La impulsividad de la juventud

No me gusta mucho hablar de ciertos detalles sobre mi mismo por aquí (prueba de ello es que ni si quiera he dicho mi nombre real en casi un año y medio que llevo en esta comunidad), pero en ocasiones considero necesario abrirme un poco para poder explicar el por qué y las deducciones tomadas a lo largo de mis entradas. Y esta es una de ellas.
Ayer nos enfrentamos 30 alumnos de mi instituto al examen de fin de trimestre de economía. No hace falta añadir que era el más duro, complejo y largo de todo el cursgo, pues era justo la parte de contabilidad y drecho fiscal de forma simultánea.
Bien, esto de buenas a primeras no sería un problema si se pudiese estudiar con calma el temario. El problema fue que ese mismo día me jugaba en otros exámenes matemáticas (tenía un 7 en el otro examen), castellano (tenía un 7) e inglés (te hace un solo examen; si suspendes te catea). Ante tal panorama, y teniendo en cuenta que en el otro examen de economía tenía un 10, es obvio cual dejé de lado de cara a estudiar.
No pensais que no me esforcé; al contrario, estudié todo el fin de semana para todo, pero pese a ser economía la que menos estudié no fueron menos de 5 las horas que le dediqué.
Hoy me han dado las notas. He aprobado todo (mate 8,6, inglés 6,5 y castellano 6 por la sintaxis, mi punto negro) excepto economía, un 3.
Vale, fue una nota de mierda, pero en mi defensa diré que la profesora no solo la semana anterior se fue de excursión con otro curso, sino que además no nos dejó usar la calculadora para el balance, algo fuera de toda lógica. ¿Motivo? Mucha gente llevaba chuletas en la calculadora y así les iba a joder. Yo no.
Por su culpa tuve que hacer ratios de contabilidad y cuentas con cifras de más de un millón de € con lápiz y papel (el activo total daba 18653960, así que imaginaos la tortura que fue aquello).
Pero bueno… 10+3=13… 13/2=6,5 o un 7 en las notas… o por lo menos un 5, ¿No? Para ella, no. Acaba de decidir que este examen, al ser el más importante del curso, te suspende la evaluación a menos que alcances el 3, caso en el cual no te hace media. Esto lo decidió mientras correjía los exámenes.
De 30 alumnos aprueban economía en el segundo trimestre 4.
Pero no es de esta gran putada de la que quiero hablar, sino de otro detalle.
Yo, pese a haber suspendido con un 10 en el otro examen la asignatura, seguí un razonamiento interno que me ha sacado de muchísimos apuros: "¿Rebotarme y montarle un Cristo por suspenderme de esta forma me reportará el menor beneficio?" "No," me dije, "lo máximo que lograré será que en el tercer trimestre me tenga manía y, de cara a junio, no piense precisamente en un "Que buen chico, le pondré un X% más para ayudarle en selectivo" ". Pero mis compañeros no pensaron igual que yo.
Tan pronto se supo esto, la gente comenzó a berrear y a insultarla: "Inepta", "Vaga", "Caradura por irte de vacaciones en este momento"… cosas que, por mucho que uno piense, por lógica pura y dura no debe decir, pues no le ayudarán.
Pero aquí no se termina la cosa. Hoy, nada más llegar a casa, ya habían creado una página de tuenti de "Yo también ODIO a mi profesora de economía", en la que estaban barajando opciones de como liársela: ir a dirección a quejarse por que se marcharse una semana (cuando en el momento en que se fue lo celebraron sin pensar en que nos repercutiría negativamente en poco tiempo), el día después de selectivo aparecer en la puerta de su casa a joderle cosas, colgarle todos juntos hasta que decida cambiar las notas… vamos, las típicas gilipolleces que se dicen durante el calentón.
Pero hay algo que realmente me jode y que es lo que me ha impulsado a hacer esta entrada. Como ya dije, suspendo con un 10 en el otro examen. Bien. Lo que a mi me jode es que, mientras que yo, que realmente me podría quejar a causa de que por 0,5 tengo que repetir en pleno Mayo un examen en el que sacara un 10 dado que te obliga a recuperar toda la materia (porque admitámoslo, 0,5 en economía es poner una fórmula mal o un número mal colocado), sea el único que se ha comportado consecuentemente con la situación (joder, si es que hoy he visto a una compañera llorar por que suspendió economía sacando en este examen un 2… cuando en el otro tenía un 4).
No intento decir que haya que ser un témpano de hielo, pero si aceptar la realidad. Si estás suspenso por que no llegaste al 3,5 te jodes, te callas y estudias como un cabrón para la recuperación en lugar de montarle un Cristo que solo perjudica a todos tus compañeros y a ti mismo en un futuro. La mujer nos ha querido dar una lección: aquí manda ella, y eso, le pese a quien le pese, es impepinable.
Echándole un pulso lo único que se puede lograr es que se enfade más y que nos joda vivos a todos la próxima vez.
….
Creo que se entiende el mensaje, no? Puta juventud de hoy en día (en la que desafortunadamente me incluyo), que en lugar de moverse cuando debe hacerlo (cuando nos dijo hace 3 meses que antes de las notas quería irse de excursión una semana) lo hace por impulsos cual ameba, moviéndose solo cuando le afecta directamente, una vez el problema ya no tiene solución, momento en el que va llorando a papá y mamá para que se dirijan a la junta directiva a convertir un asunto escolar en algo que realmente les puede perjudicar de cara al futuro…
…..
Y lo peor no es eso. Lo peor es que esta es una actitud que veo cada día más no solo en el terreno de mis amigos y compañeros, sino también en el resto del mundo en relación a toda clase de temas (la economía, el trabajo, el cambio climático…).
P.D. Mientras redactaba esto, me ha venido un pensamiento a la cabeza. No tiene nada que ver con la entrada, además de que la mayoría no lo entenderán, pero realmente me apetece ponerlo en alguna parte, así que ahí va: 
 Fiesta fiesta y todo lo demás, que ahora ya llegó el momento de disfrutar, déjate de pensar y desconecta al mundo real;
déjate de temores, dolores y exámenes, sobreponte a las advesidades y enfréntate a tus pesares;
no te dejes pisar, sigue siempre sin parar, y ya verás como algún día de igual a igual a los mejores podrás mirar
–