Análisis: Enslaved

 
Después de HeavenlySword, el estudio Ninja Theory nos trae esta nueva aventura para las consolas de sobremesa, situada en un futuro postapocalíptico, donde la humanidad ha sido reducida por las incontables máquinas de Pyramid, una organización que ha secuestrado a numerosas personas para esclavizarlas empleando diademas, artefactos que ubicados en la cabeza, pueden matar a su portador sino acata la orden.
La historia empieza en una nave de Pyramid, Trip, una joven que estaba prisionera logra escapar y busca la manera de sabotear la nave, a mismos instantes, Monkey, el protagonista y al que controlaremos, logra liberarse y de una manera intrépida logra salir vivo de la nave para encontrarse con Trip, la cual se aprovecha para implantarle una diadema y le ordena acompañarla hacia su refugio para encontrarse con su padre, aludiendo a que sería imposible llegar sin ayuda. Pronto la aventura de estos dos jóvenes inicia, una lucha por supervivencia.
Controlaremos a Monkey durante todo el juego, mientras que Trip siempre estará presente en pantalla, acompañándonos y esperando nuestra ayuda para sobrepasar los obstáculos del mapeado. La jugabilidad se limita a un gran plataformeo, con grandes momentos inspirados de juegos del género como Prince of Persia o Uncharted, y a un pobre sistema de batalla, con ausencia de combos y mejoras obsoletas, nos limitaremos a solamente apretar los dos botones de ataque, así mismo podremos inmovilizar a los mecas enemigos con algunas descargas de nuestra arma para finalizarlo, cada enemigo derrotado nos arrojará orbes de experiencia, con los cuales podremos mejorarnos nuestra salud, escudo y armas.  
 
Visualmente, Enslaved consigue ser atractivo y tener personalidad, conforma una variedad artística que, además, logra ser coherente y funcional, con un apartado técnico que no defrauda en absoluto. Además, la evolución de la relación entre Trip y Monkey, se percibe también a nivel visual, por la expresión corporal y facial, lo que muestra una gran atención al detalle por parte de los desarrolladores. Las animaciones son de gran calidad.
La historia consta de 14 capítulos, los cuales cada uno duran una media de 30 minutos, dándonos así un aproximado de 7 horas de juego, regular y la rejugabilidad es nula, a menos que se decida encontrar los ítems coleccionables, las máscara, las cuales son pocas y se encuentran en lugares muy visibles, no hay otras razones para rejugarEnslaved. Su argumento sorprende inicialmente pero se mantiene sin tapujos hasta el final, donde finalmente se nos muestra una trágica y emocionante razón para todo, buena conclusión pero muy mal aprovechada.
En conclusión, Enslaved es un juego que apreciarán todos los amantes de las aventuras plataformeras, logra insertar al gamer a un mundo muy bien creado, con gran atractivo visual, pero que se deja marcar por una historia estancada en momentos hasta que va mejorando en los últimos compases del juego, su gameplay sin mostrar variedad o mejoría, tiende a ser adictivo, sin embargo a algunos puede echar atrás, es cuestión de gusto. Enslaved queda catalogado como “buen juego”, hasta ahora no nos ha defraudado Ninja Theory, esperemos que el siguiente DevilMayCry, producido por ellos, no sea una excepción.
 
 
Nota Final: 7/10