Análisis: God of War Ghost of Sparta

 
¿Quién, que se haga llamar gamer, no conoce God of War? Sencillamente, nadie, a menos, claro, que nunca hayas tocado un play station. Es una de las franquicias principales de Sony, que se ha mantenido en exclusividad desde su primera entrega y ahora, a pesar de estar de un año de haber finalizado la trilogía de la saga, la compañía desarrolladora Ready at Dawn en compañía de Santa Mónica Studios lanza para la PSP una nueva entrega de God of War,(a partir de ahora, abreviándose a GoW) prometiendo mucha más diversión, duración y lo más importante, sobrepasar el límite gráfico que puso el GoW Chains of Olympus.
 
La historia nos traslada después de los acontecimientos de la primera entrega, vista en PS2, Kratos ha derrotado a Ares, y él es nuevo candidato para el siguiente Dios de la Guerra, sin embargo aún no está listo para tomar el trono, varias pesadillas lo están atormentando, distintas visiones de su pasado, recuerdos de su madre y su hermano Deimos, ¿Qué habrá sido de ellos? Ha pasado mucho tiempo desde que no los ve, es así como Kratos se embarcará en una nueva epopeya en búsqueda de respuestas, visitando lugares que hacen honor a la saga, la ciudad de Atlántida o el reino de los muertos para dar ejemplos, incluso, la propia ciudad de Esparta, todos a un gran detalle como se espera.
 
Argumentalmente guarda mucha relación con la trilogía principal, además, destaca la nueva fórmula narrativa que se ha empleado, por primera vez, conoceremos las raíces de Kratos, su infancia y claro, su familia, esto a través de diversos flashbacks, es así, pues que GoW Ghost of Sparta aporta argumentalmente un detalle que ya pedían los gamers, además se logra enfatizar y dar una razón más del odio de Kratos hacia los dioses.
La jugabilidad sigue las mismas matices de sus anteriores entregas, seguiremos controlando al espartano en un escenario 3D mientras luchamos contra hordas de enemigos empleando las espadas de Atena, sin embargo, como ya viene siendo costumbre en la saga, contaremos con nuevas armas y poderes, incluyéndose al repertorio la lanza y escudo espartanos, el ojo de la Atlántida, un artefacto que lanza un rayo contundente a los enemigos, etc. También y como novedad, podremos activar la plaga de Thera, un poder que fundirá las espadas de Atena en fuego para producir más daño, posee su propia barra de poder y por lo tanto se agotará hasta que se vuelva a recargar, pudiéndose aumentar su capacidad como sucede con las barras de vida y de magia al encontrar sus respectivos objetos en los cofres: los ojos de cíclope, las plumas de fénix y los cuernos de minotauro.
 
Los puzles también están presentes, pero sin destacar en su dificultad, la cámara no presenta problemas como ocurría con su predecesor y los tiempos de carga son prácticamente inexistentes.
La banda sonora, orquestada por Gerard Marino sigue siendo espectacular, agregando más dramatismo al combate, así mismo para los actores de voz que han hecho un buen trabajo.
La diferencia con respecto a su predecesor, Chains of Olympus, es notable, más enemigos en pantalla, mejores diseños tanto para el mapeado como para los enemigos, además de la influencia que el título recoge del God of War III(PS3), los nuevos movimientos plataformeros y de combate que se vieron en el título de la PS3 harán presencia aquí, resaltándose en una calidad gráfica increíble para la portátil.
 
La duración del juego ronda las 6 horas, que, a pesar de ser corto, presenta más duración que el Chains of Olympus y una vez completado el modo historia tendremos a nuestra disposición el templo de Zeus, un lugar especial dedicado para gastar los orbes rojos que hayamos conseguido en la partida a cambio de contenido adicional como nuevos videos e imágenes, en el modo Arena podremos iniciar combates contra los enemigos que elijamos a modo de práctica y como viene siendo costumbre en sus entregas, también tendremos los desafíos, en los que tenemos que cumplir misiones con distintos requerimientos, además de los trajes alternativos desbloqueables, así pues este GoW se destaca en su factor rejugable, dándonos muchas razones para finalizar nuevamente la partida.
 
Esta entrega es más que bienvenida en el catálogo de acción de la Psp, como era de esperar dentro de la calidad de la saga, el juego es una maravilla técnica y cumple con el objetivo de diversión, es corto, sí, aunque con un factor de rejugabilidad decente y lleno de momentos únicos realmente disfrutables, podemos decir tranquilamente que es el mejor título del género para la portátil de Sony.
Finalmente, GoW Ghost of Sparta ha logrado su cometido, superando con creces el Chains of Olympus, aportando mejoras gráficas y una mayor duración, con una historia más centrada a la trilogía principal y sirviendo como puente para las 2 entregas de la PS2, sin duda, un GoW necesario para la saga, globalmente todo lo que aporta, sus apoteósicos escenarios, más las increíbles batallas y enemigos, destacan a esta entrega, como el mejor juego, técnicamente hablando, de la PSP, que difícilmente será sobrepasado de lo que queda de la  generación de la portátil, pero, por el momento, este es el límite gráfico que ha alcanzado.
NOTA: 9/10