porque en las carreras en línea si que he sufrido bajadas muy importantes, incluso haciéndolo injugable. Como curiosidad, el juego es compatible con las gafas 3D, esas que tienen una lente azul y otra roja, para dar sensación de tridimensionalidad. No lo he probado, pero es un detalle.

 

 

Por su parte, los efectos de sonido también cumplen simplemente, con el sonido de los motores personalizados para cada vehículo. Tal vez los choques son poco impactántes. La música, sin embargo, empieza muy bien, con cortes como el del menú pincipal que son muy buenos, pero la repetición de éstos acabará por hastiar al más pintado. En esos casos recomiendo jugar con un reproductor de música en segundo plano.

 

 

Si tuviésemos que comparar éste juego con otro, no sería con un juego de carreras. Creo que lo más parecido que existe es el famoso juego de consola Little Big Planet. Al igual que en aquél, es más importante el trabajo de los aficionados que lo que incluye el juego, aunque éste contenido no esté exento de calidad. Recomiendo probar la versión gratuita de éste juego, Trackmania Nations Forever, para comprobar si nos gusta el estilo. Si es así, United Forever no es otra cosa que mucho más de lo mismo. Por mi parte, me está enganchando.