Cuaderno de bitácora: Un largo camino nos espera juntos.

Lo se, lo se. He estado desaparecido durante un tiempo. No estoy participando en ninguna de las magníficas propuestas blogueras, en las que los oscar de Gamefilia son lo más destacado. Hace un tiempo que no pongo entradas. El blog está, porqué no decirlo, abandonado. Y no parece que eso vaya a cambiar próximamente.

 

Estoy ante un momento raro en mi vida. No quiero comeros la cabeza con mis problemas porque éste blog nunca ha tratado de mi vida. Soy una persona reservada, y éste espacio es un reflejo de mí. Prefiero hablar de lo más intrascendental del mundo antes que de los problemas que me acucian. Estoy haciendo una excepción porque creo que todos los lectores que han hecho que supere las 100.000 visitas se merecen una explicación. Originalmente no iba a decir nada, desaparecer del mundo bloguero como si nunca hubiese estado, pero hubiera sido una grosería por mi parte.

Lo primero que quiero explicar es qué ha pasado hasta ahora. Lo más importante, ya soy Administrador de Sistemas Informáticos. Tengo el título y eso significa que mi búsqueda de un trabajo de mi gusto se vuelve un poco menos difícil. Estoy alegre, pero no radiante. Han sido tres años de estudio y trabajo, y ya sólo quería terminarlos.

Y ahora viene lo que va a pasar. Siento que mi vida está cambiando. Mis prioridades son otras, mis sueños, distintos. Durante tres años tenía un solo objetivo en mi vida, conseguir el título, y ahora que lo he conseguido me siento vacío hasta obtener un nuevo propósito. Quién sabe, puede que me interese más por buscar el amor, amor que me ha sido esquivo durante mi vida adulta, pero al que últimamente hago guiños. Dentro de poco cumpliré los 25 años, y al fin y al cabo, tengo que tener claras las cosas.

A todo ésto se le suma que el próximo Jueves tendré una operación. No es nada grave, ya lo he vivido antes, y se que el post operatorio es un poco puñetero, pero no será complicado aunque implica anestesia general. Por ello, estoy en un impassé, éstos días los estoy viviendo un poco perdido, sin saber bien en qué gastar las horas.

¿Abandono el blog? Rotundamente no. Me gusta estar con compañeros blogueros tan buenos, con personas que puedo llamar amigos sin dudarlo. Pero hasta dentro de dos semanas y media no volveré. Y será distinto. Estoy pensando incluso en cambiarle el nombre, aunque todavía pesa mucho el que tiene ahora. Seguirá tratando de juegos de PC, pero ahora también estará abierto a otros temas, en un intento de abrirme más y dar variedad, para vosotros, pero también para mi.

Me disculpo ante Lester Knight por tardar tanto en mandarle las partes que quedan del relato, y ante todos por no participar tanto. Prometo que volveré con energías y con muchas ganas. Porque presiento que nos queda un largo camino juntos.