Punto de guardado. (I)

Bienvenidos a una nueva iteración de Sala de Música, renombrada a "Punto de guardado". Porque esta sección está dedicada a aquellos que aprovechan el guardado de la partida para disfutar de la música de fondo, a aquellos que son capaces de pausar el juego para reconocer una melodía. Cuando planteé cómo quería recuperar esta vieja sección en la que hablo de bandas sonoras de videojuegos, se me ocurrió la idea de crear un podcast. Sin embargo, tuve que meterla en el congelador por varias razones.

  • El sonido de mi voz se parece al de arramplar por una granja de gallos montado en una scotter con una vuvuzela como tubo de escape.
  • La calidad de grabación de sonido a la que tengo alcance es insuficiente.
  • No estoy seguro de qué tipo de permisos debería tener para hacer un podcast de música comercial. Lo último que quiero es a la SGAE llamando a la puerta de mi casa.
Por tanto, os tendréis que aguantar por ahora con nuestro viejo amigo Goear.com Lo que sí ha cambiado es el formato de la sección. Ya no me centraré en un solo videojuego, sino que cada semana colgaré pistas que me hayan llamado la atención especialmente a lo largo de mis escuchas.
Sin más, relajaos, subid el volumen, perdeos entre las notas.
 
Bee Jam Blues – Gitaroo Man (iNiS,  2001)
Uno de los juegos musicales mas originales y atrevidos de la generación pasada, en la línea de Parappa the rapper, no podía estar completo sin buenas canciones. Debido a la mecánica del juego, la mayoría de canciones son "luchas" entre músicos que usan distintos instrumentos. La fase en la que te enfrentas a Mojo Bee King destaca especialmente.
 
Downstream –  Braid (Number None, Inc , 2008)
La belleza innata del diseño del juego se trasladó perfectamente a las melodías del juego. Este tema en realidad es una fusión de otros tres. El primero es obra de Shira Kammen y da nombre a la canción,  el segundo es O son do ar, del grupo gallego Luar na Lubre, que podéis escuchar aquí. Por último, cierra el francés Eric Montbel con su Borrela d’Aragon.
 
Green Memories – Chrono Trigger ( Square, 1995)
El toque clásico viene de parte de Yasunori Mitsuda, el cual con el limitado potencial de una Super Nintendo fue capaz de crear melodías evocadoras y carismáticas que aún hoy tienen vigencia.
 
Vista Point – Gothic III (Piranha Bytes, 2006)
Los mejores momentos del inestable y bugeante Gothic III eran aquellos en los que podíamos disfrutar de los maravillosos paisajes virtuales que a menudo eran acompañados por este tema. 
 
No Turning Back – Soul Calibur II (Namco, 2003)
Música "de peleas", claro y sencillo. A veces uno puede pensar que es sencillo crear temas para juegos de lucha, pero no lo es. Hay que tener cuidado de no ocultar los otros sonidos del juego, crear melodías reconocibles en poco tiempo, y conjugar la identidad del personaje o escenario.
 
 Xpander – Wip3out (Psygnosis, 1999)
No soy un gran aficionado a este típo de música electrónica, pero Wip3out consiguió que me tragase todos sus temas una y otra vez, gracias a que sus pistas de música podían ser escuchadas en cualquier reproductor de CDs. Junto con el diseño de The Designers Republic este juego es uno de mis preferidos de la generación PSX.
 
 The Emerging Empire – Sins of a solar Empire (Ironclad Games, 2008)
El juego de estrategia revelación del 2008 (aunque aquí llegó un año después) tiene un sonido a la altura, con composiciones que tratan de la soledad y el temor al espacio, o que se tornan hacia un lado más militar y peliculero. Este tema es uno de esos últimos. 
 
 Shine – Mirror’s Edge (DICE, 2008)
Para terminar, no hace falta que os diga que Mirror’s Edge es uno de mis juegos preferidos, ya he hablado un par de veces de este juego en el blog. Este tema recoge las principales características de su música, con pianos sobre una base sencilla.
 
Nada mas por esta semana, sólo apuntaros que si tenéis sugerencias, las hagáis en los comentarios.